Iwo Jima el "Test Supremo"

La guerra en el Pacífico

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Lun May 29, 2006 7:08 am

Hola:

Gracias a todos, realmente lo que pretendía era contar una gran campaña que implicase a los japoneses, siendo absolutamente riguroso en los hechos al tiempo que la narración no se convirtiera en un coñazo y teniendo en cuenta que no estaba escribiendo un libro.

Ira Hayes fue una víctima de Iwo Jima como lo fueron casi todos los que pisaron esa isla maldita, en su caso tuvo el agravante del izado de bandera en el Suribachi; la importancia real que dieron los marines al izado de la segunda bandera en el Suribachi quedó perfectamente reflejada en la frase de John Bradley: "Ví a unos cuantos tipos que se las tenían con un poste y pensé que debía echarles una mano. Tan simple como esto." Y el pesar de los protagonistas en este acto, también lo reflejó John Bradley cuando expresó: "Si al menos no hubiese habido una bandera en ese poste". Al menos el pima alcanzó la inmortalidad tanto por su papel en el Suribachi como en la canción que le dedicaron Bob Dylan y Johnny Cash, otros no tuvieron tanta suerte.

Como anécdota, es muy posible que el primer prisionero japonés de los norteamericanos en la isla fuese un primo lejano mio :x encontrado los pies del Suribachi:

Imagen

PD. La nacionalidad japonesa se le supone, como el valor.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Lun May 29, 2006 7:19 am

Por cierto, se me olvidó decir que siempre he tenido debilidad por la figura de Ira Hayes para mi un prototipo del antiheroe.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Mar May 30, 2006 12:04 am

Con el permiso de beltzo, voy a hacer un breve epílogo a su gran narración:

Iwo Jima hoy en día

A excepción de Pearl Harbor en la isla hawaiana de Oahu, la mayoría de los campos de batalla del frente del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial son escenarios remotos, y visitarlos se convierte en una tarea difícil y cara. En el caso de Iwo Jima, es casi imposible.

Después de la guerra, Las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos mantuvieron una base en la isla durante 20 años, y también permaneció allí un contingente de guardacostas hasta 1968 para manjar la estación de LORAN (Long Range Aid to Navigation, ayuda de largo alcance para la navegación) situada cerca del Kitano Point en el norte. Esta presencia simbólica terminó en 1993, cuando la isla quedó bajo la jurisdicción de Japón. Ahora es una instalación gubernamental y un monumento conmemorativo de guerra. Como no hay facilidades para los visitantes ni aeropuerto civil, las excursiones anuales organizadas por el cuerpo de Marines son la única forma de acceso para occidentales. Estos viajes guiado generalmente se asignan a veteranos de guerra que participaron en la batalla.

Los caídos americanos fueron exhumado antes de la entrega de la isla a Japón y fueron enviados al cementerio Punchbowl de Hawai o trasladados a los Estados Unidos. A las caídos japonenses no se les pudo proporcionar una ceremonia similar, porque la mayoría fueron enterrados en fosas comunes o sepultados en las numerosas cuevas y túneles durante la batalla. Durante muchos años, grupos de “buscadores de huesos” japoneses, con Tsuenzo Wachi a la cabeza, antiguo capitán de la Marina Imperial y ex comandante del Iwo Jima, regresaron para recuperar los restos de la guarnición.

La isla no guarda mucho parecido con el campo de batalla que fue en tiempos de guerra: los tres aeródromos han sido remplazados por una gigantesca pista de aterrizaje que va de norte a sur, junto con hangares adyacentes y cuarteles viviendas; asentamientos como Cushman’s Pocket, Nishi Ridge, Quarry, el “Meatgrinder” han desaparecido bajo el bulldozer; el monte Suribachi está salpicado de monumentos. Para aquellos veteranos que realizan peregrinaciones a este lugar sólo las playas de desembarco, con su familiar ceniza negra, son recuerdos tangibles de la carnicería que tuvo lugar en la isla hace más de 60 años.


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Mar May 30, 2006 6:55 am

Los EEUU llevaban sometiendo a bombardeos aeronavales a la isla desde el mes de Junio, pero en realidad para la fuerza aérea norteamericana la operación comenzó el 8 de diciembre de 1945

El primer bombardero que sufrio Iwo Jima se data el 5 de Noviembre en respuesta a un ataque japones del dia 2 hacia Saipan con base en esta isla. 24 superfortalezas, cada una llevando unas 5t de bombas, bombardearon la isla japonesa desde mas de 7.600ms de altura. De estas 24, 10 no dieron ni un blanco en los aerodromos nipones. 3 dias mas tarde se lanzo un nuevo ataque, tambien con pobres resultados. El avion guia de 8 bombarderos sobrepaso el punto de identificacion, y todas las bombas fallaron en el blanco.

La perturbación producida por este islote no era solo para los bombarderos que iban o regresaban de sus misiones

Aviones japoneses con base en Iwo Jima, durante el mes de Diciembre, mas de 80 aviones japoneses atacaron Saipan. En total desruyeron 11 B29, causando daños vitales a 8 y daños de menor importancia a 35. Tras la conquista de Iwo Jima se estimo que el 10% de los B29 con base en Saipan habian sido puestos fuera de combate por ataques apoyados desde esta isla. Ademas de este factor, la amenaza de cazas japoneses alli basados, los B29 se veian obligados a volar a toda velocidad para evitarlos, lo cual requeria mas combustible y reduccion de carga de bombas.
Mucho antes de que acabara la batalla por la isla, unidades de "Seebee", de la armada, desembarcaron para empezar la tarea de reconstruir los demolidos aerodromos japoneses. Se puso en servicio una pista para aviones de observacion, el dia 26 de febrero, otra pista fue ampliada a 1.200ms, para principios de Marzo, justo a tiempo para servir como campo de aterrizaje de emergencia para un B29 en apuros, que aterrizo el 4, despues de una mision en Tokio. Los cazas P-51 se transladaron a Iwo Jima el 6 de Marzo y, a principios de Abril, escoltaron por primera vez a las superfortalezas contra la metropoli. Desde el punto de vista de las tripulaciones de los B29, el valor principal de Iwo Jima mas que poder servirse de escolta, era que los proveia de un lugar para aterrizar, entre Honshu y las Marianas. En total, antes de que acabase la guerra, aterrizaron alli 2.251 B29. Con la terminacion de la operacion Iwo Jima, y con las Superfortalezas de las Marianas, aumentando su numero rapidamente, el escenario estaba puesto paar el acelerado asalto de bombardeo sobre Japon.
ImagenImagenImagenImagen
Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar May 30, 2006 8:38 am

Hola:

Sobre la fecha de los primeras incursiones aeronavales en Iwo Jima, pongo un extracto sacado de "History of U.S. Marine Corps Operations in World War II, Volume IV: Western Pacific Operations, Part VI: Iwo Jima" by George W. Garand and Truman R. Strobridge, Historical Branch, G-3 Division, Headquarters, U.S. Marine Corps 1971.

General Kuribayashi arrived on Iwo Jima between 8 and 10 June. As a result, he was on the island when TG 58.1 and TG 58.4, consisting of seven aircraft carriers under the command of Rear Admiral Joseph J. Clark, unleashed their first strike against the Bonins, which resulted in the destruction of 10 Japanese fighters in the air and a possible 70 planes on the ground in two days of operations. In addition, 21 seaplanes were destroyed on Chichi Jima. On 24 June 1944, the American carriers under Admiral Clark again struck at Iwo. This time, 80 Japanese fighters rose to challenge the intruders. When the smoke of battle over Iwo cleared nearly half of the Japanese fighters had been destroyed.


El 2 de Julio volverían a atacar Iwo Jima y para el 5 de Julio con la aviación japonesa en Iwo Jima reducida a la nada, sería sometida incluso a bombardeo naval. Tal demostración de poderío por parte norteamericana fue en parte contraproducente porque Kuribayashi había sido testigo de ella y sirvió para reafirmarle en sus convicciones previas.

Hay un dato que me llamó mucho la atención porque me era totalmente desconocido, parece ser que los jefes del estado mayor conjunto durante la fase de planificación se plantearon seriamente la posibilidad de usar gases venenosos contra la isla, ni los norteamericanos ni los japoneses habían firmado la moratoria internacional contra el uso de estas armas y además en la isla no había civiles. Fue Roosevelt quien cortó de raíz estas ideas: los norteamericanos nunca serían los primeros en hacer uso de tales medios.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 30, 2006 2:35 pm

¡Buenos días a todos!

beltzo escribió:
Ira Hayes fue una víctima de Iwo Jima como lo fueron casi todos los que pisaron esa isla maldita, en su caso tuvo el agravante del izado de bandera en el Suribachi;

Saludos


No, Beltzo. Ira Hayes no fue una víctima más como los que pisaron la isla. A Ira Hayes lo utilizó en primer lugar el gobierno estadounidense, como al resto de sus compañeros del izado de bandera, para pasearlo y exibirlo en una campaña propagandística en Estados Unidos (tras la toma del Suribachi fue trasladado inmediatamente a EE.UU.), que hubiera pasado por ser una payasada menor si después de tanto clamor popular, tanta exaltación de heroísmo y tanta palmada política no hubieran dejado a Ira Hayes totalmente tirado.

El héroe de Suribachi fue víctima de la doblez política y del racismo; quienes no hacía mucho lo aplaudieron por héroe, ahora le negaban trabajo por el color de su piel; los políticos que lo utilizaron como marioneta de sus indignos intereses, lo ignoraban después como si nunca hubiese existido.

Ira Hayes murió solo, alcoholizado y olvidado; murió como muchos otros estadounidenses marginados, es verdad, pero Ira era "fatalmente indio".

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar May 30, 2006 9:15 pm

Hola de Nuevo:

Ira Hayes ya había tenido problemas con el alcohol antes de que la II GM fuera una realidad. Su experiencia en Iwo Jima le hizo retomar su afición y su mayor pesar siempre fue, en propias palabras suyas, no entender porque él había sobrevivido cuando muchos de sus compañeros mejores que él no lo habían conseguido, siempre llevó consigo ese sentimiento de culpa que creo que le habría conducido a la fatalidad independientemente de los hechos acaecidos en el Suribachi. Y si bien es cierto que participó en la Bond Tour muy a su pesar, también lo es que acabó gustándole, excepto en los dos apartados que daban sentido a ésta: hablar con la prensa y dirigirse al público; para su desgracia lo mandaron al Pacífico antes de la finalización de esta.

Cuando le hablaban sobre Iwo Jima su respuesta habitual solía ser "Todo eso no fue más que un montón de mentiras y de mierda". Lo peor para él, no fue tanto ser indio como pertenecer a la tribu de los pimas, donde ser un héroe no estaba bien visto, y él lo era, muy a su pesar.

Rene Gagnon otro de los supervivientes de la bandera también tuvo problemas con el alcohol y su mayor pesar era que los políticos se habían olvidado de las promesas que les habían hecho, no hacía falta ser indio para que después de las palmaditas en la espalda se olvidaran de ti; de los tres parece que fue el único que aceptó más o menos de buen grado la Bond Tour, claro que también era el más joven y más ingenuo. Consideraba que el izado de la bandera en el Suribachi había tenido la misma importancia que vaciar el buzón del correo.

El único protagonista del Suribachi que consiguió llevar una vida más o menos normal, y posiblemente de los tres al que menos gracia le hizo la Bond Tour, fue John Bradley, y esto a costa de negarse a hablar prácticamente durante el resto de su vida de Iwo Jima y sufrir pesadillas por las noches, yo doy por seguro que esto no se debió a la Bond Tour ni al episodio de la bandera, es fundamentalmente la experiencia en Iwo Jima la que dejaría a muchos de ellos marcados para siempre. En 1985 siendo el único protagonista vivo de los acontecimientos del Suribachi, grabó su única entrevista en la que dijo: "La gente se refiere a nosotros como héroes. Ciertamente no lo fuimos. Y hablo en nombre de los seis".

Los protagonistas del Suribachi fueron héroes para todos, menos para si mismos, esa fue su desgracia pero también su grandeza.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Mar May 30, 2006 10:43 pm

beltzo escribió:Sobre la fecha de los primeras incursiones aeronavales en Iwo Jima ...

Bien, yo hablaba de bombarderos con base en tierra, concretamente B29, falto esta matizacion.
ImagenImagenImagenImagen

Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 30, 2006 11:33 pm

Ira Hayes

Ira Hayes fue un héroe creado por los medios de comunicación de la IIGM que simbolizó dos realidades de la posguerra en la sociedad americana: el regreso de miles de veteranos a la vida civil y el status de pobreza de los pueblos indios en relación a la prosperidad angloamericana. Ira Hamilton Hayes había nacido en la Reserva Gila de Arizona el 12 de enero de 1923 de Joe y Nancy Hayes, ambos miembros de la tribu de los Indios Pima. Joe Hayes fue un granjero dedicado al algodón, y la familia vivió la mayor parte de la infancia de Ira en una casa de adobe tradicional Pima, cuarenta millas al sudeste de Phoenix. El mayor de cuatro hermanos, el joven Ira escuchó atentamente cómo los viejos hombres Pima describían sus experiencias durante la IGM. Muchos de los hombres de la reserva habían servido en la 158ª de Infantería de la Guardia Nacional de Arizona en Francia, a pesar de estar exentos militarmente como no-ciudadanos.

En agosto de 1942 Ira Hayes se alistó en la Reserva del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. La noche antes de su partida, Joe y Nancy Hayes dieron una cena comunitaria en honor de su hijo. Cada uno de los invitados habló a Ira sobre el honor de los Pima, la lealtad y la familia. A su llegada a San Diego para un entrenamiento básico, los otros reclutas apodaron a Hayes “el Jefe”. Tras su graduación, Hayes buscó convertirse en un marine paracaidista y de esta forma se unió a una nueva división en el Cuerpo de Marines. El entrenamiento fue especialmente riguroso….En diciembre de 1942, Hayes fue ascendido a soldado de primera clase y asignado al 3º Batallón de Paracaídas de la 3ª División de Marines. El batallón de Hayes zarpó rumbo al Pacífico Sur en marzo de 1943. La división de Hayes se unió a la U.S. Navy y las fuerzas aliadas en las Islas Solomon. Los marines establecieron una rutina regular de entrenamiento, ataque….Hayes pasó seis meses en Nueva Caledonia y dos semanas en Guadalcanal, y luego entrenó durante varias semanas en la isla de Vella Lavella. La unidad de Hayes vio finalmente el combate en el ataque sobre Bougainville….Mientras estaba en una trinchera, Hayes y un compañero, William Faulkner, fueron sorprendidos por un soldado japonés que se lanzó a la madriguera sobre la punta de la bayoneta que Ira tenía levantada.

En enero de 1944, los hombres del 3º Batallón de Paracaídas tuvieron un permiso de treinta días y marcharon a San Diego…Cuando Ira regresó a filas se encontró con su batallón disuelto….Hayes fue reasignado como fusilero a la Compañía E “Easy”, 2º Batallón de la 28ª División de Marines, y enviado a Camp Pendleton cerca de San Diego. En septiembre de 1944 la división de Ira embarcó rumbo Camp Tarawa en Hawai…..El 7 de enero de 1945 la compañía de Hayes desembarcó en Maui y el 27 de enero regresó al Pacífico Sur.

El ataque de los marines sobre Iwo Jima comenzó el 20 de febrero de 1945. La compañía de Hayes fue una de las primeras en tierra, y su división sufrió muchas bajas. El 23 de febrero los marines se abrieron camino hacia lo alto del Monte Suribachi, el punto más alto de la isla, y plantaron una pequeña bandera americana. Al día siguiente, un destacamento de seis hombres, incluido Ira, fue enviado para izar una bandera más grande y visible. Fueron seguidos por un fotógrafo civil, Joe Rosenthal……Hayes fue el último hombre de la fotografía en ser oficialmente identificado. Al final de la campaña, tres de los seis marines captados en la foto de Rosenthal habían muerto en combate. Los tres supervivientes fueron aclamados como héroes y enviados a una gran gira a lo largo del país para hacer discursos y recreaciones del ahora famoso izado de bandera en Nueva York, Filadelfia, Rochester, Chicago, Detroit e Indianápolis. Un hombre tímido y tranquilo, Hayes sufrió terriblemente ante el deslumbrante espejo de la atención pública y por el profundo sentido de culpa que le producía ser honrado de esa forma, en vez de sus camaradas caídos. Hacia el final de su primera semana de estancia en Chicago, Hayes estaba bebiendo a grandes dosis. Tras sólo dos semanas de gira se le ordenó regresar a su compañía, estacionada en Hawai. La guerra para Hayes y otros marines acabó en agosto de 1945 con el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki.

En diciembre de 1945 Hayes fue licenciado, regresando a la granja de sus padres en California. De vuelta en la reserva, se consternó al encontrar a su gente, los Pima, todavía sin agua suficiente para sus cosechas, y muy olvidada por la ciudadanía americana. Hayes trabajó la granja de veinte acres de su padre y cosechó algodón a tres dólares las cien libras. Cayó en un cuadro de duro trabajo seguido por grandes borracheras que a menudo lo llevaron a la cárcel.

Bajo el Programa de Recolocación Indio, Hayes solicitó la recolocación para Chicago, donde esperaba que no le siguieran los prejuicios raciales y su notoriedad como héroe de guerra. Fue aceptado en el programa en 1953 y se le ofreció un trabajo en International Harvester. Pero no había escapatoria del público pues Hayes fue “oficialmente” homenajeado en la estación del tren de Chicago por organizaciones indias locales, orgullosas de tener a un héroe en sus filas. Muy pronto Hayes fue encarcelado otra vez por borrachera, perdiendo su trabajo en Harvester. Fue la humillación más grande de Hayes y el final de sus fervientes esfuerzos por rehabilitarse. Hayes regresó pronto a la Reserva Gila, y el 23 de enero de 1955 se descubrió su cuerpo helado a una milla de la casa de sus padres.

La muerte prematura de Hayes se convirtió en un símbolo del fracaso de la nación tanto para llenar las necesidades de los veteranos como el Programa de Recolocación Indio. Las críticas denunciaron que la recolocación no era más que otro esquema del gobierno para estafar a los indios con sus tierras, trasladándolos a ciudades y fuera de sus reservas para siempre….

En muchos casos la experiencia de Ira Hayes en el Cuerpo de Marines y más adelante no fue diferente a la de otros veteranos. El regreso a la vida civil después de la violencia de la guerra era desorientador, y aunque la mayoría de los veteranos consiguieron reinsertarse exitosamente, algunos, como Hayes, fueron incapaces de sobrellevar la repentina pérdida de pertenencia y propósito. La transición fue particularmente difícil para los indios americanos. En uniforme fueron tratados con respecto. Pero una vez que regresaron a suelo americano, ignorados por la nación que tuvieron que luchar para subsistir, los veteranos indios fueron sometidos al aguijón del prejuicio racial. La recolocación no fue una solución adecuada para los problemas que tenían los veteranos como Hayes, que necesitaban el apoyo de la comunidad, al igual que un trabajo. Ira Hayes sobrevivió a la guerra sólo para sucumbir a la paz siguiente.

Fuente:
Encyclopedia of North American Indians: Native American History, Culture, and Life from Paleo-Indians to the Present
Edited by Frederick E. Hoxie
Houghton Mifflin, 1996
Artículo biográfico de Bonnie Lynn-Sherow, Kansas State University

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mié May 31, 2006 12:38 am

Un buen relato Jose Luis.
Decir que simplemente cumplir el servicio militar o acabar los estudios y empezar a trabajar te descolocaba bastante.
En cuanto al servicio militar
Primero la llegada al campamento de instrucción que resulta un tanto traumático, uno se siente desorientado los primeros dias y un tanto agobiado cosa que dura hasta que uno se adapta a la nueva situación.
Tras ese periodo de instrucción adaptación y cuando uno esta ya integrado en el campamento llega la jura de bandera un permiso si es que te lo conceden y un traslado a otro lugar o/y a otra unidad y comienza un nuevo periodo de adaptación.
Casi todos lo lo soportaban, pero siempre hay excepciones y habia quien sicológicamente quedaba tocado, habiendo en contados casos, (por fortuna) un antes del servicio militar y un después.
El regreso de ese largo periplo era....., como la situación inversa y suponia una nueva adaptación, a la familia, al trabajo, a los amigos,.....
No hay más que imaginarse como se deberían sentir Ira Hayes, sus compañeros de aventura en Iwo y otros muchos soldados anónimos, tras ir a una guerra y ser los únicos supervivientes, mientras a su lado murieron cientos de camaradas y amigos, nada hay que otros puedan hacer, salvo tener respeto por ti y por los caidos y familias, el único agradecimiento es dejar de un lado los continuos halagos inútiles, los héroes también cansan de que les recuerden que lo fueron.
Cuando alguien hace algo bueno, se le felicita y se le respeta, no se le usa como trofeo, "mi amigo-operario-empleado-socio-vecino-heroe de guerra" es una actitud bonita una o dos veces pero la repetición llega a resultar un agobio y más si el interesado piensa que hizo aquello que consideraba un deber y que no merece tanta pompa y boato.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mié May 31, 2006 12:52 am

minoru genda escribió:Un buen relato Jose Luis.
.


Gracias, Minoru, pero el relato es por entero obra de Bonnie Lynn-Sherow, tal como indiqué. Yo sólo lo he traducido.

José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mié May 31, 2006 1:17 am

Caligula no necesitabas matizar nada, había entendido perfectamente tu información que por otra parte es absolutamente correcta.

En septiembre de 1944 la división de Ira embarcó rumbo Camp Tarawa en Hawai.


El lugar era tan inmundo que los veteranos marines de 2ª división, que fueron los primeros en utilizarlo para su descanso tras la conquista de Tarawa, pronto lo bautizaron con el nombre de Camp Tarawa. Más tarde un marine de la 5ª división diría: "La Cruz Roja lo había juzgado no apto como campo de prisioneros, ¡De modo que era un lugar perfecto para los marines!".

Sobre Ira:

El trabajo de Harvester no lo perdió sino que fue el propio Ira quien lo abandonó, probablemente a cualquier otro lo hubiesen echado pero Hayes era especial, había sido una gran jugada de relaciones públicas y no era cuestión de volverla en su contra. Más tarde explicaría las razones de su marcha: "Me fui de allí porque volvía a beber demasiado y me avergonzaba mirar a la cara a mis compañeros de trabajo".

Después de ello y tras su quinto arrestó del mes de septiembre, el Sun Times de Chicago llevó a cabo una campaña llamada "Salvemos a Ira Hayes" y su historia llegó a aparecer en la revista Times donde explicaba: "Estaba enfermo. Supongo que me sentía mal pensando en todos los que eran mejores que yo y no lograron regresar ni, ni mucho menos, ser recibidos en la Casa Blanca".

La campaña del Sun Times, (interesada por otra parte), colocó a Hayes en Los Angeles como chofer y escolta de los hijos de Elizabeth Martin ex-esposa del actor Dean Martin, esta fue su última y efimera oportunidad.

La investigación sobre la muerte de Ira Hayes determino muerte accidental por consumo excesivo de alcohol y sobreexposición al frío, sin embargo existen sospechas de que pudo tratarse de un asesinato u homicidio involuntario.

Su muerte se ha interpetado de muchas maneras, pero en mi opinión, la clave esta en la frase que he remarcado, que no tenía nada que ver con ser indio o haber izado una bandera.

Fuente al igual que lo anterior que escribí sobre Ira Hayes: "Iwo Jima seis hombre y una bandera" James Bradley con Ron Powers Ed. Planeta agostini 2006. Solo los entrecomillados son citas textuales.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Cpt_Muller
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 651
Registrado: Vie May 12, 2006 7:16 pm
Ubicación: Canarias

Mensajepor Cpt_Muller » Mié May 31, 2006 7:13 am

Creo que he visto un lindo relato, por parte de Jose luis y sobre todo del gato. (Me ha salio un pareado :lol: :lol: ) Fuera coñas ,me ha gustado mucho sobre unos hechos que apenas conocía.

Salutën
Una era de paz construye ciudades, una hora de guerra las destruye.
ImagenImagenImagenImagen

panchopg
Miembro
Miembro
Mensajes: 169
Registrado: Mar Dic 27, 2005 8:42 am
Ubicación: Talca - Chile

Mensajepor panchopg » Mié May 31, 2006 10:35 am

Excelente post.. realmente te mereces un aplauso
Valiente es aquel que no toma nota de su miedo. (G. Patton)
Imagen

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Vie Jun 02, 2006 4:16 am

Hola a Todos:

Me parece particularmente interesante y reveladora la manera en que James Bradley en su libro "Iwo Jima, seis hombres y una bandera", aborda la personalidad de Ira Hayes, por ello voy a transcribir una parte textualmente.

[Tras sopesarlo mucho, me di cuenta que buena parte de aquello que podía conocerse de Ira Hayes estaba contenido en la foto del monte Suribachi.

Ante todo su mutismo, su absoluta calma. Probad a sentaros delante de la imagen una tarde, una hora, por ejemplo, tranquilamente. Ira no os hablará. Sólo entonces conoceréis ese profundo silencio que era su esencia. Un chico cuyos juegos favoritos eran los solitarios.

¿Queréis otra pista? Mirad su posición en la instantánea. Es la última figura de la izquierda, el marine cuyas manos no sujetan ya el asta. Así era él, diferente, apartado del resto, incapaz de coger ese poste del mismo modo que fue incapaz, más tarde, de mantenerse agarrado a la vida.

Si pensáis que no tenéis suficiente información sobre Ira Hayes, entonces sabréis cómo me sentía yo en verano de 1998. Había entrevistado a bastante gente sobre el particular, compañeros de escuela, ex marines, sus tres últimos parientes vivos, pero tenía la certeza que había algo que se me escapaba. No sabía aún quién era, qué le hacía palpitar. De modo que decidí viajar hasta Arizona, a la busca del "verdadero" Ira Hayes. Y aprendí la lección: se hallaba fuera de mi alcance.

[…]Desde su nacimiento Ira vivía ya en un mundo aparte, separado del resto de estadounidenses por la ley y las tradiciones. Arizona, un estado reciente de solo 11 años cuando nació, no reconocía a los Pima como ciudadanos: no podían votar, no podían presentar demandas en los tribunales.

[…]Ira heredó el mutismo de su padre. "Mi abuelo era un hombre silencioso", recuerda Sara Bernal su nieta. "Podía pasar días sin decir nada si uno no se dirigía directamente a él". Kenny su hijo, y asimismo una persona poco dada a conversar, afirmaba que "padre dificilmente hablaba nunca".

Niño, muchacho o, adulto, Ira fue siempre extremadamente contenido. No sentía ninguna necesidad de entablar una conversación. de romper el silencio. Podía estar en presencia de alguien durante horas sin que una sola palabra saliese de sus labios, mudo e implacable como las montañas que dominaban la reserva. Como me contó Dana Norris, uno de sus compañeros de la infancia, "piense que, incluso a mi, que soy de su misma tribu, me era muy difícil adoptar tal actitud hasta el extremo que él lo hacía. Ira tenía la cualidad del silencio, ésa era su peculiaridad".

Entre los Pima el mutismo, el retraimiento y la modestia eran cualidades estimadas y potenciadas. "En nuestra cultura no estamos interesados en la búsqueda de la notoriedad", me explicó el líder tribal Urban Giff. O, en palabras de Dana Norris, "los Pimas no tenemos tendencia a ir voceando nuestras cualidades". Pero Ira no era sólo reservado, era como una isla autosuficiente, separado desde la infancia del resto del mundo.

Pero cuando hablaba, demostraba poseer una mente despierta y un dominio sorprendente del inglés.

[…]Toda su vida Ira se mostró una auténtico devorador de libros. De los seis de la bandera es, con mucho, el que mantuvo una actividad epistolar más intensa.

Entre los Pima el gusto por las letras no era una cosa extraordinaria. Se trata de una tribu que cuenta con una larga historia y una rica cultura, comparada con la de otras naciones indias e incluso con la de los colonos blancos.

La nación de Ira estaba formada por hombres acostumbrados a observar y a escuchar más que a hablar,. Las voces que le describían eran parcas en palabras y generalmente se referían a aquello que no era, como si nunca hubiese abierto a nadie su corazón haciéndole participe de sus inquietudes.

"No era un muchacho travieso, ni amante de las competiciones que se entablan entre niños", recordaba Dana Norris.

"No le iba demasiado eso de jugar", afirmaba su primo Buddy Lewis.

"El resto de los Hayes bromeaba conmigo, pero no Ira. Él se mantuvo silencioso y distante", según su sobrina Sara Bernal.

Y cuando les pedí que me definiesen el rasgo más distintivo de su personalidad, hubo una coincidencia absoluta: su mutismo, su reserva:

"Era muy callado. Prefería quedarse siempre en segundo término" me dijo Buddy Lewis.

"No hablaba a menos que te dirigieses explícitamente a él. Era como su padre, mi abuelo", opinaba Sara Bernal.

"Un tipo muy silencioso. Realmente muy silencioso", confirmaba Dana Norris.

[…]Pasé tres días en la reserva de río Gila y hable con mucha gente que habían conocido a Ira. Pudieron transmitirme las lineas básicas de su vida ya que le recordaban. Pero sencillamente sacudían sus cabezas cuando les pedía que me refiriesen alguna anécdota respecto a sus actitudes, sus creencias, sus peculiaridades. Sólo evocaban su autodominio, su independencia.]

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein


Volver a “Frente del Pacífico”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado