pub01.jpg

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9227
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por José Luis » Jue Ago 07, 2008 12:58 pm

¡Hola a todos!

La decisión de enviar una fuerza expedicionaria brasileña (3 divisiones y un escuadrón de cazas) a Europa se adoptó en un encuentro celebrado entre Roosevelt y Vargas en Natal, el 20 de enero de 1943, tras la insistencia de Vargas de colaborar más activamente en la lucha contra la Alemania nazi. Roosevelt apoyó la petición de Vargas y así lo comunicó al general Marshall. Eisenhower fue informado en mayo y el público brasileño conoció esta noticia, anunciada por el ministro de Guerra brasileño, el 31 de julio de 1943.

Debido a la falta de recursos, el EM del ejército brasileño decidió desplegar la Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB en adelante) en tres escalones, con cada escalón llevando una división y demás unidades de apoyo. Las divisiones fueron denominadas 1ª, 2ª y 3ª Divisiones de Infantería Expedicionaria (DIE). La 1ª DIE se activó el 9 de agosto de 1943; las otras dos el 7 de enero de 1944, aunque dos días antes de que fuese embarcado el primer escalón con destino a Italia, en julio de 1944, se frustró el plan para organizar los otros dos escalones. Entre las razones de este fracaso se cuentan la escasez de medios navales para transportar a la FEB a Italia, el temor a dejar indefensas las fronteras brasileñas, y las dificultades para cambiar la misión principal del ejército brasileño, de la seguridad interna a misiones allende los mares. Por todo ello, el gobierno de Brasil sólo pudo enviar una de las tres divisiones previstas para Italia, con una fuerza total de 25.334 hombres.

El 30 de julio de 1944 el 1º Escalón Divisional, compuesto por un grupo táctico y formado por el 6º Regimiento de Infantería y otros elementos de apoyo, embarcó en Río de Janeiro a bordo del barco de transporte americano General Mann con destino al teatro de operaciones italiano. A su llegada a Italia, el 1º Escalón de la FEB fue puesto bajo el mando del 5º Ejército estadounidense, y el escuadrón de caza que lo acompañaba, conocido como Escuadrón Senta à Pua, bajo el mando de la 12ª Fuerza Aérea estadounidense.

La composición y operaciones de la FEB bajo el mando del general Mascarenhas de Moraes, y todo lo relacionado con la organización y entrenamiento previos de la FEB, está muy bien resumida en Carlos José Russo Assumpcao Penteado, The Brazilian Participation in World War II, una tesis presentada en la facultad del U. S. Army Command and General Staff College, Fort Leavenworth, Kansas, 2006, disponible en:

http://stinet.dtic.mil/cgi-bin/GetTRDoc ... tTRDoc.pdf

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 576
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Mensaje por 27Pulqui » Lun Ago 11, 2008 2:43 pm

Hola a todo el foro. Estimado José Luis,

La tesis de Russo Assumpção Penteado da un buen motivo para revisar si son del todo correctas algunas conclusiones políticas y económicas contenidas en ella, las que no son nuevas y pueden encontrarse en otros estudiosos. También para examinar algunas premisas de partida que asume el autor. Pero para eso conviene abrir un tópico en la sección respectiva. No obstante, este tema de carácter militar, me parece que admite observaciones políticas sobre los posibles destinos de la FEB.

Copio los siguientes datos del artículo de Gerson Moura, “O Brasil na Segunda Guerra Mundial”, en José Augusto Guilhon Albuquerque (organizador), Sessenta anos de política externa brasileira (1930-1990). Volume I - Crescimento, modernizaçao e política externa, São Paulo, Núcleo da Pesquisa em Relaçoes Internacionais da USP - Cultura Editores Asociados, 1996.

En noviembre de 1942 la invasión de África por las fuerzas anglo-norteamericanas había alejado el peligro de un ataque del Eje al territorio del Nordeste brasileño. El cambio de situación debilitó la posición brasileña en la comisión conjunta de defensa que el país lusoamericano había acordado con Estados Unidos en mayo de 1942. Ante la pérdida del factor estratégico en las negociaciones, el gobierno y los militares brasileños consideraron la participación de una fuerza expedicionaria fuera del continente americano, en concreto en el frente nordafricano.

El gobierno de los Estados Unidos no tenía intención de utilizar las fuerzas brasileñas en el Norte de África, esta posibilidad nunca fue mencionada en los encuentros con oficiales brasileños o en los comunicados políticos de alto nivel. Cuando el Secretario de Marina de los EUA, Frank Knox, viajó al Brasil en octubre de 1942, se encontró con representantes de las fuerzas armadas de los dos países para discutir la contribución brasileña al esfuerzo de guerra, en dicha ocasión no se mencionó la participación militar del país sudamericano en el Norte de África.

A fin de no comprometerse con las solicitudes brasileñas, el gobierno de Roosevelt sobre el fin de 1942 respondió a la buena voluntad de su par a través de gestos de apoyo al gobierno de Vargas. Si bien la intención brasileña de mandar tropas al Norte de África fue considerada por el Departamento de Estado, en definitiva fue rechazada por el Departamento de Guerra y por el Comando de los Estados Unidos en África. El primero consideró que las tropas brasileñas no podrían ser utilizadas en el Norte de África, porque eso traería una serie de problemas, las desventajas pesaban más que un posible beneficio. A su vez, Eisenhower consideraba que la participación brasileña en la invasión al Norte africano “surtiría un efecto favorable sobre España”, pero declaró que ninguna ventaja resultaría de una intervención directa de Brasil en la guerra (en cuanto a las palabras de Eisenhower, Moura se apoya en el libro Dear General de J.P.Hobbs).

En su viaje de regreso de la Conferencia de Casablanca, Roosevelt se encontró con Vargas en Natal, a fines de enero de 1943, en donde discutieron la admisión del Brasil en las Naciones Unidas y el proyecto brasileño de participar más activamente en la guerra. El primer punto presentaba una dificultad, pese a la declaración de guerra a Alemania y a Italia, el gobierno brasileño no había ingresado en las Naciones Unidas por su política oficial anticomunista, la que se traducía en la hostilidad hacia la Unión Soviética en el plano internacional.

La participación del Brasil estaba en manos de los Estados Unidos. La administración de Roosevelt y sus planificadores militares comprendieron que la cuestión era de importancia crucial para Vargas y para las autoridades militares brasileñas. Tenía que dar una respuesta satisfactoria a su aliado latinoamericano y proporcionar alguna forma de cooperación concreta al gobierno brasileño. Como consecuencia, después de reanalizar la situación bélica, Roosevelt consideró la necesidad de la colaboración del Brasil para las Naciones Unidas. Vargas estuvo de acuerdo y prometió ordenar las debidas disposiciones, reiterando que, “este sería un momento oportuno para decir que precisamos equipar a nuestro ejército, marina y fuerza aérea”.

Roosevelt expresó su deseo de que el presidente Vargas convenciese al gobierno portugués de permitir que se enviasen tropas a las Azores y a Madeira, relevando a las tropas portuguesas en las islas. Vargas prometió tratar el asunto con Salazar, pero precisó “que no podríamos enviar tropas a las islas portuguesas, a no ser que ustedes nos provean de equipamiento adecuado a las mismas”. (Nota de 27Pulqui: en la SGM Brasil y Portugal mantenían buenas relaciones, y el gobierno de Salazar representaba los intereses brasileños en Alemania e Italia).


Por otra parte, hay un estudio clásico de principios de los años setenta sobre las relaciones EUA-Brasil que no fue tomado en cuenta la tesis. Presenta una versión interesante respecto del destino inicial de la FEB. Copio a continuación de una reedición de dicho estudio, Luiz Alberto Moniz Bandeira, Relações Brasil-EUA no contexto da globalização. Volume I - Presença dos EUA no Brasil, São Paulo, Editora SENAC, 1998.

De parte de los americanos no había una posición definida. Roosevelt quería que Brasil enviase fuerzas a las Azores y a Madeira. Después se decidió, en Washington, que 60.000 brasileños partirían para el Norte de África a mediados de 1944. El Departamento de Guerra encontraba dificultades para el transporte de tropas brasileñas para aquella región, sin embargo, los generales Mark Clark y Eisenhower vieron con gusto la posibilidad de utilizarlas. La expulsión de los alemanes de África hizo innecesario el envío, y la cuestión se resolvió cuando Inglaterra requirió el retiro de contingentes de Italia para preparar la invasión a Normandía.

Churchill llamó al embajador del Brasil, Moniz de Aragão, para pedirle por su medio al gobierno brasileño tres divisiones (y una de reserva) preparadas para el embarque con destino al frente en Europa. Le adelantó que, si los norteamericanos presentaban problemas, los ingleses transportarían las tropas, correspondiendo a los brasileños la escolta hasta Dacar. Los Estados Unidos, según Churchill, pretendían mandarlas para el Sudeste de Asia, más precisamente para las Filipinas, ya que estaba concluida la lucha en África. Churchill iba a encargarse personalmente de tratar el asunto con el gobierno de Washington.


Saludos para todos.
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 576
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Mensaje por 27Pulqui » Lun Ago 11, 2008 8:47 pm

De nuevo hola a todos.

Recordé que en el sitio de la publicación EIAL (Universidad de Tel Aviv) dirigida por Raanan Rein, hay un artículo en inglés de Frank McCann sobre Brasil y la SGM, en el cual hay un título dedicado a la FEB:

Brazil and World War II: The Forgotten Ally.
What did you do in the war, Zé Carioca?

FRANK D. McCANN
University of New Hampshire

http://www.tau.ac.il/eial/VI_2/mccann.htm#foot50
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9227
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Mar Ago 12, 2008 10:30 am

¡Hola a todos!

Gracias por comentar y ampliar este tema, 27Pulqui.


Dos apuntes.

Uno bibliográfico para quien quiera profundizar sobre la FEB. Se trata de la historia operacional escrita por su comandante:

Marshal J. B. Mascarenhas de Moraes , The Brazilian Expeditionary Force By Its Commander (U.S. Government Printing Office, 1966).

Un vídeo de algo más de 4 minutos sobre la FEB, Frente Italiano:
http://www.youtube.com/watch?v=J6JPKrnYiUI

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Stalker
Miembro
Miembro
Mensajes: 289
Registrado: Mié Ago 06, 2008 9:18 pm
Ubicación: Munich

Mensaje por Stalker » Mar Ago 12, 2008 8:33 pm

Ya habia leido algo sobre la BEF en la 2ªGM pero todo en ingles, los links son bastante buenos

Exixte algun libro sobre la BEF en castellano o no?
La guerra es la continuacion de la politica por otros medios.

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mar Nov 18, 2008 2:03 am

Hola a todos!!!

Brasil fué el unico pais de America Latina que participó directamente en la SGM. Y la Fuerza Expedicionaria Brasilera (FEB) permaneció en Italia cerca de 11 meses, de los cuales casi ocho fueron en el frente de combate, en contacto permanente con el enemigo.

Aunque Brasil era un pais con tradiciones antibélicas y por más que hubiese tratado de mantenerse al margen del conflicto, no pudo hacer caso omiso de los ataques constantes que sus buques mercantes sufrieron a partir de Agosto de 1942. Estos ataques sirvieron para que la opinión pública se volcara a la guerra, y Getulio Vargas el 22 de ese mismo mes reconoció el estado de guerra entre Brasil y las fuerzas del Eje.


Al año siguiente la participación de Brasil en la SGM se hizo más efectiva, con la decisión del gobierno de enviar a Italia un cuerpo expedicionario constituído por tres divisiones. Pero recién en Julio de 1944 fué que las tropas Brasileras partieron hacia el frente de combate. El final de la guerra en Mayo de 1945 evitó que la 2da y 3ra divisiones se juntaran en Italia y la 1a división de Infantería Expedicionaria (DIE) el contingente brasilero que luchó como integrante del 5to ejército codo a codo con los soldados norte-americanos, ingleses y sud-africanos.

Una orden de combate fechada el 13 de Setiembre de 1944, y un mensaje firmado por el mayor jefe del Estado Mayor de la 148a DI alemana, el día 28 de Abril de 1945 y que fué el primer paso para la rendición de toda esa división enemiga además de otras fuerzas, son dos documentos históricos que abalan los últimos días de la campaña de la FEB en el frente italiano.

La orden de combate, del comando del 4to cuerpo de Ejército Americano daba a la 1a DIE su primera misión; "Substituir elementos del 2do/730vo RI Americano a las 19 horas del 15 de Setiembre".

El mensaje del Mayor Kuhn, en respuesta al ultimatum que el coronel Nelson de Melo, comandante del 6to Regimiento de Infantería enviara al comando de la 148va División de Infantería alemana, estaba así dirigida:
28/4/45
Cel. Nelson de Melo
Después de recibir instucción del comando superior, seguirá la respuesta.

MaYor Kuhn
Esta rendición solo se efectuaría formalmente el día 30, cuando el General Otto Fretter pico, comandante de aquella unidad alemana llegó a las lineas brasileras, acompañado de su Estado Mayor, siendo recibido personalmente por el General Mascarenhas de Moraes.

Exactamente siete meses y 19 días fue que duro la guerra para la FEB: del 16 de Setiembre de 1944 cuando el batallón del 6to Regimiento de Infantería inició la marcha al frente del Rio Serchio (entre Pietrassanta y Luca), que diera paso a la conquista de Camaiore, hasta el 2 de mayo de 1945, día en que la orden del cese del fuego, vino del comando del 4to Cuerpo de Ejércitos, detuvo el 3er Batallón del 11vo Regimiento de infantería en la localidad de Vercelli en el valle de Pó, en las proximidades de Novara.

En esos casi ocho meses de guerra; la 1a DIE (FEB) lucho en dos frentes. El primero, el del rio Serchio, durante el otoño de 1944, y el segundo mucho más ingrato, la del rio Reno (no el Reno alemán) al norte de Pistóia, en Toscana. Allí por más de dos meses pasarían por la fase mas cruel del invierno de montaña que a veces llegaba a los 15 grados bajo cero y sobre el constante fuego enemigo. De ahí marcharía teniendo como punto de partida la QG avanzando de Porreta-Terme hacia la conquista de sus mayores acontecimientos: la victória de Monte Castelo, la del 22 de Febrero de 1945, la de Montese, la de 14 de Abril hasta la captura de toda una división alemana, la 148va y restos de una División de Infantería Italiana y de fuerzas blindadas del Afrika Korps (suceso que aconteció el 28 de Abril de 1945, el mismo día en que kilómetros al frente, en la región del lago Como, Benito Mussolini caía en las manos de los partisanos.

En esa guerra de menos de 8 meses, la FEB perdió 443 hombres, entre soldados y oficiales, y envió a los hospitales de la retaguardia a unos 3000 heridos. Por otro lado capturó 20.573 prisioneros, incluyendo a dos generales (general Otto Fretter Pico, comandante de la 148va DI alemana y el general Mario Carloni, comandante de lo que quedaba de la extinta división de Bersaglieri Italia). De la conquista de Camaiore, en el frente del rio Serchio, la rendición de la 148va DI alemana, en Collechio-Fornovo, la 1a DIE no dejó de cumplir una sola de las misiones que se le fueron atribuídas por el general Willys Dale Crittenberg, comandante del 4to Cuerpo de Ejércitos, a la cual la tropa brasilera estaba incorporada. Pero no siempre fue fácil o los éxitos no fueron tan inmediatos en la ejecución de las misiones recibidas del 4to Cuerpo, como es el caso de la conquista de Monte Castelo, sólo consumada después de cuatro intentos rechazados por los alemanes. Durante la mayor parte del invierno apenino, los alemanes dominaron las cumbres del monte Castelo, del Monte della Torracia y del Soprassasso, obligando a la tropa brasilera (que hibernaba en el valle de Reno) a camuflar sus movimientos de avance bajo la protección de una nieve artificial creada con la quema de aceite diesel.

Entre el 2 de Julio de 1944, fecha de la partida del primer escuadrón, y el 8 de Febrero de 1945, cuando le siguió el 5to y último, los navíos de transporte norteamericanos "General W A Mann" y "Meigs" desembarcaron en Italia en el puerto de Nápoles, un total de 22.445 expedicionários brasileros entre oficiales y soldados. Era el efectivo de una división, porque la guerra de la FEB fue una guerra de una división. De los oficiales superiores de la FEB, 98% pertenecían al activo del Ejército, como de la activa era el 97% de sus capitanes. En compenzación, el 49% de los subalternos de la tropa pertenecían a la reserva. (ësto significa civiles llamados desde todos los rincones del Brasil).


Continuaré...
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mar Nov 18, 2008 3:41 pm

Hola a todos!!!

Exactamente siete meses y 19 días fue que duro la guerra para la FEB: del 16 de Setiembre de 1944 cuando el batallón del 6to Regimiento de Infantería inició la marcha al frente del Rio Serchio (entre Pietrassanta y Luca), que diera paso a la conquista de Camaiore, hasta el 2 de mayo de 1945, día en que la orden del cese del fuego, vino del comando del 4to Cuerpo de Ejércitos, detuvo el 3er Batallón del 11vo Regimiento de infantería en la localidad de Vercelli en el valle de Pó, en las proximidades de Novara.

En esos casi ocho meses de guerra; la 1a DIE (FEB) lucho en dos frentes. El primero, el del rio Serchio, durante el otoño de 1944, y el segundo mucho más ingrato, la del rio Reno (no el Reno alemán) al norte de Pistóia, en Toscana. Allí por más de dos meses pasarían por la fase mas cruel del invierno de montaña que a veces llegaba a los 15 grados bajo cero y sobre el constante fuego enemigo. De ahí marcharía teniendo como punto de partida la QG avanzando de Porreta-Terme hacia la conquista de sus mayores acontecimientos: la victória de Monte Castelo, la del 22 de Febrero de 1945, la de Montese, la de 14 de Abril hasta la captura de toda una división alemana, la 148va y restos de una División de Infantería Italiana y de fuerzas blindadas del Afrika Korps (suceso que aconteció el 28 de Abril de 1945, el mismo día en que kilómetros al frente, en la región del lago Como, Benito Mussolini caía en las manos de los partisanos.

En esa guerra de menos de 8 meses, la FEB perdió 443 hombres, entre soldados y oficiales, y envió a los hospitales de la retaguardia a unos 3000 heridos. Por otro lado capturó 20.573 prisioneros, incluyendo a dos generales (general Otto Fretter Pico, comandante de la 148va DI alemana y el general Mario Carloni, comandante de lo que quedaba de la extinta división de Bersaglieri Italia). De la conquista de Camaiore, en el frente del rio Serchio, la rendición de la 148va DI alemana, en Collechio-Fornovo, la 1a DIE no dejó de cumplir una sola de las misiones que se le fueron atribuídas por el general Willys Dale Crittenberg, comandante del 4to Cuerpo de Ejércitos, a la cual la tropa brasilera estaba incorporada. Pero no siempre fue fácil o los éxitos no fueron tan inmediatos en la ejecución de las misiones recibidas del 4to Cuerpo, como es el caso de la conquista de Monte Castelo, sólo consumada después de cuatro intentos rechazados por los alemanes. Durante la mayor parte del invierno apenino, los alemanes dominaron las cumbres del monte Castelo, del Monte della Torracia y del Soprassasso, obligando a la tropa brasilera (que hibernaba en el valle de Reno) a camuflar sus movimientos de avance bajo la protección de una nieve artificial creada con la quema de aceite diesel.

Entre el 2 de Julio de 1944, fecha de la partida del primer escuadrón, y el 8 de Febrero de 1945, cuando le siguió el 5to y último, los navíos de transporte norteamericanos "General W A Mann" y "Meigs" desembarcaron en Italia en el puerto de Nápoles, un total de 22.445 expedicionários brasileros entre oficiales y soldados. Era el efectivo de una división, porque la guerra de la FEB fue una guerra de una división. De los oficiales superiores de la FEB, 98% pertenecían al activo del Ejército, como de la activa era el 97% de sus capitanes. En compenzación, el 49% de los subalternos de la tropa pertenecían a la reserva. (ësto significa civiles llamados desde todos los rincones del Brasil).


Continuaré...


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mié Nov 19, 2008 3:46 pm

Imagen
De izquierda a derecha: Cordeiro de Farias, Zenóbio da Costa, Mascarenhas de Morais y Olímpio Falconière da Cunha. Foto de la FGV - CPDOC http://www.mauxhomepage.com/geraldomota/feb003.htm
"Era difícil frenar el ímpetu del indio matogosense, que estaba sediento de glorias, amaba el peligro y tenía una confianza ilimitada en su estrella. El General Sampaio, patrono de nuestra infantería, tenía ese instinto característico de la personalidad de Zenóbio da Costa".
"A Verdade sobre a FEB" - Memórias de um Chefe do Estado Maior na Campanha da Itália: Floriano de Lima Brayner



En su conjunto. la 1a DIE se componía del 1er Regimiento de infantería ( "Sampaio" ) de Rio de janeiro, el 6to Regimiento de Infantería de Cacapava, el 11vo RI de San Juan del rey, de cuatro grupos de artillería, del 9no Batallón de Ingenieros de Aquidauana (Mato Grosso), de un escuadrón de reconocimiento (cavallería), del 1er Batallón de Sanidad organizado en Valencia, además de las llamadas tropas especiales y de cuerpos auxiliares, inclusive 67 enfermeras. En relación a los caídos en Italia, el 1er RI ocupa el primer lugar con 158 muertos, en segundo lugar el 11vo RI con 134 muertos y en tercer lugar el 6to RI que perdió 109 hombres.

Todos los estados brasileros estaban representados en la FEB, y entre todos San Pablo (São Paulo) fue el que tubo mayor número de caídos con 92 hombres. Minas Gerais perdió 80 hombres, el Estado de Rio 63, el entonces Distrito Federal lloró la muerte de 50 de sus cariocas, 29 paranaenses y 28 catarineses quedaron en el cementerio de Pistóia, junto a 21 gaúchos, 17 goianos, 13 pernambucanos, 12 capixabas, 11 bahianos, 6 cearenses, 6 paraibanos, 6 rio grandenses del norte, 6 sergipanos, 5 alagoanos, 4 paraenses, 2 piauienses, 1 acreano y 1 amazonense. A penas el Maranhao no sufrío ninguna baja en el conflicto.

En el conjunto del dispositivo militar del frente italiano, donde operaban el 5to Ejército americano y el 8vo Británico, la 1a DIE estaba incorporada al 4to cuerpo del Ejército norteamericano, que a su vez, además de la división brasilera se componía de una división blindada (americana), una división sudafricana y otra inglesa, y además de la 10ma División de Montaña Norteamericana, que lucho al lado de los brasileros en Febrero de 1945 durante la toma del Monte Castelo. La acción del 4to Cuerpo cubría un frente de 80 km, en ese frente la 1a DIE asumió la responsabilidad a partir de Noveimbre de 1944, cuando se desvió al frente apepino por un área de 10km de extención. Algunas veces dicho frente (como ocurrió en la ofensiva de ABril de 1945) llegó a medir unos 20 km, una extensión muy amplia a cubrir por una división en guerra. En el frente apepino, la 1a DIE intsaló su Cuartel General avanzado en Porreta-Terme, 30 km al norte de Pistóia. Porreta-Terme donde vivió una larga y a veces asfixiante noche que duró desde Diciembre de 1944 al 22 de Febrero de 1945, quedando en el Valle de Reno, emparedada entre las crestas de la cordillera y que en tiempos de paz es una estación termal cuyas fuentes sulfurantes son famosas en toda Italia.


Como sucede con toda unidad de combatientes, la historia de la 1a DIE en la campaña de Italia, está repleta de días no tan gloriosos, otros que si y otros muy amargos. Si alguien le preguntata al Mariscal Mascarenhas de Moraes (Comandante de la FEB) cual, a su entender fué el día más negro de la campaña de Italia, su respuesta ciertamente y definitivamente sería ésta: "12 de Diciembre de 1944".

Fecha profundamente triste para los soldados brasileros, que en aquel día, como recuerdo del 2do y del 3er batallones del 1º RI delante de los alemanes, veían frustrada por tercera vez su esperanza de conquistar Monte Castelo antes del Invierno.
El General Mascarenhas, en aquella noche en el Cuartel general del 4to Cuerpo de Ejércitos Norteamericano, explicó al General Crittenberger los motivos del fracaso de esa operación. Y aún en aquella madrugada, en su pequeño cuarto del Cuartel general Avanzado de la FEB, en Porreta-Terme, escribiría una larga carta al comandante del 4to Cuerpo, detallando, por escrito, los motivos, ya dados la noche anterior, por los cuales la 1a DIE no conseguía el objetivo de desalojar de la cumbre de Monte Castelo a la poderosa guarnición alemana que allí se mantenía firmemente. Decía el en un fragmento de su carta, hoy archivada entre los documentos capitales de la historia de la FEB:
Texto Original escribió:"Antes de tudo, eu desejo assentar a minha resposta na seguinte compreensão: a capacidade ofensiva de uma tropa repousa no aparelhamento dos meios, na sua instrução, num poderoso esforço adequado à frente de combate e na experiência de guerra. Os meios materiais da Divisão estão hoje em situação normal. A sua instrução foi simplificada mediante a condição de que poderia completá-la em situações apropriadas de combate. Recebeu, no vale do Reno, um grande setor defensivo, onde cerrou ativamente o contato com o inimigo. Logo em seguida atacou por duas vezes, nas condições seguintes: posições organizadas; - terreno exclusivamente favorável ao inimigo (grandes alturas, em qualquer parte, na mão do inimigo); - em virtude da grande frente, não pôde, nas duas vezes, fazer uma concentração de esforços para uma ação ofensiva correspondente à missão recebida". E rematava o comandante dos "pracinhas": "Não posso, portanto, dizer a V.Exa que a minha Divisão não tem capacidade ofensiva".
Texto traducido escribió:"Antes de todo, deseo asentar mi respuesta en la siguiente comprensión: la capacidad ofensiva de una tropa reposa en los medios de comunicación, en su instrucción, en un poderoso esfuerzo adecuado al frente de combate y en la experiencia de guerra. Los medios materiales de la División están hoy en situación normal. Su instrucción fué simplificada mediante la condición de la que podía completarse en situaciones apropiadas de combate. Recibió en el Valle de Reno, un gran sector defensivo, donde cerro activamente el contacto con el enemigo. luego inmediatamente atacó dos veces, en las siguientes condiciones; posiciones organizadas; terreno exclusivamente faborable al enemigo con grandes alturas, en cualquier parte a la mano del enemigo, en virtud del gran frente, no se pudo en las dos incursiones, hacer una concentración de esfuerzos para una acción ofensiva correspondiente a la misión recibida". Y remataba el comandante de los "Pracinhas": "No puedo, por tanto, decirle a Ud. que mi División no tiene capacidad ofensiva".



Pero era preciso que la 1a DIE mostrase su capacidad de ofensiva y aquel 12 de Diciembre arraigó aún más en el General Mascarenhas la convicción de que la conquista de Monte Castelo era una cuestión de honra para los soldados bajo su comando. los alemanes de Monte Castelo tendrían que ser derrotados de cualquier manera por los "Pracinhas" y sólamente por ellos.


Continúa....


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mié Nov 19, 2008 7:24 pm

Eckart escribió:"Agosto de 1942 a Maio de 1945. O Brasil na Guerra":

http://adluna.sites.uol.com.br/300/333.htm

Un saludo.
Mi fuente principal (que creo que es de donde han sacado la info del link que mencionas) es el foro http://www.2guerra.com.br que por lo que vi ha cambiado de plataforma, yo conservo en un cd la versión anterior (que data del 2000), me tomo el trabajo de traducir al castellano (como otros tantos informes como el de las caricaturas, el de la numismática y un largo etc.) , pero si el mismo no interesa, hágnamelo saber porfavor. La otra fuente es la mencionada en mi intervención anterior http://www.mauxhomepage.com/geraldomota/feb003.htm


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Antonio
Moderador
Moderador
Mensajes: 516
Registrado: Lun Abr 17, 2006 4:21 am
Ubicación: http://www.elasticparadise.com
Contactar:

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Antonio » Mié Nov 19, 2008 11:10 pm

Shindler escribió:
Mi fuente principal (que creo que es de donde han sacado la info del link que mencionas) es el foro http://www.2guerra.com.br que por lo que vi ha cambiado de plataforma, yo conservo en un cd la versión anterior (que data del 2000), me tomo el trabajo de traducir al castellano (como otros tantos informes como el de las caricaturas, el de la numismática y un largo etc.) , pero si el mismo no interesa, hágnamelo saber porfavor. La otra fuente es la mencionada en mi intervención anterior http://www.mauxhomepage.com/geraldomota/feb003.htm
Para nada Shindler. Continua la exposición, por favor.
Saludos

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Jue Nov 20, 2008 3:46 pm

Gracias Antonio, vale la pena continuar con la traducción, hay muchos datos que no están en ningún lado en castellano y por otra parte es impresionante y atrapante la historia de esta fuerza expedicionaria, sus historias individuales, sus actos de heroísmo, sus amargos tragos y si todo sale bien les tengo una sorpresa al final :sgm33:

Gracias por estar


A principios de Noviembre de 1944, la 1a DIE se dividió al frente del Rio Serchio, en el sector Luca-Pietrassanta, donde venía combatiendo desde Setiembre, hacia el frente del Rio Reno, en la cordillera apenina. En el frente de Serchio y en menos de dos meses de combate hubieron 13 muertos, 87 heridos graves y otros 215 accidentados leves.

Imagen
Vista general de época del teatro operacional de la FEB (FEB na Itália-Arquivo Diana Oliveira Maciel http://www.mauxhomepage.com\geraldomota\feb010.htm )



En el frente de Reno, el Cuartel general Avanzado del General Mascarenhas, en Porreta-Terme, era como un patio, en el valle del río, cercado de montañas, en un radio de 15km, dominadas íntegramente por los alemanes. Entre el monte Belvedere, al oeste, y el monte della Vederra, al estre, el enemigo conservaba posiciones privilegiadas, erguiendo delante de los expedicionarios brasileros, una pared de montañas y sometiéndolos a una vigilancia constante. Y para hacer la situación aún más crítica, el invierno que se anticipara, prometía ser de los más rigurosos (como de hecho lo fue). El frío era intenso y las lluvias continuas habían transformado las carreteras, severamente castigadas por los aviones aliados, en ríos de barro.

Desde lo alto de sus guaridas, mas de una división alemana tenía los ojos sobre los "pracinhas" en el bajo. Entre cumbres dominadas por los alemanes, una se destacaba por su posición estratégica: Monte Castelo. Si no fuese dominado, sería imposible que las fuerzas del 4to Cuerpo de Ejércitos continuara su marcha en dirección a Bologna, objetivo que el General Mark Clark, comandante de las fuerzas Aliadas en Italia, pretendía atender antes de que comenzaran a caer las primeras nieves del invierno próximo. Caía de ésta manera a los brasileros, en aquel fin de otoño y en todo el invierno que seguiría, la responsabilidad de defender y dominar el sector más ingrato de todo el frente apepino. Para cumplir tal misión, la 1a DIE, tropa recientemente creada y mal entrenada, tendría mucho que aprender. Pero el tiempo era escaso (y las órdenes del comando del 5to Ejército transmitidas al General Mascarenhas por el comando del 4to Cuerpo, fueron tajantes: Bolognia tendría que ser conquistada antes de Navidad y para que ello fuera posible, era extremadamente necesario que la 1a DIE removiera del camino de las fuerzas Aliadas el incómodo e importante obstáculo que era Monte Castelo.


El General Mascarenhas instaló su Cuartel general en Porreta-Terme el día 6 de Noviembre de 1944.
Tres días después, los soldados brasileros sustituirían en el frente de Reno a la 1a División Blindada norteamericana, que, luego de muchos meses de lucha, se retiraba para el descanso en la retaguardia. El 24 de Noviembre el Escuadrón de Reconocimiento y el 3er Batallón del 6to RI de la 1a DIE se unieron con la Task Force 45 norteamericana para la primera ofensiva contra Monte Castelo. Al principio, la operación fué bien lograda, llegando elemesntos de la Task Force a alcanzar la cumbre del Monte Castelo, luego tomar el Monte Belvedere. Pero la contraofensiva de los soldados del 232va DI alemana, que defendía Castelo y el Monte della Torracia, fue violenta, obligando a los soldados norteamericanos y brasileros a abandonar las posiciones yá conquistadas. Sólamente el Monte Belvedere no fué recuperado por los alemanes. Los días 24 y 25 de Noviembre, fecha del primer intento por la conquista de Monte Castelo, marcan el inicio de la segunda fase de lucha de la FEB en Italia (la fase más exigente y más penoso y decisivo). De esos primeros contactos con el enemigo en el frente del Reno perduraron amargos recuerdos en el 3er Batallón del 3er RI, que allí dejaría a sus primeros muertos. Es preciso aclarar que en los días del primer ataque (24 y 25 de Noviembre) el comando de operaciones mixtas (brasileros y norteamericanos) no fué cubierto por el General Mascarenhas, sino que por el General de Brigada Paul Rutledge, comandante de la Task Force 45.

Pero el segundo asalto a Monte Castelo, planeado para el día 29, a penas cuatro días después de los primeros fatídicos sucesos, sería de total responsabilidad de la 1a DIE, que en la operación tendría a penas la ayuda de tres pelotones de tanques americanos. para ese segundo ataque, el comando de la división organizó una agrupación constituído por el 1er Batallón del 1er RI, del 3er Batallón del 6to RI (que participó en la primera incursión) y del 3er del 11vo Regimiento. Dicha agrupación fué puesta al mando del General Zenóbio da Costa, comandante de Infantería Divisionaria, que tendría en su avance la cobertura de dos grupos de artillería brasileras y posiblemente de un grupo de artillería del 4to Cuerpo.


Continúa...

Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Lun Nov 24, 2008 8:39 pm

Un lamentable imprevisto acaeció aquella noche del día 28, víspera del segundo ataque a Monte Castelo: en un inesperado y fulminante contra ataque, las tropas de la 232va DI alemana expulsaron a los americanos del Monte Belvedere, conquistado cuatro días antes, dejando así descubierto el flanco izquierdo de las fuerzas brasileras.

El comando de la 1a DIE pensó en retrasar el aslato para los días siguientes, con la esperanza de que Belvedere fuese reconquistado, pero no era una buena opción, ya que las tropas se allaban en las posiciones de las cuales iniciarian el ataque. A las 7hs de la mañana del día 29 de Noviembre comenzaba la segunda ofensiva brasilera al Monte Castelo. Las condiciones del tiempo eran lamentables, lluvia, cielo cubierto (que dificultó y llegó a impedir la actuación de la fuerza aérea) mucho barro que prácticamente anulaba o reducía al mínimo la participación de los tanques.
Versión original escribió:"Até o meio-dia - conforme narraria mais tarde o General Mascarenhas em seu livro A FEB, pelo seu comandante - tudo parecia indicar um bom êxito para o grupamento do General Zenóbio, porquanto o batalhão do major Uzeda (1o Btl. Do 1o RI) progredia regularmente, embora já possuísse alguns elementos detidos, e o batalhão do major Cândido (3o Btl. Do 11o RI) estavam bem próximo do seu objetivo".
Versión traducida escribió:"Hasta el medio día todo parecía indicar un buen éxito para el grupo del General Zenóbio, por ello el batallón del Mayor Uzeda (1º Btl. del 1º RI) avanzaba regularmente, aunque conservaran algunos elementos detenidos, y el batallón del Mayor Cándido (3º Btl. del 11vo RI) estaban próximos a su objetivo" Como narra el General Mascarenhas en su libro "A FEB".-
El contra ataque alemán no demoró, y una hora después el avance de las tropas brasileras fué detenido por los soldados alemanes de los regimientos 1044vo, 1043vo y 1045vo. Al final de la tarde, los dos batallones brasileros regresaron a sus posiciones desde dónde habían iniciado el ataque, sin poder lograr durante el combate que intervinieran eficazmente los tanques y aviones.

El día 5 de Diciembre de 1944, llegaba al Cuartel general Avanzado de la 1a DIE, en Porreta-Terme, la orden del 4to Cuerpo:
"Se Ordena a la DIE capturar la cresta del Monte della Torracia y Monte Belvedere"
Significaba que Monte Castelo, localizado al centro de línea Belvedere-Torracia, sería una vez más el objetivo principal de la próxima ofensiva brasilera (ofensiva que el General mascarenhas determinó que iniciara el día 12).-


Continúa...


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mié Nov 26, 2008 7:05 pm

Saludos amigos.

A las 6:30 del 12 de Diciembre, se iniciaba el tercer asalto de los expedicionarios brasileros a Monte Castelo. La lucha no demoró mas de cinco horas. Contra la ofensiva de los brasileros, se volvieron a confabular los mismos factores negativos que habían frustrado los intentos anteriores: el cielo cerrado a los aviones (por la nubosidad), el frío intenso,, la lluvia persistente, el barrial que transformaba la tierra en tierra de nadie, entre Gaggio Montano y el Castelo impidiendo así la progresión de los ataques. De todas maneras, las vanguardias brasileras consiguieron llegar hasta la mitad del camino que llevaba a Monte Castelo. A la izquierda, los "pracinhas" conquistaron Zolfo, apenas 200 metros de la cumbre, y al centro, llegaron a Abetaia, donde fueron detenidos por una cerrada cortina de la artillería alemana. Allí en Abetaia, ante sala del Castelo, mas de 20 brasileros caerían muertos en combate, en aquel desafortunado 12 de Diciembre, y sus cadáveres, endurecidos y enegrecidos por el frío, sólo serían retirados el día 22 de Febrero, luego de la conquista de Monte Castelo.

Ese tercer ataque a Monte Castelo probó una vez más que los planes tácticos para la conquista de la posición tendrían que ser enteramente modificados. Era evidente que Monte Castelo no podría ser arrebatado de los alemanes a penas con sólamente algunas unidades de la 1a DIE, pero si, con el empeño en la ofensiva de toda la división. Particularmente ahora, cuando los alemanes alertados por la insistencia del comando aliado en la conquista del Monte Castelo, percibían que aquella era una posición que no deberían entregar. La prueba de ello es que el enemigo trato luego (después del segundo ataque a Castelo) reforzar sus tropas en la cumbre y en el lado norte del morro, sustituyendo los regimientos que lo defendían por unidades nuevas y descanzadas traídas de la retaguardia. Se estableció entonces, entre los brasileros y alemanes una determinación paralela: por parte de los brasileros, la de que Castelo tendría que ser dominado y conquistado de cualquier manera; por parte de los alemanes, la de que el monte no debería ser abandonado en hipótesis alguna.


Habían sido difíciles y crudos los tres primeros ataques a Monte Castelo, y sólamente el día 12 de Diciembre había costado a los batallones brasileros atacantes la vida de más de 150 hombres. El cuarto ataque (y el último) prometía ser aún más difícil y más sangriento.


Mientras, el invierno, que de hecho se mostró como uno de los mas rigurosos registrados en los últimos 50 años en la región apenina, comenzó a extender su lienzo blanco por todo el frente italiano. En la cordillera, los termómetros bajaron súbitamente 10, 15 y hasta 19 grados bajo cero. Y la nieve, que comenzó a caer antes del 24 de Diciembre, yá cubría todo el sector donde operaban los soldados brasileros. Se veían así, los combatientes brasileros, delante de otro enemigo que hasta entonces era desconocido para ellos. ¿Como sería posible para los expedicionarios brasileros, personas de los trópicos, que de la guerra sabían a penas lo que pudieron aprender en ella, enfrentar el mar blanco y helado que los rodeaba y los hacía temblar?
Fue, entonces con alivio y hasta con alegría, que la vanguardia de la 1a DIE, extendida por 15 km entre el monte Grogollesco y la Torre de Nerone, recibió la noticia de que el comando del 5to Ejército había retrocedido en su decición de "llegar a Bologna antes de Navidad" y así, quedaba en suspenso la ofensiva general palenada para los próximos días.


El frente italiano entraba en receso (una larga tregua blanca). Hasta Febrero, en el frente apasiguado por la nieve, los ralentizados hombres que la defendían limitaron su guerra, de los dos lados, las operaciones de patrulla, la escasa vigilancia en los fox-holes (hoyos de zorro), los oídos envueltos por el esporádico y fragmentado duelo entre artillería alemana y aliada. Durante más de dos meses y 10 días el compas de espera dió, en el frente italiano, el ritmo de guerra, en un intermedio que sólo sería interrumpido el día 19 de Ferero, fecha establecida por el comando del 5to Ejército para el comienzo de la nueva y última ofensiva que llevaría a las tropas aliadas, y entre ellas la 1a DIE, más allá del valle do Panaro, mas allá del valle del Po y hasta las fronteras con Francia.


El plan se llamaba Encore: en él serían empleadas las fuerzas del 4to Cuerpo de Ejército y su objetivo sería el de expulsar el enemigo del sector del Reno y perseguirlo, de inmediato, a través del valle del río Panaro.


Continúa...


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mié Dic 03, 2008 8:20 pm

Hola a todos!!!



El día 16 de Febrero de 1945, buscando coordinar y establecer la estrategia y la táctica de ka nueva ofensiva, convocó el General Crittenberger a su cuartel general a los comandantes de unidades (brasileras, norteamericanas, sudafricanas y británicas) que constituían el 4to Cuerpo de Ejércitos. Allí se encontraban, entre otros oficiales generales, el general Mascarenhas, el General Hays, comandante de la 10ma División de Montaña norteamericana, y el General Williams, comandante de la Artillería del 4to Cuerpo. Como asesor, el General Mascarenhas nombró al entonces teniente coronel Humberto de Alcazar Castello Branco (que llegaría a ser presidente de Brasil), jefe de la 3a Sección (Operaciones) del Estado Mayor de la 1a DIE.


En el plan Encore el papel de los brasileros sería, una vez mas el de desalojar a los alemanes del Monte Castelo. Esta vez la táctica sería otra (exactamente la que el General Mascarenhas siempre defendiera, o sea, la que partía de la premisa de que la poderosa posición alemana, situada en el sector más agresivo e inexpugnable de la columna apenina, solo podría ser conquistada si en su asalto fuese empleada toda la división brasilera. Y fue exactamente ese punto de vista del comandante brasilero que se impuso en la reunión de los comandantes del 4to Cuerpo de Ejércitos.

El 20 de Febrero, las tropas brasileras se colocaron en posición de combate, con los tres regimientos de la división prontos para convergir hacia Monte Castelo. A la izquierda de esas fuerzas, la 10ma división de Montaña americana, experimentada tropa de elite, debía apoderarse del monte della Torracia, garantizando, asi el flanco más vulnerable del sector defendido por los brasileros.

Como corresponsal de guerra en el frente italiano, Joel Silveira tubo oportunidad, en los días 20, 21 y 22 de Febrero de 1945, de acompañar muy de cerca (al inicio desde el Puesto de Comando del general Cordeiro de Farias, comandante de la Artillería de la 1a DIE y luego al lado de la tropa) todo el desarrollo de la ofensiva brasilera, que resultaría, al comienzo de la noche del día 21, en la conquista definitiva de Monte Castelo.

La 1a DIE, en su totalidad, sería convocada para el último asalto a Castelo, pero les cupo a los tres batallones del 1º RI la misión de avanzar sobre Castelo, dominarlo y de alli expulsar a los alemanes de la 232va División de Infantería.

El ataque dio inicio a las 6 de la mañana hora prevista. El Batallón Uzeda avanzó por la izquierda, el Batallón franklin (del entonces Teniente-Coronel Emílio Rodrígues Franklin), siguió en dirección frontal al monte, mientras el Batallón Sizeno Sarmento (el 2do) aguardaba en las posiciones avanzadas que ocupara durante la noche, el momento de juntarse a los otros dos batallones. Según el plan Encore, deberían los brasileros llegar a la cresta del Castelo a más tardar a las 6 de la tarde (o sea, una hora después de la conquista del della Torracia por la 10ma División de Montaña norteamericana, prevista para las 17 horas). Porque era ahora convicción del comando del 4to Cuerpo de Ejércitos que Monte Castelo no podría ser tomado sin que antes el monte della Torracia también lo fuese. El hecho, es que a las 17:30hs cuando los primeros soldados del 3er Batallón (Franklin) del 1o RI llegaron a la cumbre del Castelo, los norteamericanos de la 10ma División de Montaña aún no habian conseguido quebrar la resistencia alemana. Los norteamericanos solo alcanzarían su objetivo entrada la noche, cuando los brasileros ya habían completado hacía un buen rato su objetivo y comenzaban a ocupar la cresta del Monte Castelo, las privilegiadas trincheras abandonados a penas por los alemanes.


Además de la perfecta coordinación de los tres batallones del Regimiento Sampaio, otro factor igualmente preponderante, contribuyó para la gran victoria de aquel 22 de Febrero. Se refiere a la actuación de la artillería Divisionaria, bajo el comando del General Cordeiro de Farias, cuya concentración de fuego, entre las 16 y 17 horas de aquel día, transformó la cumbre del Castelo en la viva imagen de un volcán en actividad. Los primeros prisioneros alemanes capturados por los "pracinhas" sorprendidos en las guaridas del Monte Castelo, mostraron una mirada de estupefacción y descontrol nervioso, lo que había significado para ellos el implacable bombardeo de la artillería. Luego de la barrera de fuego, el pico del Castelo se había transformado en una suprficie lunar, con mil cráteres abiertos en la nieve hasta entonces inviolable.


Continúa....


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Fuerza Expedicionaria Brasileña

Mensaje por Shindler » Mar Dic 09, 2008 5:17 pm

Joel Silveira narra: A las 7:30 de aquella tarde del día 21, me encontraba en el puesto del Comando del General Cordeiro de Farias, cuando escuché la voz ronca del teniente Coronel Franklin, desde la radio de campaña- "Estoy en la cumbre del Castelo".

Imagen
1-Juraci Magalhaes (tercero de la derecha a la izqierda) y Cordeiro de Farias (Sexto de derecha a izquierda) durante el 2do curso del Comando y Estado Mayor de Fort Leavenworth (Kansas-USA) 1942. Fuentes; www.mauxhomepage.com\


Pedía que la artillería comenzase a hostigar las posiciones enemigas cercanas al Castelo (en dirección de La Sierra, de Bella Vista y de Caseline, posiciones que en los días siguientes no serían más que marcos en el largo camino que llevaría a la 1a DIE, en la veloz arremetida que iría a comenzar , la conquista de Montese, de todo el Valle del Panaro, hasta el encuentro final con la 148va División alemana, cuyos 15.000 hombres, estaban bajo el comando del General Otto Fretter Pico, se rendirían a los "Pracinhas" en Fornovo y Collechio (al sur de Milán) el día 29 de Abril.
Texto traducido escribió:"Con la conquista del Monte Castelo (las palabras son del Coronel Manoel Thomaz Castello Branco autor de "O Brasil na Segunda Guerra" ) con ese sediento acontecimiento, la FEB saldó uno de sus más serios compromisos en Italia, por los aspectos morales que encerraba. El Monte Castelo ya no era más un simple objetivo a conquistar, un desafío más que enfrentar y una venganza a ejecutar, cuyo desenlace sería la consagración apoteótica o una ruina abrumadora".
Texto original escribió:"Com a conquista de Monte Castelo, com esse sedento feito, a FEB saldou um dos seus mais sérios compromissos na Itália, pelos aspectos morais que encerrava. O Monte Castelo já não era mais um simples objetivo a conquistar, mas um desafio a enfrentar e uma vingança a executar, cujo desfecho ou seria a consagração apoteótica ou a ruína acabrunhadora".
Al día siguiente la consolidación de las posiciones brasileras en Monte Castelo, el General Mascarenhas fue a inspeccionar las tropas victoriosas. "Algunos Pracas, no pudiendo contener su entusiasmo, corrían raudamente a su encuentro a los gritos de "Viva el General!!!". Si no le gritaron nuevos hurras, fue por que el bravo jefe no sabía reír con soltura, limitándose a saludad a los soldados con un leve acento.

Años mas tarde terminada la guerra los generales Mark Clark, comandante del 5to Ejército y Willys Crittenberger, comandante del 4to Cuerpo, reconocieron, en los libros que publicaron sobre la campaña de Italia, que la FEB fue reservando, en la última fase de la guerra, el mas difícil sector del frente en los Apeninos. Basta con decir que sólamente a partir del día 22 de Febrero de 1945, cuando fue conquistado el Castelo, es cuando la ciudad de Porreta-Terme, sede del puesto de Avanzada de la 1a DIE, pudo librarse de la cortina artificial que durante tres meses la había escondido de los alemanes.

Imagen
2-Primera reunión del Estado Mayor de la FEB en Rio de Janeiro. De izquierda a derecha; Mayor Osmar Dutra, Teniente Coronel Senna Campos, Teniente Coronel Thales Ribeiro da Costa, Teniente Coronel Humberto de Alencar Castelo Branco, Teniente Coronel Amaury Kruel, Coronel Lima Brayner. Foto Ecaneada del libro "A verdade sobre a FEB", de Floriano de Lima Brayner.


Pero no fué solo el enemigo en el frente italiano que la FEB enfrentó y venció. Además de ellos, otro aún más serio, por que insidioso y persistente, tubo por el frente: la actuación de la quinta columna Nazi-fascista en el propio Brasil. A los simpatizantes del Eje no les interesaba por motivos obvios la precensia de una fuerza expedicionaria brasilera en Europa. Pero a pesar de todo, la FEB fue. Y en Italia cumplió con su misión.

Cuando el primer grupo retornó a Brasil (el 18 de Julio de 1945) luego de más de 7 meses de lucha en los frentes de Rio Serchio y en el apenino, e inmediatamente en los Valles del Panaro y del Pó, la FEB había dejado en el pequeño cementerio de Pistóia unos 500 muerto, y traía consigo la carta positiva de tantas victorias y el saldo negativo de decenas de mutilados y de centenares de enfermos.


En la campaña de Italia, otra fuerza brasilera desenvolvió una acción marcada; el 1er Grupo de Caza de la FEB, incorporado al 22vo Comando Aéreo Táctico, que daba apoyo al 5to Ejército Americano, en el cual se integraba la 1a DIE.

Más elocuente que las palabras, los números hablan mejor de lo que fue la actividad de esa unidad de la Fuerza Aérea Brasilera (FAB), que llegó a Italia en Septiembre de 1944.

Imagen
3-Comando de la FEB preparando la partida. De izquierda a derecha; General Zenóbio da Costa, General Mascarenhas de Moraes, Coronel Floriano Brayner y el general Cordeiro de Farias. Fuente: misma que la anterior.


Continúa... (última parte)


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Responder

Volver a “Formaciones de combate de los Aliados”

TEST