pub01.jpg

La guerra franco-tailandesa

La guerra en el Pacífico

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Vie Nov 11, 2011 10:38 pm

Bonjour,

En el apartado de “las guerras paralelas “ que tuvieron lugar en el marco más amplio de la II Guerra Mundial, voy a reproducir un artículo de Yann Mahé, doctor en historia y profesor en la universidad de París IV Sorbona. Es la traducción y adaptación propias de un artículo de este profesor aparecido en la revista Histoire(s) de la dernière guerre nº 9, se trata de la guerra, un episodio no muy conocido, que sostuvieron la Francia de Vichy y el reino de Siam o Tailandia, en el marco de la guerra en Asia. Comienzo con el artículo.


El aislamiento de Indochina desde la derrota de Francia en junio de 1940 incitó a Japón a poner el pie en Tonkin, con el propósito de cortar el avituallamiento que llegaba a las tropas de Chang Kai Chek desde la colonia francesa. Aunque tenía propósitos más amplios en la región, el imperio del Sol Naciente no se podía permitir el lujo de extenderse demasiado, ya que corría el riego de ver a los Estados Unidos endurecer la política de embargo. Pero el resurgir de un antiguo contencioso entreFrancia y Tailandia le proporcionó la oportunidad soñada de reforzar su posición en el sudeste de Asia.

Un fuerte resentimiento hacia Francia

Cuando Francia y Gran Bretaña se instalan en el sudeste asiático en el transcurso de la segunda mitad del siglo XIX, la región está dominada por el imperio de Annam, conquistado con esfuerzo por la primera de la potencias coloniales, y el reino de Birmania que cae simultáneamente en manos de la segunda. Londres y París deseosos de evitar el trazado de una frontera común en los confines sus dos zonas de expansión respectivas, convienen tácitamente preservar la independencia del reino de Siam, erigido de hecho en un “estado tapón” mantenido para preservar la cordialidad de las relaciones franco-británicas. No obstante, este acuerdo de principio no impide ni a uno ni al otro “arañar” lo que puede al territorio siamés, estas apropiaciones de territorio no hacían sino provocar la indignación de la población siamesa.

Imagen

Mapa de las diferentes cesiones del reino de Siam en 1904 y 1904
Fuente: http://www.alainbernardenthailande.com/ ... 81652.html
Uploaded with ImageShack.us

Entre 1867 y 1907, debió, en efecto, renunciar a su soberanía, sobre el reino Khmer, después a sus derechos sobre el de Luang-Prabang, en el actual Laos. Estas perdidas territoriales, no habrían suscitado tanto rencor posterior, si no hubiesen estado revestidas, en particular por lo que sucedió en 1893, que tuvo un carácter humillante para el orgullo nacional siamés. Aquel año, Paris organiza, una serie de incidentes que se desarrollaron en la frontera franco-siamesa: dos cañoneras fuerzan la desembocadura del río Chao Fraya y amenazan la capital Bangkok con sus cañones, obligando al rey Chulalongkornn a aceptar la cesión a Francia de todos los territorios laosianos de la orilla oriental del Mekong. Este acto de la “diplomacia de las cañoneras” constituye un verdadero trauma para la población de Siam, hasta el punto de suscitar un profundo resentimiento contra Francia en vísperas de la II Guerra Mundial.

Después de 1907, las relaciones entre Paris y Bangkok, poco a poco se van apaciguando. El muy probritánico rey Vajiravudh, a pesar de la oposición de los oficiales del ejercito, mayoritariamente formados en Alemania y por lo tanto favorables a los imperios centrales, declara la guerra a Berlín en 1917 e incluso envía un contingente de 1.250 soldados a Francia. Aunque ha logrado colocar a su país sobre la escena internacional a favor del conflicto mundial, Vajiravudh deja a su hermano Prajadhipok, a su muerte en 1925, un país minado por un enorme déficit presupuestario, a lo que los dispendios de la corte no eran ajenos, y fraccionado por tensiones internas debido a la inmigración china. Sobre todo, este monarca absoluto no tiene ninguna relación con las elites intelectuales formadas en Europa que aspiran a desempeñar un papel más importante en el país.

Es con estos fines que se constituye en Paris en 1927, a iniciativa de un puñado de estudiantes siameses el partido del pueblo (Khana Ratsadorn). Dos de los siete miembros fundadores del movimiento van a desempeñar un papel determiante más tarde: el estudiante de derecho Pridi Phanomyong y el cadete militar Phibun Songkhran. De orientación nacionalista el partido aboga por la abolición de la monarquía absoluta a favor de una monarquía constitucional. Además piensan que el régimen es culpable de las cesiones territoriales a Francia y a Gran Bretaña. Es pertinente notar que desde las primeras regiones, los promotores a finales de los años 20, los militantes del Khana Ratsadorn piensan sobre el modo de recuperar los “territorios perdidos” una vez tengan el poder en sus manos…

À suivre. Continuaré en otro momento.

Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de guerre nº 9 de enero febrero de 2011.

À bientot
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Javier Rincón
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1323
Registrado: Dom Ago 02, 2009 3:31 am
Ubicación: Colombiano En Barcelona

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Javier Rincón » Sab Nov 12, 2011 3:52 am

muy interesante.. no tenia ni la más remota idea de este episodio
Imagen+Imagen
Smithers:
Señor Burns, Steven Spielberg se encuentra ocupado, pero hemos conseguido a su Homologo Mexicano no sindicado, el señor Esteban Espilbergo
MR Burns:
muy bien Señor Espilbergo, quiero una pelicula que sea un culto a mi figura, quiero que haga conmigo lo mismo que hizo Con Oskar Schindler
Esteban Espilbergo (con gorra y acento mexicano):
pero señor Burns, la gente adora a Schindler, en cambio usted es el diablo
Mr Burns:
No veo tantas diferencias.. los dos eramos ricos, empresarios y fabricabamos armas para los Nazis... a diferencia que las mias SI funcionaban...


libertad para todos los secuestrados

Avatar de Usuario
Rubén.
Miembro
Miembro
Mensajes: 470
Registrado: Dom Oct 31, 2010 2:22 am
Ubicación: España. Toledo (a veces Mallorca)
Contactar:

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Rubén. » Dom Nov 13, 2011 4:34 am

El papel de Thailandia en la IIGM fue mucho más importante de lo que las fuentes históricas suelen mencionar.
Thailandia iniciaría el conflicto en Indochina que llevaría a quebrar definitivamente las relaciones entre Japón y USA para extender la guerra en Europa al Pacífico.
También Thailandia fue clave para que el Eje abriera un frente en el Índico de Singapur a la India. Japón no hubiese llegado tan lejos sin la colaboración de este país.

Rubén el Stuka.

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Dom Nov 13, 2011 8:28 pm

Bonjour,

Prosigo con el artículo.

Hacia un régimen fascistizante

Las puertas del poder, precisamente, no tardan en abrirse… El condicionamiento de la población por los militantes del Khana Ratsadorn llegados de Europa y dos malas cosechas sucesivas de arroz mal gestionadas por el gobierno real terminan por desacreditar al régimen absolutista a los ojos del pueblo e incluso del ejército, del que un buen número de oficiales, descontentos con ver su presupuesto soportar el peso de la crisis, han abrazado la causa de los revolucionarios.

Las consecuencias no tardan: el 24 de junio de 1932, un golpe de estado sacude Bankok. Promotores civiles y militares del mismo se apoderan del poder y derrocan la monarquía absoluta en beneficio de un régimen constitucional. Con el paso de los años los civiles van siendo suplantados por los militares, las “directivas” del líder y promotor civil Pridi fueron calificadas por los militares como “comunistas”. Después aprovechando la ausencia de este, nombrado ministro de exteriores y encargado de renegociar los tratados desiguales que unían a Siam con las potencias europeas, los militares se apropian de los puestos clave del gobierno. En 1938 el jefe de la facción militar, el coronel Phya Phahol, enfermo, cede su puesto de primer ministro al ambicioso coronel Phibun Songkhram. Sin ocultar su admiración por Mussolini y Hitler, el hombre instaura una verdadera dictadura militar: separa a sus oponentes aprovechando una tentativa frustrada de atentado contra su persona, atentado que aprovechó para desembarazarse, en el proceso que se siguió a continuación con 18 ejecuciones, y más tarde instaurar el culto hacia su persona y crea el movimiento juvenil Yuvachon, calcado de las Juventudes Hitlerianas, lanza a su país a una inquietante política de armamentos y se rodea de personalidades ambiciosas ( el agresivo Wichit Wathakan en el ministerio de propaganda, el almirante pro-japonés Shindu Songkramchai en Educación y el coronel Prayoon Phamonmontri, oficial de madre alemana y abiertamente pro-nazi, a la cabeza de las juventudes Yuvachon) adopta una serie de medidas racistas que tiene como blanco las comunidades musulmanas y chinas del país. Así pues un régimen ultranacionalista toma las riendas en Bankok y los efectos se van a notar también fuera de las fronteras del reino.


Imagen

El coronel Phibun Songkhram, dictador de Tailandia
Fuente: http://www.bangkokpost.com/print/27127/
Uploaded with ImageShack.us

Efectivamente en el plano de la política exterior, Phibun prosigue en su acercamiento hacia Japón iniciado por su predecesor (en 1933, Siam había sido el único país de la Sociedad de Naciones que no votó la condena contra Japón después de la invasión de este de Manchuria y de la posterior creación del estado fantoche de Mandchukuo. La modernización de la marina siamesa se confió a Japón). E incluso la acentúa, pero lanza, sobre todo, a su gobierno hacia la peligrosa vía del pan-thaísmo, una política claramente irredentista que los más extremistas llevan hacia las vecinas Indochina francesa, por un lado y la Malasia británica por otro. No obstante, los meses van pasando y revelan la apatía de las potencias del Viejo Continente. El grave incidente de Tiensin, que enturbia definitivamente el prestigio de Gran Bretaña ante los ojos de los asiáticos, (el 9 de abril, el director de un banco japonés es asesinado en la concesión británica de Tiensin por nacionalistas chinos. El ejército nipón que recibe la negativa de las autoridades del gobierno de Su Majestad de entregar los autores del atentado, bloquea la concesión. El 20 de agosto después de dos meses de grave crisis, los ingleses ceden y entregan a los “presuntos terroristas” que son ejecutados por los japoneses), apenas incita a los siameses a moderar su discurso.

Imagen

Mapa de la "PanTailandia" reivindicado por el régimen Thai
Fuente: http://www.seasite.niu.edu/crossroads/a ... a_slbs.htm
Uploaded with ImageShack.us

En la radio, en los carteles, Wichit, los aprovecha para hacer llamamientos cada vez más frecuentes reivindicando la devolución de los territorios poblados por los thais (de los que los laosianos forman parte, a diferencia de los camboyanos a quienes la propaganda siamesa llama “hermanos de raza”. El discurso de los oficiales siameses más exaltados, influenciado por los regímenes fascistas europeos, está en efecto basada, en la teoría de las razas: en 1937 Wichit llegó a asimilar el problema chino en Siam, al problema judío en Alemania) al seno de Bankok. El 23 de junio de 1939 se da un paso decisivo en este sentido: Phibun ordena que a partir del día siguiente (aniversario del golpe de estado de 1932) el nombre oficial de Siam se cambie por Tailandia, o “País de los Thais”, una denominación que acentúa la identidad thai del reino.


A suivre. Continuaré en otro momento.

Fuente: Traduccion y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de guerre nº 9 de enero febrero de 2011.
À bientot
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Lun Nov 14, 2011 4:44 pm

Bonjour

Prosigo con el articulo

Los pactos de no agresión

La deriva del régimen nacionalista de Phibun es evidente y es seguida con aprensión por Francia y Gran Bretaña, en el momento en el que la situación se degrada en Europa y cuando Japón enfrentado en China esta en el “banquillo” de las naciones, no cesa de ganar puntos en la región, haciendo perder peso y credibilidad a las democracias europeas poco deseosa de involucrarse en un conflicto para el cual no están preparadas.
Los temores de las dos potencias coloniales son fundados: si Japón entra en guerra, ¿no estará tentado de hacer de Tailandia un aliado que le sirva de rampa de lanzamiento para una ofensiva contra al altamente estratégica base de Singapur? Esta perspectiva hace que el claro reforzamiento de las relaciones entre Tokio y Bangkok sean cuanto menos sospechosas e inquietantes. Tanto es así que del 22 al 27 de junio de 1939 se celebre una conferencia militar franco-británica en Singapur para discutir las medidas estratégicas a tomar en caso de conflicto generalizado en Asia: el caso de Siam es abordado al margen del tema central que sigue siendo Japón. Tanto franceses como británicos acuerdan entonces la necesidad de obligar a Tailandia a tomar posición a favor de los aliados, o por lo menos, a permanecer neutral. Sin embargo, se encuentran con que Phibun propone justamente a Londres y a Paris, durante las semanas siguientes, la firma de un pacto de no-agresión. La unión de los lazos entre las dos monarquías asiáticas es sincera, pero tiene además la particularidad, desde el lado siamés, de estar motivada por la voluntad de prevenir un ataque hacia su territorio por el ejército japonés, cuya potencia militar es bien conocida.

Imagen

Pelotón de tropas ciclistas siamesas

Fuente: http://www.histoquiz-contemporain.com/H ... ssiers.htm
Uploaded with ImageShack.us

Aunque la simpatía de la clase política tailandesa es favorable al Imperio del Sol Naciente, Phibun decide “jugar a dos bandas”. Las circunstancias se lo permiten puesto que la declaración de guerra de los aliados a Alemania el 3 de septiembre obliga a estos asegurar su retaguardia en Extremo Oriente.. Británicos y franceses presionan al antiguo Siam, cuya neutralidad es reconocida por los beligerantes, a dar continuación a ese pacto de no-agresión. Esta presión, en particular la del ministro francés en Bangkok, traduce de manera demasiado manifiesta, su voluntad de obtener de Bangkok un texto concreto en el que se reafirmen sus intenciones pacificas. De demandante, Siam se encuentra de repente, en la piel del demandado. Los siameses comprenden que pueden sacar rédito de esta confortable posición y lanzan sobre la mesa un órdago inesperado: la revisión de la frontera del río Mekong que el reino de Siam estimaba confusa. Temiendo que una negativa de Paris, lance a los tailandeses a los brazos de Tokio, el Foreign Office apremia a la diplomacia francesa que accede, a pesar suyo, a las condiciones tailandesas. Por su parte, con el fin de no ofender a Japon, Phibun informa a Tokio de las conversaciones en curso y le propone firmar un pacto similar. El 12 de junio de 1940 Tailandia firma un pacto de no-agresión con las tres potencias. Para las tres partes, el texto es idéntico, aunque el firmado con Japón prevé intercambios de información y de consultas respecto a temas de interés común.

Continuare en otro momento. À suivre.

Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de guerre nº 9 de enero febrero de 2011.

À bientot
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Mié Nov 16, 2011 6:24 pm

Bonjour,

Un deseo de revancha reavivado

El Armisticio de junio de 1940 trastorna las condiciones. Mientras que los discursos de Phibun se muestran comprensivos respecto a la vencida Francia, la propaganda de Wichit se desencadena y reclama la devolución por parte de la potencia colonial de “los territorios perdidos”: Laos y Camboya. Entre bastidores, los responsables tailandeses comienzan a hacer asombrosas confidencias a los diplomáticos extranjeros: Phibun confiesa a Sir Josiah Crosby, embajador inglés en Bangkok, su inquietud por el porvenir de Indochina en el caso de una invasión nipona; Shindu, por su parte, revela a la legación japonesa de Bangkok que su país estaría encantado de lograr una cooperación militar con el Imperio del Sol Naciente si los intereses territoriales de Tailandia son tenidos en cuenta…

Imagen

Fuente: http://www.danieleranocchia.it/naval_hi ... o_thai.htm
Uploaded with ImageShack.us

En Tokio, se dan cuenta de las ventajas que se podían obtener de tan buenas ofertas. La delegación en Bangkok es reforzada con personal, tanto civil como militar… En esta época, efecto, las orientaciones estratégicas de Japón se modifican. Es claro que los objetivos territoriales continentales del Ejército Imperial han sido puestos en evidencia, puesto que aquel ha sido severamente batido por el Ejército Rojo en Nomohan y se encuentra atascado en China por tercer año consecutivo. El Imperio busca sacar provecho de la victoria alemana en Europa para expulsar a las potencias coloniales fuera de Asia. Hong-Kong, Birmania, Malasia y las Indias holandesas atraen la codicia de la marina japonesa, especialmente la colonia de Batavia rica en petróleo, recurso del que sus buques tienen gran necesidad. Galvanizado por los fracasos de su rival, el Ejército, la Marina Imperial nipona se impone e impone, a su vez, su plan de expansión. Ya no son China o Siberia las que están en el punto de mira de Tokio, sino claramente le Sudeste de Asia. Sin embargo, una simple ojeada a un mapa, es suficiente para comprender que la península de Indochina y Tailandia constituyen el punto de paso obligado de una futura ofensiva hacia Singapur, la fortaleza británica que es necesario neutralizar para cerrar el estratégico estrecho de Malaca. A los japoneses les conviene, pues, instalarse en la región sin llamar demasiado la atención de los Estados Unidos ya que estos no tolerarían la menor agresión, sobre todo después de la ocupación de Tonkin en septiembre de 1940. La crisis diplomática naciente entre Francia y Tailandia les proporciona una ocasión inesperada…


Imagen

El gobernador genral de Indochina almirante Decoux
Fuente: http://www.histoquiz-contemporain.com/H ... ssiers.htm
Uploaded with ImageShack.us

Desde el mes de agosto, en efecto, las autoridades tailandesas se dedican a un regateo en toda regla susceptible de amenazar gravemente a Indochina. La entrada en vigor del pacto de no-agresión entre Francia y Tailandia, ratificado ese mismo mes por el mariscal Petain y por el parlamento siamés, es un acuerdo juzgado como vital para los intereses de Francia en Asia. Sin embargo, está lógicamente condicionado por el intercambio de instrumentos de ratificación de los dos países. Conocedor de que se encuentra en una posición de fuerza, Phibun quiere volver sobre la rectificación de la frontera prevista en el pacto de no-agresión que, en origen, se debía limitar solamente al trazado del río Mekong. Presionado por el sector radical de sus partidarios, condiciona el acuerdo a la devolución de los territorios perdidos en 1904 y 1907. Durante el transcurso de la visita del almirante Decoux, gobernador general de Indochina, el 1º de septiembre, el coronel Prom Yothi pone a prueba una primera vez a la administración francesa, sugiriendo la firma de una alianza militar con el único precio de la restitución de los territorios laosianos de la orilla derecha del Mekong. Ante el glacial recibimiento, la diplomacia tailandesa insiste sobre el contencioso. Los días 13, 17 y 30 de septiembre de 1940, tres memoranda que reclaman los territorios cedidos en 1904 y 1907 son transmitidos a Vichy por el embajador siamés en Francia, pretensiones que son rotundamente rechazadas por el ministro de Colonias Paul Baudouin. Las autoridades de Vichy, tanto en la metrópoli como el la colonia, resisten a pesar del innegable aislamiento del régimen sobre la escena diplomática. En efecto, los británicos, hostiles al gobierno de Decoux adherido al mariscal Petain, contemplan las provocaciones tailandesas con una no disimulada indiferencia, incluso con complacencia en lo que concierne sobre todo en la franco-fobia de Sir Josiah Crosby, por poco que esto acontecimiento beneficien a los japoneses. Los Estados Unidos, por su parte, a pesar de la enorme aversión de Hugh G. Grant, su muy antifascista embajador en Bangkok, hacia Phibun, se conforman con su política aislacionista: deseosos de mantener el “statu quo” en Asia, colocan bajo embargo los cazas y bombarderos recientemente comprados por Bangkok y rehúsan acceder a la demandas de aprovisionamiento de materiales militares formulados por la misión de Vichy conducida en Washington por el coronel Jacomy…

La diplomacia siamesa, por su lado, está lejos de mantenerse inactiva. Los anglo-americanos son incapaces de proporcionar una asistencia militar en el caso de una expansión japonesa y al no apoyar con entusiasmo sus reivindicaciones territoriales, Bangkok se vuelve naturalmente hacia Tokio, la única potencia que puede satisfacer sus ambiciones pan-taistas. Por otro lado, el pacto tripartito que se firma el 27 de septiembre y que sella la alianza militar entre Alemania, Italia y Japón, aporta a los tailandeses la certeza de una próxima victoria de las fuerzas del Eje en el conflicto en curso. Phibun, oportunista, no pierde el tiempo: el 30 de septiembre recibe al agregado naval japonés Torigoe y le propone acordar con las tropas imperiales el derecho de a travesar el territorio tailandés para atacar Singapur y la concesión de ventajas económicas, a cambio del apoyo de Tokio en la reconquista de “los territorios perdidos”. El general tailandés acaba de abrir la caja de Pandora… La estrategia que se seguirá es discutida en Tokio durante las semanas siguientes: se trata, nada menos, de arbitrar en el conflicto fronterizo que oponen a Bangkok y a Hanoi, de manera que impida toda intervención de la diplomacia británica que obligue a Tailandia a respetar sus compromisos.

Imagen

Pareja de cazas tailandeses Ki-27 "Nate" de fabricación japonesa.
Fuente: http://www.histoquiz-contemporain.com/H ... ssiers.htm
Uploaded with ImageShack.us

Reforzado por el apoyo japonés Phibun, al constatar el repliegue de la posición francesa, hace aumentar la presión. En Tailandia las manifestaciones irredentistas se multiplican; un grupúsculo extremista el Thai Blood, llama al boicot de los productos franceses y ataca los comercios de los tailandeses de religión cristiana, acusados de ser agentes del enemigo; periódicos y radios denuncian presuntos crímenes cometidos por el ejército francés de Indochina sobre la población autóctona, más aún, los más radicales llaman a la guerra. Más grave, a partir de finales de septiembre, el ejército tailandés provoca diariamente graves incidentes en la frontera; incursiones de aviones de combate sobre el territorio de Indochina, ataques aislados a pueblos laosianos y camboyanos por patrullas tailandesas, intercepción de los correos de Air France, llamamientos a la deserción, con algún éxito, de los soldados indígenas del ejército francés… En noviembre los enfrentamientos entre las aviaciones militares de los dos países se multiplican y degeneran. El 28 Phibun acusa al Ejército del Aire francés de haber bombardeado la ciudad de Nakhon Panom y de haber producido seis heridos (los archivos franceses son tajantes: no se produjo ninguna salida aérea sobre la ciudad de Nakhon Panom ese día). El incidente hace subir la tensión y proporciona al dictador siamés el casus belli que buscaba.

Continuare en otro momento. À suivre.

Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de la dernière guerre nº 9 de enero febrero de 2011.

À bientot
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Jue Nov 17, 2011 6:26 pm

Bonjour,

Continúo con el artículo

Una guerra no declarada

El 28 de noviembre de 1940, aunque no hubiese sido hecha ninguna declaración de guerra, Francia y Tailandia se encuentran en estado de guerra.

Imagen

Acorazado costero Dhombury 2.300 t cuatro piezas de 203 mm.
Fuente: http://nonsei2gm.blogspot.com/2010/03/l ... chang.html" onclick="window.open(this.href);return false;
Uploaded with ImageShack.us

Sobre le papel las fuerzas armadas de la segunda disponen de una ventaja numérica cierta. El ejército de tierra siamés dispone de 50.000 soldados a los que se añaden 250.000 reservistas. Sus cuadros de oficiales no es de una calidad excelente, pero la tropa es muy disciplinada y está apoyada por más de 500 piezas de artillería y unos 60 carros y tanquetas de origen británico. A esto debe añadirse una cantidad importante de material japonés, sobre todo 36 carros entregados en el marco de los acuerdos secretos firmados por Phibun. La aviación real tailandesa está bien entrenada y dispone de unos 200 aparatos de combate, cuyos pilotos están perfectamente adiestrados en las técnicas de la guerra moderna, sobre todo en el bombardeo en picado. Es, sin embargo la marina la que se manifiesta como más amenazadora: “traumatizada” por el fracaso de 1893, está deseosa de asegurar la inviolabilidad de sus costas y ha adquirido numerosos buques a Italia y a Japón. Efectivamente, la Armada alinea 2 guardacostas acorazados, 2 cañoneras acorazadas, 13 torpederos, 2 avisos, 4 submarinos y una treintena de unidades menores.

Imagen

Curtiss Hawk 75N de las Reales Fuerzas Aereas Tailandesas en Nakhon Phanom hacia 1940
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/78/69/0" onclick="window.open(this.href);return false;
Uploaded with ImageShack.us

Frente a ellos el ejército francés de Indochina cuenta con 90.000 hombres de los cuales 14.500 son europeos bien instruidos, a los que se añaden 30.000 elementos de tropas indígenas y de unidades de paisanos incapaces de afrontar una guerra moderna. El armamento procede la I Guerra Mundial y no hay municiones en cantidad suficiente: el parque de artillería de 150 piezas dispone de unos 500 proyectiles por arma. Peor aún, solo hay seis anticuados carros Renault FT en estado de funcionamiento de los 24 inventariados. El ejército del aire cuenta con una centena de aviones obsoletos, a parte de los 20 cazas Morane 406. En cuanto a la marina, a parte de las cañoneras fluviales, dispone del crucero Lamotte-Picquet y cuatro avisos (Marne, Tahure, Dumont d’Urbille y Admiral Charner). Se debe tener en cuenta que una parte considerable de los efectivos están destacados frente a Tonkin bajo ocupación japonesa o acuartelados para hacer frente a la represión de las revueltas nacionalistas, el mando francés tiene una confianza total en sus fuerzas y una peligrosa actitud de subestimación del ejército siamés…

Imagen

Morane-Saulnier 406 en las proximidades de Saigón (Indochina francesa)
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/351/120/0" onclick="window.open(this.href);return false;
Uploaded with ImageShack.us

En ausencia de una clara estrategia, de una parte y de otra, las primeras semanas están marcadas por escaramuzas a lo largo del río Mekong o en la frontera camboyana, así como duelos aéreos sobre los territorios en disputa. El 8 de diciembre de 1940, ante la multiplicación los bombardeos aéreos enemigos contra localidades indochinas, el almirante Decoux ordena el bombardeo de represalias sobre las ciudades tailandesas. En Laos las hostilidades se reducen a duelos de artillería y ataques aéreos, sin embargo en Camboya los enfrentamientos son cada vez más sangrientos: el 19 de diciembre, la patrulla del teniente Jalin causa 26 muertos y heridos en las filas enemigas en Komrieng, el 3 de enero en el mismo lugar, los legionarios del 5º Regimiento Extranjero de Infantería (REI) rechazan un violento asalte de los tailandeses que lamentan una cincuentena de muertos. Dos días más tarde, los franceses realizan una incursión en territorio tailandés y destruyen el puesto de Kompong Sala defendido por la infantería de marina tailandesa.

Presionado por una opinión publica deseosa de ver a su ejército conseguir una gran victoria, el estado mayor tailandés desencadena el 7 de enero una ofensiva en tenaza en Camboya. Precedido por un fuerte bombardeo de la región, hecho posible por las recientes entregas de bombarderos por Japón, el ejército “Burapha” del coronel Prom Yothi conquista el puesto de Poipet después de duros combates y rechaza a las tropas francesas una decena de kilómetros a lo largo de la Ruta Colonial nº1. El ejército “Isaan” pasa simultáneamente al ataque en el macizo de Dangreks, en el norte del reino khemer, registrando también algunos éxitos ya que sus unidades amenazan rápidamente el campo de Smrong. Si las dos pinzas del ejército tailandés consiguen unirse, una buena parte del ejército francés de Indochina se encontrará atrapado en la región de Sisophon.

Imagen

Crucero Lamotte-Picquet 8.000 t y ocho piezas de 155 mm en aguas de Vietnam
Fuente: http://nonsei2gm.blogspot.com/2010/03/l ... ndesa.html" onclick="window.open(this.href);return false;

Este peligro real obliga al mando francés a reaccionar. El almirante Decoux y el general Martin, acuerdan el desencadenamiento de una enérgica contraofensiva sobre las ciudades khmers recientemente tomadas, de Yan Dang Khum y Phum Preav. Una salida del Grupo Provisional nº7 del capitan de navío Berenguer que agrupa al crucero Lamotte-Picquet y a los cuatro avisos, es programada la víspera, tanto para simular un desembarco en la retaguardia del ejército tailandés que obligaría a levantar su dispositivo en Camboya, como para tratar de dar con la flota siamesa y sorprenderla.

Seguiré con el artículo en otro momento. À suivre.


Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de la dernière guerre nº 9 de enero febrero de 2011


À bientôt
Última edición por Pierre Le Gloan el Sab May 17, 2014 8:42 pm, editado 2 veces en total.
ImagenImagen

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4609
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

La guerra franco-tailandesa

Mensajepor mark » Sab Nov 19, 2011 3:42 pm

Interesantísimo. Te sigo atentamente.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Sab Nov 19, 2011 4:44 pm

Bonjour,

Merci beaucoup, Monsieur Mark, me alegro por su interés en el hilo, sobre todo por que es un tema un tanto "colateral" y desconocido aunque, no obstante, varias de las claves de la guerra en el Extemo Oriente, se pueden entender mejor conociendo este conflicto.

Merci et à bientôt.
ImagenImagen

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4609
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor mark » Mié Nov 23, 2011 3:08 pm

Precisamente por desconocido para mí me resulta especialmente interesante.

Un cordial saludo.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Mié Nov 23, 2011 9:04 pm

Bonjour,

Continúo con el relato.

Imagen

Orden de batalla de las tropas en el conflicto fronterizo franco-tailandes. Franceses azul, siameses naranja.
Fuente: http://france1940.free.fr/vichy/frameftf.html
Uploaded with ImageShack.us

Desgraciadamente nada sucede como estaba previsto. Los preparativos se desarrollan con penosas indiscreciones: gracias a confidencias “de alcoba” arrancadas por “chicas alegres” de Saigón a oficiales franceses, y a movimientos de tropas apenas disimulados, localizados por espías siameses disfrazados de monjes budistas, el estado mayor tailandés esta perfectamente al corriente de las intenciones del adversario. Por lo tanto el 16 de enero, mientras el almirante Decoux no ha dado todavía su autorización para la acción naval de Berenger (aquel teme las represalias japonesas en el caso de la salida de la marina francesa) el grupo J del coronel Jacomy se mete en la “boca del lobo”.

Imagen

Carro Vickers "six tons" tailandés.
Fuente: http://www.1940lafrancecontinue.org/for ... 9c4ba83dab
Uploaded with ImageShack.us

Las tropas tailandesas aguardan a los franceses a pie firme. Nada más llegar a la vista de Yang Dang Khum el IV batallón de infantería colonial cae en una gigantesca emboscada, muy mal mandados, sus tiradores anamitas se desbandan. En el eje principal de la contraofensiva, la situación de III batallón del 5º REI, apenas es mejor. Durante todo el día, los legionarios están sometidos a intensos contraataques siameses apoyados por carros. Las perdidas son extremadamente elevadas y obligan a los franceses a retirarse al final de la jornada. El balance es grave de un parte y de otra: 69 muertos y 82 heridos del lado francés, contra probablemente 300 hombres fuera de combate del bando tailandés.

Imagen

Plano de la batalla naval de Koh Chang.
Fuente: http://deuxiemeguerremondia.forumactif. ... =Thailande
Uploaded with ImageShack.us

Al día siguiente 17 de enero aunque iniciada con 48 horas de retraso la salida del Grupo Povisional nº 7 registra un auténtico éxito. La víspera mientras los legionarios eran derrotados en Phum Preav, un hidroavión francés localizó uno de los fondeaderos de la flota tailandesa en la isla de Koh Chang, el capitán Berenger prefirió una acción por sorpresa a un bombardeo más arriesgado de la base naval de Satahib. Al alba del 17, el crucero Lamotte-Picquet y los cuatro avisos sorprenden a los navíos presentes. Después de un duelo de dos horas dirigido con maestría por Berenger entre las islas del archipiélago, los cinco buques franceses mandan al guardacostas acorazado HTMS Thonbouri y a dos torpederos, al fondo y regresan vencedores a Saigón a pesar de la intervención de la aviación siamesa (No fueron dos guardacostas acorazados y tres torpederos como todavía pretende la historiografía francesa. Las primeras investigaciones son categóricas; el segundo guardacostas reivindicado como hundido se encontraba avituallándose en Satahib el 17 de enero, ya que que solamente dos pecios de torpederos yacen en el fondo de la rada de Koh Chang. La sobreestimación del balance de la batalla está, unánimemente reconocida por los veteranos franceses entrevistados). Ninguna pérdida humana ni material hubo que lamentar por parte del lado francés. Las pérdidas de los tailandeses son, no obstante, bastante serias: además de los tres buques hundidos, unos 200 marinos, entre los que se encontraban algunos oficiales-instructores japoneses desaparecieron. El éxito del Grupo Provisional en Koh Chang es significativo puesto que constituye la única batalla naval ganada por la marina francesa en el transcurso de las dos guerras mundiales.

Imagen

Cañonero acorazado tailandés de construcción japonesa Thonbouri hundido en la batalla de Koh Chang
Fuente: http://www.danieleranocchia.it/naval_hi ... o_thai.htm
Uploaded with ImageShack.us

Los combates repetidos de los meses de diciembre y enero pero sobre todos los violentos enfrentamientos de Phum Preav y de Koh Chang han mermado considerablemente el potencial ofensivo de los dos beligerantes que casi se limitan a unos bombardeos aéreos sobre las localidades enemigas. Solamente en Samrong prosiguen los combates con intensidad. El 20 de enero el puesto es rodeado por la división tailandesa “Surin” lo que obliga a la guarnición francesa a abandonarlo dos días más tarde. No se le escapa a nadie, tanto en Bangkok como en Saigón, como a los observadores extranjeros, que el conflicto entre Francia y Tailandia se está estancando. Esto no es visto con buenos ojos por Tokio que teme una intervención diplomática anglo-americana en su zona de influencia, intervención que contrariaría sus planes de expansión en Asia. El gobierno japonés quiere imponer su mediación a los dos beligerantes.

Seguiré con el artículo en otro momento. À suivre.

Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de la dernière guerre nº 9 de enero febrero de 2011

À bientôt
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Vie Nov 25, 2011 9:50 pm

Bonjour,

Prosigo con el artículo.

Un único verdadero ganador: Japón

Conforme a la estrategia definida en Tokio, bajo el mando del ministro de asuntos extranjeros Yosuke Matsuoka, se ofrece oficialmente a Vichy una oferta de mediación el 2 de diciembre. Temiendo que una aceptación del mismo suponga una mayor presencia de Japón en Indochina, las autoridades francesas declinan cortésmente su mediación. Efectivamente, al mismo tiempo, el almirante Decoux intenta con toda distracción lograr el arbitraje de los Estados Unidos y de Gran Bretaña. Esta opción parece, en un primer momento obtener sus frutos en la medida en que tanto Washington como Londres han tomado consciencia de la unión nipo-tailandesa y de la amenaza potencial que esta representa para el Extremo Oriente. Por lo tanto, el mes de enero está marcado por una carrera contra el reloj, disputada a distancia entre Japón por un lado y las dos potencias anglo-sajonas del otro. Solamente, al temer que Japón considere estos hechos como si los Estados Unidos se inmiscuyeran diplomáticamente y que aquel lo percibiera como una verdadera provocación, la Casa Blanca abandona pronto cualquier idea de intervención. En estas condiciones el Foreign Office rechaza incorporase a esta empresa por temor a encontrarse solo en primera línea frente al imperio del Sol naciente.

Imagen
El ministro Yosuke Matsuoka
Fuente: http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/2WWmatsuoka.htm
Uploaded with ImageShack.us

Esto no impide en absoluto a Sir Josiah Crosby, a pesar de su conocida francofobia, informar a Phibun de los contactos iniciados por el almirante Decoux, con la esperanza de que el dictador tailandés se uniera las negociaciones arbitradas por Londres. Esta desgraciada iniciativa ofrece a Phibun la ocasión soñada para comprometer gravemente a los franceses. El mismo 17 de enero, informa al embajador japonés en Bangkok de las negociaciones en curso entre británicos y franceses. Esta revelación provoca el furor del gobierno del príncipe Konoye que considera la maniobra francesa como una violación flagrante del acuerdo franco-japonés del 30 de agosto que reconocía la posición preeminente de Japón en Extremo Oriente. Las consecuencias son desastrosas. El 20 de enero, Matsuoka remite al embajador francés en Tokio una nueva oferta de mediación, aprobada personalmente por el emperador que se asemeja a un verdadero ultimátum: la flota que ostenta el pabellón del Sol Naciente que cruza lo largo del estrecho de Santiago dos días más tarde no deja lugar a dudas al respecto… Como explica el nuevo ministro de Asuntos extranjeros Pierre-Etienne Flandin al almirante Leahy, embajador de Washington en Vichy: Francia “ya no está en posición de negarse”.

Japón impone un alto el fuego entre las tropas francesas y las tailandesas el 28 de enero, y se firma un armisticio tres días más tarde a bordo de un crucero japonés surto en la bahía de Saigón. Las negociaciones de paz se abren en Tokio el 7 de febrero de 1941, bajo la mirada inquisidora de Matsuoka que procura que el asunto esté solucionado antes de su partida el mes siguiente para Europa, con la intención de alinear la estrategia nipona con la de Alemania e Italia. Con grave perjuicio para los franceses las conversaciones se presentan desde el comienzo, planteando las pretensiones exageradas de los tailandeses que se muestran como los vencedores del conflicto: los territorios laosianos de la margen derecha del Mekong y Camboya.

Imagen

Mapa de Camboya con las áreas en litigio
Fuente: http://omarhavana.wordpress.com/2010/11 ... n-camboya/
Uploaded with ImageShack.us

Estas exigencias son juzgadas, incluso por los japoneses, desorbitadas y reducen su alcance sometiendo a discusión dos planes sucesivos presentados el 18 y 24 de febrero, estos planes alcanzan las regiones de Laos situadas a la derecha del Mekong y sólo las tres provincias khemers de Battambang, Sisophon y Siem Reap. Los franceses que no quieren oír nada que sea ceder parte de su imperio colonial amenazan varias veces con abandonar las negociaciones. Es necesario que los enviados japoneses tengan que blandir la amenaza de romper las conversaciones económicas, paralelamente en curso, que tienen como finalidad sacar a Indochina de su aislamiento (pero también, subrepticiamente, integrarla en la “esfera de co-prosperidad de la gran Asia Oriental”), o incluso una acción militar japonesa, para “persuadir” a los franceses para que continúen las conversaciones con un mayor grado de flexibilidad. De buen o mal grado, las tres partes acuerdan la firma de un acuerdo de paz en Tokio el 9 de mayo de 1941.

Seguiré con el artículo en otro momento. À suivre.


Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de la dernière guerre nº 9 de enero febrero de 2011

À bientôt
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Lun Nov 28, 2011 6:35 pm

Bonjour,

Termino con el artículo.

Aceptado a regañadientes por la delegación francesa, el texto final se traduce por la cesión a Tailandia de las dos provincias laosianas situadas en la orilla izquierda del Mekong, así como los territorios camboyanos perdidos por Siam en 1904 y 1907, es decir, las regiones de Sisophon, Siem Reap y Battambang. En contrapartida Bangkog se compromete a pagar a Indochina una indemnización de 6 millones de piastras y a desmilitarizar la totalidad de los territorios camboyanos que han pasado bajo su soberanía. En el pacto, los franceses han sido obligados a entregar a su turbulento vecino 69.000 km2 de territorio, poblado por 534.000 habitantes. La credibilidad de Francia respecto a las poblaciones laosianas y camboyanas está definitivamente fracturada: nación defensora, ha fracasado en sus obligaciones respecto a las dos monarquías colocadas bajo su protectorado. Los comunistas vietnamitas no habrían soñado mayor oportunidad para reducir la influencia de la posición francesa en la colonia. En mayo de 1941, cuando el comité central del partido comunista indochino plantea el nacimiento del Viêt-minh, sus dirigentes declaran en la introducción de la declaración de la Liga por la Independencia de Viêt-Nam:”Los franceses han dado 70.000 km2 del territorio indochino a los siameses. Ellos nos consideran como un bien para ser vendido. De este modo, nuestro pueblo se ha convertido en la bestia de carga de los franceses, el criado de los japoneses y el esclavo de los siameses”.En Tailandia este éxito sobre Francia es celebrado como es debido, aunque una facción de los militares reprocha a Phibun por no haber podido recuperar totalmente los “territorios perdidos”: desfiles del ejército, boicoteados por los diplomáticos anglosajones, y la construcción de un obelisco en el centro de Bangkok, el “Victory Monument”, conmemoran este éxito político.

Imagen

"Victory Monument" in Bangkok en la actualidad
Fuente: http://travel-cities.com/2008/12/bangko ... l-part-ii/
Uploaded with ImageShack.us

Sin embargo, entre bastidores, Phibun se encuentra en una posición muy delicada. En efecto, los japoneses le hacen saber, con amenazas a penas veladas, que ni hablar de no hacer efectiva la promesa oral de dejar atravesar su país a las tropas imperiales en el caso de una ofensiva contra Malasia. Más tarde el 20 de mayo, el primer ministro tailandés está obligado a firmar un acuerdo autorizando a Japón a comprar el 80% de la producción anual de caucho de su país y el 50% del estaño. Muy lejos de imaginarse que el conflicto con Francia podía conducir a este destino, Tailandia hizo, a su vez, su entrada en la "Esfera de co-prosperidad de la Gran Asia Oriental”, convirtiéndose de hecho en un estado satélite de Japón. Presiones suplementarias sobre Vichy en julio de 1941 permitirán al Imperio del Sol Naciente obtener la utilización de ocho nuevos aeródromos y de dos bases navales en la Indochina meridional, así como una libertad de movimientos total en el conjunto del territorio de la colonia. El Imperio japonés habría terminado de colocar sus peones sobre el tablero. El ejército y la marina imperiales estarán desde estos momentos preparados para desplegarse sobre todo el Extremo Oriente…


Fuente: Traducción y adaptación propias de un artículo de Yann Mahe “La guerre franco-tailandesa” en Histoire(s) de la dernière guerre nº 9 de enero febrero de 2011

Webs para ampliar:
Topic (sobre todos aspectos militares): http://www.zweiterweltkrieg.org/phpBB2/ ... f=8&t=5732
Guerra naval ( en francés): http://www.danieleranocchia.it/naval_hi ... o_thai.htm
Guerra en genral ( en francés):
http://www.histoquiz-contemporain.com/H ... ssiers.htm


À bientôt
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Grossman
Administrador
Administrador
Mensajes: 2112
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Grossman » Mar Nov 29, 2011 9:50 am

¡Hola!

¡Mi felicitación, Pierre, por el artículo! Magnífico, y se agradecen los mapas :sgm120: Como afirmas al principio, el tema es poco conocido, pero interesante porque -política local y operaciones aparte- ilustra el desmembramiento del imperio colonial francés, la imposibilidad de Francia de defenderlo militarmente, y también la pujanza con que Japón aspira a ejercer de potencia dominante en Asia oriental.

Muchas gracias
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2572
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La guerra franco-tailandesa

Mensajepor Pierre Le Gloan » Mar Nov 29, 2011 12:54 pm

Bonjour,

Merci beaucoup Monsieur Grossman por sus palabras. Siempre es un placer participar en el foro en la medida de mis posibilidades. Y me alegro que le haya interesado el hilo.

À bientôt.
ImagenImagen


Volver a “Frente del Pacífico”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado