pub01.jpg

La División Azul

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

La División Azul

Mensajepor Francis Currey » Vie Jun 10, 2005 8:48 pm

En este topic pretendo recopilar la mayor cantidad de información posible referente a la División Azul.

Saludos Cordiales

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Reclutamiento de voluntarios de la División Azul

Mensajepor Francis Currey » Vie Jun 10, 2005 9:04 pm

Bando para el reclutamiento de voluntarios de la División Azul


¡Españoles!

La guerra de España, en que la barbarie comunista clavó sus garras en nuestro territorio segando la vida de nuestros mejores, tiene hoy su continuación en las estepas rusas donde la División Azul de Voluntarios Españoles da una muestra viril del valor de la raza con su aportación a la destrucción del bolchevismo, pero este honor que a todos alcanza, no puede ser privativo de unos pocos.

Para compartir glorias y sacrificios. Por nuestra fe. Por el honor y el porvenir de la Patria y para dar un merecido descanso a nuestros combatientes en Rusia, se abren hoy de nuevo los Banderines de Enganche en todas las jefaturas de milicias para relevar a nuestros camaradas que luchan en Rusia.

¡Los que soñáis una España mejor y ansiáis la ocasión de mejor servirla! Alistaos en la División Española de Voluntarios.
Todos los alistados tendrán los derechos y devengos para ellos y sus familias completamente garantizados.

Cobraréis los haberes de un soldado alemán, y en España, vuestros familiares percibirán el subsidio de 7'30 pesetas o el sueldo que disfruten antes de su marcha, reservándoles sus puestos y destinos, aparte de la preferencia para éstos, matrículas gratuitas; etc, que la sociedad española concede a sus mejores

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Orden de Batalla

Mensajepor Francis Currey » Vie Jun 10, 2005 9:08 pm

El Orden de Batalla

Cuando la División salió hacia el frente ruso, desde el campamento de Grafenwohr, contaba con los siguientes efectivos:

- Estado Mayor Divisional: 189 miembros

- 262 Regimiento de Infantería: 3.012

- 263 Regimiento de Infantería: 3.012

- 268 Regimiento de Infantería: 3.012

- Grupos antitanque: 574

- 250 Regimiento de Artillería: 2.793

- 250 Batallón de Reserva: 601

- Grupo de cañones: 531

- Grupo de señales: 511

- Zapadores: 712

- Servicio de Transportes: 1.034

- Servicios administrativos: 257

- Servicio médico: 518

- Servicio veterinario: 237

- Policía militar: 33

- Correos militares: 18

Un total de 17.046 soldados
Última edición por Francis Currey el Vie Jun 10, 2005 11:56 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Voluntarios de la División Azul

Mensajepor Francis Currey » Vie Jun 10, 2005 11:53 pm

LA CANCIÓN MÁS POPULAR EN EL FRENTE

La música, tan presente en nuestra cultura, acompaño a los miembros de la División Azul, los cuales mitigaban su morriña al compás de una guitarra o un buen coro, recordando en la fría estepa rusa, las cálidas tierras de su patria. Una de las canciones más populares entre la División Azul fue: "Voluntarios de la División Azul"

VOLUNTARIOS DE LA DIVISIÓN AZUL

Voluntario que en la estepa
sangre ibera verterás,
en homenaje a tu muerte
blanco sudario tendrás.

Falangista, en el combate
acrecienta tu ideal:
la bandera roja y negra
y la gualda nacional.

Voluntario, falangista,
que en empresa de destino universal
en tu puesto de servicio
a España engrandecerás,
en tu puesto de servicio
a España engrandecerás

Nada nos importa el frío,
teniendo la sangre ardiente;
si se nos hiela el fusil,
el machete es suficiente.

No hace falta la trinchera
al que lucha en la batalla
con el pecho al descubierto
y gritando ¡Arriba España!
Voluntario, falangista ...

Cuando entramos en combate,
lo hacemos con celo y brío,
forjando a golpes de sangre
nuestra fama de bravíos.

Para que el mundo se entere
de que el infante español
sabe morir en la nieve
lo mismo que cara sol.

A la muerte, a la muerte,
con la División Azul te lanzarás,
portando sobre tu pecho
las cinco flechas en haz,
portando sobre tu pecho
las cinco flechas en haz.
Última edición por Francis Currey el Jue Sep 06, 2007 8:35 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Ordenes contra el frío

Mensajepor Francis Currey » Dom Jun 12, 2005 7:20 am

ORDENES CONTRA EL FRÍO

Las bajas temperaturas soportadas en el frente supusieron un duro revés para los chicos de la División Azul. A los pocos días de llegar a su destino, se decidió dictar esta curiosa orden en la que se dan una serie de indicaciones básicas destinadas a paliar los estragos provocados por las duras concidiciones climáticas:

INSTRUCCIÓN GENERAL NUM. 4.020

ASUNTO: Medidas de carácter oficial para protegerse contra el frío y consejos prácticos.

En mi Cuartel General a 17 de Octubre de mil novecientos Cuarenta y uno.

INDICACIONES BÁSICAS

1) Rellenar el interior del casco de acero con un suplemento de fieltro (a ser posible la parte superior de un sombrero de fieltro) o caso de no disponer de ello colocar pañuelos o papel de periódico hecho bolas.

2) Los pies son hipersensibles al frío y congelación. Cambiar muy frecuentemente los calcetines. Magníficos remedios auxiliares contra la congelación de los pies son las suelas de fieltro, de paja de tela o de cartón bastando a veces enrollarse los pies simplemente en papel de periódico.

3) Los jinetes cubrirán los estribos con restos de tela, tejido de paja ò hilo de cualquier clase. También se recomiendan capas protectoras para la parte anterior de las botas, construidas de paja y que se colocan sobre los estribos. Al carecer de botas de fieltro para centinelas y conductores de carros utilizar zapatos de paja. La población civil debe cuidarse de su confección.

4) Motoristas: proteger el pecho contra las corrientes de aire colocando varios periódicos entre la camisa y el jersey. Recubrir o mejor dicho enrollarlas rodillas con varias capas de papel de periódico (el cual antes de aplicarlo habrá que arrugarlo). El mejor sitio para tal protección es colocar el papel de periódico entre los calzoncillos y los calcetines segundos evitándose de este modo el desprendimiento o el deslizamiento del papel.

5) En lugar de guantes de cinco dedos usar guantes de “puño”. Alternarse con las prendas de vestir suplementarias, tal como abrigos suplementarios, zapatos de fieltro, chal de lana etc.

6) Medidas para evitar la penetración de nieve: en las mangas cerrar el pasador de esta con la guerrera en caso necesario atarlas colocando encima los guantes. Dentro de las cañas de las botas colocar pelotas de papel alfalfa o paja. El pantalón de paño no debe meterse dentro de la caña de la bota sino por encima de la misma. En los zapatos de cordones: en las Unidades que no disponen de botas de caña protegen las polainas de tela contra la penetración de la nieve. Caso de tener que llevar tales botas sin polainas, colocar los extremos del pantalón sobre los tobillos doblándolos lateralmente y colocando encima unos calcetines. En caso de llevar dos pares de calcetines enrollar un par hacia abajo tal como lo hacen los esquiadores.

7) Preparar el calzado para esquiar: Como no se dispone de suficiente cantidad de botas de esquiadores, se utilizarán para ello las botas de cordones con los cuales se han dotado cada uno de los soldados. Las bota de caña no es apta para esquiar. Colocar en los bordes laterales de la suela tiras de latón para que las botas queden bien encajadas sobre los esquies y evitar eventuales lesiones. Se utilizará latón delgado (de latas de conserva). Las tiras de latón se doblan en ángulo recto fijándose por medio de pequeños clavos en la suela de la bota. Doblar entonces el borde superior de la tira de latón a fin de evitar que el borde corte el cuero de las botas. En el tacón y en su parte posterior sobre la herradura colocar tres o cuatro clavos de los que se utilizan para la suela (tachuelas) a fin de evitar el patinaje de la unión. No quitar las tachuelas de las suelas caso que la suela no estuviese impermeable.

Firmado: Luis Zanón

Avatar de Usuario
Lobo
Usuario
Usuario
Mensajes: 16
Registrado: Sab Jun 11, 2005 12:46 am
Ubicación: Caracas, Venezuela

Desde Rusia

Mensajepor Lobo » Dom Jun 12, 2005 8:45 pm

Con música de una marcha alemana, sencilla, de estribillo pegajoso, se pueden añadir innumerables estrofas.


Apareció publicada en la Hoja de Campaña número 24 del 20 de abril de 1942.


+  +  +



En las estepas de Rusia,
España lucha con ardor,
unida con Alemania
por una España mejor.


Y cuando a España volvamos
de nuevo queremos luchar,
y al inglés echaremos
del Peñón de Gibraltar.


Nuestro grito de victoria
en el mundo entero lo oirán,
cuando recuperemos
todo Marruecos y Orán.


Sólo esperamos la orden
que nos de nuestro General,
para borrar la frontera
de España con Portugal.


Y cuando eso consigamos,
alegres podremos estar,
porque habremos logrado
hacer una España imperial

Avatar de Usuario
Lobo
Usuario
Usuario
Mensajes: 16
Registrado: Sab Jun 11, 2005 12:46 am
Ubicación: Caracas, Venezuela

Himno de la División Azul

Mensajepor Lobo » Dom Jun 12, 2005 8:51 pm

Se compuso como homenaje a los combatientes españoles en Rusia. Interpretada por primera vez un 8 de diciembre de 1941 en el Teatro Calderón de Madrid en un Festival–Homenaje a la División Azul. La letra es de José María Alfaro y Agustín de Foxá, y la música del maestro Juan Tellería. Aparece en "Himnos y Canciones" en 1942.

+  +  +

Con mi canción
la gloria va
por los caminos del adiós,
que en Rusia están
los camaradas de mi División.

Cielo azul
a la estepa desde España llevaré,
se fundirá la nieve
al avanzar, mi capitán.

Vuelvan por mi
el martillo al taller,
la hoz al trigal.
Brillen al sol
las flechas en el haz
para ti,
que mi vuelta alborozada has de esperar
entre el clamor
del clarín inmortal.

En la distancia queda
gozo del hogar
con aires de campanas,
vuelo de la paz.

Resuenan los tambores;
Europa rompe albores,
aligerando nubes
con nuestro caminar.

Con humo de combate
yo retornaré,
con cantos y paisajes
que de allí traeré.

Avanzando voy;
para un mundo sombrío
llevamos el sol;
avanzando voy
para un cielo vacío
llevamos a Dios.

Avatar de Usuario
Lobo
Usuario
Usuario
Mensajes: 16
Registrado: Sab Jun 11, 2005 12:46 am
Ubicación: Caracas, Venezuela

El camarada

Mensajepor Lobo » Dom Jun 12, 2005 8:54 pm

Yo tenia un camarada, es la traduccion de la original alemana Ich Hatt' Einen Kameraden

Yo tenía un camarada.
!Nunca lo hallaré mejor!
Que en la gloriosa jornada
iba, firme la pisada,
al redoble del tambor.

¡Una bala, compañero!
-¿Para quién de los dos es?
Era el dialogo postrero,
y bajo el plomo certero
cayó tendido a mis pies.

Hace un esfuerzo, y en vano,
quiere mi mano estrechar.
-¡Duerme en paz, querido hermano!
La Patria quiere mi mano
para volver a atacar.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Orden de batalla en 1944

Mensajepor Francis Currey » Mar Jun 14, 2005 8:44 pm

Orden de batalla en 1944

En 1944 la Divisón Azul es modificada en las inmediaciones de Grodno,
quedando constituída talque así:

- 250° Division de Infanteria

- 262° Regimiento Grenadier

- Mando de regimiento

- Banda de regimiento

- 3 Batallones de infanteria, cada uno con: 3 Compañias de granaderos (12 LMG, 3 morteros 50mm cada una)

- Compañia de ametralladoras (12 HMG, 6 morteros 80mm)

- 13° Compañia de cañones de infanteria (2 150mm sIG, 4 75mm leIG)

- 14° Compañia motorizada antitanque (6 LMG, con una mezcla de 75mm Pak 40, 50mm Pak 38 y 37mm PAK 36)

- 263° Regimiento Grenadier

- 269° Regimiento Grenadier

- 250° Batallon cazacarros

- 3 Compañias motorizadas cazacarros (8 LMG, mezcla de 75mm PAK 40, 50mm PAK 38 y 37mm PAK 36)

- 250° Batallon de reconocimiento

- 250° Regimiento de artilleria

- 250° Batallon de ingenieros

- 250° Batallon de señales

- 250° Tropas de suministros

Avatar de Usuario
Iñigo.
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 323
Registrado: Jue Jun 16, 2005 5:09 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Iñigo. » Jue Jun 16, 2005 6:42 am

Un par de páginas interesantes.

De la fundación división azul, por la memoria de sus miembros.

http://www.fundaciondivisionazul.org/index2.html

Otro artículo sobre la misma:

http://www.de1939a1945.bravepages.com/a ... ivazul.htm

Medina
Miembro
Miembro
Mensajes: 317
Registrado: Jue Jun 16, 2005 6:41 am
Ubicación: Malaga, España

KRASNY BOR

Mensajepor Medina » Jue Jun 16, 2005 7:03 am

A conitnuación expongo un articulo publicado en el diario EL MUNDO por el periodista Juan Pablo Cardenal con motivo del 60 aniversario de la batalla de Krasny Bor.

EL DÍA QUE PERDÍ A 1.000 COMPAÑEROS. TESTIMONIO DEL TENIENTE ÁNGEL SALAMANCA.

Parece que el cielo se va a desplomar encima de ti, que se acaba el mundo, que nadie va a quedar vivo. Faltaban pocos minutos para las siete de la mañana del 10 de febrero de 1943 y había comenzado el miércoles negro en Krasny Bor. La artillería rusa inició el castigo sin piedad. Los españoles que estábamos en primera línea corrimos a los búnkeres a cobijarnos de los fogonazos de más de 800 cañones que hacían agujeros tan grandes como plazas de toros. La tierra temblaba y el humo hacía difícil la visibilidad. Estábamos escondidos como ratas en el búnker, a 2,5 metros de profundidad. Todo era ruido, fuego, gritos, lodo, nieve y sangre. El termómetro no subía de los 25º bajo cero. Pese al frío, se sudaba, pero no se comía, ni se bebía, ni se fumaba, ni se daban los buenos días.

Muchos oficiales, en labores de vigilancia, fueron alcanzados con los primeros bombazos. Fue ésta una de las claves de la batalla. Se decía que nunca caía un obús o un mortero donde ya había caído otro. Mentira. Caían por cientos, unos encima de otros, y al explotar esparcían metal ca-liente en todas direcciones. Cada una de las 800 bocas vomitaba fuego cada 10 segundos, el tiempo necesario para cargar y disparar. Enseguida se sumaron los famosos organillos de Stalin, camiones con plataformas de artillería que disparaban consecutivamente, provocando un ruido atroz, como si fuesen órganos. Tanto poderío militar para el sector tan reducido por el que se peleaba era una barbaridad.

La División Azul estaba desplegada en el norte del pueblo de Krasny Bor, en un frente de 20 kilómetros de largo al sur del sitiado Leningrado. Desde 1941 los alemanes habían cercado la ciudad y, en su intento definitivo por acabar con el sitio, los soviéticos habían elegido Krasny Bor. Estábamos, pues, en el eje de su ataque. Mi unidad, unos 5.000 hombres –aproximadamente un tercio de los efectivos españoles- se encontraba allí.

Yo estaba incorporado como sargento a la Quinta Compañía del II Batallón del Regimiento 262, a las órdenes del capitán Teodoro Palacios, quien me destinó a la segunda sección, al mando del alférez Céspedes. A mi cargo tenía un pelotón reducido de 35 hombres. Venía de una larga experiencia en combate en primera línea adquirida en los frentes de Aragón, Madrid y Cataluña durante la Guerra Civil desde agosto de 1936, cuanto tenía 17 años. Me enrolé en la División Azul en verano de 1942, en Logroño.

Cuando empezaron las hostilidades aquella mañana del 10 de febrero, en realidad hacía ya días que sabíamos que algo gordo se cocía en las filas rusas. En las trincheras, Radio Macuto informa con mucha antelación. Un ucraniano que se pasó al bando español en la noche del 9 de febrero fue la señal inequívoca de que el ataque era inminente: llevaba ropa interior nueva, una costumbre local antes de la batalla para morir limpios y puros si caían abatidos en combate. Entendimos rápidamente que en pocas horas empezaría el baile. Había tensión, pero no miedo.

El fuego de artillería duró más de dos horas, en las que produjo la mitad de las bajas del día. Al cesar la artillería, comenzaron las pasadas de la aviación enemiga, que hostigaron especialmente a nuestra Quinta Compañía; sólo en el pelotón bajo mi mando hubo una decena de bajas, entre muertos y heridos, en las tres primeras horas. Otras compañías fueron literalmente trituradas.

Pese a que el avance terrestre del Ejército Rojo se produjo por cuatro líneas de penetración con una división en cada una -44.000 hombres en total-, se toparon con serias dificultades. El calor de la artillería había dejado el acceso a nuestras nevadas posiciones como un completo barrizal por donde los carros de combate KV-1 y T-34 quedaron atascados y los esquiadores, empantanados.

Pero más importante fue que no esperaban nuestra respuesta. Creían que tras el bombardeo estaríamos todos muertos. Y lo que hicimos fue salir a nuestros puestos, emplazar las máquinas y recibirlos a fuego limpio. Las órdenes del capitán Palacios eran claras: “¡Resistir y resistir!”.

Aunque la infantería rusa llegaba por oleadas, lo hacía muy desordenada y pudimos repeler los primeros ataques. Había que resistir hasta morir. Pero iban acumulándose las bajas; entre ellas la del alférez Céspedes. Si había heridos, se les evacuaba. Si había cadáveres, se apartaban para no pisarlos y se seguía disparando. El espectáculo era dantesco. Para coger una pistola y pegarse un tiro.

A media mañana, los rusos habían perforado el frente por tres sitios, pero los capitanes Campos, Oroquieta, Aramburu y Palacios resistían a duras penas con seis compañías muy debilitadas. La Luftwaffe no hacía acto de presencia, y la División SS Volkspolizei, situada en la media distancia, no podía auxiliar, pues debía aguantar para hacer frente a una previsible embestida rusa.

A mediodía estábamos prácticamente cercados por el flanco izquierdo. Mi sección, sin oficial al mando, era ya un islote con unos pocos supervivientes. Sólo pude atrincherarme y abrir fuego de costado. Primera con un único tubo de mortero, que defendía Joaquín, un cabo de Ponferrada. Cubría su ojo izquierdo con una mano porque le habían pegado un tiro en la cara.

Nos retiramos por la trinchera de evacuación y regresé con dos soldados más para recuperar parte de la munición y alimentos del búnker, y destruir el resto. Tiramos bombas de mano como locos. Al retirarnos al enclave donde resistía Palacios, éste me dijo: “¡Salamanca, desde este momento eres Medalla Militar!”. Acto seguido acudí al sector del puesto de mando. Sólo quedaba operativo un fusil ametrallador, pero causó estragos.

Llegaban columnas con medio centenar de hombres que eran abatidos sistemáticamente. Disparábamos ferozmente, sin parar, esperando a que el enemigo se encontrase a menos de 100 metros, disparábamos al bulto. Pero hasta un ciego habría hecho blanco.

Toda la potencia de fuego de la máquina, 1.500 disparos por minuto, provocó una carnicería en las filas enemigas y nos mantuvo con vida. No es que nuestro cañón estuviese caliente, es que estaba al rojo vivo. En la refriega, tres veces cayó el soldado que la servía. Cuanto un cuarto soldado me dijo con la mirada: “Sargento, ¿quiere usted que me maten?”, decidí empuñar personalmente la ametralladora. Al cabo, los rusos acertaron con una granada de 120 que cayó ante el cañón. Salí despedido cuatro metros, perdiendo el conocimiento momentáneamente, la cara llena de sangre y metralla y una ceguera casi total por el alumbramiento del fogonazo. Luego, supe que tenía también una herida de bala en la rodilla.

Sin munición, con la mayoría de los supervivientes heridos y los indemnes, agotados, el final estaba próximo. A las tres de la tarde, un soldado entró en el búnker: “De parte del capitán, que salgáis todos, estamos hechos prisioneros”. Los 25 heridos salimos y encontramos a otros 18 hombres con las manos en alto con el capitán Palacios al frente. Nos mandaron formar e hicieron un simulacro de fusilamiento pero sólo se tiraron como fieras sobre nuestros relojes y todo lo que llevábamos.

El trayecto hasta Kolpino, en fila de a tres, fue entre una alfombra de cadáveres. No nos trataron mal gracias a un jefe de escolta mongol que no debió de haber otro mejor en toda la Unión Soviética. Los 30 detenidos de Oroquieta, con los que enlazamos, recibieron toda suerte de golpes. Al llegar a Kolpino, un enloquecido grupo de mujeres rusas trató de atacarnos, pero el mongol las rechazó a culatazos.

Enseguida empezaron los interrogatorios, con las traducciones de un español enrolado en el Ejército soviético. Todo el afán del coronel ruso era saber qué armamento usábamos, hablándonos incluso de un arma secreta de Hitler. “Dice el coronel que habéis causado más de 14.000 bajas, y eso es imposible con ametralladoras y fusiles mauser corrientes”, nos informó el republicano español.

Luego vino un cautiverio en campos de concentración que se alargó hasta 1954. Las estadísticas hablan de 2.252 bajas españolas (1.125 muertos, 91 desaparecidos y 1.036 heridos) en un solo día. Otras 1.000 se sumaron en los días posteriores. Aunque los españoles retrocedimos ese día tres kilómetros, los rusos no avanzaron más. Tras intensos combates, el mando soviético ordenó a sus fuerzas pasar a la defensiva. El frente quedó estabilizado durante un año.

La batalla de Krasny Bor, con una encomiable resistencia de nuestra División –el 10 de febrero se consiguieron tres de las ocho laureadas de la División Azul en la URSS- enterró una gran ofensiva posterior para romper el cerco de Leningrado. Los divisionarios que luchamos allí y estuvimos cautivos hasta 1954 no supimos qué ocurrió hasta el regreso a España, pero teníamos la creencia de que la ofensiva no había llegado más al sur que Krasny Bor.

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Jue Jun 16, 2005 11:31 pm

LA DIVISIÓN AZUL el nombre oficial de la unidad era DIVISIÓN ESPAÑOLA DE VOLUNTARIOS y recibió el Numero 250 entre las divisiones de la Wehrmacht, pero fue conocida como DIVISIÓN AZUL por el color de las camisas de los falangistas que formaban la mayor parte de los voluntarios.

Su primer Jefe fue el General Agustín Muñoz Grandes Muñoz Grandes nació en Carabanchel Bajo, Madrid, en 27 de enero de 1896. Se graduó en la Academia Militar de Toledo y recibió su primer mando en África, donde comenzó su larga relación con Francisco Franco. Durante la Cruzada, Muñoz Grandes dirigió la IV Brigada de Navarra, con el grado de Coronel, En marzo de 1936, se unió a los generales Juan Barrón y Antonio Bautista en la ofensiva de Aragón como comandante del Cuerpo de Ejército de Urgel

En 1939, Muñoz Grandes fue nombrado Secretario General del Partido Único. En su condición de militar Franco le tenía más confianza a él que a ningún civil, pero ocupó ese cargo sólo hasta 1940.

En 1940 fue colocado al mando de la 22 División de Infantería estacionada frente a Gibraltar. Fue allí donde le alcanzó el nombramiento como Jefe de la nueva unidad recién formada.

La unidad fue compuesta a partir de voluntarios procedentes de las milicias de Falange, el estudiantado, los veteranos y encuadrada por oficiales de carrera que habían combatido en la Guerra Civil.
Debido al exceso de voluntarios, se presentaron sólo en Madrid diez veces más personas que las necesarias para cubrir las plazas previstas, se estableció un sistema de relevos que permitiera a la mayor cantidad posible de voluntarios servir en el frente.

El Orden de Batalla cuando la División salió hacia Rusia desde el campamento de Grafenwohr era el siguiente.

Estado Mayor Divisional. 189 miembros.
262 Regimiento de Infantería. 3.012
263 Regimiento de Infantería. 3.012
268 Regimiento de Infantería. 3.012
Grupos antitanque. 574
250 Regimiento de Artillería. 2.793
250 Batallón de Reserva. 601.
Grupo de cañones. 531
Grupo de señales. 511
Zapadores. 712
Servicio de Transportes. 1.034
Servicios administrativos. 257
Servicio médico. 518
Servicio veterinario. 237.
Policía militar. 33
Correos militares. 18
Un total de 17.046 soldados.

A LO LARGO DE SU EXISTENCIA LA DIVISIÓN AZUL TUVO 3.934 MUERTOS, 8.466 HERIDOS, 326 DESAPARECIDOS Y 321 PRISIONEROS DE GUERRA, DE LOS QUE 94 MURIERON EN CAUTIVIDAD.

La Escuadrilla Azul

Participaron en la II Guerra Mundial cinco escuadrillas españolas de aviación que se conocieron con el nombre de Escuadrillas Azules y que permanecieron en el frente hasta la retirada definitiva de todos los voluntarios españoles. Éstas se fueron relevando unas a otras.
Todas ellas operaron en Rusia sin tener relación alguna con sus compatriotas de la División Azul o tropas terrestres; sus misiones se desarrollaron en el sector del Grupo de Ejércitos Centro interviniendo en la ofensiva alemana sobre Moscú y en las batallas de Kharkov, Smolensko y Kursk.

Participaron con el nombre de 15ª Spanische Staffel, agregadas al 27º Grupo de Caza, unidad de élite al mando de Wolfram von Richtofen (antiguo jefe de la Legión Cóndor en la Guerra Civil Española).
Los comandantes de las cinco escuadrillas fueron por orden: Angel Salas Larrazábal, Comandante Díaz Benjumea, Carlos Ferrándiz, Mariano Cuadra Medina y el Comandante Murcia.

Es de resaltar que la quinta escuadrilla apenas intervino en un puñado de misiones. Pilotaron aviones de caza Me-109 y FW-190.

La 1ª Escuadrilla (Angel Salas Larrazábal) partió de Madrid el 24 de julio de 1.941 recibiendo el adiestramiento en Berlín. El 24 de septiembre de 1.941 se incorporan al aeródromo de Moschina, cerca de Smolensko, pilotando los nuevos ME Bf-109 E-4 y E-7. Más tarde es trasladada a Byelov en el frente de Moscú y poco después a Kalinin, Staritza, Kiln y, por último, a Vitebsk para reorganizarse. Ha realizado 422 misiones de vuelo derribando 14 aparatos rusos y sufriendo las bajas de 4 pilotos y algunos soldados del personal de tierra. Recibieron varias condecoraciones.

La 2ª Escuadrilla (Comandante Díaz Benjumea) fue organizada en tres patrullas al mando de los Capitanes Bengoechea, Serra y Frutos. A partir del 21 de julio de 1.942 opera en el sector de Orel.
Quizá la escuadrilla más destacada fue la 4ª que participó en 1.918 misiones de guerra librando 277 combates aéreos y derribando 74 aparatos enemigos. Sus bajas también fueron altas: 7 pilotos. Su composición era la siguiente: 20 pilotos, 4 oficiales para servicios terrestres (intendencia, médico, etc.), 12 suboficiales y 116 soldados. Únicamente pilotaron aviones FW-190. Fue ésta la escuadrilla que participó en la famosa "Operación Zitadelle" o batalla de Kursk.
Su participación fue destacada con numerosas victorias: 156 derribos y once Medallas Militares individuales. El precio: la pérdida de 22 pilotos.

Españoles en la Armada Alemana

Al igual que en el caso de las Escuadrillas Azules, la Marina Española estuvo interesada en participar de los conocimientos alemanes en ese campo. Por esta razón hubó distintos grupos de marineros que estuvieron realizando diversas operaciones dentro de buques de la Kriegsmarine como minado, contraminado, protección de convoyes, operaciones submarinas, etc.

La principal zona de operaciones en la que estuvierón concentrados fue en el Báltco, desde noviembre de 1942 a enero de 1943. Después completaron ciclos formativos en determinadas academias e instuticiones navales alemanas y en buques dedicados especialmente a la instrucción. Por lo que aquií se reseña es evidente que estos grupos de marinos estuvieron formados en su mayoría por oficiles y suboficiales españoles que conseguían adiestrarse en dichas tareas de manos de los alemanes.
Poco después del Alzamiento, acompañanado a los primeros envíos de ayuda material para la Armada, llegaron a España un grupo de 3 oficiales y 10 especialistas en artillería de costa, guerra de minas y transmisiones. Además, a través de la denominada "Schiffahrabteilung", una de las secciones del "SonderStäb W" (gabinete alemán, anejo al Ministerio de Asuntos Exteriores para gestionar la ayuda a los alzados), la Kriegsmarine organizó el traslado de material a Franco.

Una vez comprometido abiertamente el III Reich con el Alzamiento, llegó en noviembre de 1936 junto con los primeros miembros de la "Legión Cóndor", un grupo de voluntarios de la Marina denominado "Gruppe NordSee", dependiente del "Büro Anker", dentro del "SonderStäb W". Los 10 oficiales y 70 especialistas en artillería naval, minas y transmisiones vinieron a suplir la grave carencia de instructores entre el personal de la Armada fiel a los rebeldes, incluso algunos efectivos se embarcaron como asesores. Dentro del programa naval de 1939 promovido por el Ministro de Marina y Jefe de E.M. de la Armada, el Almirante Salvador Moreno Fernández, una Comisión de oficiales españoles comandada por el agregado naval español en Berlín, Cap. de Corbeta Manuel Espinosa Rodríguez, fué invitada a conocer las bases de submarinos del tipo II en Swinemünde y, aunque al final no cuajasen los acuerdos efectivos, sirvió de trampolín para la visita, ya en 1940, del Coronel del Cuerpo de Ing. de la Armada Juan A. Suanzes Fernández, para que éste sondeara la posibilidad de obtener la necesaria tecnología punta alemana para el desarrollo de nuestro programa naval. Finalmente se consiguió que el 25/09/41 se aprobase, dentro del secreto exigido por la Kriegsmarine, el "Proyecto 10" destinado a construir 6 submarinos del tipo VII en Cartagena, el primero de los cuales sería entregado en 1944 y los restantes al año siguiente.

Debido al esfuerzo de guerra alemán, se paralizaron los envíos de material en 1942, dejando el proyecto inconcluso. El Programa Naval también quería dotar a la Armada de una adecuada fuerza de dragaminas, y estudiados en agosto de 1940 los proyectos alemanes de los dragaminas clase M-35 y lanchas minadoras tipo "R", se eligió finalmente el Minensuchboote M-40 que, en número de siete, pasó a construirse en Cartagena (5) y Ferrol (2) desde mayo de 1941. Pero no todo era conseguir tecnología punta y créditos bancarios...El personal de dotación adecuadamente preparado era una baza no menos importante y así, tras firmar los acuerdos para la compra de armamento naval con la Rheinmetall Börsig, y la cesión de tecnología de las Schnellbooten S-38 y destructores tipo "Le Fier" franceses modificados, la Kriegsmarine autorizó la llegada de personal español a Alemania para realizar cursos y prácticas en sus unidades de guerra.

La Legión Azul

Tras la repatriación de la División Azul, el General Esteban Infantes da la Orden General nº 69 el 17 de noviembre de 1.943 por la que se crea la Legión Española de Voluntarios (LEV). Esta unidad seguirá el modelo del Tercio de la Legión Extranjera Española. Con fuerza de Rgto. estará integrada por tres Batallones o Banderas: dos de infantería y uno mixto (artillería, anticarros, zapadores y reconocimiento). Sus efectivos teóricos serán de 2.133 voluntarios puros. Al mando se coloca al Coronel Antonio García Navarro. Su ayudante será el capitán Urbano.

Se concentra en Jamburg, cerca de Narva, para recibir instrucción. El día 28 de noviembre de 1.943 se inaugura oficialmente la unidad. El día 15 de noviembre parte en tren para integrarse en la 121ª División alemana sustituyendo al 450º Rgto. de Granaderos. Se despliega en una línea de once kilómetros.

Cuando el 19 de enero de 1.944 los rusos lanzan la gran ofensiva para liberar definitivamente Leningrado del cerco alemán, la Legión es encargada de proteger la retaguardia de las tropas alemanas que retroceden.

Los exhaustos legionarios son enviados en tren a retaguardia, en el sector de Taps, para descasar y reorganizarse. Allí se establece una fuerte disciplina y grandes dosis de instrucción hasta que es enviada a proteger la costa de Narva a primeros de febrero.

El 3 de marzo de 1.944 llega la orden de repatriación de la Legión Azul. Lenchts, ocho de la mañana del 6 de marzo, García Navarro ordena formar la unidad:

"... Este es un día de pesar para nuestra madre patria ... éste es un momento duro ... ¡La Legión debe volver a España!
... Volved a la patria con el orgulloso sentimiento de haber cumplido con vuestro deber.
Hoy, en este día de pesar, llevaréis los fusiles a la funerala, como en un entierro o en Semana Santa ......

¡Viva la Legión! ¡ Arriba España !


Los primeros repatriados llegan a Irún el 31 de marzo de 1.944. Dos semanas más tarde todos los legionarios estarían de vuelta en España.


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Torres
Miembro
Miembro
Mensajes: 130
Registrado: Jue Jun 16, 2005 8:44 pm
Ubicación: España

Mensajepor Torres » Lun Jul 04, 2005 9:48 pm

Aquí va otra traducción de la famosa canción "Yo tenía un camarada" distinta a la que nos da el amigo Lobo.
Yo sinceramente veo esta más "cantable". (Vaya palabreja me acabo de inventar)

Yo tenía un camarada,
entre todos el mejor.
Siempre juntos caminabamos,
siempre juntos avanzabamos
al redoble del tambor (x2).

Cerca suena una descarga.
¿Va a por ti o va a por mi?
Y a mi lado cayo herido
el amigo más querido
y en su faz la muerte vi (x2).

El me quiso dar la mano
mientras yo el fusil cargué.
¡Duerme en paz querido hermano,
la patria quiere mi mano
para volver a atacar! (x2)

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Uniformesde la División Azul

Mensajepor Francis Currey » Vie Jul 15, 2005 5:17 am

Uniformes de la División Azul I

Imagen

1. Capellán de la División Azul

2. Grenadier Waffen SS perteneciente a la unidad de Ezquerra

3. Bandera del 263 regimiento



Imagen


1. General Muñoz Grande

2. Capitán de infateria

Enfermera del servicio sanitario

Fuente: Voluntarios espñales editorial Osprey

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Uniformes de la División Azul II

Mensajepor Francis Currey » Sab Jul 16, 2005 9:06 am

Uniformes de la División Azul II

Imagen

1. Teniente de Artillería

2. Soldado del cuerpo de Infantería

3. Soldado del cuerpo de ingenieros



Imagen

1. Abanderado del 269 regimiento de infantería

2 Miembro del ministerio del ejército

3. Tropas de asalto


Volver a “Formaciones de combate del Eje”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados