SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

La guerra en el Pacífico

Moderador: Grossman

partisano
Miembro
Miembro
Mensajes: 269
Registrado: Jue Jun 26, 2008 12:46 pm
Ubicación: CANTABRIA

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor partisano » Sab Abr 04, 2009 1:40 pm

Hola:

Durante la campaña de Saipan, un destacamento japonés fue aislado por soldados de la 25 de Infantería de la Marina de los Estados Unidos. Gradualmente fueron haciendo retroceder a sus integrantes y arrinconándoles en el extremo meridional de la isla, donde se dejó un batallón americano para mantener la posición hasta que pudiera terminarse con lo que quedaba del enemigo. Una noche sin embargo, un numeroso grupo de japoneses salió de la trampa y se dirigió al campo de aviación que los americanos habían establecido en la isla. Dadas las circunstancias, la operación estaba extraordinariamente bien organizada y se dieron ordenes rigurosísimas:”los que no puedan participar…deben suicidarse. Las bajas permanecerán en la posición en la que se encuentran y defenderán la zona” hasta donde había sido empujado el destacamento. La contraseña era Sichi Sei Hokuku (siete vidas por la patria). Significaba evidentemente que cada hombre debía matar a siete norteamericanos antes de reunirse con sus antepasados. Aparte de causar todo el daño posible en las instalaciones de aviones del campo de aterrizaje y tratar de abrirse paso hasta sus líneas del norte en el caso que esto fuese posible.
Nunca se sabrá exactamente cuantos comenzaron esta extraña salida.
A la mañana siguiente se contaron unos quinientos cuerpos y es posible que algunos japoneses alcanzasen la protección de la jungla e incluso sus propias líneas. Esta vez, el ataque fue un notable fracaso. No solo no consiguieron matar a “siete por uno”, sino que, además, al llegar al campo de aviación, fueron rechazados antes de que consiguiesen causar muchos destrozos. Sin embargo, tres días después hubo otra ofensiva japonesa mucho mas seria. “La lucha en Saipan, tal como están las cosas, progresa desigualmente- informó en Tokio el comandante japonés-. Paso a paso se nos acercan y concentran su fuego sobre nosotros mientras nos retiramos…”
Esta era una situación que el general Saito estaba decidido a cambiar.
Imagen
http://images.google.es/imgres?imgurl=h ... 0%26um%3D1" onclick="window.open(this.href);return false;
Imagen del General Saito. No he encontrado una imagen de mayor calidad.

Saito, un hombre ya anciano, se había dado cuenta desde hacia ya tiempo de lo que podía esperar. Las extravagantes promesas de refuerzos navales y aéreos por parte de Tokio no podían ocultarle la realidad. Lo que planeaba era en pocas palabras un banzai a lo grande. O conseguía romper el ataque norteamericano o todo el resto de la guarnición japonesa perecería en el intento.
“El bárbaro ataque del enemigo continúa-escribió en su ultima orden del día a las tropas-. Estamos muriendo inútilmente bajo los violentos bombardeos y granadas… tanto si atacamos como si nos quedamos aquí, nos espera la muerte. Sin embargo, en la muerte está la vida. Debemos aprovechar esta oportunidad para exaltar la verdadera virilidad japonesa. Avanzare con los que quedan para asestar un nuevo golpe a los diablos norteamericanos y dejaré mis hueso en Saipan como un baluarte del Pacifico.”
Una vez mas se dio instrucciones a los soldados japoneses de restituir”siete vidas a la patria”, la misma consigna dada al destacamento que trato de abrirse paso anteriormente. Pero en esta ocasión no había ningún objetivo táctico: el ataque debía ser el mayor suicidio en masa cometido en el Pacifico. Para asegurarse que sus tropas estuviesen concentradas con tiempo suficiente, Saito formuló sus planes con considerable antelación.
Las órdenes eran que todos los hombres disponibles se reunieran en un lugar convenido cerca del pueblo de Makunsho, donde los campos quemados de caña de azúcar seguían siendo lo bastante espesos para ocultar a las tropas mientras se formaban para el ataque. Se insto a los mensajeros a abrirse camino a las unidades mas apartadas durante la noche y les fue imposible llegar a todas. También era inevitable que uno de los mensajes cayera en manos norteamericanas. En consecuencia, los infantes de marina, sabían que iba a producirse un ataque, aunque no se sabía exactamente donde tendría lugar o que dirección llevaría.
Una vez enviado el mensaje se sentó a comer lo que quedaba de las raciones japonesas más deliciosas; sake y cangrejo en conserva. Luego, tras las tradicionales ceremonias asociadas con su última cena, se despidió de su estado mayor y se sentó fuera de su cuartel general mirando en dirección al palacio del emperador. Se le entregó un sable ceremonial y, en cuando hubo practicado la circunscrita incisión en el estomago, su ayudante- cumpliendo ordenes recibidas previamente- le disparó un tiro en la cabeza. (Posteriormente los infantes de Marina recuperaron su cuerpo y lo enterraron con todos los honores militares.)
El mando del ataque recayó en el coronel Suzuki, de la 135 División de Infantería. Los japoneses nunca pudieron asegurar cuantos tomaron parte en el ataque suicida. Pero; basándose en el numero de cuerpos enterrados posteriormente, parece que la fuerza de ataque sumaba unos tres mil soldados. El avance comenzó desde Makunsho hacia las 04,00 de la mañana del 8 de julio de 1944. Avanzando en formación por el ferrocarril de vía estrecha que discurre cerca de la costa, los japoneses desecharon los puestos avanzados norteamericanos y se enfrentaron a dos batallones de la 105 División de infantería de los Estados Unidos poco después de la 05,00. En una masa de chillidos cargaron banzai, banzai: palabras agudas cuajadas de sangre y cargadas de fanatismo, salvajismo y odio. El ímpetu de la carga inicial fue suficiente para llevarles a través de los norteamericanos, no había forma de detener a tantos hombres cuyo único pensamiento era matar antes de ser matados. La artillería norteamericana machacó desde la que se estaba iniciando el ataque, pero era ineficaz donde ya estaba teniendo lugar, pues no podían disparar por temor a herir a sus hombres.
A las 06,00 la situación era de una confusión caótica. Los dos batallones norteamericanos estaban destrozados y una lucha feroz giraba en torno a una docena de bolsas aisladas de resistencia norteamericana. Algunas fueron dominadas; otras resistieron. Parte de los norteamericanos pudieron escapar a las colinas, los que estaban cerca de la costa fueron empujados hasta el mar.
Entretanto, a medida que los japoneses seguían presionando, los observadores de las colinas que dominaban el campo de batalla vieron un fenómeno extraño a través de sus gemelos de campaña. Tras las primeras líneas de las tropas de asalto japonesas avanzaba una horripilante procesión: los lisiados, los enfermos y los cojos. Los heridos habían abandonado los hospitales y salían para morir matando. Hombres vendados, algunos con muletas, heridos caminando y ayudándose mutuamente; algunos armados, otros solo con una bayoneta o una granada; muchos sin ningún arma, luchando por tratar de matar algún norteamericano para luego morir en combate. Mas tarde se descubrió unos trescientos pacientes demasiado débiles para moverse habían muerto a manos de los propios japoneses.No hubo prisioneros.
A unos mil metros detrás del lugar por donde los hombres de Saito habían atacado, los artilleros norteamericanos disparaban sus armas a quemarropa mientras los japoneses corrían hacia ellos. Gran parte de la agitada masa murió antes de que los propios artilleros fuesen rebasados. Pero a estas alturas la carga había perdido ímpetu y cuando llego otro batallón norteamericano para contraatacar, el gran banzai había terminado y los norteamericanos pasaron a la ofensiva. Al llegar la noche solo quedaban dos bolsas de obstinada resistencia, que fueron limpiadas al día siguiente.
La carnicería fue increíblemente espantosa. Las partidas de enterradores tardaron días en enterrar a los muertos. Un observador que visitó el escenario describía a los exhaustos soldados e infantes de Marina norteamericanos tumbándose a dormir entre los cadáveres ya en putrefacción, porque no había ningún sitio en la zona que estuviese limpio de muertos. Por lo que respecta a su único objetivo concebible, el suicidio, el banzai del general Saito fue un completo éxito.
La campaña termino poco después, aunque de vez en cuando un puñado de japoneses que se había perdido el banzai por una razón u otra se aprestaba a luchar hasta morir miserablemente en sus agujeros.
Otros huyeron antes del avance, corrieron hasta el borde de los acantilados que descendían desde la meseta y consiguieron llegar a la costa. Allí tuvieron lugar los últimos horrores de la batalla. Algunos cientos de civiles se habían refugiado en la costa norte y en las cuevas de los acantilados situados enfrente. Ahora, creyendo haber llegado al último extremo, organizaron una verdadera orgía de sangre y autodestrucción. Los padres y madres cortaban a sus pequeños y estrangulaban a los niños algo mayores, para arrojar a continuación los diminutos cuerpos por el acantilado antes de saltar tras ellos. Los soldados japoneses se alineaban y esperaban pacientemente que sus oficiales les cortaran la cabeza. Tres mujeres se tomaron de la mano y caminaron por le mar hasta que las cubrió. Otra, desnuda, y en la última etapa del embarazo, entró tras ellas para ahogarse también. Hombres endurecidos por una de las campañas mas sangrientas del Pacifico volvían la cabeza doloridos y físicamente enfermos.Este nivel de fanatismo era mayor de lo que nunca pudieron imaginarse.
Las conminaciones a la rendición en general fueron en vano. Se había dicho a estos hombres que los norteamericanos les matarían y cuando un pequeño grupo respondieron a la exhortación americana, cayeron bajo las balas de los soldados japoneses que se encontraban junto a ellos o de otros aun escondidos en las cuevas de los acantilados. Un soldado japonés disparó uno a uno sobre un grupo de quince mujeres y niños, deteniendose, sistemáticamente para cargar su rifle, y puso final espectáculo suicidándose con una granada. En todos los aspectos prácticos la campaña de Saipan termino aquí, aunque miles de japoneses aislados y suicidas seguían escondidos en la jungla. Durante varias semanas fueron cazados y muertos, a menudo a un ritmo de más de cien por día, en una de las mayores operaciones de limpieza de la historia. Cuando se hizo el calculo en agosto habían perecido casi 24.000 soldados japoneses, la mayoría en acciones suicidas.
Imagen
http://images.google.es/imgres?imgurl=h ... 0%26um%3D1" onclick="window.open(this.href);return false;
Mapa de la isla de Saipan mostrando los lugares de la invasion norteamericana.La bolsa del General Saito estaba aislada en los alrededores del aeropuerto.

Imagen
http://images.google.es/imgres?imgurl=h ... 0%26um%3D1
Mapa más detallado de la zona con las posiciones iniciales del ataque marcadas.


Fuente:Armas suicidas A.J. Barker
Historia de la Segunda Guerra Mundial. Armas -Libro N. 6
Libreria Editorial San Martín
Última edición por partisano el Jue Abr 09, 2009 10:43 am, editado 3 veces en total.
Conocer el pasado,comprender el presente,conquistar el futuro...
El hombre nace libre,responsable y sin excusas. Jean Paul Sartre

Avatar de Usuario
Sgt.Rafael Abad
Miembro
Miembro
Mensajes: 150
Registrado: Mar Ene 20, 2009 4:02 pm
Ubicación: Buenos Aires , Argentina

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Sgt.Rafael Abad » Sab Abr 04, 2009 3:59 pm

WOW excelentisima informacion partisano, te lo agradezco siempre me gusta saber mas historias de la guerra en el pacifico.



Sgt.Rafael Abad


pd: No me hubiera gustado sser un marine y escuchar a las 5 pm miles de voces gritando BANSAI y luego ver ordas de japoneses corriendo hacia mi, yo agarraria un thompson y dispararia hasta que se me acabe el cartucho
La ideas son mas fuertes que las armas , si no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por que vamos a dejar que tengan ideas?

Joshep Stalin

partisano
Miembro
Miembro
Mensajes: 269
Registrado: Jue Jun 26, 2008 12:46 pm
Ubicación: CANTABRIA

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor partisano » Sab Abr 04, 2009 4:20 pm

Gracias compañero por el comentario.
Realmente debía de ser muy duro,más sicológica que físicamente, el enfrentarte a un enemigo tan fanatizado y con tan poco aprecio por su propia vida. Las escenas que debieron de verse en el frente del Pacífico dejarian a muchos americanos marcados de por vida.
Saludos.
Conocer el pasado,comprender el presente,conquistar el futuro...
El hombre nace libre,responsable y sin excusas. Jean Paul Sartre

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor minoru genda » Lun Abr 06, 2009 2:42 pm

Excelente narración partisano :sgm120:
Conocía los hechos ocurridos en Saipan, cuyo comandante en jefe, el almirante Nagumo, se suicidó pegándose un tiro en la cabeza.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

partisano
Miembro
Miembro
Mensajes: 269
Registrado: Jue Jun 26, 2008 12:46 pm
Ubicación: CANTABRIA

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor partisano » Mar Abr 07, 2009 7:49 pm

Hola:
En este post muy poca narracion es mia :oops: minoru.
Se trata básicamente del relato de la fuente. Despues de elaborar un texto propio comprobé que no mejoraba en nada la narración original y me quedaba más confuso. Estoy preparando un par de ellos más que si que tienen más de narración propia.
Cuando consiga dominar la subida de imágenes los post quedaran mejor.. Espero..
Saludos
Conocer el pasado,comprender el presente,conquistar el futuro...
El hombre nace libre,responsable y sin excusas. Jean Paul Sartre

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor minoru genda » Mié Abr 08, 2009 11:25 am

Bueno tú al menos escribes algo que has leido además de que parece que por lo que dices aportas algo y citas la fuente de la que lo has sacado, :wink: otros copian sin más y pegan lo que otros han escrito en otras web o foros porque les ha gustado, sin citar fuentes apropiándose de ese trabajo y eso si que para mí es grave.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
expersonalidad naval
Miembro
Miembro
Mensajes: 295
Registrado: Vie Jun 26, 2009 5:54 pm

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor expersonalidad naval » Mié Nov 18, 2009 6:12 pm

Me he quedado sin palabras. Alucinante. Enhorabuena por el post.
Imagen
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. ( Atribuida a Socrates)

shoff49
Miembro
Miembro
Mensajes: 53
Registrado: Mié Nov 19, 2008 11:38 pm

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor shoff49 » Lun Mar 01, 2010 6:23 pm

la verdad esta es un historia triste y sobre toda sangrienta. tipica de la guerra. los japoneses desde millones de años se toman muy enserio eso del suicidio tras una derrota en el campo de batalla. hay dos pciones o ganar o morir gloriosamente para ellos.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1468
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Schwerpunkt » Lun Sep 06, 2010 2:00 am

shoff49 escribió:la verdad esta es un historia triste y sobre toda sangrienta.


Sangrienta y triste son epítetos que podemos usar sin exageración a la sangría que sufrió esta pequeña isla. Según los cálculos norteamericanos de los 31.629 soldados japoneses en Saipán, unos 23.811 fueron contabilizados muertos o enterrados en sus cuevas y búnqueres. Se estima que unos 29.500 perdieron la vida, 952 soldados japoneses y 858 coreanos fueron capturados en operaciones de limpieza que duraron hasta enero de 1945, unos seis meses despues del fín de la resistencia organizada.

La suerte de la población civil fue trágica: unos 22.000 civiles japoneses, coreanos o inmigrantes de Okinawa se suicidaron, murieron bajo el fuego americano o japonés o fueron forzados a suicidarse por las tropas japonesas. Asimísmo murieron muchos de los nativos durante la terrible batalla. En septiembre de 1945 el número de civiles supervivientes era de 13.954 japoneses, 1.411 coreanos, 2.966 chamorros y 1.025 carolinos.

A esta terrible lista hay que añadir los 3.426 norteamericanos muertos y desaparecidos y 13.099 heridos por la conquista de la isla.

Podemos pues afirmar que unas 56.000 personas murieron en la isla sin contar los miles de marinos y aviadores japoneses que perecieron en la batalla del Mar de Filipinas durante el infructuoso intento de abortar el desembarco norteamericano.

Fuente:
Gordon L. Rottman: Saipan & Tinian 1944: Piercing the Japanese Empire (Pág. 88-89) Osprey Publishing 2004.

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3558
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Audie Murphy » Vie Feb 22, 2013 12:54 am

Y hubieran muerto bastante más si no hubiera sido por los valientes esfuerzos del joven Guy Gabaldon. Un hispano criado en Los Ángeles por una familia de ascendencia nipona, que se alistó a los 17 años en los Marines y luchó en Saipan con 18 años. Usó sus conocimientos del japonés,para primero hacer prisioneros a soldados japoneses y más tarde, convencer a los civiles para que se entregaran y no se suicidaran. Conocido como el "Flautista de Saipán" y horrorizado por los suicidios colectivos, llegó a conseguir en solitario que 800 civiles y soldados se le rindieran.El 7 de julio escuchó los planes para la gran carga banzai del general Saito, de modo que los americanos pudieron preparar una fuerte defensa que desbarató el ataque. Entre civiles y militares, se puede decir que apresó él solo a 1500 personas


Más detalles en estos enlaces:
http://www.elgrancapitan.org/foro/viewt ... p?p=560191
http://en.wikipedia.org/wiki/Guy_Gabaldon

en 1960 Hollywood produjo una película sobre sus hazañas, titulada "Hell to Eternity"
http://www.imdb.com/title/tt0053901/?ref_=fn_al_tt_1



su vida se narra en el documental East L.A. Marine: The Untold True Story of Guy Gabaldon (2008)
http://www.imdb.com/title/tt1265593/

Imagen
fuente http://i122.photobucket.com/albums/o242 ... EastLA.jpg
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Rubén.
Miembro
Miembro
Mensajes: 470
Registrado: Dom Oct 31, 2010 2:22 am
Ubicación: España. Toledo (a veces Mallorca)
Contactar:

Re: SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Rubén. » Mar Feb 26, 2013 3:36 am

Creo que tendríamos que citar las cifras los estadounidenses que causaron baja a causa de esta carga "Banzai" en Saipán.
Fueron un total de 668 muertos y 377 heridos, la cifra más alta de la II Guerra Mundial en bajas que cosechó EEUU tras ser víctima de un ataque "banzai".
Los datos son según el libro Pacific Victory de Derrick Wright.
Saludos.

Rubén el Stuka.

Avatar de Usuario
Messerschmitt Bf
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 600
Registrado: Dom Sep 09, 2012 5:47 pm
Ubicación: Gallaecia, Hispania.

Re: SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Messerschmitt Bf » Mié Feb 27, 2013 1:17 pm

Menuda masacre, estremecedora historia. Esta campaña le tiene nada o poco que envidiar a las carnicerías que se dieron en el frente del este...
Imagen
Imagen III

Quien controla el aire, controla la tierra y el mar bajo él.

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3558
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: SAIPAN: EL ÚLTIMO BANZAI DEL GENERAL SAITO.

Mensajepor Audie Murphy » Mié Sep 17, 2014 9:11 pm

Imagen
p44 revista "WWII History" febrero 2014

Imagen
p46 revista "WWII History" febrero 2014

Imagen
p53 revista "WWII History" febrero 2014


Imagen
p51 revista "WWII History" febrero 2014


La ONG Kuentai lleva a cabo expediciones por las islas del Pacífico para recuperar e identificar los restos de soldados americanos y japoneses. Su trabajo de campo incluye Saipan http://kuentai-usa.com/index.html
http://kuentai-usa.com/project1.html
http://kuentai-usa.com/fieldwork1.html
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"


Volver a “Frente del Pacífico”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados