pub01.jpg

Waffen-SS: "Band of criminals"

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8933
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor José Luis » Dom Feb 19, 2012 2:01 pm

¡Hola a todos!

Grossman escribió: ¿si la SS se creó como instrumento del NSDAP, cómo se explica que la afiliación a este no fuera requisito para formar parte de la misma? Esto lo descubrí y me sorprendió en este hilo Jochen Peiper.


La afiliación al NSDAP o una relación muy estrecha con el mismo rigieron la selección del personal SS en sus orígenes. Pero la membresía del NSDAP, hasta donde mi conocimiento alcanza, nunca fue una condición para ser miembro de la SS, y dentro de ésta, de la W-SS. Sin embargo, especialmente entre los mandos y líderes superiores, había un porcentaje mayoritario de ellos afiliado al NSDAP. Incluso entre los voluntarios europeos, había un porcentaje relevante afiliado a partidos u organizaciones pro-nazis. Por ejemplo, de los aproximadamente 6.000 daneses que se apuntaron como voluntarios a la W-SS, alrededor del 75 por ciento tenía algún tipo de afiliación con el Partido Nazi Danés; de los 125.000 voluntarios europeos occidentales, en torno a un tercio pertenecían a organizaciones pro-nazis (T J Goldsworthy, Op. Cit.).

En el estudio que hizo Yerger sobre los comandantes de las divisiones, cuerpos y ejércitos de la W-SS, analizó unos 105 comandantes superiores. Pues bien, el 97 por ciento había ingresado en el NSDAP en 1933 o antes, y el 99 por ciento eran miembros de la A-SS antes de antes de entrar en la W-SS, con un 31 por ciento que habían sido miembros de la SA. Por su parte, Wegner (obra citada) calculó que alrededor de dos tercios de los oficiales superiores de la W-SS habían sido miembros de la A-SS antes de entrar en la W-SS. Por otra parte, la Dienstaltersliste (lista de oficiales SS) de enero de 1942 muestra lo siguiente: de los 30 generales listados de la W-SS, 25 (o el 83 por ciento) eran miembros del NSDAP, así detallados:

-3 SS-Obergruppenführer, 100 por cien membresía NSDAP
-11 SS-Gruppenführer, 91 por ciento (10)
-16 SS-Brigadeführer, 75 por ciento (25).

En 1933, el 69 por ciento de los futuros oficiales de la W-SS eran miembros del NSDAP, y un 20 por ciento se uniría al partido más tarde.

Hay más cifras, pero todas tienden a confirmar que una inmensa mayoría de los oficiales de la W-SS pertenecían al NSDAP.

Ahora, a tu pregunta de por qué Hitler-Himmler no exigieron como condición indispensable para los miembros de la SS la membresía del partido, sólo podría responderte con especulaciones, no conociendo una respuesta exclusiva. Me imagino que fueron motivos prácticos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

JS-2
Miembro
Miembro
Mensajes: 134
Registrado: Mar Jun 21, 2011 10:55 pm

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor JS-2 » Jue Feb 23, 2012 2:03 am

Eran fuerzas de elite fanatizadas, y adoctrinadas. Fueron el mejor brazo ejecutor de las politicas raciales de Hitler.

Seria interesante si pudiesemos acceder al sistema de reclutamiento de estos individuos donde se seleccionaban a elementos especificos por sus dotes para la violencia , la obedencia ciega al Fürer y sus designios para la raza Aria.

Si no me equivoco creo que incluso los medicos "recetaban", aconsejaban, a parejas alemanas que la mujer engendrase niños con soldados de las SS al ser los mejores ejemplares de la sociedad aria para mejorar la sociedad y su calidad genetica.


Band of criminals de cabo a rabo.

Avatar de Usuario
Grossman
Administrador
Administrador
Mensajes: 2112
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor Grossman » Vie Feb 24, 2012 1:59 pm

¡Hola!

JS-2 escribió:Seria interesante si pudiesemos acceder al sistema de reclutamiento de estos individuos donde se seleccionaban a elementos especificos por sus dotes para la violencia , la obedencia ciega al Fürer y sus designios para la raza Aria.

En parte. Así como el matonismo de tipo individual fue un sello de identidad de la SA y motivo de rechazo por parte de la población alemana y el ejército, la brutalidad y criminalidad de la SS en general y W-SS en particular tuvo un carácter marcadamente institucional. Es conocido -sobre todo por el contraste que supone con el desempeño de su cometido- que los jefes de las mismas Einsatzgruppen procedían de unos entornos sociales, académicos y profesionales de nivel alto que en absoluto predecían tan criminal culminación. En cuanto a la predisposición a la violencia, no solo no era una condición buscada, sino que por el contrario, entre los criterios de admisión en la SS en 1932, los candidatos debían aportar un certificado policial de buena conducta y otro del último trabajo desempeñado. Además, no se aceptaba a quien hubiese sido expulsado sin honor del ejército.

En 1932 el candidato a SS debía ser “un hombre apto para el servicio, grande, racialmente prominente y si es posible en pleno vigor juvenil”. La altura mínima exigida entonces era de 170cm y la edad máxima 30 años. Al aumentar la afluencia de candidatos entre 1933 y 1934, la altura mínima se elevó a 174 y la edad máxima se redujo a 23 años. Los que llevaban gafas quedaban excluidos. La cuestión donde la selección puso más empeño era que el candidato debía ofrecer una garantía absoluta de que se afiliaba para servir incondicionalmente al estado nacionalsocialista. Además de los certificados mencionados antes, debían aportar uno de aptitud médica y otro de idoneidad racial. Se indagaba también sobre la procedencia social, familiar y religión, pero esos factores tenían poco peso.

La puntuación de la idoneidad racial entre el extremo “nórdico-puro” y el de “sospechoso de sangre extraeuropea” llegaba a 5. Para el estado físico a 9, y consistía en un examen médico, pruebas físicas deportivas y de resistencia al miedo. El candidato debía superar una prueba intelectual sencilla que duraba 20 minutos, en la que debía escribir un dictado de tres líneas, y que comprendía también una pequeña prueba de comprensión y tres operaciones aritméticas fáciles.

Después, sobre todo a partir de 1938 cuando la SS amplió sus unidades armadas y quiso dotar a la Waffen-SS de un carácter masivo, no encontró suficientes candidatos y hubo de bajar el listón, sacrificando sus señas de identidad, sobre todo el de voluntariedad y pureza racial, un proceso de “desnaturalización” que fue a más en la medida que aumentaba la dificultad para reemplazar las pérdidas sufridas en la guerra.

Más que en las características individuales de los perpetradores (aunque sin excluirlas), creo que el análisis de la criminalidad -en este caso de la W-SS pero que puede extenderse a la Wehrmacht o otros ejércitos, aliados incluidos- debe buscar las causas en el marco legal creado (o sustraido) para su actuación, los objetivos asignados a la organización, las redes de complicidad, y el fenómeno de la renuncia a los valores morales comunes y al honor militar (en el caso de organizaciones estrictamente militares, que la Waffen-SS no fue).

Saludos cordiales

Fuente: WEGNER B “Hitlers Politische Soldaten: Die Waffen-SS 1933-1945” Schönigh, 9ª edición (2010) p.135-9, 273-7
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

JS-2
Miembro
Miembro
Mensajes: 134
Registrado: Mar Jun 21, 2011 10:55 pm

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor JS-2 » Mar Feb 28, 2012 4:03 pm

Hola

Gracias por la nutrida respuesta.


Me refería al concepto de violencia de la ideologia NAZI, la parte filosofica. La violencia era algo muy exaltado y valorado. Entendiendo que las juventudes nazis eran adoctrinadas en estos perceptos, las SS lo formaban los mejores y mas leales integrantes del regimen alemán.

Por ejemplo, la ficha policial. No me refiero a violencia gratuita, a la que representa un soldado borracho pegandose en la taberna con sus compañeros. Me refiero a una violencia mitificada, como parte de la ideologia NAZI, la violencia como medio justificado de imponer los intereses del superior sobre el inferior. En eso se basaba su mentalidad.

Igual la policia fichaba a uno que se pegaba con otro soldado, pero no era el mismo caso si iban en patrulla destrozando comercios judios y pegando a todo no ario que viesen. Es a lo que me refiero.

Si no recuerdo mal, Hitler tiene autenticas charlas sobre la violencia y su importancia para los nazis.

Un saludo y gracias por la información.

Avatar de Usuario
Martin Niemöller
Miembro
Miembro
Mensajes: 288
Registrado: Lun Dic 08, 2008 6:32 pm
Ubicación: Argentina

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor Martin Niemöller » Mar Feb 28, 2012 6:52 pm

Grossman escribió:¡Hola!
.....En cuanto a la predisposición a la violencia, no solo no era una condición buscada, sino que por el contrario, entre los criterios de admisión en la SS en 1932, los candidatos debían aportar un certificado policial de buena conducta y otro del último trabajo desempeñado.....


Estimado Grossman, en mi opinión deberiamos dejar de lado el tecnicismo legalista nazi de esa época. ¿Qué significaba buena conducta para un nazi? ¿Haber linchado a un judío era mala conducta, acaso? ¿Haber asesinado a Rohem era punible de mala conducta?... la "moral" nazi era muy distinta a la que ahora entendemos por buena conducta.
Me imagino lo que serían esos certificados, totalmente fraguados de acuerdo con la "moral" nazi.

Para ellos, "buena conducta" significaba cumplir al pie de la letra las órdenes de Hitler, aunque fueran atravesar a un bebe con una bayoneta o quemar vivas a personas -y de hecho, eso fué lo que hicieron-.

Con esta misma regla estariamos en la misma posición que los abogados de los criminales nazis en Nuremberg, que decian que esos no eran crímenes porque sencillamente no lo eran para las leyes del nazismo.

Saludos cordiales
Imagen
Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla.
Salmos 144:1

Avatar de Usuario
Grossman
Administrador
Administrador
Mensajes: 2112
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor Grossman » Mar Feb 28, 2012 11:26 pm

¡Hola!

El texto citado en el que he hallado esta información no se extiende sobre los motivos para pedir un certificado policial de buena conducta. Lo que me imagino es que querrían descartar a los candidatos con causas judiciales pendientes o que la SS sirviera de refugio a fugitivos de la Justicia, como solía ocurrir con las legiones extranjeras.

Y esto puede tener sentido para que no hubiera dudas de que los motivos del candidato eran su entrega absoluta a la causa nazi, que era un requisito prioritario que, como he dicho antes, debía estar garantizado al máximo.

Porque una vez el individuo ha sido seleccionado con este criterio, liberado del sistema legal estatal y acabado de moldear doctrinalmente, poco influirá en su eventual conducta criminal posterior el que antes fuera ángel o demonio. Herald Welzer publicó precisamente un estudio de ese aspecto sociopsicológico de la Alemania nazi cuyo título lo dice todo: “Perpetradores: como personas completamente normales se convirtieron en asesinos de masas” (“Täter: Wie aus ganz normalen Menschen Massenmörder werden”). No estoy diciendo con esto que los candidatos a SS fueran normales ni lo contrario, sino que la conducta violenta anterior y posterior puede ser independiente.

Saludos cordiales a todos
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 322
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Waffen - SS.

Mensajepor maxtor » Lun May 20, 2013 1:28 pm

Saludos cordiales.

Tras solventar un problema de salud que me ha dejado fuera de cobertura casi un mes me reintegro al foro.

He terminado la lectura del libro “Soldados del Tercer Reich” de los autores Sönke Neitzel y Harald Welzer, y aunque el libro pivota especialmente en la Wehrmacht y en el análisis de las escuchas a los prisioneros que efectuaron los servicios de inteligencia británicos y norteamericanos me ha llamado la atención el capítulo dedicado a las Waffen-SS por su especificidad respecto al resto de presos.

El partido nazi creó un ejército propio, las Waffen – SS, por la cual pasaron durante la guerra un total de unos 900.000 hombres, y hace relevante la cuestión de hasta qué punto las percepciones de esos hombres respecto a la Wehrmacht diferían. Himmler se esforzó sobremanera por destacar la singularidad de sus Waffen-SS, pero parece claro que con el transcurso de la guerra las diferencias bélicas y experiencias se fueron nivelando por la experiencia compartida en el frente como por las conexiones personales cada vez más estrechas entre ambos cuerpos. El general de blindados de las SS Kurt Meyer afirmaba en noviembre de 1944: “Estoy seguro de que, en la actualidad ya no existe diferencia entre las SS y la Wehrmacht”.

En los juicios de Nuremberg a los principales criminales de guerra no hubo duda en cuanto a la evaluación de las Waffen – SS que fueron declaradas una organización criminal. En la posguerra se desató una tormenta contra este juicio, sobre todo por parte de generales destacados de las SS, como Paul Hausser, Wilhelm Brittich y también Kurt Meyer, dado que para ellos dicho juicio tuvo consecuencias de calado: a diferencia de los soldados de la Wehrmacht los antiguos hombres de las Waffen –SS no dispusieron de jubilación y las ocasiones para ascender socialmente y militarmente quedaron vetadas. En 1949 se fundó la HIAG (Asociación de Ayuda Recíproca de los antiguos miembros de las Waffen – SS) que empeñó el mismo entusiasmo por demostrar que los hombres de las SS habían sido “soldados como los demás”. El argumento no se impuso, desde luego, puesto que entonces había constancia clara de que las Waffen – SS habían perpetrado numerosos crímenes de guerra y eran un componente integral de las SS; es decir, su función no se podía reducir a la de combatir en el frente.

Pero los crímenes de guerra no fueron algo exclusivo de las Waffen – SS, desde que la investigación ha puesto sobre la mesa en toda su extensión los crímenes de guerra de la Wehrmacht, surge de nuevo la cuestión de hasta qué punto había diferencias entre ambos cuerpos, ¿comprartían la Wehrmacht y las Waffen – SS el mismo fanatismo, radicalismo y criminalidad? ¿No fueron la Wehrmacht y las Waffen – SS partes integrantes de una y la misma comunidad bélica, cuya acción en el frente acabó nivelando las antiguas diferencias de mentalidad?.

En un principio el factor rivalidad estuvo muy presente en el análisis de la relación entre ambos cuerpos. La actuación de las Waffen – SS en las campañas de Polonia y Francia fueron objeto de críticas demoledoras y repetidas por parte de la Wehrmacht. Sin embargo, la aportación discreta de las tropas no fue ningún fenómeno característico de las SS, sino que afectó sobre todo, también desde el principio de la guerra, a las divisiones desplegadas por el ejército de Tierra, varias de las cuales “fracasaron” en la campaña de Polonia, según escribió el general Erich von Manstein (citado en Hartmann, Wehrmacht im Ostkrieg, pp. 106, 237). Sin embargo, la falta de profesionalidad de los regimientos de las SS era una carga de profundidad para la crítica del ejército de Tierra a esas unidades. Con la creciente profesionalización de las Waffen – SS la rivalidad fue calmándose lentamente y aquellas pasaron a ser vistas, cada vez más, como unidades de elite. Sin duda, las peleas no se acabaron nunca del todo e incluso en el intercambio de correspondencia oficial se constata repetidamente la mención de deficiencias ajenas. Así la Wehrmacht se queja regularmente de la mala instrucción de las Waffen – SS, a la vez que estas reprochan a la Wehrmacht su escaso ánimo combativo.

En las escuchas a dichos prisioneros de guerra se hace referencias a muchas operaciones militares que ponen los pelos de punta por la cantidad de muertos que ocasionaron, y resulta llamativo que en las unidades de la Wehrmacht las elevadas pérdidas se expliquen recurriendo sobre todo a la inexperiencia de los oficiales o la tropa, mientras que en las Waffen – SS se habla de un “concepto completamente erróneo del coraje”. A la vez, es interesante notar que no se transmiten historias en las que las unidades de las SS hubieran luchado con pérdidas particularmente reducidas. Aunque muchos soldados nunca tuvieron nada que ver con las Waffen – SS (por ejemplo la Marina o la aviación), los hombres de las SS les parecen, por decirlo en palabras del psiquiatr militar estadounidense Dicks, “unos diablos tan admirables como temerarios, elegidos e instruidos de un modo específico y, por ende, con absoluto desprecio a la muerte”. (Henry Dicks: The Psychological foundations of the Wehrmacht”.

El historiador Rüdiger Overmans ha demostrado claramente que el porcentaje de caídos entre las Waffen – SS, en total, no era significativamente más alto que el del ejército de Tierra. ( Overmans, Deutsche militärische Verluste, pp. 257, 293 – 296). Las unidades de las SS, el porcentaje de fallecidos alcanza un nivel similarmente alto al de las divisiones acorazadas del ejército y los paracaidistas de la Luftwaffe. El análisis del informe de bajas evidencia que, en las fases de derrota y retirada – por ejemplo en Francia en agosto de 1944 – los hombres de las Waffen – SS que cayeron prisioneros de los aliados fueron netamente menos que los soldados de unidades militares de Tierra o la fuerza aérea, y el hecho de que los aliados tendieran a matar a los prisioneros que eran soldados de las SS no basta por sí sola para explicar este fenómeno en toda su extensión. No cabe duda que los hombres de determinadas unidades de élite de las SS luchaban más a menudo hasta la muerte, en lugar de intentar salvar la propia vida mediante una rendición, pero esto describe una tendencia y no puede describir un fenómeno general de las Waffen – SS en todos los frentes, porque de ser así su porcentajes de muertes tendría que ser netamente superior al del ejército de Tierra. Esta tendencia lo único que puede confirmar es la imagen cuidadosamente construida por la propaganda nacionalsocialista y bien pudo pasar al marco de referencia de los soldados espiados.

Las actas de escuchas muestran que también entre los oficiales de las SS hubo percepciones de la guerra asombrosamente heterogéneas, aunque esto no niega que sí hubiera una tendencia al radicalismo en sus visiones. Las Waffen – SS en cuanto a su valía en el combate y su profesionalidad militar, fueron netamente heterogéneas, exactamente igual que todas las unidades de la Wehrmacht. Con respecto al rendimiento militar de las divisiones de las SS en el campo de batalla, en su sentido estricto, no cabe reducirlo al tópico de “fanáticas y escasamente profesionales”. En resumidas cuentas, combatieron como otras unidades de élite. El hecho de que en ciertas fases de la derrota, interpretaran la lucha hasta el último cartucho a todas luces más literalmente que el ejército de Tierra es la única diferencia relevante que se ha podido atestiguar.

Saludos a todos.
Imagen

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 322
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: Waffen - SS.

Mensajepor maxtor » Lun May 20, 2013 5:45 pm

Saludos a todos.

Los soldados de la Wehrmacht intentaban también distanciarse de las unidades Waffen – SS no solo por su supuesto desprecio a la muerte por parte de estas, o su mayor preparación militar, sino, sobre todo por su brutalidad, fue un tópico asombroso que se encontraba no sólo en el ejército de tierra, sino también en la Marina y en la fuerza aérea.

En las múltiples escuchas realizadas por los servicios de inteligencia británicos y estadounidenses a diferentes prisioneros alemanes muestran claramente que dicho patrón de conducta asesina imputable a las SS era común entre el ejército de Tierra, y en no pocas ocasiones lo hacían con tono admirativo y no de pena. Por ejemplo las noticias sobre crímenes de guerra de las Waffen – SS en Francia corrieron como la pólvora. La división “Calavera” fue la unidad que cometió la mayoría de los crímenes de guerra de la campaña francesa. Entre estos se cuentan, además del asesinato de 121 prisioneros de guerra británicos cerca de Le Paradis, también varias ejecuciones colectivas de soldados colonicales franceses. Los soldados de la Wehrmacht estaban de acuerdo en que, en Rusia las Waffen – SS se habían comportado peor incluso. “En la campaña de invierno de Rusia, las SS se llevan a rastras a los rusos, heridos, los apaleaban en la calle, les sacudían, les zumbaban con la bayoneta, les hacían pedazos la ropa, los desnudaban, los cubrían de nieve, venga paladas de nieve, les hicaban la bayoneta y les arrancaban el corazón. Son cosas, que cuando las explicas, nadie se las cree, ¡ Pero es lo que hacían las SS! ¡ Las SS eran así !. “

En las escuchas aliadas a los presos de guerra alemanes quedaba ya claro que los relatos eran utilizados para limpiar así a la Wehrmacht de la apariencia de criminalidad, la clara oposición entre una Wehrmacht “buena” y unas Waffen – SS “malas”, se halla a menduo en las fuentes espiadas y se refieren sobre todo a los combates vividos en Francia en el verano de 1944. Numerosos soldados del ejército de Tierra y la Luftwaffe informan, en esa época, de crímenes de las Waffen – SS. La división de las SS “Götz von Berlichingen” había fusilado a todos los prisioneros estadounidenses y las “Juventudes Hitlerianas” tampoco habían hecho prisioneros. En las actas de las escuchas relativas a las batallas de Francia en 1944 se habla casi exclusivamente de los crímenes de las Waffen – SS; solo excepcionalmente de la Wehrmacht, y solo unos pocos soldados llegaron a negar por completo las diferencias entre las Waffen – SS y la Wehrmacht.

Las actas de las escuchas demuestran de un modo impresionante con qué naturalidad – e incluso despreocupación – se hablaba del tema de crímenes de guerra en las Waffen – SS. Los estudiosos explican este comportamiento sobre todo debido a la ideologización, al embrutecimiento asociado a ella durante la formación y al estrecho contacto mantenido con el sistema de los campos de concentración.

Educar a los miembros de las SS en la concepción del mundo nazi, y en el concepto de judío como enemigo mortal de la sociedad alemana, fue sólo una fracción de un componente ideológico que sólo tenía parcialmente en las aulas o libros, por mucho que se le diga a alguien que un judío es un bacilo “perjudicial” para su sociedad, por mucha teoría racista que se les enseñara o mostrara teóricamente o en libros, hay un momento en que había que pasar a la “práctica”, y en este contexto los marcos de referencia asumen una importancia básica. La práctica, y lo que observan los reclutas de las SS tenía mucha más fuerza formativa que la teoría. Los hombres de las SS no estaban convencidos de poseer una misión propia porque hubieran leidos libros de texto que así lo defendieran, sino sobre todo porque se habían integrado en una práctica compartida. El condicionamiento ideológico desembocaba en la conciencia de ser “la tropa de élite del Führer” y de haber tomado la delantera a la Wehrmacht con el “buen ejemplo”. En las divisiones de las SS no cabía la duda de que uno debía ser “más duro”, y más radical que en el ejército de Tierra. Los cuerpos de Führer y Unterführer transmitieron ese mismo espíritu a las divisiones formadas en 1943. Así no solo la división “Reichsführer – SS” llamó la atención en Italia por las numerosas masacres; también la división “Götz von Berlichingen” dejó tras de sí, en Francia, un rastro de sangre.

Las Waffen – SS eran una unidad totalmente heterogénea, en la que sirvieron personas como Theodor Eicke, antiguo comandante del campo de concentración de Dachau y más tarde general de las Waffen – SS, como el joven Günther Grass. Las voces críticas procedían sobre todo de los rangos de la simple tropa, aunque sin duda hay algunos oficiales de las SS que rechazaron, a veces, el embrutecimiento. De los ochenta oficiales y suboficiales de las Waffen – SS internados en campos de prisioneros británicos y estadounidenses, ninguno dio la guera por perdida antes de febrero de 1945. Ninguno habló negativamente de Hitler ni expresó ninguna crítica sobre el sistema. Las actas de las escuchas todavía atestiguan otro hallazgo importante: ninguno de los 200 hombres de las SS espiados formuló nunca una crítica relativa a los crímenes de la Wehrmacht, mientras que lo contrario ocurría constantemente.

Apenas parece posible que el desconocimiento de los crímenes de la Wehrmacht fuera posible: la interconexión del ejército de Tierra y las Waffen – SS era demasiado estrecha para eso. Sea como sea la implicación de la Wehrmacht en crímenes de guerra, al menos, en las unidades centrales de las Waffen – SS se dio una amalgama única de racismo, dureza, obediencia, culto al sacrificio y brutalidad, aunque todos y cada uno de esos elementos se pueden encontrar igualmente en la Wehrmacht. La diferencia estriba en que esos comportamientos, tanto en la Wehrmacht, como en la Marina o las fuerzas aéreas no se condenasaron hasta formar un cuerpo conjunto estable y coherente de por sí. Sus unidades siguieron siendo más heterogéneas, en sus percepciones y actuaciones que las Waffen – SS. Quien más se correspondía al perfil de las Waffen – SS eran las divisiones paracaidistas, que también cultivaron un hábito elitista, se distinguían de forma visual de la Wehrmacht (por sus uniformes), y contaron entre sus filas a un elevado número de nazis convencidos y a menudo tendieron al radicalismo. Sin embargo, otros rasgos de las SS estaban menos marcados en los paracaidistas: la medida extrema de la violencia contra mujeres y niños, la fe en la “victoria final” y el culto al combate hasta el último cartucho.

Las Waffen – SS, en comparación con la Wehrmacht, no solo se distinguieron por poseer otra estructura personal, desarrollar otra actitud y contar con un marco de referencia normativa particular, sino también por comportarse de otro modo en relación con la violencia extrema.
Imagen

Avatar de Usuario
Messerschmitt Bf
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 600
Registrado: Dom Sep 09, 2012 5:47 pm
Ubicación: Gallaecia, Hispania.

Re: Waffen - SS.

Mensajepor Messerschmitt Bf » Lun May 20, 2013 10:53 pm

Muy interesante. Más tarde lo leeré con más tranquilidad.

Por cierto, el tema debería ir en el subforo de "Fuerzas de combate del Eje".

Un saludo y buen trabajo.
Imagen
Imagen III

Quien controla el aire, controla la tierra y el mar bajo él.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8933
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Waffen - SS.

Mensajepor José Luis » Mar May 21, 2013 7:10 am

¡Hola a todos!

Estimado maxtor, ya existen varios hilos sobre aspectos más o menos concretos de la Waffen-SS. Por ejemplo, el de su naturaleza criminal como una parte integral de la SS, una organización del NSDAP:
viewtopic.php?f=64&t=14724

El título con que has abierto este hilo es demasiado genérico y se presta a la posibilidad de convertirse en una especie de cajón de sastre de todo lo relacionado con la Waffen-SS. Sin embargo, el discurso central de tus dos exposiciones gira en torno a una cierta actitud similar entre la Waffen-SS y la Wehrmacht con respecto a los crímenes de guerra, amén de otras comparaciones sobre su embrutecimiento y estadísticas de bajas. Pues bien, gran parte de esta temática ya la hemos tratado en el enlace arriba indicado, y en este sentido deberías haber aprovechado ese hilo para introducir las conclusiones que has resumido de la aproximación que, al respecto, han hecho Sönke Neitzel y Harald Welzer en su libro referenciado.

De otra forma, si lo que pretendes es concluir que, en relación con la comisión de crímenes de guerra, no había distinción esencial alguna entre la Waffen-SS y la Wehrmacht, y que los perpetradores criminales de una y otra organización seguían parámetros de comportamiento similares, etc., entonces deberías cambiar el título de este hilo en consecuencia. Pero tal cual está, "Waffen-SS", no debe quedar. El título de un hilo debe indicar el tema a tratar, más aún en aquellos que, por su complejidad y alcance, como es el caso de la Waffen-SS o cualquier otra organización militar o paramilitar, se prestan a muy diversos contenidos y tratamientos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 322
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: Waffen - SS.

Mensajepor maxtor » Mar May 21, 2013 9:22 am

Saludos a todos.

¿Cómo lo paso al subforo referido?. Porque creo que es ahí donde debería ir mis anteriores mensajes.

PD: perdón por el error porque estaba más que claro que había un subforo ya abierto sobre dicha temática.
Imagen

Avatar de Usuario
Grossman
Administrador
Administrador
Mensajes: 2112
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor Grossman » Mar May 21, 2013 10:14 pm

Hilo "Waffen - SS" unido a "Waffen-SS: "Band of criminals"
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8933
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor José Luis » Mié May 22, 2013 10:18 am

¡Hola a todos!

La Wehrmacht, en particular el Heer, participó en la comisión de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad durante la IIGM, principalmente en el Frente Oriental. En este sentido no existen argumentos sólidos que la diferencien de la SS, y en particular de la Waffen-SS. La indecente falsificación histórica que crearon Manstein, Westphal, Brauchitsch, Halder y Warlimont en su infame “Memorando de los generales” de 19 de noviembre de 1945 para el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg fue la base sobre la cual se construyó el mito de la “honorabilidad” de la Wehrmacht en la conducción de sus campañas militares y de su completa autoexclusión de la esfera política e ideológica del régimen nazi, un mito que, a pesar de su declive iniciado en la década de 1980, todavía perdura lamentablemente en la actualidad. Sin embargo, hoy en día es ya un hecho histórico probado que la Wehrmacht, en general, no se diferenció esencialmente de la Waffen-SS en el rosario interminable de crímenes que cometieron durante la guerra.

Al margen del criminal, el otro gran nexo de unión entre la Wehrmacht y la SS fue que el Heer y la Waffen-SS combatieron codo con codo en la guerra. Eran dos organizaciones diferentes e independientes, pero combatieron juntas, la segunda subordinada, que no dependiente, de la primera. Aunque ya creo que se ha tratado en los mensajes de este hilo, las principales diferencias eran las siguientes.

La Wehrmacht era una institución del estado; la SS lo era del partido nazi (NSDAP). Esta diferencia, que es fundamental en un régimen político pluralista, donde las fuerzas armadas, como cualquier otra institución del estado, están sujetas a la constitución y las leyes, suele diluirse en un régimen político autoritario, de sistema totalitario, como el nazi o el soviético de la época. Aquí sólo existe un único partido político, sostén ideológico del régimen, y, en consecuencia, las instituciones del estado frecuentamente son absorbidas por las instituciones del partido, produciéndose como resultado una identificación de estado y partido, y viceversa. En el caso concreto nazi, las fuerzas armadas (Reichswehr) de la República de Weimar eran una institución del estado sujeta a la constitución y las leyes. Pese a la imagen que intentó proyectar una gran parte de sus altos mandos durante Weimar, el liderazgo militar nunca fue institucionalmente apolítico, y varios de sus representantes (comenzando por Seeckt y terminando con Schleicher) se esforzaron, con diferentes suertes, por transformar el Estado de Partidos (lo que era realmente en Weimar su llamada democracia parlamentaria, y lo que sigue siendo hoy en día en la mayor parte de los países de Europa) en un estado aurtoritario de sistema dictatorial. Al tiempo que perseguió este cambio de régimen, el otro gran objetivo del máximo liderazgo militar consistió en preservar los privilegios del Reichswehr (cuyo punto de partida, tras la revolución de noviembre de 1918 y el caos político y militar resultante, había sido la negociación entre Groener y Ebert para conservar el status del cuerpo de oficiales a cambio de la contrarrevolución) y hacer de las fuerzas armadas, al igual que en el pasado, una especie de estado dentro del estado.

Fue gracias al beneplácito de una inmensa mayoría del liderazgo del Reichswehr y al apoyo recibido por su comandante supremo y presidente de la agonizante República de Weimar, Hindenburg, que fue posible, finalmente, la cristalización de un pacto político contra el gabinete Schleicher en enero de 1933 que llevó a Hitler a la Cancillería del Reich el 30 de enero de ese año fatídico. A partir de entonces, el Reichswehr comenzó a perder gradualmente su naturaleza como una institución del estado para convertirse finalmente en un instrumento del régimen nazi en las manos de Hitler. Bajo el liderazgo de Blomberg y Reichenau, y con la aquiescencia del generalato, el Reichswehr y Hitler fueron pactando una serie de acuerdos de intereses mutuos que culminaron con el asesinato del liderazgo de la SA (y su virtual desaparición como principal organización paramilitar y aparato represor y de protección del NSDAP) y el nombramiento de Hitler como Führer del estado alemán a la muerte de Hindenburg. Desde entonces comenzó una especie de “luna de miel” entre el liderazgo del Reichswehr (Wehrmacht a partir de 1935) y Hitler que duró hasta febrero de 1938, cuando el Führer llevó a cabo sus “purgas” militares, estableciendo un nuevo mando (OKW) para sus fuerzas armadas y nombrando nuevos líderes militares caracterizados por una sumisión completa a sus órdenes y deseos. Con la dimisión velada del general Ludwig Beck en agosto de 1938 desapareció el último vestigio de relativa autonomía de la Wehrmacht en general y del OKH en particular.

Durante todo ese proceso que fue de febrero de 1933 a febrero de 1938, el Reichswehr-Wehrmacht fue un instrumento decisivo para la consolidación del poder político de Hitler y su elevación como dictador absoluto del estado tras la muerte de Hindenburg, un dictador indiscutido e indiscutible. Pero además, el liderazgo del Reichswehr-Wehrmacht llevó a cabo un proceso gradualmente creciente de adoctrinamiento de sus tropas y oficiales en los principios básicos de la ideología nazi, principio racial incluido. Dicho adoctrinamiento, si no en las formas y en su grado, convergió en el fondo con el adoctrinamiento ideológico nazi llevado a cabo en la SS, Waffen-SS incluida. Sin el martilleo sistemático de la propaganda política e ideológica que durante los años de Weimar presentó a los eslavos y judíos como “razas subhumanas” enemigas mortales de la “raza” aria, propaganda que aumentó y se hizo oficial a través de las instituciones del estado nazi, educación incluida, serían inviables las guerras de aniquilación planificadas y ejecutadas por la Wehrmacht y la SS.

De esta forma, el Reichswehr, una institución del estado alemán (creada oficialmente en marzo de 1921 como las fuerzas armadas de Weimar para la defensa de la integridad territorial del estado contra cualquier amenaza exterior) y la Waffen-SS (denominación oficial desde marzo de 1941 de la SS-Verfügungstruppe o SS-VT que se había establecido en 1934, y que con anterioridad tenía sus unidades denominadas como “Politischen Bereitschaften” o piquetes antidisturbios políticos), una institución del partido, ambas de tan diferenciada naturaleza y función, covergieron finalmente como instrumentos del régimen nazi en la planificación y ejecución de las políticas y objetivos criminales de las guerras de aniquilación en el Este. La primera fue pervirtiendo gradualmente su mandato constitucional y el funcionamiento regulado en sus estatutos militares y en sus códigos de justicia militar durante los años de preguerra hasta llegar a la planificación y ejecución del quebrantamiento general de todos los covenios internacionales sobre las reglas y usos de la guerra en sus campañas militares del Este. La segunda ya había sido creada como una organización criminal del NSDAP antes de la llegada de Hitler a la Cancillería del Reich, operando impunemente, desde entonces, al margen de las leyes y responsable exclusivamente ante Hitler.

A pesar de éstos y otros importantes matices que diferenciaron a la Wehrmacht (y dentro de ella al Heer) y a la SS (y dentro de ella a la Waffen-SS) y a pesar de que el TMI de Nuremberg condenó a la segunda como organización criminal, exonerando de ello a la primera, no puede haber duda alguna de que la Wehrmacht se comportó durante la guerra como una organización criminal similar a la SS. Así pues, y en mi opinión, el calificativo de “Band of criminals” que el título de este hilo otorga a la Waffen-SS puede aplicarse igual y justamente a la Wehrmacht.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Jen73
Miembro
Miembro
Mensajes: 165
Registrado: Mié Jun 08, 2011 2:22 pm
Contactar:

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor Jen73 » Mié May 22, 2013 12:37 pm

Tras la exposición "Verbrechen der Wehrmacht" (crímenes de la Wehrmacht) por parte del instituto de investigación social de Hamburgo no debería de quedar ninguna duda sobre el carácter criminal de la Wehrmacht . Aquí un resumen en formato PDF y en inglés de esta exposición: http://www.verbrechen-der-wehrmacht.de/pdf/vdw_en.pdf

En mi opinión, el declarar a las Waffen-SS como una suborganización de las SS y por lo tanto criminal, olvidándose totalmente de la Wehrmacht (y por qué no, tambien de la Luftwaffe), sirvió en la posguerra para "limpiar" a la gran mayoría del pueblo alemán y poder "utilizarlo" así como aliado en la lucha contra el comunismo.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8933
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Waffen-SS: "Band of criminals"

Mensajepor José Luis » Mié May 22, 2013 9:37 pm

¡Hola a todos!

En esta comparación entre la Wehrmacht y la Waffen-SS en la que estamos concluyendo una actuación criminal similar en ambas instituciones durante la guerra, no me cansaré de insistir en la diferente naturaleza de ambas organizaciones. Creo que es importante. Las fuerzas armadas son una institución legal del estado en cualquier nación del pasado y del presente. No son, en su concepción fundacional, una organización criminal. Este principio es universal, pero existen casos, como el de la Alemania nazi que estamos tratando, donde la institución de las fuerzas armadas, pervertida por su liderazgo militar y político, acaba convirtiéndose finalmente en una organización criminal al servicio de un estado criminal. Y esto se puede aplicar igualmente a otras instituciones del estado alemán, como por ejemplo la administración de justicia, que durante el periodo de existencia del Tercer Reich acabaron convirtiéndose en organizaciones criminales. Esta perversión generalizada de las instituciones del estado de derecho alemán fue la consecuencia lógica de su destrucción por el gobierno nazi a partir de 1933 para implantar un estado nazi al servicio del Führer y el NSDAP.

La Waffen-SS no tiene parangón en un régimen político pluralista y un estado de derecho. Aquí es inconcebible que un partido político tenga una fuerza paramilitar como parte integral del mismo, creada y organizada para la comisión de actos criminales. La SS, y con ella la Waffen-SS, fue una organización concebida y creada como brazo ejecutor de las decisiones criminales del NSDAP, primero en la oposición y después en el poder. A diferencia de lo sucedido con el Reichswehr-Wehrmacht, no hubo necesidad de un proceso de perversión de la SS porque desde el principio de su origen ya fue creada como una organización criminal del NSDAP.

En el juicio del TMI de Nuremberg contra Göring et al, la acusación pidió que se declarasen organizaciones criminales el Gabinete del Reich, el cuerpo del liderazgo político del NSDAP, la SS con la SD, la Gestapo, la SA, y a los altos mandos y sus estados mayores de la Wehrmacht, es decir: al comandante en jefe del OKH y su jefe de EMG, al comandante en jefe del OKM y su jefe de EMG, al comandante en jefe del OKL y su jefe de EMG, al comandante en jefe del OKW y su jefe de EMG, y a todos los comandantes de campaña de la Wehrmacht (Heer, Kriegsmarine y Luftwaffe) que hubieran tenido la condición de comandante en jefe (Oberbefehlshaber).

Como se sabe, el tribunal, con la opinión discrepante del juez soviético, exoneró en sus sentencias de ser declaradas organizaciones criminales tanto al Gabinete del Reich como al Estado Mayor General y Alto Mando de la Wehrmacht. El resto sí lo fueron declaradas.

Los jueces, excepto el soviético, basaron su exoneración en lo que yo he explicado al inicio de este mensaje. Declararon que esos líderes militares habían sido “una desgracia para la honorable profesión de las armas”, y aquí está, a mi juicio, el meollo del asunto. Sería un peligroso precedente condenar a los máximos organismos de las fuerzas armadas de un estado, aunque fuese el nazi, como organizaciones criminales. Yo comparto en buena parte este criterio, aunque entiendo perfectamente los argumentos en contra del juez soviético*. Sin embargo, creo que no se puede declarar a una organización estatal como criminal por el mal uso que su liderazgo haya hecho de la misma, incluso hasta pervertirla completamente. Nadie condena la democracia como sistema político porque su liderazgo político o militar haga un uso pervertido del sistema; nadie condena el juego del ajedrez porque sus jugadores lo perviertan haciendo trampas. E igualmente considero el caso de las fuerzas armadas. En cambio, es condenable cualquier organización que ya se concibe y crea para la comisión del crimen, tal como sucedió con la SS.

Esta es la gran diferencia que yo hago entre la Wehrmacht y la SS. Pero hecha esta distinción en su carta de naturaleza, es incontestable que la Wehrmacht se comportó como una organización criminal durante la guerra, y en este sentido estuvo a la altura de la Waffen-SS, y yo aun diría más.

*Véanse los argumentos del juez soviético en (último apartado):
http://avalon.law.yale.edu/imt/juddiss.asp

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Formaciones de combate del Eje”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Yahoo [Bot] y 4 invitados