Soldado de butaca

Dudas e interrogantes sobre la Segunda Guerra Mundial

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 211
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

Re: Soldado de butaca

Mensaje por Mariscal Von Oli » Sab Feb 21, 2015 1:27 am

Jose Luis, es la primera vez en mi vida que leo a alguien definir a Keitel como un militar brillante. No pongo en duda que cuando lo afirmas es con conocimiento de causa, ya que yo no tengo conocimiento de sus cualidades militares ¿en que te basas para afirmarlo?
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9145
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Soldado de butaca

Mensaje por José Luis » Sab Feb 21, 2015 7:33 am

¡Hola a todos!
Mariscal Von Oli escribió: Jose Luis, es la primera vez en mi vida que leo a alguien definir a Keitel como un militar brillante. No pongo en duda que cuando lo afirmas es con conocimiento de causa, ya que yo no tengo conocimiento de sus cualidades militares ¿en que te basas para afirmarlo?
Un militar brillante en su terreno, von Oli, que era el de la organización (administración), no el de las operaciones militares, su planificación, conducción y/o liderazgo, competencias que no tenía y para las que no estaba ni se sentía capacitado. Pero un ejército no sólo está compuesto por sus elementos de combate, sino también por aquellos elementos que le permiten combatir, comer, vestir, cobrar sus sueldos, etc., etc. En este último terreno y en el escalón más alto, Keitel era un militar brillante. Y no soy yo el primero que lo dice (aunque parece ser que soy el primero al que tú lees decirlo), sino sus propios colegas de la época, entre ellos uno que no lo podía ver delante y que el gran público tiene en alabanza por sus dotes planificadoras: Erich von Manstein. Debéis tener en cuenta que Keitel ya había sido jefe del departamento de organización (T-2) del Truppenamt antes de la llegada de Hitler al poder. Y nadie que no estuviera excelentemente capacitado podía ser jefe de un departamento de ese estado mayor general encubierto que fue el Truppenamt. Keitel, antes de Hitler y con Hitler, fue una pieza muy importante en la organización y rearme del Reichswehr-Wehrmacht.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9145
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Soldado de butaca

Mensaje por José Luis » Sab Feb 21, 2015 10:12 am

¡Hola a todos!

Para comprender realmente por qué y para qué se creó el OKW, y con ello comprender los papeles que jugaron Keitel y Jodl en el OKW, es necesario retrotraerse a la época de von Seeckt como Jefe del Alto Mando (Chef der Heeresleitung) del Reichswehr. Por mandato constitucional, el comandante supremo de las fuerzas armadas (Reichswehr) de la República de Weimar era el jefe del estado, es decir el presidente de la república. Éste (entonces Eber) ejercía su mando a través del jefe del Ministerio de Defensa del Reich (Reichswehrministerium), que, por mandato constitucional impuesto por una de las disposiciones del Tratado de Paz de Versalles, tenía que ser un civil, nunca un militar en activo. Y este ministro respondía ante el Reichstag (parlamento) en cuestiones presupuestarias y ante el presidente en cuestiones de mando, siendo el único ministro del gobierno que tenía acceso directo al presidente. Ahora bien, cuando Seeckt fue nombrado Chef der Heeresleitung (en sustitución de Reinhardt) en 1920, logró vaciar al Reichswehrministerium de sus principales competencias, arguyendo que, como Jefe del Alto Mando del Reichswehr y comandante supremo del Reichsheer, tenía que poseer un derecho ilimitado para representar los intereses del Reichswehr sin ningún control político. Esta situación cambió con la llegada de Hindemburg a la presidencia de la república en 1925, pues el Reichswehr tenía ahora como comandante supremo a un militar (retirado) cuya autoridad y respeto entre los militares estaba por encima de la de Seeckt, que fue destituido al año siguiente. Entonces, tras la salida de Seeckt en 1926 y su reemplazo por Wilhelm Heye, el ministro de Defensa (Gessler) creó un oficina denominada Wehrmachabteilung, que asumió el poder político, sujeta al ministerio, que hasta entonces venía ejerciendo el Chef der Heeresleitung. Esta oficina evolucionó y se convirtió más tarde, en 1928 y siendo nuevo ministro de Defensa el general (ret.) Groener, en la Ministeramt, con el general (ret.) Kurt von Schleicher como su jefe. Schleicher, auténtica éminence grise del Reichswehr y principal causante de la caída de Seeckt en 1926, convirtió el Ministeramt (que entre otras tareas de coordinación de los asuntos militares del Reichswehr, debía servir de enlace entre los militares y los políticos) en una plataforma ideal para intromisión de los militares, él principalmente, en la política. Con la llegada de Hitler al poder, Blomberg (un militar en activo) se convirtió en el nuevo ministro de Defensa (que a partir del 21 de marzo de 1935 pasó a llamarse de Guerra: Reichskriegsministerium), creando en febrero de 1934 la Wehrmachtamt en sustitución de la Ministeramt. Blomberg, además de ministro, era el comandante en jefe del Reichswehr (y luego Wehrmacht), y la Wehrmachtamt era algo así como su oficina de estado mayor. Bien, el 1 de octubre de 1935 nombró a Keitel como jefe de esta oficina en sustitución de Reichenau (que había sido el último jefe del Ministeramt y el primero de la Wehrmachtamt), que fue destinado como comandante general del VII. Armeekorps.

Sé que lo escrito anteriormente es un poco pesado, pero es crucial para entender la lucha político-militar que precedió la creación del OKW. Al liderazgo del Reichswehr, especialmente al liderazgo del Reichsheer, y más en concreto al Truppenamt (y luego EMG), nunca le gustó estar sujeto al control político del Ministerio de Defensa ni del Reichstag, como sería (y es) lo normal en una democracia parlamentaria. Pese al mito de que el Reichswehr (su liderazgo) era apolítico, nada está más lejos de la realidad. Seeckt, primero, y Schleicher, después, no dejaron de intentar influenciar en la política interior y exterior de la República de Weimar, y en el rearme del Reichswehr a espaldas del Reichstag. Blomberg y Reichenau, su mano derecha, pretendieron hacer lo mismo con Hitler mientras vivió Hindenburg. Pero además, pretendieron usurpar al EMG del Heer el papel central que éste venía ejerciendo en la planificación de la defensa nacional y la guerra desde los tiempos de Moltke el Viejo. Y la Wehrmachtamt que creó Blomberg fue instrumental para este último objetivo, que también defendía Keitel, ahora su nueva mano derecha. En realidad, Blomberg y su círculo tenían razón; las fuerzas armadas del Tercer Reich ya no estaban reducidas al ejército de tierra, que era virtualmente el núcleo del Ejército de Prusia, ni al ejército y marina de guerra, que eran el núcleo del Ejército de Guillermo II. Ahora había tres ejércitos: tierra, mar y aire, cada uno de ellos con su alto mando y su EMG. Era lógico, pues, que hubiera un estado mayor general de las fuerzas armadas que coordinase a los estados mayores generales de sus tres ejércitos. Pero esto era un sacrilegio para los jefes del Heer, Fritsch y Beck. La lucha soterrada que mantuvieron estas dos facciones sólo debilitó, finalmente, la unidad del ejército. Beck infiltró a Jodl en la Wehrmachtamt para trabajar sus intereses, pero Jodl pronto se convenció de las razones de Blomberg y trabajó a favor de éste. En esas, tuvo lugar la reunión del 5 de noviembre de 1937 en la Cancillería del Reich entre Hitler y sus comandantes en jefe de los tres ejércitos, más Blomberg y Neurath (ministro de Exteriores), donde el Führer expuso sus “planes de guerra”, a los que Blomberg y Fritsch respondieron con reluctancia y frialdad, desatándose una crisis de confianza entre Hitler y estos dos jefes militares. Con el affair Blomberg-Fritsch (el de la prostituta y el de la “homosexualidad”, respectivamente), explotados y montados por Göring y Himmler, Hitler se desembarazó del ministro de Guerra y comandante en jefe de la Wehrmacht, y del comandante en jefe del Heer, sustituyendo sólo al segundo por Brauchstich (comprado). Hitler se autonombró comandante en jefe de la Wehrmacht (ya era su comandante supremo) y, para ejercer esta función, creó el OKW, nombrando a Keitel su jefe. Abolió de facto, no de iure, el Ministerio de la Guerra, y dejó conscientemente sin resolver el resultado de la lucha intestina que venían manteniendo el EMG del Heer con el pretendido y nunca creado EMG de la Wehrmacht. Con ello Hitler se hizo con el control absoluto de la Wehrmacht, que era realmente su objetivo, un control que ejerció a través de Keitel y Jodl. La única resistencia que encontró fue la del EMG del Heer, primero en Beck y luego en Halder. Beck dimitió en agosto de 1938, y a Halder lo destituyó Hitler en septiembre de 1942, y entre medias Hitler ya se había autonombrado comandante en jefe del OKH, destituyendo a Brauchitsch. Finalmente, en octubre de 1942 nombró al general Rudolf Schmundt, que era su ayudante jefe de la Wehrmacht, jefe de la Oficina de Personal del Ejército, sustituyendo así al general Keitel (el hermano del mariscal). Con ello Hitler asestó el último golpe al EMG, privándolo de ejercer las funciones propias sobre el personal del ejército, especialmente en los ascensos, donde Hitler introdujo (luego de una larga lucha de años con esta antigua casta) una auténtica modernización.

Por tanto, cuando leáis comentarios de los oficiales de EMG sobre Keitel y Jodl (cuerpo al que pertenecían) tened presente estas circunstancias. Los oficiales de línea, beneficiados por la nueva política de promociones de Hitler, no fueron tan duros al referirse a esos dos jerifaltes.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Preguntas”