pub01.jpg

Globos bomba

Armas que cambiaron el curso de la historia militar

Moderador: David L

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Globos bomba

Mensajepor Calígula » Vie Jul 28, 2006 4:10 am

La urgente necesidad de vengar la afrenta del 18 de abril sobre Tokio, la forma en que se debía devolver el golpe psicológico en el territorio metropolitano estadounidense, chocaba con la extraordinaria distancia a recorrer, ya que desde la capital japonesa hasta San Francisco hay en línea recta del orden de 8.500Km. Dos hechos se hallaban entonces contrapuestos para los sueños vengativos de los mejores estrategas navales y aéreos de Japón; de un lado, la lejanía del objetivo que se debía alcanzar con el máximo secreto, y, también, los medios a utilizar en ese ataque. Existía, además, el agravante de no contar con ninguna base de apoyo a mitad de recorrido, todo lo contrario que el enemigo, que se hallaba fuertemente asentado en las estratégicas islas Hawai.
Un experto metereologico nipón, el doctor Fujiwara, buscaba en el verano de 1942 una forma efectiva de devolver a EEUU la afrenta de los aviones de Doolitle, que había significado algo más que una fortuita acción bélica contra el corazón de Japón. Fujiwara encontró la solución en el descubrimiento hecho por un colega suyo, el profesor Nakayama, dos lustros antes. En efecto, en 1932 y desde el observatorio de Takao (en la ocupada isla Formosa, hoy Taiwán) se había descubierto una corriente de aire que a gran altura iba desde el mismo Japón a las costas de Oeste de Canadá y EEUU., y que fue bautizada como “jet-stream”
El doctor Fujiwara propuso entonces utilizar ese fenómeno de la naturaleza para el bombardeo del continente americano por medio de globos transoceánicos. Este experto había observado varios veces la fuerza real de la “jet-stream”, dedicando parte de su tiempo también al estudio detallado de las condiciones climatologiítas del suelo metropolitano norteamericano en las cuatro estaciones del año. De esta forma elaboro un informe oficial, de lo que se podía leer como mas significativo “Durante el verano, en el periodo en que la “jet-stream” es mas débil, un globo necesitaría entre 7 y 10 días para atravesar el Pacifico. El porcentaje de los que alcanzaría su objetivo no seria superior al 20% de los globos lanzados. Durante el invierno, la travesía no duraría más de 2 o 3 días, y podría calcularse que un 60 o 70% de los globos alcanzaría el objetivo. La dificultad esta en que durante el invierno impediría la propagación de los incendios. Tanto en primavera como en otoño el lanzamiento es prácticamente imposible.

Ensayos previos

Entre los 10.00 y 11.500ms de altitud, los vientos dominantes atravesaban el Pacifico de Oeste a este, en una velocidad que siempre varia en la época de mayores turbulencias entre los 150 y 300Km/h. La cuestión que se planteaba a los técnicos nipones era aprovechar al máximo ese autentico “regalo” de la naturaleza, ya que, lógicamente, de ser puesta en marcha la operación suponía no perder ni una sola vida propia al tratarse de globos libres. Entre Tokio y San Francisco, la corriente pasaba al Norte de las Hawai y a unos 1.500Km de la costa de California ascendía hasta Canadá, penetrando de forma irregular poco a poco en tierra metropolitana de EEUU. La idea en si, por lo insólita que era, cayó casi como una bomba en el sorprendido Estado Mayor Imperial. No obstante, y aunque pudiera parecer hasta infantil, era la única que permitía un ataque masivo sin riesgos a las mayores reservas forestales del enemigo.
Sobre cálculos teóricos, se pensó que bastaría con situar un globo libre a la altura media precisa para que el mismo viento los trasladara por si solo desde el territorio nipón a la costa occidental estadounidense. Era preciso entonces que cada globo llevara cargas explosivas capaces de provocar daños apreciables en su caída, sobre todo en los inmensos bosques que el Hidroavión I-25 había atacado en un par de ocasiones. Aunque desde el punto de vista militar no se esperaban grandes resultados, era preciso mantener una campaña intensa y continua de bombardeo aerostatito para dar al pueblo norteamericano la sensación de estar siempre bajo el peligro de las bombas japonesas. Había que esperar que, dado la ley de posibilidades, algún artefacto provocara incluso incendios de mucha importancia o daños en una fábrica vital.
Tanto el ejercito de Tierra como la Armada se mostraron de acuerdo en lanzar globos a la inmensidad del océano Pacifico y ver que resultados prácticos se lograban. En noviembre de 1943 era efectuado el primero de los ensayos desde la base de Osawara, aunque nunca se logro descubrir el resultado de este intento previo. Cundía el desaliento entre los promotores de la idea, y hasta abril de 1944 no de realizo la segunda prueba. Para verificar la eficacia real del vuelo, un avión de gran autonomía siguió al nuevo globo en parte del recorrido, y, hasta ese limite, si fueron satisfactorias las pruebas del arma aerostática. El proyecto logro de esta forma el visto bueno del alto estado Mayor Imperial, dando al general Sueyoshi Kusaba plenos poderes. Este prestigioso militar se rodeo de un escogido equipo de científicos, técnicos industriales y expertos en explosivos.

Dos tipos de globos

Para hacer frente a los primeros gastos del proyecto, Kusaba recibió un presupuesto de 9 millones de yens (equivalentes a 2 millones de dólares de la época) además de ciertas prioridades en la industria de su país. Esa cantidad se quedaría pronto pequeña a medida que se elevaban los costos y que la investigación fue avanzando, hasta transformarse en la fabricación en serie y comenzar la acción operativa en masa. El general Kusaba se enfrento al problema técnico mas serio de la cuestión, cual era impedir que los globos pudieran sufrir perdidas de hidrogeno apreciables. El siguiente suponía que de una forma automática debían permanecer en vuelo entre 10.000 y 11.500 ms de altura. Para solucionar el primer obstáculo, la industria nipona comenzó a fabricar globos libres de 10m de diámetro (con un volumen de 18.000pies cúbicos en total) capaces de llevar 90Kg de lastre, un ingenioso mecanismo automático para mantener la altitud media deseada y un total de 50Kg de material agresivo. Suponía hasta cierto punto una revolución en el campo aerostatito, ya que en esos globos no se producía la más mínima fuga de gas.
La envoltura especial que los cubría se componía de una serie de capas de un papel de pergamino tratado con cola vegetal (Sucedió entonces que todo el hielo y las existencias de “Konnyaku” –un condimento gelatinoso utilizado para cocinar- desaparecieron del área metropolitana de Tokio. El segundo servia de cola para la envoltura de los globos, y el hielo era preciso para proceder a la fabricación de aquellos a -55º C, la temperatura mas extrema a soportar en el largo vuelo. Como, por otra parte, los globos debían ser muy sólidos, el general Kusaba dio orden de requisar todo el papel de buena calidad que fuera posible) elástico e impermeable, suficiente para no dejar pasar la menor cantidad de hidrogeno con que se debían inflar los globos. De este modo, eran capaces de aprovechar al máximo las excelencias del mecanismo automático. La solución al segundo problema técnico, antes apuntado, llego mediante este sistema, basado en soltar 3Kg cada vez que se descendía por debajo de la cota de 10.000ms, al dar la correspondiente alarma un aparato que diferenciaba las capas barométricas. Nada mas perder peso, el globo podía ascender a la apropiada capa atmosférica. En el caso inverso, esto es, si subía más allá de los 11.500ms, el mecanismo automático abría una válvula que dejaba escapar una pequeña cantidad de gas.
La distribución de material agresivo era la siguiente: tres bombas explosivas de 15Kg cada una y otra de 5Kg, de tipo incendiario. Según lo calculado por los técnicos japoneses, el sistema de bombardeo a utilizar se basaba en la necesidad de que cuando el lastre se acabara los globos debían estar ya sobre territorio continental de EEUU. De esta forma, la regulación estaba pensada calculando la velocidad media de desplazamiento del inmenso Pacifico. El Ejército inicio la fabricación de globos con el modelo A y la Armada con el B. Básicamente eran dos tipos iguales, ya que se diferenciaban solo en la forma de ser manufacturados. Un total de 9.000 globos fueron preparados por el Ejercito, y la otra arma tradicional desde siempre se quedo en la modestia cifra de 300 unidades, concediendo de hecho mucha menos importancia al proyecto que, dicho sea de paso, fue llevado con absoluto secreto por ambas parte.

Continuara...
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Lun Jul 31, 2006 5:08 am

Primeras ofensivas

Bien avanzada la primavera de 1944, en mayo, el general Kusaba ordeno el lanzamiento de la oleada inicial, compuesta por 200 globos, y en un mismo dia. Por causas que aun hoy se desconocen por completo, el experimento fue un rotundo fracaso, ya que ni uno solo de los globos llego al continente americano. Al haberse perdido por el camino todas las armas aerostaticas enviadas, Kusaba mando revisar a fondo el proyecto, lo que le obligaba a un aplazamiento del mismo por tiempo indefinido.
En julio de 1944 caia en poder de los estadounidenses el archipiélago de las Marianas, desde donde sus B29 iban a atacar el Japon a partir de noviembre por medio de la XX fuerza Aerea. Los nipones se hallaban ya en una desesperada lucha defensiva en todos los frentes, y el asunto de los globos paraceia olvidado por los altos jefes. No obstante, Kusaba logro autorización para un nuevo lanzamiento. El 1 de noviembre se enviaba otra serie de armas aerostaticas, medio centenar en total. El general japones y sus colaboradores esperaron ansiosamente el resultado del perfeccionado globo, creyendo que la prensa de EEUU se haria eco de ciertos incendios y desastres. Calculando una velocidad media de 200Km/h, Kusaba estimo que los primeros globos debian caer con su mortifera carga alrededor de 48h después de salir de japon. El 4 de noviembre, un buque de vigilancia de la US Navy recogio cerca de la costa californiana un gran trozo de tejido flotando en la superficie del agua. Un marinero trato de recuperarlo con un gancho, y al no lograrlo por exceso de peso de la extraña envoltura, corto los cabos e izo el tejido a bordo, lo que provoco, sin saberlo aun, el hundimiento de la carga agresiva y el mecanismo para mantener la altitud. Diversos caracteres japoneses se veian en lo que parecia ser un globo libre, y ello puso sobre aviso a la armada, que asu vez paso la novedad de forma confidencial al FBI y al servicio de Guardia Forestal. Era preciso que se avisara inmediatamente desde puntos desde puntos donde debian caer los globos enemigos, a fin de recuperarlos si ello era posible, incluso intactos. Se Se trataba de estudiar con detenimiento lo que debian estar tramando los nipones con aquellos extraños envios.
Dado que su unica fuente de informacion era la prensa de EEUU el general Kusaba aguardaba nervioso el mas minimo dato, y ese llego por fin el de 5 de noviembre cuando un periodico informo del descenso de ciertos “extraños globos” en las montañas del estado de Montana, en unos puntos geograficos situados a 850Km en tierra adentro desde la costa del pacifico. Aquella novedad lleno de entusiasmo a los nipones encargados de la extraordinaria guerra aerostatica. No obstante, a partir de esta noticia nunca mas aparecio la mas minima mencion a las bombas que portaban los globos enviados por el Japon, y lo mismo en las emisoras de radio, las autoridades de EEUU., fue a larga la que anulo todos los efectos sicologicos de la ofensiva aerea enemiga.

Temor a la guerra bacteriologica

Cuando comenzaron a producirse algunos incendios de origen misterioso en diversas regiones del Oeste de EEUU., tanto el FBI como los servicios de inteligencia del Gobierno de Washington tomaron cartas en el delicado asunto por orden del presidente Rooselvelt. Enseguida se comprendio que los japoneses dependian por completo de la importancia cierta que pasaba con sus globos. Se imponia, pues, un cerrado mutismo a todos los medios de difusión de la epoca: prensa y emisoras de radio, que de inmediato colaboraron en la medida de los esperado. Los expertos estadounidenses se resistian a creer que sus enemigos amarillos pudieran emprender un plan tan costoso para hacer estallar una ridicula carga de bombas explosivas e incendiarias sobre territorio continental de la Union. Luego, se entendio que era simplemente el orgullo herido del Imperio del sol naciente el que estaba en juego, para poder ofrecer alguna novedad ofensiva aceptable a su atribulado pueblo tras los continuos reveses del Pacifico. A un tiempo, se temio que los globos fueran portadores de terribles germenes patogenos, como inicio de una imprevisible guerra bactoriologica. Sin embargo, las draconicas medidas de seguridad tomadas demostraron que alrededor y dentro de los globos no habia cultivos microbianos altamente nocivos.
El miedo a una ofensiva con bacterias mortales fue precisamente lo que mas movio a los asesores del presidente Roosevelt a recomendar la prohibición expresa de todo tipo de noticias sobre el caso, y, tras lo ofrecido el 5 de noviembre por un diario, nadie mas se atrevio a tocar la noticia, para desesperación de los tecnicos nipones. De este modo, la censura resulto asombrosamente eficaz, llegando a ocultarse a la oponion publica incluso los escasos muertos que provocaron las armas aerostaticas. En efecto, el primer domingo de mayo de 1945 tuvo lugar un desgraciado accidente en la localidad de Lakeview, estado de Oregon. Ocurrio que unos excursionistas descubrieron un globo intacto, y, al ser manipulado de forma harto imprudente en un descampado por uno de los escolares, la explosion de las pequeñas bombas mato en el acto a una mujer y 5 niños. Realmente no es de extrañar la curiosidad infantil, ya que, en teoria, nadie debia saber nada del asunto, y de ahí ese tragico balance total de la ofrensiva aerostatica del Jpon. El caso fue tapado, y ni una sola linea de lo sucedido llego a conocimiento del general Kusaba y su equipo.
El servicio Forestal de los estados Unidos de America anuncio después de finalizada la guerra que sus vigilantes habian recogido 334 globos con su carga de material agresivo aun intacta por fallos del sistema. A pesar de ello, no cundio precisamente el panico entre la población civil, quedando todo en comentarios sueltos sobre ciertos incendios misteriosos que “alguien” provocaba en dias sin tormenta… Un tecnico nipon del frustado ataque declaro, a finales de 1945, lo que habia señalado meses antes sobre la no difusión de noticias alarmistas en EEUU: si un pueblo acostumbrado a hacer grandes alborotos por las cosas mas simples no habia dicho nada, significaba que los globos no habian llegado (No obstante, el servicio secreto de Japon logro captar el 19 de febrero de 1945 un comunicado de radio Shanghai que decia textualmente: El FBI americano ha hecho saber que unos globos que llevaban inscripciones japonesas han aterrizado en las tierras de Montana)

Imagen
fuente www.warhistoryonline.com/wp-content/upl ... itled3.jpg

Y seguira...
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Vie Sep 15, 2006 12:33 am

Primeras ofensivas

Bien avanzada la primavera de 1944, en mayo, el general Kusaba ordeno el lanzamiento de la oleada inicial, compuesta por 200 globos, y en un mismo dia. Por causas que aun hoy se desconocen por completo, el experimento fue un rotundo fracaso, ya que ni uno solo de los globos llego al continente americano. Al haberse perdido por el camino todas las armas aerostaticas enviadas, Kusaba mando revisar a fondo el proyecto, lo que le obligaba a un aplazamiento del mismo por tiempo indefinido.
En julio de 1944 caia en poder de los estadounidenses el archipiélago de las Marianas, desde donde sus B29 iban a atacar el Japon a partir de noviembre por medio de la XX fuerza Aerea. Los nipones se hallaban ya en una desesperada lucha defensiva en todos los frentes, y el asunto de los globos paraceia olvidado por los altos jefes. No obstante, Kusaba logro autorización para un nuevo lanzamiento. El 1 de noviembre se enviaba otra serie de armas aerostaticas, medio centenar en total. El general japones y sus colaboradores esperaron ansiosamente el resultado del perfeccionado globo, creyendo que la prensa de EEUU se haria eco de ciertos incendios y desastres. Calculando una velocidad media de 200Km/h, Kusaba estimo que los primeros globos debian caer con su mortifera carga alrededor de 48h después de salir de japon. El 4 de noviembre, un buque de vigilancia de la US Navy recogio cerca de la costa californiana un gran trozo de tejido flotando en la superficie del agua. Un marinero trato de recuperarlo con un gancho, y al no lograrlo por exceso de peso de la extraña envoltura, corto los cabos e izo el tejido a bordo, lo que provoco, sin saberlo aun, el hundimiento de la carga agresiva y el mecanismo para mantener la altitud. Diversos caracteres japoneses se veian en lo que parecia ser un globo libre, y ello puso sobre aviso a la armada, que asu vez paso la novedad de forma confidencial al FBI y al servicio de Guardia Forestal. Era preciso que se avisara inmediatamente desde puntos desde puntos donde debian caer los globos enemigos, a fin de recuperarlos si ello era posible, incluso intactos. Se Se trataba de estudiar con detenimiento lo que debian estar tramando los nipones con aquellos extraños envios.
Dado que su unica fuente de informacion era la prensa de EEUU el general Kusaba aguardaba nervioso el mas minimo dato, y ese llego por fin el de 5 de noviembre cuando un periodico informo del descenso de cieretos “extraños globos” en las montañas del estado de Montana, en unos puntos geograficos situados a 850Km en tierra adentro desde la costa del pacifico. Aquella novedad lleno de entusiasmo a los nipones encargados de la extraordinaria guerra aerostatica. No obstante, a partir de esta noticia nunca mas aparecio la mas minima mencion a las bombas que portaban los globos enviados por el Japon, y lo mismo en las emisoras de radio, las autoridades de EEUU., fue a larga la que anulo todos los efectos sicologicos de la ofensiva aerea enemiga.


Temor a la guerra bacteriologica

Cuando comenzaron a producirse algunos incendios de origen misterioso en diversas regiones del Oeste de EEUU., tanto el FBI como los servicios de inteligencia del Gobierno de Washington tomaron cartas en el delicado asunto por orden del presidente Rooselvelt. Enseguida se comprendio que los japoneses dependian por completo de la importancia cierta que pasaba con sus globos. Se imponia, pues, un cerrado mutismo a todos los medios de difusión de la epoca: prensa y emisoras de radio, que de inmediato colaboraron en la medida de los esperado. Los expertos estadounidenses se resistian a creer que sus enemigos amarillos pudieran emprender un plan tan costoso para hacer estallar una ridicula carga de bombas explosivas e incendiarias sobre territorio continental de la Union. Luego, se entendio que era simplemente el orgullo herido del Imperio del sol naciente el que estaba en juego, para poder ofrecer alguna novedad ofensiva aceptable a su atribulado pueblo tras los continuos reveses del Pacifico. A un tiempo, se temio que los globos fueran portadores de terribles germenes patogenos, como inicio de una imprevisible guerra bactoriologica. Sin embargo, las draconicas medidas de seguridad tomadas demostraron que alrededor y dentro de los globos no habia cultivos microbianos altamente nocivos.
El miedo a una ofensiva con bacterias mortales fue precisamente lo que mas movio a los asesores del presidente Roosevelt a recomendar la prohibición expresa de todo tipo de noticias sobre el caso, y, tras lo ofrecido el 5 de noviembre por un diario, nadie mas se atrevio a tocar la noticia, para desesperación de los tecnicos nipones. De este modo, la censura resulto asombrosamente eficaz, llegando a ocultarse a la oponion publica incluso los escasos muertos que provocaron las armas aerostaticas. En efecto, el primer domingo de mayo de 1945 tuvo lugar un desgraciado accidente en la localidad de Lakeview, estado de Oregon. Ocurrio que unos excursionistas descubrieron un globo intacto, y, al ser manipulado de forma harto imprudente en un descampado por uno de los escolares, la explosion de las pequeñas bombas mato en el acto a una mujer y 5 niños. Realmente no es de extrañar la curiosidad infantil, ya que, en teoria, nadie debia saber nada del asunto, y de ahí ese tragico balance total de la ofrensiva aerostatica del Jpon. El caso fue tapado, y ni una sola linea de lo sucedido llego a conocimiento del general Kusaba y su equipo.
El servicio Forestal de los estados Unidos de America anuncio después de finalizada la guerra que sus vigilantes habian recogido 334 globos con su carga de material agresivo aun intacta por fallos del sistema. A pesar de ello, no cundio precisamente el panico entre la población civil, quedando todo en comentarios sueltos sobre ciertos incendios misteriosos que “alguien” provocaba en dias sin tormenta… Un tecnico nipon del frustado ataque declaro, a finales de 1945, lo que habia señalado meses antes sobre la no difusión de noticias alarmistas en EEUU: si un pueblo acostumbrado a hacer grandes alborotos por las cosas mas simples no habia dicho nada, significaba que los globos no habian llegado (No obstante, el servicio secreto de Japon logro captar el 19 de febrero de 1945 un comunicado de radio Shangahai que decia textualmente: El FBI americano ha hecho saber que unos globos que llevaban inscripciones japonesas han aterrizado en las tierras de Montana)

Todo un fracaso

En la Navidad de 1944 los expertos americanos habian logrado reconstruir por completo un globo enemigo, dibujando incluso detalles mas significantes en varios planos. Asi se sabia el peligro exacto que representaban. De forma esporadica, decenas de esas armas aerostaticas llegaban cada mes al territorio continental estadounidense, sin que ellos provocaran daños apreciables en bosques y propiedades. Con el nuevo año, como inocente “replica” del horror de los B29, los nipones seguían lanzando sus globos a la travesia del pacifico, aun ritmo que en abril de 1945 ascendio a 100 diarios, lo maximo de la ofrensiva. El principal problema era la falta de información, e incluso saber si algunos globos llegaban al continente americano. Para solucionar en parte el obstáculo se inicio la construccion de varios globos de seda engomada, que debian acompañar a los de papel, prtadores de bombas. De esta forma, cada lanzamiento masivo de globos fue acompañado por uno o dos especiales que llevaban un transmisor que emitia señales de radios. Pero la urgente medida hizo que casi todos los nuevos globos “vigilantes” cayeran al mar por filtraciones de hidrogeno. Los defectos de fabricación no fueron subsanados, y después del conflicto se descubrio que solo tres globos transmisores habian sido capaces de alcanzar la costa Oeste de EEUU.
El continuo fracaso en la comprobación de resultados hizo que kasuba cayera en desgracia ante sus superiores, e incluso llego a ser formalmente acusado de derrocahar el dinero del estado Imperial. Un comunicado del alto mando de Tokio señalo en un mensaje, que daba carpetazo final al asunto: Los globos no llegan a América. Los periodicos habrian hablado de ello en caso contarrio. Los americanos no pueden mantener durante mucho tiempo el secreto.

Y mas...
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España
Contactar:

Mensajepor Werto » Vie Sep 15, 2006 2:34 am

¡Hola a todos¡

La corriente de chorro responsable de la circulación global en el hemisferio norte no tiene un recorrido constante, fluctúa de Norte a Sur en posición de referencia en función de la temperatura global, y además tiene vaguadas, a veces de más de 2.000 kilómetros, en función de las condiciones climáticas locales.

De esta manera un Globo soltado en Taiwan puede acabar, suponiendo que consiga atravesar el Pacífico, lo que resulta muy dudoso, en Méjico, en Colombia, en Estados Unidos, en la Tierra de Roos o más probablemente en mitad del mar, por no hablar de que las posibilidades en el improbable caso de alguno de los globos consiguiese llegar a los EE.UU. las posibilidades de alcanzar un blanco que mereciese la pena eran marginales, por decir algo.


Saludos.
Jonny coge el Bombardero,
y lo eleva por el cielo,
no hay cañón que alcance a Jonny,
ni rival que lo derribe...

Jonny no mata a la gente.
elimina el objetivo,
Jonny no es un asesino;
Jonny es frio..., y profesional.

Tal vez no veamaos en el ESTAIR, Supendereis.

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Sab Sep 23, 2006 8:48 am

Balance final

El hecho real es que de entre los globos que lograron penetrar en el territorio metropolitano estadounidense hubo demasiados fallasen las bombas que portaban, por no estallar al tomar contacto con el suelo. En su conjunto, de 9.300 lanzamientos efectuados entre el Ejercito de Tierra y la armada, los tecnicos de esas dos armas calcularon que al menos un 10% tendria que haber alcanzado el territorio enemigo. Los mas sorprendente es que asi coincidieron con el informe definitivo que hizo publico el FBI en 1946. a pesar de los esfuerzos hechos en abril y mayo del año anterior, cuando los bosques del Oeste estaban secos y son muy inflamables, la realidad es que apenas hubo incendios de verdadera importancia economica en las grandes reservas forestales de Montana y Oregon.
Aparte de los costos que llevaba la fabricación y lanzamiento de cada globo (a 800 dolares por unidad) para vengar la afrenta del primer bombardeo aereo sobre Tokio, esa insolita forma de hacer la guerra supuso para el japon una lamentable perdida de tiempo y esfuerzos que podia muy bien haber dirigido hacia otras necesidades menos fantasticas, hasta constituir una operación tan curiosa como olvidada por la mayoria de los historiadores de pacifico. Ya en el terreno anecdotico, se sabe que en diciembre de 1955 fue hallado un globo intacto y aun en condiciones de estallar sus bombas, en una desolada zona de Alaska, hecho denunciado a tiempo a las autoridades por unos cazadores que casualmente pasaban por alli con su trineo.



Extraido casi en su completidad de: Hazañas y secretos de la IIGM. Ediciones Mensajero/ J.M. Romaña
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Sab Sep 23, 2006 8:50 am

Por otro lado, hay fuentes que indican la caida de un globo en la planta ultrasecreta de Hanford que fabricaba material fisible para la bomba atomica, donde gracias al reactor de emergencia el incidente no paso a mayores.
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Jaxter
Miembro
Miembro
Mensajes: 101
Registrado: Vie Jul 07, 2006 11:13 pm
Contactar:

Mensajepor Jaxter » Dom Sep 24, 2006 1:22 pm

y si ese globo hubiera causado daños mas conciderables, hubiera retrasado el proyecto manhattan?
Conozco un lugar peor que el mundo de hoy. Es el mundo de Mañana.

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Dom Sep 24, 2006 9:51 pm

Segun Exordio.com, no solo lo hubiera retrasado, sino que el resultado seria de consecuencias imprevisibles

Otro globo dañó las líneas eléctricas del reactor atómico en las instalaciones de Hanford Engineering Works, que se usaban para la fabricación de la bomba atómica que sería lanzada en Nagasaki. Si el daño no hubiera sido controlado, podría haber ocurrido una fuga que hubiera sido fatal para EEUU
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Jaxter
Miembro
Miembro
Mensajes: 101
Registrado: Vie Jul 07, 2006 11:13 pm
Contactar:

Mensajepor Jaxter » Lun Sep 25, 2006 10:03 am

en otras palabras, hubiera cambiado el curso de la historia (si hubiese pasado, no habria cambiado la historia, porq la historia quedaria escrita asi, pero no importa)
Conozco un lugar peor que el mundo de hoy. Es el mundo de Mañana.

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España
Contactar:

Mensajepor Werto » Lun Sep 25, 2006 11:45 pm

Hola a todos.

Sólo un apunte. La bomba de Hiroshima era, esencialmente, de Uranio 235 (1). La de Nagasaki era de plutonio 239 –de hecho cuando se lanzo sobre Ngasaki se hizo esencialmente de forma experimental, nadie estaba seguro de si el iniciador lograría iniciar una reacción en cadena con una masa crítica tan escasa, por muy comprimido que esta estuviese el Plutonio por deflectores- (2). Se trataba en realidad de 2 tipos de bomba completamente diferentes, cuya masa fisible y mecanismo de detonación eran completamente diferentes.

Acabar con la producción norteamericana de Plutonio 239 , cosa que dudo muchísimo pudiese hacer una bomba caída sobre unas instalaciones –como mucho la retrasaría levemente-, dejaría todavía el problema de las bombas “de” U 235.

So los americanos hubiesen perdido la planta que procesaba la materia fisible para la bomba de Nagasaki nada habría cambiado.

(1) Esta bomba era esencialmente un derroche de U 235 –un isótopo de Uranio que es extremadamente complicado y caro de conseguir- conteniendo muchísima más materia fisible de la que después se demostró que era necesario reunir.

(2) Los deflectores de plutonio, dispuestos en forma de esfera entorno al cuerpo centras de la bomba, utilizados en la bomba de Nagasaki hacían “rebotar” las partículas sub-atómicas que se dirigían hacía “afuera”, relanzándolos sobre la masa fisible, de manera que la cantidad de esta masa necesaria para lograr la densidad suficiente de partículas sub-atómicas precisa para iniciar una reacción en cadena disminuía considerablemente

Saludos.
Jonny coge el Bombardero,

y lo eleva por el cielo,

no hay cañón que alcance a Jonny,

ni rival que lo derribe...



Jonny no mata a la gente.

elimina el objetivo,

Jonny no es un asesino;

Jonny es frio..., y profesional.



Tal vez no veamaos en el ESTAIR, Supendereis.

Avatar de Usuario
chemical
Miembro
Miembro
Mensajes: 172
Registrado: Mar Mar 20, 2007 1:44 am

Mensajepor chemical » Sab Mar 24, 2007 2:08 am

Hola.
Al parecer estos globos fueron un fracaso total, aunque los japoneses no esperaran daños espectaculares, simplemente la inquietud y la desmoralización de la poblacion civil, pero no lo consiguieron por el mal funcionamiento de los globos ademas no llegaron en cantidad suficiente y se consiguieron mantener en secreto.
No lo tengo confirmado, y me gustaria que me lo aclaraseis si podeis, pero al parecer el unico caso de importancia fue un globo que llego a la zona de oregon probocando un enorme incendio forestal, con perdidas humanas.
Esto ultimo lo lei en una pagina web hace tiempo, pero no lo he vuelto a encontrar, si me lo pudierais aclarar.
Gracias.

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3362
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Vie Mar 30, 2007 12:59 pm

Sí, llegaron y tal y como dices y si nos atenemos a datos que por ahí pululan en libros y documentales, provocaron al menos un incendio forestal de grandes proporciones, no recuerdo exactamente en que estado. También hubo tal y como dices pérdidas humanas.
Hace poco vi un documental en Discovery donde se hablaba del fenómeno de las corrientes de chorro situadas a mucha altitud, se comentaba que esas corrientes alcanzaban muy altas velocidades pero en ocasiones desaparecían súbitamente hasta que pasado un tiempo volvian a reaparecer, se comentó en el mismo documental el hecho de que los japoneses usaron esas corrientes para enviar globos a EE.UU cargados con bombas incendiarias y tambien eso que comenta chemical del incendio sobre pérdidas humanas, creo recordar que hablaron de algunos muertos, posteriormente hablaron del uso por parte de estos últimos aeronautas que dieron la vuelta al mundo en globo y que estuvo a punto de malograrse cuando repentinamente la corriente que los impulsaba cesó y comenzaron a ir consumiendo demasiado combustible, al tener que mantener el aire dentro del globo a una determinada temperatura, para mantener la altura a la espera de que el chorro reapareciera, cuando los tripulantes creian que no lo iban a conseguir la corriente apareció de nuevo.
Comento esto porque seguramente muchos de esos globos se perdieron en el Pacífico por dicha causa (interrupción súbita del chorro con perdida de altura y por tanto de la influencia de dicho chorro) y no llegaron a su destino
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
Cpt_Muller
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 651
Registrado: Vie May 12, 2006 7:16 pm
Ubicación: Canarias

Mensajepor Cpt_Muller » Dom Abr 15, 2007 5:08 pm

Un amigo me grabo una serie de documentales de secretos de la ww2 y ayer vi el de las armas secretas japonesas donde hablaban de estos globitos, pero me quedé frito a los 15 minutos..... :oops:
Lo que pude ver antes de ser baja definitiva :cry: es que eran unos cacharros mas propios de un proyecto de adolescentes de COU que de unos cientificos, pero lo sencillo a veces funciona.

Alrededor del globo había colgando una serie de tubos cilindricos que eran las bombas incendiarias y del centro habia una bomba de 225 kg. (creo)
En la parte superior había una carga de demolición pra destruir completamente el globo una vez soltada la carga y desconcertar a los americanos sobre el origen del bombardeo. Pero no siempre funcionaba todo a la perfección.
Una cayó entera en poder de los americanos y conocian al detalle la amenaza y su forma de actuación...lo siguiente que vi era el salvapantallas del dvd, asi que ya dire algo cuando lo vea entero.. :?

Salutën
Una era de paz construye ciudades, una hora de guerra las destruye.
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Cpt_Muller
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 651
Registrado: Vie May 12, 2006 7:16 pm
Ubicación: Canarias

Mensajepor Cpt_Muller » Jue Abr 19, 2007 12:38 am

Bueno ya lo vi entero...y practicamente coincide con el excelente trabajo de Caligula. En efecto la censura americana privó a los japoneses de información sobre sus globos, y el unico miedo de los americanos eran que portaran armas bacteriologicas de la Unidad 731 (gas gangrena, antrax, ect) ya que lo habian probado contra civiles chinos con éxito. Curiosamente en invierno es cuando los vientos son mas favorables a empujar a los globos a la costa pacifica americana y por lo tanto menor es el daño a la foresta. Aún así se destacó un importante contingente militar, incluidos paracas, para apoyar a los bomberos locales en las tareas de extinción.
En cuanto a las bajas , cita a 5 niños y un adulto que de manera imprudente manipularon uno que cayo al suelo y les explotó.

Salutën
Una era de paz construye ciudades, una hora de guerra las destruye.

ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3606
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Globos bomba

Mensajepor Audie Murphy » Vie Dic 18, 2009 4:27 pm

Un artículo muy completo sobre el tema se puede leer en
http://www.allworldwars.com/Japanese-Balloon-and-Attached-Devices.html


imágenes de muestra que incluye ese enlace

Imagen

Imagen

Imagen

El 10 octubre 2014, 2 trabajadores forestales encontraron uno de estos globos medio enterrado en las montañas de la eastern British Columbia http://www.huffingtonpost.ca/2014/10/10 ... _hp_ref=tw
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"


Volver a “Armas revolucionarias”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado