Las Fábricas de la Muerte

Genocidios y deportaciones

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8922
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las Fábricas de la Muerte

Mensajepor José Luis » Mié Mar 25, 2009 11:02 am

¡Hola a todos!

Aunque en el foro hay varios temas abiertos sobre los crímenes cometidos por los japoneses en sus experimentos con seres humanos en guerra biológica, especialmente sobre la infame unidad 731, el objetivo de este topic es resumir de forma general, y en cierto detalle, cómo se originó el proceso que culminó en la comisión de crímenes repugnantes sobre víctimas humanas. Para ello me voy a servir de un buen estudio realizado por Sheldon H. Harris, profesor emérito de Historia en Northridge, Universidad del Estado de California, y especialista en la investigación de la experimentación de guerra biológica japonesa en Manchuria. Su libro Factories of Death. Japanese Biological Warfare 1932-1945 and the American Cover-up (Taylor & Francis e-Library, 2002, la edición que uso), fue publicado por vez primera en 1994 (Routledge, Londres y Nueva York), y es el resultado de diez años de investigación utilizando fundamentalmente archivos oficiales en China, Rusia y Estados Unidos.

El libro, poco más de 300 páginas, está dividido en dos partes; la primera introduce y cubre los experimentos japoneses en guerra biológica y sus centros de "trabajo", y la segunda versa sobre el encubrimiento en Estados Unidos. Sólo quiero sintetizar, en varios mensajes, los temas de la primera parte que a mi juicio son más importantes.

En este primer mensaje daré unas pinceladas sobre la carrera de Ishii Shiro, que fue el militar responsable de la génesis, iniciación y ejecución de la investigación japonesa sobre guerra biológica en Manchuria en 1932.

Ishii Shiro nació el 25 de junio de 1892 en Chiyoda Mura, distrito de Kamo, prefectura de Chiba. Chiyoda Mura se encuentra al sudeste de Tokio, no muy lejos del actual aeropuerto de Narita. Shiro fue admitido en el Departamento Médico de la Universidad Imperial de Kioto en abril de 1916, poco antes de cumplir los 24 años de edad. Cuatro años más tarde consiguió su licenciatura, y en menos de un mes ingresó en el 3º Regimiento de la División Imperial de Guardias. Unos cinco meses después, el 9 de abril de 1921, fue comisionado como teniente de primera cirujano.

El 1 de agosto de 1922, Shiro fue transferido al Hospital del Primer Ejército en Tokio, donde pronto cosechó fama de gran trabajador, mujeriego (se dice nunca escogía a mujeres mayores de quince o dieciséis años) y gran bebedor. Asimismo, gran manipulador, sus superiores lo consideraban como uno de los jóvenes oficiales más prometedores. En 1924 regresó a la Universidad Imperial de Kioto, donde estudió e investigó en bacteriología, serología, patología y medicina preventiva. Mientras estaba en Kioto fue enviado a la isla japonesa de Shikoku para estudiar una nueva enfermedad que se había desarrollado en el distrito de Kagawa, y que había alcanzado proporciones epidémicas, causando la muerte de miles de vidas. La enfermedad se reconoció como una nueva variante de encefalitis, y se llamó variante “Japonesa B”, por su localización original.

Durante sus estudios de posgraduado en Kioto, Shiro continuó explotando su habilidad para ganarse el favor de sus superiores, consiguiendo que el presidente de la universidad, Araki Torasaburo, se convirtiera en uno de sus protectores. Shiro se casó con la hija de Araki, progresando con rapidez en su carrera a partir de entonces. Shiro permaneció en la universidad dos años, consiguiendo su doctorado en microbiología a finales de 1926 o principios de 1927. Desde agosto de 1924 era capitán del Cuerpo Médico del Ejército.

Tras su doctorado, el ejército lo destinó al Hospital Médico del Ejército en Kioto. Al parecer, un informe sobre guerra biológica iba a cambiar el curso de la vida de Shiro. El teniente primera médico Harada, miembro del Buró del Ministerio de Guerra, había asistido a la Convención de Desarme de Ginebra de 1925 que prohibió, al menos sobre el papel, el uso de la guerra química y biológica. El informe de Harada no despertó mucho interés entre la comunidad médica, pero Shiro quedó profundamente impresionado con el potencial de la guerra biológica, e hizo todo cuanto pudo para comenzar a investigar sus posibilidades para el ejército japonés.

Frustrado por el poco interés mostrado por el liderazgo del ejército en el estudio y desarrollo de la guerra biológica, Ishii Shiro inició un viaje de dos años por el extranjero entre 1928 y 1930, con el siguiente itinerario: Singapur, Ceilán, Egipto, Grecia, Turquía, Italia, Francia, Suiza, Alemania, Austria, Hungría, Checoslovaquia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Polonia, la Unión Soviética, Estonia, Latvia, Prusia del Este, Hawaii, Canadá y Estados Unidos.

A su regreso a Japón encontró una mejor disposición en el liderazgo militar japonés, que había cambiado radicalmente del grupo de 1928. A los cuatro meses de su regreso, Shiro fue nombrado profesor de inmunología en la Escuela Médica del Ejército en Tokio, la más prestigiosa escuela médica militar de Japón, y promocionado a mayor. Y siguió presionando al alto mando del ejército para la investigación en guerra biológica y el establecimiento de un nuevo departamento de inmunología como centro de investigación de la guerra biológica, esfuerzos que finalmente tuvieron éxito.

Por esas fechas Shiro llamó la atención del que quizás era el científico militar más importante de Japón, Koizumi Chikahiko, que había sido general cirujano del ejército y ministro de Salud de Japón, un feroz nacionalista. Koizumi apoyó la lucha de Shiro para crear un departamento de inmunología, y gracias en gran parte a su mecenazgo se creó el departamento. En muchos aspectos, Kozumi fue el padre de los programas de Japón en guerra química y biológica.

Otros grandes defensores de Shiro fueron el entonces ministro de Guerra, Araki Sadao, y el general Nagata Tetsuzan, este último convirtiéndose en el héroe de Shiro, quien llevó consigo a todas partes un busto de Nagata.

Todas estas conexiones permitieron a Shiro iniciar sus investigaciones en guerra biológica, al principio en el laboratorio de inmunología de la escuela. Pero Shiro quería probar sobre el terreno los avances teóricos que había logrado en el laboratorio, para lo cual tenía que experimentar con seres humanos. El problema era que tales experimentos no podía llevarlos a cabo en Tokio. “Hay dos tipos de investigación sobre guerra bacteriológica, A y B. A es investigación de ataque, y B de defensa. La investigación de vacuna es del tipo B, y se puede hacer en Japón. Sin embargo, la investigación de tipo A sólo se puede hacer en el extranjero”, solía comentar Ishii Shiro.

Buscando una salida a la investigación A, Shiro consiguió que lo destinaran a Manchuria. El 31 de agosto de 1932, Shiro y su amigo Masuda Tomosada viajaron por Manchuria durante un mes, aunque no está claro cuál fue su objetivo (probablemente era la localización de un lugar adecuado para montar su laboratorio para experimentar con seres humanos).

Shiro llegó a Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, Manchuria septentrional, en verano de 1932, y fue muy bien recibido por el liderazgo del Ejército de Kwantung, deseoso de poseer un arma decisiva, fuese la que fuese. El ejército concedió a Shiro casi todo cuanto pidió, disponiendo inicialmente de un presupuesto anual de 200.000 yens, una gran suma para la época. También se le dio el mando, inicialmente, de una unidad de unos 300 hombres para llevar a cabo sus planes. Puesto que su trabajo era secreto, Shiro tuvo que adoptar un nombre en clave para sí mismo y su unidad. Eligió “Unidad Togo” para su unidad, en honor de su gran héroe de la guerra ruso-japonesa, el almirante Togo Heihachiro. Él utilizó frecuentemente el nombre de capitán Togo Hajime.

Seguiremos con el establecimiento de la primera fábrica de la muerte: Beiyinhe.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8922
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las Fábricas de la Muerte

Mensajepor José Luis » Mié Mar 25, 2009 8:11 pm

¡Hola a todos!

Shiro estableció su laboratorio de investigación original en el sector industrial de Harbin conocido como el Distrito Nan Gang, toda una manzana en la intersección de las calles Xuan Hua y Wu Miao; sus inquilinos fueron desalojados rápidamente, ocupando los edificios la Unidad Togo. Este laboratorio serviría a Shiro para su investigación B, pero Harbin era demasiado peligroso para desarrollar la investigación A. El plan de Shiro fue el siguiente: continuaría trabajando en las vacunas de guerra biológica en Harbin, y una vez que la investigación fuese prometedora, entonces comenzarían las pruebas en seres humanos fuera de Harbin, en Beiyinhe, una aldea que albergaba entre veinte y treinta familias. Estaba localizada en el río Beiyin y cerca de la línea del ferrocarril Lafa-Harbin nororiental.

Shiro y sus hombres entraron en Beiyinhe, evacuaron a la fuerza a todos sus habitantes, y quemaron la mayoría de los edificios, excepto una especie de plaza de ventas que convirtieron temporalmente en sus oficinas administrativas. Acordonaron aproximadamente medio kilómetro cuadrado de la aldea y construyeron ahí una especie de prisión y laboratorio experimental. Esta prisión-laboratorio fue construida por campesinos locales chinos, explotados por la Unidad Togo.

Esta base experimental de guerra biológica fue conocida localmente como el Campo de Prisioneros Zhong Ma; estaba rodeada por un muro de ladrillo de tres metros de altura, coronado con varias filas de alambradas y una alambrada especial de alto voltaje. En las cuatro esquinas del muro había enormes atalayas con reflectores poderosos. Un área de alrededor de 250 metros cuadrados alrededor de la prisión fue declarada zona prohibida; la Unidad Togo montaba patrullas de vigilancia las 24 horas del día.

Dentro de ese complejo los trabajadores chinos construyeron unas cien edificaciones de ladrillo en menos de un año, la mayoría de las cuales estaban destinadas para albergar a los miembros de la Unidad Togo. En el centro del complejo se construyó un gran edificio, una estructura que constituía la prisión-laboratorio experimental. A causa de su tamaño, los residentes locales la llamaron “Castillo de Zhong Ma”, mientras que la Unidad Togo era conocida como las Tropas de Zhong Ma.

El Castillo de Zhong Ma estaba dividido en dos alas. La primera comprendía la prisión, los laboratorios, un crematorio para disponer los restos de los cuerpos humanos y de animales, y un depósito de munición. La otra ala contenía oficinas, barracones, almacenes, una cantina y un aparcamiento para vehículos militares. A los trabajadores chinos les estaba prohibida la entrada en la primera ala, pero aún así se enteraron que contenía prisioneros chinos, extendiéndose los rumores de que algunos eran asesinados en secreto.

Normalmente el castillo contenía 500-600 prisioneros, si bien había sido construido para albergar a 1.000 prisioneros. Éstos eran de diversa naturaleza: inocentes capturados en una redada como “personas sospechosas”, trabajadores anti-japoneses clandestinos, bandidos guerrilleros, rebeldes comunistas, y criminales comunes.

En comparación con los estándares coloniales japoneses, estos prisioneros fueron tratados humanamente y bien alimentados. A las futuras víctimas se les daba una dieta muy superior a la que disfrutaban los campesinos chinos normales. Se les permitía hacer ejercicio físico regular y estaban sujetos a exámenes médicos regulares.

Como norma, Shiro o uno de sus subordinados sacaba 500 cc de sangre de cada prisionero cada tres-cinco días, una rutina que nunca se interrumpió. Esta circunstancia hizo que la mayoría de los prisioneros se debilitase progresivamente. Cuando los prisioneros ya no eran valiosos para la investigación, se los eliminaba con una inyección de veneno, sus cuerpos se diseccionaban y eran enviados al crematorio. A otros simplemente se les mataba de un tiro, pasaban a manos de los patólogos para realizar autopsias y luego eran enviados al crematorio.

Los experimentos iniciales de Shiro fueron rudimentarios y limitados en alcance en comparación con los refinamientos que maquinó más tarde. Aunque se dedicó a investigar diferentes enfermedades, sus esfuerzos se concentraron principalmente en tres enfermedades contagiosas: ántrax, glanders y peste.

Cuando Shiro o uno de sus colaboradores deseaban investigar el cerebro humano, simplemente ordenaban a los guardias que buscaran una muestra útil. Los guardias sacaban a un prisionero de su celda y mientras uno lo sujetaba, el otro le abría la cabeza de un hachazo. Extraían su cerebro y lo llevaban inmediatamente al laboratorio. El cuerpo se llevaba a los patólogos y luego al crematorio.

Se desconoce el número de víctimas sacrificadas en Beiyinhe. El campo comenzó a operar en algún momento a finales de 1932, incluso antes de que se terminase el complejo, y continuó matando prisioneros hasta el otoño de 1934 (y posiblemente hasta 1936), hasta que una rebelión de los prisioneros interrumpió la rutina del campo y puso en peligro la seguridad así como el secreto de las operaciones de la Unidad Togo.

La rebelión se produjo durante una festividad de mediados de otoño de la Unidad Togo, durante la cual corrió en abundancia el sake y otros licores, relajándose la seguridad. Unos pocos prisioneros, liderados por un tal Li, sabiendo cuál iba a ser su fatal destino, atacaron a la guardia, que estaba borracha, y liberaron al resto de prisioneros que se dieron a la fuga. Sólo permanecieron en sus celdas aquellos que estaban demasiado débiles para huir. Muchos de los huidos fueron capturados más tarde y sufrieron una sádica represalia. En total, unos 16 prisioneros consiguieron escapar con éxito, aunque 4 de ellos murieron como consecuencia del frío, la fiebre, el hambre o los efectos debilitantes de su anterior internamiento. Los 12 restantes encontraron a un viejo que los guió hasta una banda de partisanos.

Menos de un año después de la rebelión, explotó el depósito de municiones del Campo Zhong Ma, desconociéndose si fue debido a un accidente o sabotaje. Shiro abandonó Beiyinhe a finales de 1937, ordenando a los zapadores de su unidad que destruyeran todas las instalaciones y eliminaran al resto de prisioneros, órdenes que se cumplieron a rajatabla. Luego transfirió a sus hombres y equipo a un nuevo lugar, más cerca de su cuartel general en Harbin.

La existencia de la Fábrica Bacteriológica de Beiyinhe, como prefieren llamarla los chinos, permaneció en secreto durante casi cuarenta años, y se hizo público a principios de la década de 1980 gracias a los descubrimientos de un académico chino, Han Xiao, Director Suplente del Ping Fan 731 Musseum. La historia de Beiyinhe, que se cuenta por primera vez en inglés en este libro de Sheldon H. Harris, sugiere que el Campo Zhong Ma fue el prólogo a las actividades posteriores que harían a Ishii Shiro infame en la historia de la ciencia moderna.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8922
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las Fábricas de la Muerte

Mensajepor José Luis » Vie Mar 27, 2009 11:01 am

¡Hola a todos!

El 1 de agosto de 1936, un año después de haber sido promocionado a teniente coronel, Shiro fue nombrado jefe del Boeki Kyusui Bu del Ejército de Kwantung (algo así como Departamento Anti-Epidémico de Suministro y Purificación de Agua del Ejército de Kwantung). Esta nueva comisión sirvió de tapadera para la continuación de sus experimentos de guerra biológica y la creación de un nuevo complejo: Ping Fan.

Pign Fan era una zona de unos seis kilómetros cuadrados que agrupaba a unas diez aldeas y estaba situada a unos 24 Km (45 minutos) al sur de Harbin. En el otoño de 1936, Shiro forzó la evacuación de los habitantes de varias aldeas de Ping Fan, continuando la evacuación en otras tres aldeas el año siguiente. El 15 de agosto de 1938 otras tres aldeas fueron vaciadas de sus habitantes. En conjunto, entre 1936 y 1938 Shiro se hizo con al menos ocho aldeas de Ping Fan, unos 840 acres de tierra cultivada, junto con miles de acres de praderas y bosques. Unas 600 familias quedaron si hogar.

El complejo que Shiro construyó en Ping Fan quedó completado en 1939, una colosal estructura con al menos setenta y seis edificaciones: un cuartel general administrativo, laboratorios, dormitorios para trabajadores civiles, barracones, depósitos de armas, graneros y establos para animales, cámaras de autopsia/disección, laboratorios para experimentos de congelación, una granja enorme de frutos y vegetales, una prisión especial para las víctimas de experimentos, una planta energética, tres calderas para crematorios, y otras instalaciones de recreo de personal. Este enorme campo estaba unido por ferrocarril con Harbin. Tenía un perímetro de seis kilómetros cuadrados.

Declarado Región Militar Especial, Ping Fan estaba custodiado por tres policías diferentes: la temida policía militar japonesa (Kempei), la policía del Ejército de Kwantung, y la gendarmería local del gobierno títere de Pu Yi. Aparte estaban las tropas del campo. Una flota de aviones patrullaba el espacio aéreo de Ping Fan, cerrado, excepto bajo autorización y grandes medidas de seguridad, a cualquier ruta comercial.

El cuartel general de Ping Fan estaba protegido por una compleja serie de barreras y fortificaciones. Al igual que en Beiyinhe, su perímetro estaba rodeado por una profunda y ancha fosa, complementada por un muro de ladrillo de al menos 5 metros de altura, coronado con varias filas de alambradas, algunas de alto voltaje. Había una atalaya en cada una de las cuatro esquinas del muro, y otras dentro del campo, en sus lugares más elevados. El único acceso al campo lo proporcionaban cuatro puertas. La del sur era para los hombres de Shiro; la del oeste sólo se utilizaba en casos de emergencia; las del norte y este para los trabajadores chinos del campo (se explotaron entre 10.000 y 15.000 trabajadores chinos para construir el campo en dos años).

La nueva unidad de Shiro estaba compuesta de miembros de la Unidad Togo, si bien aumentada con nuevos científicos de las universidades japonesas y más tropas. Se llamó la “Unidad de Ishii” hasta 1941, cuando se le dio una designación numérica: Unidad 731.

Shiro, coronel desde el 1 de marzo de 1938, dirigió el Boeki Kyusuibu desde 1936 hasta la rendición del Japón. Este departamento se amplió hasta comprender al menos 18 “sucursales” por toda la China ocupada, y más tarde se establecieron nuevas unidades en Rangoon, Birmania, Singapur y, posiblemente, Manila y las Islas Holandesas Orientales.

Shiro y Kitano Masaji (su sucesor en Ping Fan desde principios de 1942 a la primavera de 1945) experimentaron con seres humanos en enfermedades que iban desde el ántrax a la fiebre amarilla. Investigaron las reacciones humanas a la peste, distintas variedades de tifus, viruela, tularemia, ictericia infecciosa, gangrena gaseosa, tétanos, cólera, disentería, glanders, fiebre escarlata, brucelosis, encefalitis por picadura de garrapata, fiebre hemorrágica epidémica, meningitis, neumonía............

Those Americans who interrogated Unit 731 personnel in 1946 and 1947
were awed by the “magnitude” of Ishii’s venture. At least 20 million doses of
vaccine were prepared each year Ping Fan operated. Untold millions more
were produced at 731 branches in Dairen, Hailar, Linkow, and Sunyu. Fifty
thousand hens and roosters were used at Ping Fan alone to produce fertilized
eggs annually just for the preparation of one type of typhus vaccine, R.P.
vaccine (Rickettsia prowazekii). At least a similar number of rats9 were
required for R.M.vaccine (Rickettsia mooseri). Both vaccines were produced
in liquid and dry forms.

Imagen
Fuente citada

Imagen

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3556
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Las Fábricas de la Muerte

Mensajepor Audie Murphy » Jue Oct 15, 2009 2:56 pm

Junto a la Unidad 731 había otras formaciones militares de similar desempeño como la Unidad 1644 ("para la prevención de las epidemias en el suministro de agua) o la 200. La 1644 estaba en Nanking y supuestamente también infectaba a propósito a los chinos con bacilos
http://en.wikipedia.org/wiki/Unit_Ei_1644

"Unit 731 was the headquarters of many subsidiary units used by the Japanese to research biological warfare; other units included Unit 516 (Qiqihar), Unit 543 (Hailar), Unit 773 (Songo unit), Unit 100 (Changchun), Unit Ei 1644 (Nanjing), Unit 1855 (Beijing), Unit 8604 (Guangzhou), Unit 200 (Manchuria) and Unit 9420 (Singapore)" http://en.wikipedia.org/wiki/Unit_731

ejemplos de ataques contra la población civil fueron por ejemplo

http://en.wikipedia.org/wiki/Changde_ch ... pon_attack
http://en.wikipedia.org/wiki/Kaimingye_ ... pon_attack


un documental sobre el tema


[url=http://img79.imageshack.us/i/boms.jpg/]/313/boms...
bomba para dispersar pulgas, pg 100 libro "six legged soldiers, using insects as weapons of war"

Imagen
http://www.worldcat.org/oclc/192109802?&lang=es

en este libro se habla de esta siniestra unidad japonesa o del uso en la SGM y otros conflictos anteriores, de los efectos perniciosos de los insectos venenosos (incluso desde el tiempo de los romanos)
deberia de encontrarse en los listados de esta web http://kcjun.5d6d.com/forum-13-1.html


sobre la guerra bacteriológica y dentro de este mismo foro como ya indicó Jose Luis
viewtopic.php?f=34&t=5003&hilit=unidad+731+manchuria
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4233
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Re: Las Fábricas de la Muerte

Mensajepor Hundi » Vie Oct 29, 2010 2:52 am

En el link que dejo, se encuentra una pelicula de produccion china concerniente a las atrocidades de la unidad 731, no la he visto completa pero en las primeras escenas muestras el mapa y la ubicacion de los campos de esta unidad y tambien la llegada del infame General Shiro, la pelicula tiene escenas fuertes que algunos no podran ver, pero la pelicula es buena y trato de retratar fielmente lo sucedido

Man Behind The Sun.

viewtopic.php?f=42&p=187999#p187999
ImagenImagenImagen
Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...
Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.


Volver a “Crímenes contra la Humanidad”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado