Los alpinos de la Julia en el Pindo.

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Responder
Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8437
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Los alpinos de la Julia en el Pindo.

Mensaje por tigre » Jue Mar 14, 2019 11:57 pm

Hola a todos :-D; continuando un poco más con al campaña en tierras helénicas................

Las tropas alpinas de la Julia en el ataque sobre el Pindo.

Pocas horas después del inicio de las operaciones, las fuerzas de infantería de los dos bandos se alinearon en el campo de la siguiente manera. En el sector del Epiro, 5 batallones griegos se enfrentaron a 24 italianos, 6 de los cuales, sin embargo, estaban compuestos por Camisas Negras (CC.NN), tropas, por definición, mucho menos eficientes que las del ejército regular. En el Pindus, por otro lado, solo 2 batallones helénicos cerraban el paso de 5 batallones del regio esercito. La situación era diferente en Macedonia, donde 22 batallones griegos esperaban en la puerta a 16 batallones italianos, 2 de los cuales estaban compuestos por ametralladores y uno de carabinieri. En total, por lo tanto, 45 batallones grigioverdi (italianos) se preparaban para atacar a 39 griegos. Sin embargo, en la primera semana de la guerra, Atenas podría sumar los Cuerpos de Ejército I y II y una división de caballería, mientras que las tropas italianas tendrán que depender solo de 5 batallones de la división Venezia y, más tarde, de la división Arezzo.

Las tropas alpinas de la Julia tuvieron que luchar en el sector del Pindo, una larga cordillera que se extiende desde el grupo del Monte Grammos hasta el paso de Metsovo. El área está marcada por pendientes muy fuertes, por densos bosques de coníferas y por crestas redondeadas. El suelo es predominantemente arcilloso y, si las condiciones climáticas son desfavorables, se convierte rápidamente en lodo. La situación de las carreteras no era favorable, ya que en su mayoría estaban formadas por caminos que resultaron ser tantos pasos obligados. A lo largo de toda la cordillera, el movimiento de las tropas fue más fácil en una dirección transversal que en una longitudinal. En un contexto tan duro, dos eran los puntos clave de todo el sistema de comunicaciones: el nodo de Furka - Samarina y el de Metsovo. Cada movimiento hacia el este requería el control del primero. El segundo, para ser defendido efectivamente, requería el empleo de un gran número de tropas.

El sector se caracterizó entonces por la presencia de dos ríos: el Sarandaporos y el Vojussa, que representaban otros tantos obstáculos para superar. El Sarandaporos, cuyo lecho se extiende por una buena parte por un fondo de fuertes pendientes, no era vadeable durante la mayor parte de su curso y los únicos dos puentes presentes fueron volados de inmediato por los griegos. En cuanto al Vojussa, el tramo que serpentea entre Vovusa y Konitsa corría por una garganta rocosa que lo hizo completamente impracticable. Las tropas alpinas de la Julia se vieron obligadas a moverse en dirección noroeste-sureste para llegar a su sector de empleo. A lo largo del recorrido, que presentaba las peores vías de comunicación, fue necesario avanzar en un terreno desconocido caracterizado por pendientes pronunciadas donde muchos eran los pasajes obligatorios que se prestaban a emboscadas y por los cuales los suministros a menudo podían pasar solo con enormes dificultades.

Para poder moverse en un terreno de esta naturaleza, las tropas alpinas tenían que moverse divididas en pequeñas columnas no profundas para aprovechar al máximo cada ruta posible. Sin embargo, en el área de Smoilka, una montaña que se elevó a una altura de 2.636 metros, esto era imposible porque todo el sector era rocoso, empinado, aislado y carecía de vías de comunicaciones que lo cruzaran. Una verdadera fortaleza de roca natural que obligó a las columnas de plumas negras a perder contacto entre sí, extendiéndose precisamente en los puntos más delicados que eran el paso del río Vojussa y el cruce del nodo crucial de Furka-Samarina. Luego hubo que considerar el hecho de que la dirección a lo largo de la cual avanzaban las tropas (italianas) colocó a los griegos en posición de atacarlos en el flanco. Para evitar este peligro, por lo tanto, era necesario garantizar de antemano el control de la cresta del Monte Mavripetra, que tendría que mantenerse hasta que toda Julia hubiera completado su movimiento. Por supuesto, los problemas relacionados con el tráfico y la logística no terminaron con lo que se ha relatado hasta aquí. Todas las rutas de comunicación convergieron finalmente en el paso de Metsovo, donde las tropas alpinas deberían haberse unido y en tal cantidad que podrían establecerse en la defensa.

Imagen
Frente greco-albanés: el avance de las tropas alpinas....................................................

Fuentes: Campagna di Grecia Alpini e Fanti. La tragica avventura ellenica. Le conseguenze dell'8 settembre 1943. Creta - Cefalonia - Corfù - Lero.
La Julia avanza nel fango. UOMINI E COMBATTIMENTI SUL FRONTE GRECO-ALBANESE.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8437
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Los alpinos de la Julia en el Pindo.

Mensaje por tigre » Jue Mar 21, 2019 11:42 pm

Hola a todos :-D; algo más....................................

Las tropas alpinas de la Julia en el ataque sobre el Pindo.

En el sector del Pindo los griegos no tenían muchas tropas, pero eran capaces de reunirlas rápidamente cuando fuera necesario. Las unidades presentes consistían, en su mayor parte, en destacamentos armados con dos ametralladoras, capaces de intervenir eficazmente contra las pequeñas columnas de los alpinos en marcha. Detrás de ellos había unidades más grandes con la tarea de evitar la penetración italiana que, como hemos visto, tendían a separar las unidades griegas del Epiro de las de Macedonia.

La Julia estaba dividida en dos agrupaciones de tropas. La primera constituída por el 8vo Regimiento al mando del colonnello Vincenzo Dapino, dispuesto en tres columnas representadas por los batallones Tolmezzo, Gemona (con el grupo de artillería Conegliano) y Cividale también con una batería del Conegliano. El comando del regimiento acompañó al batallón Gemona mientras que el comando divisional se movió detrás del Cividale. El objetivo fue el pase de Metsovo, que tenía que ser ocupado en defensa con el frente hacia el este.

La segunda agrupación estaba constituida por el 9no Regimiento, comandado por el colonnello Gaetano Tavoni, quien avanzó en dos columnas con los batallones Aquila, seguido de una batería del grupo Udine, y el Vicenza también acompañada por una batería del Grupo Udine. El comando del regimiento se movió con el águila. Se suponía que las tropas de Tavoni ocuparían las posiciones desde Plaka (Cota 1593) hasta Peristeri (Cota 2294) en defensa, girando su frente hacia el oeste. Sobre el flanco de la división, el 5to Batallón de Voluntarios albaneses con un equipo de alpinos tenía la tarea de ocupar la cuenca de Konitsa y luego asegurar el flanco hasta Metsovo. Los planes requerían que todo se llevara a cabo durante cuatro días.

Teniendo en cuenta, por lo tanto, la rapidez de la acción y el hecho de que el terreno no permitía llevar suministros desde retaguardia, se tomó una decisión drástica: todo los vehículos, equipo, las cocinas, comedores, bagaje, suministros médicos y transmisiones, se dejó atrás en Ersekë. Bajo el perfil táctico, la decisión podría haber parecido correcta y lo habría sido si se hubieran respetado los tiempos y se hubieran alcanzado los objetivos. Desafortunadamente, el desarrollo posterior de los hechos significó que la resolución traería serias consecuencias.

Y, sin embargo, con las primeras luces del amanecer del día 28, los auspicios parecían ser buenos. Las tropas alpinas barrieron las pequeñas formaciones fronterizas con entusiasmo y rápidamente, capturaron armas automáticas, municiones y diversos materiales. Se alcanzó el Sarandaporos después de pasar las defensas. Antes del atardecer, el Gemona y el Cividale habían ocupado el Stravos. Pero el mal tiempo no dio respiro y sus efectos pronto comenzaron a sentirse. A la mañana siguiente, de hecho, la marcha se reanudó bajo una inundación real. Los caminos, estrechos y sinuosos, se convirtieron rápidamente en torrentes de lodo y escombros.

El río creció, así como sus afluentes. En esas condiciones, agravado por un frío gélido que causó los primeros casos de exposición, vadear a través del Sarandaporos resultó ser una tarea imposible. En definitiva, el enemigo más formidable no estaba representado por las defensas griegas, sino por las terribles condiciones ambientales.

Imagen
Despliegue de la Julia al inicio de las operaciones.................................................

Fuentes: Campagna di Grecia Alpini e Fanti. La tragica avventura ellenica. Le conseguenze dell'8 settembre 1943. Creta - Cefalonia - Corfù - Lero.
La Julia avanza nel fango. UOMINI E COMBATTIMENTI SUL FRONTE GRECO-ALBANESE.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Formaciones de combate del Eje”

TEST