Crimenes nazis contra el clero

Genocidios y deportaciones

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Crimenes nazis contra el clero

Mensajepor Francis Currey » Sab Oct 20, 2007 11:43 am

Crimenes nazis contra el clero

La actuación vaticana ha sido criticada en numerosas ocasiones sin embargo, existen númerosos ejemplos de miembros del clero que perdieron la vida a manos de los nazis.

En Italia, de acuerdo con el Martirologio del clero italiano, 729 sacerdotes y seminaristas perdieron la vida entre 1940 y 1945. Entre ellos al menos 170 fueron asesinados por ayudar a judios.

En Alemania tan sólo en el campo de Dachau fueron internados 2.794 sacerdotes y religiosos de 21 países, de los cuales 1.734 eran polacos. De los 1.034 eclesiásticos que allí encontraron la muerte, 868 eran polacos.

Entre las martires polacas encontramos a tres monjas:

Sor Ewa Noiszewska y sor Marta Wolowska, quienes fueron fusiladas en Slomin, el 19 de diciembre de 1942, por haber ayudado y protegido a niños hebreos.

Destaca también el caso de Sor Klemensa Staszewska fue asesinada en Auschwitz por haber escondido en el convento a muchachas judías

En Alemania podemos acudir al Martyrologium Germanicum. El nazismo causó en Alemania más de 177 mártires.

Otro caso es el del canónigo de la catedral berlinesa Bernhard Lichtenberg, muerto en prisión por haber celebrado una misa en favor de los judíos, tras la Noche de los Cristales, del 8 al 9 de noviembre de 1938

Por último el de Karl Leisner, el joven sacerdote berlinés arrestado por su fe y muerto en el sanatorio tras haber podido celebrar una sola misa en un campo de concentración

Fuente: ForumLibertas.com
Última edición por Francis Currey el Dom Abr 06, 2008 2:08 am, editado 1 vez en total.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Sab Oct 20, 2007 11:49 am

Sobre la figura del padre Kolbe encontramos en el foro la siguiente información.

http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=5257
http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=869
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Lun Ene 14, 2008 1:45 am

Bernhard Lichtenberg el párroco de la catedral de Berlin

Bernhard Lichtenberg era párroco de la catedral de Berlín en 1932. En 1935 protestó ante Hermann Göring, por las condiciones de vida de los prisioneros del campo de concentración de Esterwegen. Después de la Noche de los cristales (noviembre de 1938), que acabó con la devastación de tiendas, casas y sinagogas de los hebreos, el padre Bernhard comenzó a rezar con los fieles, todas las tardes, en la catedral, por el pueblo hebreo y por todos los perseguidos por el Tercer Reich.
Su púlpito, a un kilómetro de la Cancillería del Führer, resultaba incómodo al nazismo. Amigos y religiosos le advirtieron del peligro que corría. Él siempre respondía: Estoy dispuesto a ir a la cárcel, pero si los sacerdotes no hablan, la gente no sabe qué pensar, con todas las mentiras que esparce la propaganda...

Fue arrestado por la Gestapo el 23 de octubre de 1941, denunciado por dos chicas que habían asistido a las oraciones por los perseguidos. Consciente de que todo escrito personal podría ser utilizado en su contra por los nazis, desde 1933 había dejado de escribir su diario personal. Le traicionaron los libros de ideología nazi que había leído —entre ellos Mein Kampf—. En el margen anotó sus comentarios y críticas. La sentencia fue emitida el 22 de mayo de 1942: dos años de prisión en la durísima cárce.

Una vez que cumplió la pena, su obispo, al visitarle en la cárcel, le recomendó prudencia. Si no criticaba al régimen desde el púlpito, le dejarían en paz; pero el padre Bernhard, que siempre se había opuesto a pronunciar el famoso Heil Hitler, sustituyéndolo por un más sonoro Sea alabado Jesucristo, respondió al obispo con una pregunta: «¿Qué cosa mejor le puede suceder a una persona que morir por la fe católica?»
Declarado «peligro público» por los nazis al no querer aceptar el compromiso del silencio, fue enviado al lager de Dachau. El viaje hacia el campo de concentración acabó con su salud, ya terriblemente debilitada durante los años de cárcel. Murió en el camino, en Hof, en una localidad cerca de la frontera con Checoslovaquia.

En su última carta, desde la prisión de Tegel, el 27 de septiembre de 1943 había escrito: «Todo quiero hacerlo por amor y, por amor, sufrir».
El 17 de diciembre, el campo de concentración de Dachau, al que nunca llegó el padre Bernhard vivió unos de los momentos más emocionantes de su trágica historia: la ordenación sacerdotal de Karl Leisner.

Cinco años antes, el obispo Clemens August von Galen le había ordenado diácono. Debía haber sido ordenado sacerdote poco después de haber recibido el diaconado, pero una incipiente tuberculosis le obligó a internarse en un sanatorio. El joven diácono fue arrestado, a pesar de estar gravemente enfermo, el 9 de noviembre de 1939 por hacer manifestaciones contra el Führer. Después de pasar por varias cárceles por «motivos de seguridad pública» acabó en Dachau, en Baviera. Desde finales de 1940, por orden del mismísimo Heinrich Himmler, jefe de la Gestapo, habían sido encerrados a finales de 1940 más de tres mil sacerdotes en aquel lugar.

Fuente: Artículo de Jesús Colina publicado en: http://www.alfayomega.es/estatico/anter ... rtaje0.htm
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Alfred Delp

Mensajepor Francis Currey » Sab Ene 26, 2008 12:14 pm

Alfred Delp

Imagen
fuente http://www.sankt-georgen.de/images/delpbriefm.jpg

El 15 de septiembre de 2007 la pastora Annemarie Werner, líder de la iglesia Vaterunser de Berlín, dedicó su sermón a la memoria de Alfred Delp, en el 100º aniversario de su nacimiento. Delp era un sacerdote jesuita que salvó judíos perseguidos por el nazismo.

Había nacido el 15 de septiembre de 1907, hijo de madre católica y padre protestante. A pesar de haber sido confirmado en la Iglesia Luterana, decidió abrazar la fe católica. Como cura jesuita sirvió en distintas parroquias de Münich. Con la ayuda de movimientos clandestinos de resistencia ayudó a muchos judíos a escapar a Suiza.

Junto a su mentor, el cura jesuita Augustin Rosch, difundió su rechazo a cualquier forma de totalitarismo. Su permanente oposición les valió a ambos ser constantemente hostigados por el nazismo.

Luego del atentado fallido contra Hitler del 20 de julio de 1944 Delp fue arrestado por la Gestapo que sospechaba sobre su involucramiento. Fue encontrado culpable de alta traición y sentenciado a muerte en la horca. En los días siguientes a su sentencia los nazis le ofrecieron hacer un trato. Le propusieron liberarlo si renunciaba a la orden jesuita. Delp rechazó la oferta y fue ejecutado el 2 de febrero de 1945.

Fuente: http://www.raoulwallenberg.net/?es/pren ... a.4435.htm
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

evadido de sajalín
Miembro
Miembro
Mensajes: 120
Registrado: Jue Oct 18, 2007 9:17 pm
Ubicación: Muskiz
Contactar:

Mensajepor evadido de sajalín » Lun Ene 28, 2008 8:51 pm

entonces porqué el papa fué a pedir perdon a los judios en israel?si tanto sufrió la iglesia porqué?la iglesia no hizo lo suficiente.ni mucho menos acuso a la iglesia de pronazi(es una barbaridad decir eso)pero algo más si debió de hacer.no levantó la voz demasiado en esos años oscuros.
influyó estar la curia y el vaticano en el medio de una roma primero fascista y luego ocupada por el ejército alemán?a saber.
Imagen

"Dios está del lado del que más cañones tiene"(Napoleón)

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensajepor TMV » Lun Feb 25, 2008 6:28 pm

evadido de sajalín escribió:entonces porqué el papa fué a pedir perdon a los judios en israel?si tanto sufrió la iglesia porqué?la iglesia no hizo lo suficiente.ni mucho menos acuso a la iglesia de pronazi(es una barbaridad decir eso)pero algo más si debió de hacer.no levantó la voz demasiado en esos años oscuros.
influyó estar la curia y el vaticano en el medio de una roma primero fascista y luego ocupada por el ejército alemán?a saber.


Que no se olvide el título del post de Francis....
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
www.callejondelpau.es

Mannerheim
Miembro
Miembro
Mensajes: 403
Registrado: Vie Jul 20, 2007 4:29 pm
Ubicación: Zaragoza

Mensajepor Mannerheim » Mar Feb 26, 2008 6:41 am

ImagenJacob Gapp


El Padre Jacob Gapp, un sacerdote marianista del Tirol, fue un valiente enemigo de los nazis en Austria. Jacob Gapp nació en Wattens, Austria, en 1897. A su vuelta de la Primera Guerra Mundial, donde estuvo prisionero en Italia 9 meses, ingresó en un noviciado marianista y fue ordenado sacerdote. Jacob trabajó 8 años después de su ordenación en el área de Graz. Los nazis acababan de llegar al poder en Alemania y Jakob previno en sus homilías a los fieles acerca de la incompatibilidad entre el nazismo y la doctrina de la Iglesia. En Octubre de 1938 la Gestapo prohibió sus clases de religión, pero el 11 de Diciembre pronunció otro sermón en su pueblo natal contra los nazis y tuvo que abandonar el país.

Primero fue a Francia, estableciéndose en Burdeos, donde siguió predicando contra el nazismo, y finalmente pasó a España,
siendo recibido por la comunidad marianista del Colegio del Pilar, Valencia, donde ejerció como capellán y dio clases de alemán.

En 1942, dos alemanes que dijeron ser judíos perseguidos se presentaron en el colegio y le pidieron ayuda para bautizarse. Ambos lo invitaron a viajar a San Sebastián y con engaños lo hicieron pasar a Hendaya, Francia, donde fue apresado por la Gestapo. Fue llevado a París y luego a Berlín. Lo guillotinaron en la cárcel de Plötzensee el 13 de agosto de 1943 tras ser condenado a muerte por un tribunal popular presidido por Roland Freisler, el mismo que juzgó a los miembros de la Rosa Blanca y a los que atentaron contra Hitler en 1944. Sus restos fueron entregados al Instituto Anatómico Biológico de la Universidad de Berlín para ser utilizados por los científicos en estudios de pureza racial.

Dos de sus cartas, escritas el día de su muerte, dan un vibrante testimonio de su heróico amor a Dios. En una de ellas escribió: "Cuando esta carta te llegue, ya habré pasado a mejor vida. A las 7 esta tarde iré con nuestro querido Salvador, a quien siempre he amado con todas mis fuerzas. No lloréis por mi. Estoy completamente feliz. Naturalmente, he pasado muchas horas difíciles, pero he sido capaz de prepararme para la muerte muy bien. Vivid rectamente y aceptad los sufrimientos por amor a Dios, para que nos podamos ver otra vez en el Cielo. En estos tiempos difíciles desde mi arresto he rezado continuamente por vosotros y ahora intercederé en el Cielo. Daré saludos vuestros a todos los nuestros que ya partieron. Después de una lucha tan difícil, estoy en un momento en que considero el día de hoy como el más bonito de mi vida."

Y en la otra escribió: "No esteis tristes. Todo pasa y solo el Cielo permanece. Nuestra madre me espera. Dentro de unas horas, estaré con ella. Que alegría!... Rezaré por todos vosotros."

Cárcel de Plötzensee. Siete de la tarde. Tres hombres alrededor de una mesa: el fiscal Kurth, el funcionario Karpe y el inspector de prisiones Rösler. Han traído al reo:

- ¿Jakob Georg Gapp?
- Sí, sacerdote católico.

Comprobada su identidad le entregan en manos del verdugo y de sus ayudantes. Poco después redactan el acta de la ejecución:
"...El condenado a muerte, que permaneció tranquilo y sereno, se dejó colocar en la guillotina sin ofrecer resistencia. (...) Desde el momento de la entrega del reo hasta el anuncio de la ejecución pasaron nueve segundos".

Fuentes:
http://www.marianistas.org/galeria/v/santos/jakob-gapp/
http://www.teachmeabout.com/periodicals ... sp?pid=355
http://www.marianistas.org/galeria/v/santos/jakob-gapp/
http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=13682
"Haga la guerra con todo el mundo, pero la paz con Inglaterra"

El duque de Alba a Felipe II

Avatar de Usuario
Omar Bradley
Miembro
Miembro
Mensajes: 86
Registrado: Vie Jun 22, 2007 1:14 am
Ubicación: Venezuela, Valencia Estado Carabobo
Contactar:

Mensajepor Omar Bradley » Lun Mar 17, 2008 11:08 pm

Acá dejo también otro importante caso:

Salvador Montes de Oca
Fue un sacerdote venezolano hijo de Andrés Montes de Oca y Rosario Montes de Oca. Nació en Carora, estado Lara, el 21 de octubre de 1895 y falleció el 10 de septiembre de 1944 fusilado por tropas Nazis en Italia.
Fue ordenado como el segundo Obispo de Valencia, estado Carabobo, a los 32 años y sirvió como tal entre el 20 de junio de 1927 y el 22 de diciembre de 1934. Esta promoción vino a la muerte del Obispo anterior, Francisco Antonio Granadillo, el 13 de enero de 1927, y su partida se debió a presiones políticas en la dictadura de Juan Vicente Gómez, durante el gobierno títere de Juan Bautista Pérez. A su renuncia fue reemplazado por el padre Gregorio Adam Dalmau, quien fue ordenado Obispo el 31 de octubre de 1937, y quien mantuvo el cargo hasta la fecha de su muerte el 12 de julio de 1961.

El día de renuncia, Montes de Oca fue nombrado Obispo titular de Bilta, un cargo honorario que mantuvo hasta 1940, y a la fecha de su muerte a los 48 años, tenía el título de Obispo Emérito de Valencia.


Desde su elevación a Obispo, Salvador Montes de Oca tuvo varios choques con la dictadura de Juan Vicente Gómez. Una anécdota lo tiene visitando estudiantes presos en el Castillo Libertador de Puerto Cabello, y recogiéndolos en su automóvil cuando fueron liberados. Uno de ellos era Andrés Eloy Blanco, quien refirió el suceso en la Asamblea Constituyente de 1947.

En otra anécdota, retó al gobierno local tras la muerte de un Joaquín Mariño, hermano de un empresario del cine llamado Santiago Mariño que aparentemente era descendiente del prócer del mismo nombre. Mariño había muerto en los sótanos de de la Casa Páez, tras ser arrestado por La Sagrada (policía de Gómez} por repartir propaganda comunista. Oficialmente, se había suicidado colgándose de las trenzas de sus zapatos, pero cuando se entregó el cadáver a la familia, la gobernación ordenó que nadie abriese la urna, y a tal fin la puso en guardia permanente.

En un momento de descuido de los guardias, una de las hermanas de Mariño abrió la urna y notó que le salía sangre del pecho y al abrir la camisa, vio huellas de las torturas que había sufrido. Monseñor Montes de Oca, ordenó los preparativos para enterrarlo y al saberlo el Gobierno, le comunicaron que por tratarse de un suicida la Iglesia no podía rendirle entierro cristiano.

Montes de Oca los ignoró, y al día siguiente ofició el funeral de Mariño, que representaban un desafío abierto al régimen ya que implicaba que el mismo había sido asesinado. Durante la procesión hasta el cementerio, los hombres que la seguían cada cierto tiempo se detenían, y hacían el gesto de amarrarse las trenzas de los zapatos en protesta por la muerte.
Pero fue en 1929 cuando su actitud frente al gobierno lo llevaría al exilio. Según el Cardenal José Humberto Quintero en su obra Para la Historia,( este se reunió con Montes de Oca en enero de 1930 en Puerto España, Trinidad y le explicó las razones de su exilio de la siguiente manera:

"Se le presentó cierta mañana, en el Palacio Arzobispal de Valencia, una joven señora, en un estado de suma turbación. Le confió que momentos antes, acompañada de su esposo, había ido a visitar a un alto político de aquella ciudad y que habiéndola dejado sola su marido por haber tenido que atender algo urgente, el político, primero con insinuaciones y luego ya por la fuerza, había pretendido hacerla objeto de su lujuria, lo que no había logrado, pues ella había luchado hasta ganar el anteportón y la calle. Pasando ocasionalmente por la puerta del Palacio Episcopal, se le había ocurrido entrar para referir al obispo lo que le acababa de suceder. Monseñor Montes de Oca le indicó que se fuera a su casa, esperara allí a su esposo y lo impusiera del hecho. Un poco más tarde, la misma señora, en un estado de mayor turbación aún, retornó al Palacio y le dijo al obispo: Monseñor: ahora he comprendido las cosas: mi marido me había vendido a ese señor; llegó a casa furioso conmigo porque le he hecho perder la posición que ya tenía conseguida. Yo me quedo aquí: no me junto más con ese hombre. Monseñor tuvo que brindarle asilo provisional a aquella joven y atribulada dama, mientras llega el papá de ella, al que llamó con urgencia. Pues bien: ese político, de cuya calidad moral podemos formarnos idea por lo que dijeron Pío Gil, que lo señala como un traidor, y Fernando González, que lo presenta como un corrompido, disfrutaba de influencia en el régimen que entonces mandaba en Venezuela. Y al enterarse de que había perdido la cacería por la intervención del obispo, maquinó venganza y se aprovechó para ello de la publicación en esos días de la Instrucción sobre el matrimonio."
Esto creó un resentimiento oficial contra Montas de Oca, que fue vengado en 1929 por un caso que tenía relación con una dama que había aceptado casarse con el gobernador de Valencia. Como el gobernador era divorciado, el padre de la novia rogó al Obispo para que intercediera ante la muchacha para que rechazara al pretendiente, pero la muchacha lo ignoró y procedió al matrimonio. Debido a esto, Montes de Oca escribió una carta en su periódico episcopal en la cual condenaba el matrimonio con divorciados, aprovechando para apuntar al general Gómez y a los varios de los integrantes de su gabinete que mantenían queridas. Y para llevarlo a una audiencia más amplia, decidió llevar su escrito al Diario La Religión en Caracas.

De regreso, Montes de Oca fue detenido en la carretera de Los Teques y embarcado inmediatamente en un vapor que salía hacia Trinidad.
Esta situación creo que un conflicto que el gobierno de Juan Bautista Pérez pretendió extender a todo el Episcopado, y al ser consultado sobre la manera en que debía procederse, Gómez les preguntó a sus ministros que con cuantas tropas contaban los curas. Los ministros le dijeron que se habían alzado con papeles, a lo cual Gómez respondió que si es con papeles, es con papeles que tienen que derrotarlos.

El conflicto se resolvió en 1931, cuando Gómez se encargó nuevamente de la Presidencia. Reunido con el Gabinete, se considero una petición del Arzobispo de Caracas y se dispuso levantar la expulsión, como anota el acta del Consejo de Ministros, y el mismo Presidente emitió un Decreto en el que se suspendió el destierro sin exigir Montes de Oca retractación alguna.

Continúa... :arrow:
" La Guerra es producto de la mente Humana, pero tambièn es producto de la mente Humana crear la Paz..."

Winston Churchill

Avatar de Usuario
Omar Bradley
Miembro
Miembro
Mensajes: 86
Registrado: Vie Jun 22, 2007 1:14 am
Ubicación: Venezuela, Valencia Estado Carabobo
Contactar:

Mensajepor Omar Bradley » Lun Mar 17, 2008 11:11 pm

Muerte


Después de su regreso, Montes de Oca renunció a la Diócesis y se retiró en Italia con la Orden de los Cartujos. Vivía con ellos en la Certosa o monasterio di Farneta, en Maggiano, Lucca, Toscaza, y allí tuvo la mala suerte de enfrentarse a un régimen que hizo ver al de Gómez como un juego de niños.

La segunda guerra mundial estaba llegando a su fin y los alemanes apostados en Italia estaban preocupados por el crecimiento de actividades de resistencia. Así, el 17 de junio de 1944, el Mariscal de Campo nazi Albert Kesselring, comandante supremo de las tropas en Italia, autorizó el uso de cualquier método represivo para eliminar los movimientos guerrilleros en la Toscana. La responsabilidad de esta región estaba en manos de se asigno a la 16va división blindada de la SS bajo el mando del General Max Simon, bajo las ordenes del Mayor Walter Reder.

En el monasterio de los Cartujos se había dado refugio a muchos perseguidos políticos por diferentes razones, y en la madrugada entre el 1 y 2 de septiembre de 1944, soldados alemanes invadieron el monasterio, y al día siguiente evacuaron a todos los religiosos y civiles que no se habían escondido o huido.

De allí los trasfirieron en varios camiones a Nocchi, en Camaiore, donde los mantuvieron por varios días. La mayor parte fueron fusilados en lugares y días diferentes, especialmente en los alrededores de Massa el domingo 10 de septiembre. Entre los fusilados hubo 12 monjes, incluyendo al prelado Martino Binz, el procurador Gabriele Maria Costa y Montes de Oca.

El cadáver fue arrojado a una fosa común, pero en 1947 fueron reconocidos y actualmente se encuentran enterrados bajo el presbiterio de la Catedral de Valencia. En memoria de los mártires de la comunidad de Montemagno, existe un monumento a los muertos de lo que algunos llaman la Masacre de Pioppetti, pero que a veces también incluyen como parte de la Matanza de Sant'Anna di Stazzema.

En Valencia existen varias calles bautizadas en honor al Obispo, incluyendo la Avenida Montes de Oca y el monumento a Monseñor Montes de Oca, colocado en la plaza homónima. En este grupo escultórico en mármol y bronce, aparece el prelado con la mano derecha en alto sosteniendo una cruz y la mano izquierda sobre una media columna, con dos detalles de carácter monumental a ambos lados. Fue mandado a erigir por la valenciana Ana Cecilia Branger Párraga. Es de autor desconocido y no tiene fecha.


Fuente:

www.notitarde.com
" La Guerra es producto de la mente Humana, pero tambièn es producto de la mente Humana crear la Paz..."



Winston Churchill

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3557
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Crimenes nazis contra el clero

Mensajepor Audie Murphy » Sab May 14, 2011 7:37 pm

Hermann Scheipers es último sacerdote católico superviviente de los campos de exterminio Se le ofreció la posibilidad de librarse si renunciaba a su sacerdocio

Imagen


http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/1 ... 67439.html


Nacido en 1913, ha vivido bajo dos dictaduras, la del III Reich y la de la RDA, y fue testigo de la mayor barbarie que vio el siglo XX, la de los campos de concentración nazis. Es Hermann Scheipers, el último sacerdote católico alemán que sigue con vida de los aprisionados por Hitler, un privilegio que afirma que sólo puede agradecer a su fe y que ahora difunde, como durante una conferencia ofrecida en Granada.

En su caso, el infierno duró cuatro años, de 1941 a 1945, en el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich. Pasó antes seis meses en la cárcel, acusado de colaborar con otros 'enemigos del Estado', los polacos católicos, "raza inferior" condenada a trabajos forzados, con los que ejercía sus labores de sacerdote, según ha explicado....
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
monastelar
Miembro
Miembro
Mensajes: 63
Registrado: Mar May 10, 2011 7:07 pm
Ubicación: München

Re: Crimenes nazis contra el clero

Mensajepor monastelar » Mar Jun 28, 2011 11:00 pm

no solo catolicos, donde quedan los luteranos como martin Niemöller? o los protestantes?
cuando se habla de clero hablamos del clero generalizado o solo de catolicos?
Only someone who feels crushed by a present concern and wants to throw off the burden at any cost has a need for critical, that is judging and condemning historiography.
Nietzsche.


Volver a “Crímenes contra la Humanidad”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados