Vehículos de combate que nunca existieron

Toda clase de vehículos utilizados en la Contienda

Moderador: PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5997
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Vehículos de combate que nunca existieron

Mensaje por Kurt_Steiner » Jue Nov 26, 2020 3:06 pm

La base era un vagón-tanque de combustible de tren reutilizado. Si bien las fuentes no dan información precisa sobre su construcción, es muy probable que los partisanos cortaran el tanque de combustible por la mitad y lo usaran como base. Este depósito de combustible tenía paredes de acero de 6-8 mm de espesor y 1,25 m de alto y 1,7 m de ancho. Este tanque de combustible se cubrió luego por todos lados (excepto la parte superior e inferior) con placas de acero de 4,5 mm de espesor. Este blindaje improvisado fue probada con fuego de ametralladora a distancias de 100 a 300 m, donde las balas no tenían problemas para atravesar. Como resultado, para aumentar la protección de la armadura, se agregó otra capa de placa de 4,5 mm de espesor. La armadura se mantuvo en su lugar soldando y usando pernos y remaches. Entre estas dos placas, había un espacio vacío de 6-8 cm que se llenó principalmente con arena y materiales textiles. Según algunas fuentes, se agregó una tercera capa de placas de metal al vehículo. Es posible que estas fuentes consideren erróneamente la capa de acero del tanque de combustible original como la primera capa de blindaje, y las dos agregadas más tarde hacen tres en total. Se desconoce si la armadura mejorada fue suficiente para detener proyectiles de pequeño calibre. Los cañones antitanque y de artillería probablemente hubieran destruido fácilmente este vehículo, pero estas armas no estaban presentes en Srb y, en general, eran raras en 1942 en la región.

Se añadió una placa extra de tres lados de 2 m de largo y 0,5 mm de espesor en la parte frontal superior. Esta placa de metal puede dar la impresión errónea de que se utilizó como posición de disparo. Este no es el caso, ya que no había puerta en la parte superior del vehículo y la tripulación no podía alcanzarla desde el interior. Esta placa en realidad se usó en combinación con tres cañones falsos con la esperanza de confundir al enemigo.

Para moverlo se instalaron tres ruedas metálicas con un diámetro de 0,5 m, dos en la parte trasera y una en la delantera. La rueda delantera se podía controlar desde el interior del vehículo. Estaba protegido con dos placas de metal en sus lados. El eje de las dos ruedas traseras no estaba provisto de ningún blindaje. Sobre la rueda trasera derecha, había una palanca de metal que se usaba como freno y se operaba desde el exterior del vehículo. Delante del "tanque" había cuatro placas blindadas (tamaño de 0,7 x 0,44 mm) que se podían mover y usar como puertos de disparo. El armamento principal estaba compuesto por las armas personales de la tripulación, como rifles y ametralladoras ligeras.

La tripulación estaba formada por ocho hombres del batallón Marko Orešković. El comandante era Milan Žeželj, su segundo al mando, Miloš Rastović. Este vehículo era demasiado pequeño para que todos encajaran y tenía solo cuatro ranuras de disparo, por lo que sólo cuatro miembros de la tripulación estaban estacionados dentro del vehículo. Los cuatro miembros restantes de la tripulación, aunque las fuentes no lo especifican, probablemente ayudarían durante el transporte y actuarían como una unidad de apoyo en combate.

Debido al pequeño tamaño del Tenk, el interior era muy estrecho y lo más probable es que los miembros de la tripulación tuvieran que permanecer en una posición inclinada. El interior estrecho también habría dificultado el uso de armamento personal. La única forma de que la tripulación ingresara a este vehículo era a través de una pequeña puerta trasera. Falta información precisa sobre el interior del vehículo. El tanque no tenía motor, sino que era movido por su tripulación o conducido por caballos. Si bien no hay información sobre su peso exacto, el Tenk ciertamente habría sido bastante difícil de mover.

Es un tanto irónico que, cuando se completó el Partisan Tenk, el pueblo de Srb fue abandonado por los italianos y los partisanos lo tomaron sin luchar. El Tenk fue trasladado a Donjeg Lapca, donde permaneció hasta una gran ofensiva enemiga a mediados de 1942, cuando tuvo que ser abandonado debido a su gran peso. Más tarde fue recuperado y excavado en el suelo para ser utilizado como un búnker antiaéreo por los partisanos. Cambiaría de manos muchas veces durante la guerra hasta que los partisanos expulsaron a las fuerzas del Eje de la región a principios de 1945.

Hay otra versión de los hechos que afirma que el vehículo nunca se utilizó debido a la captura de los primeros tanques reales por parte de los partisanos cerca de Ljubovo a principios de 1942.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5997
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Vehículos de combate que nunca existieron

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié Dic 02, 2020 6:08 pm

Tanque Wrona

Imagen
https://tanks-encyclopedia.com/ww2-usa-wrona-tank/

Aunque parezca mentira, Frank Stanley Wrona, de Aurora, Illinois, patentó este diseño el 18 de septiembre de 1940. Sí, un año después de la invasión de Polonia y meses después de que los panzers hubieran dejado a Francia fuera de combate.

El diseño tenía una clara intención: un morro puntiagudo y un cuerpo curvo para maximizar las posibilidades de desviar las balas y la metralla. Además, estaba provisto de ventilación para eliminar los humos y el calor del interior al tiempo que protegía a la tripulación de los gases nocivos y los lanzallamas.

La forma general se describe mejor como un puro sin cortar (o como una patata con el morro recortado), puntiagudo en la parte delantera y redondeado en la parte posterior. A cada lado hay dos aspilleras rectangulares con postigos y dos grandes puertas rectangulares. En la parte delantera hay dos aberturas aproximadamente cuadradas para los cañones principales, y en el techo, diez ventilaciones abiertas por medio de un sistema de varilla y manivela. Todo el sistema está diseñado para ser transportado en un casco de forma rectangular entre dos juegos de orugas, cada uno con seis ruedas.

El blindaje no se especifica, aunque dice que es "a prueba de balas", es decir, como mínimo unos 10 mm. Teniendo en cuenta las dimensiones del vehículo, y se aplica ese grosor por todo el cuerpo del blindado, sería tremendamente pesado.

El armamento no se especifíca, aunque se habla de cañones de gran calibre en el frontal y ametralladoras operando desde las arpilleras, desde las que saldrían sólo los cañones.

No hace falta decir que era un diseño terrible. No habría sido bueno ni siquiera para la Primera Guerra Mundial. Simplemente que el autor considere un blindaje "a prueba de balas" suficiente para un tanque tan grande e inevitablemente pesado...

Como otros diseños similares que, al menos, llegaron a operar, sería demasiado grande para transportarlo fácilmente y, con el tamaño de la parte delantera, probablemente quedaría atascado en un terreno accidentado. El tanque ejemplifica muchos de los problemas del diseño amateur que no piensa en los problemas y compromisos inherentes al diseño de un vehículo tan complicado como un tanque y, sin duda, estas limitaciones obvias se encuentran entre las razones por las que el diseño nunca salió de las páginas presentadas en la patente.

Eso sí, Wrona pensó que el diseño tenía algún mérito, ya que también lo presentó a los canadienses para su consideración y el Gobierno de Canadá le otorgó una patente en febrero de 1942. Por lo que se puede determinar, esto fue hasta donde la inventiva militar de Wrona llegó, pues no se registraron otras patentes a su nombre para tanques ni nada más.

Afortunadamente.

La patente canadiense (CA402879) fue concedida el 17 de febrero de 1942; la norteamericana (US2319178) fue presentada el 10 de septiembre de 1940 y concedida el 11 de mayo de 1943.

Supongo que los de la oficina de patentes estadounidenses tardaron casi tres años en recuperarse de las risas.

Responder

Volver a “Vehículos de combate”

TEST