Matanza de Kommeno

Crímenes contra los prisioneros de guerra y la población civil

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Matanza de Kommeno

Mensajepor TMV » Vie Mar 02, 2007 8:15 am

LA MATANZA DE KOMMENO
(16 de agosto de 1943)


Imagen

Los alemanes temían una invasión inminente de británicos y americanos en la Grecia occidental, en la zona de Epirus.

En un viaje de inspección por la zona de Kommeno el comandante de Josef Salminger vio que un partisano portaba una ametralladora. Supuso que en Kommeno se escondían miembros de la resistencia.

Como una supuesta represalia, el pueblo de Kommeno fue tomado por los alemanes el 16 de agosto de 1943, fue tomado sin ningún tipo de resistencia ya que no había ningún partisano en el pueblo.

La matanza fue perpetrada por la Primera División Alpenjäger 'Edelweiss' mandada por el General Stetner.

Comenzó por la mañana a las 5.30 y finalizó a las 12.30 mediodía.

De los 680 habitantes del pueblo, 317 fueron asesinados (172 mujeres y 145 hombres), 97 tenían menos de 15 años (13 de ellos no habían superado los dos años de edad).

En la casa de Thedoros Mallios, se festejaba la boda de su hijo Spyros. La celebración duró toda la noche y por la mañana, los novios y todos los invitados fueron ametrallados y matados por los soldados de la Edelweiss. La casa fue quemada y en total murieron 34 personas.

Los 2 sacerdotes del pueblo fueron fusilados y después de la matanza, 181 casas fueron incendiadas.

“Quisiera encontrar a uno de los soldados y preguntarte, ¿por qué lo hiciste?”

Esta pregunta fue realizada en Baviera, en el año 2003, por Christina Dimos, uno de los sobrevivientes de la aldea que, cuando se produjo la matanza, únicamente tenía 13 años.

Fuentes:
www.u-berg.at/texte/callen2005.htm
www.wsws.org/articles/2003/jul2003/germ-j02.shtml
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
www.callejondelpau.es

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2583
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Mensajepor Shindler » Sab Mar 03, 2007 4:20 pm

Muy bueno como siempre el informe, ¿la masacre fuè por puro azar de los asesinos, los eligieron "de entre el montòn" frìamente o hubo otros motivos (polìticos, raciales, venganza, etc.)?



Gracias TMV
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Gaetano La Spina
Miembro
Miembro
Mensajes: 279
Registrado: Sab Dic 02, 2006 11:02 pm
Ubicación: CARACAS VENEZUELA

Mensajepor Gaetano La Spina » Dom Abr 01, 2007 11:41 pm

saludos!

El problema de que se sucedan estas masacres es que, siempre ponen a una serie de pocos energumenos (si se le da un sentido de patología mental) militares para unos cargos o cometidos que ningún otro acepta hacer. Estos actos tienen como objetivo asustar a la población civil, dando ejemplo de lo que les puede suceder, se busca así la sumisión de los pueblos o países ocupados.
En este caso, ni siquiera los pobladores de aquel poblado intentaron revelarse...eso no lo hace un militar normal y con honor.

De casos como estos nos cansaríamos de encontrar en la Historia Universal...quién se sorprende? Y aún así, la humanidad nunca aprende :roll: .
"Y él (Zeus), de su cabeza, dió a luz a Atenea de ojos glaucos, terrible, belicosa, conductora de ejércitos, invencible y augusta; a quién le encantan los tumultos, guerras y batallas" Hesíodo "Teogonía"

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8922
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue May 03, 2007 1:43 pm

¡Hola a todos!

La "Masacre de Komeno" está muy bien relatada en el libro de Mark Mazower, Inside Hitler's Greece: The Experience of Occupation, 1941-44 (Yale University Press, 2001). Contaré su génesis.

Según el autor, Komeno es hoy en día un pueblo que atrae pocos visitantes, situado en las llanuras pantanosas del estuario de Arachthos, en la Grecia occidental.

En el centro de la plaza principal, a unos cuantos metros del kafeneion, se erige un monumento de mármol que lleva en sus lados esculpidos los nombres de los 317 vecinos que fueron muertos por tropas de la Wehrmacht en agosto de 1943. Sus edades varían desde el año de edad de Alexandra Kritsima hasta los 75 años de Anastasia Kosta. Figuran 74 criaturas que tenían menos de diez años y 20 familias enteras. Quienes realizaron esta masacre eran soldados regulares de una división de élite del Heer.

De acuerdo con Mazower, "Durante dos años Komeno había disfrutado de una guerra en paz. Los niños del pueblo iban a la escuela en Arta mientras sus padres trabajaban en el campo…..El comandante italiano en Arta había estacionado un oficial de aduanas en el pueblo, y pronto alcanzó un entendimiento amistoso con los comerciantes. Al principio de 1943 los andartes entraron en escena para requisar víveres de los comerciantes y granjeros. Esto no parece haber preocupado a los italianos, que no tomaron ninguna acción contra ellos. En cuanto a los vecinos nada había que pudieran hacer. El 12 de agosto de 1943 un pequeño grupo de andartes visitó Komeno. Apoyaron sus fusiles contra el árbol del centro de la plaza y comenzaron a recoger comida como de costumbre." (p. 192)

Pero mientras tenía lugar esa recolecta apareció por sorpresa una unidad de reconocimiento de la Wehrmacht que tan pronto vio a las guerrillas y sus armas dio media vuelta y regresó por donde había venido. "Tras ellos quedaron unos asustados vecinos que no habían visto tropa alguna de la Wehrmacht en la región desde el fin de la campaña de Albania, hacía más de dos años. Esa noche durmieron en el campo, temiendo un ataque de represalia, aun cuando no se había matado a ningún soldado. Al día siguiente enviaron una delegación al comandante italiano en Arta para explicar lo que había sucedido y preguntar si era seguro regresar a casa. El 15 de agosto era el Día de la Asunción, y esperaban poder celebrarlo; el oficial italiano aseguró al presidente del pueblo que Komeno no sufriría ningún daño. Se continuaron las preparaciones y la noche del 15 vio sus usuales celebraciones, canciones y bailes." (p. 192)

Pero la unidad de reconocimiento alemana ya había dado parte de su avistamiento al CG de la 1ª División de Montaña en Jannina. "Hasta ese momento los esfuerzos de la división para limpiar de andartes la Grecia noroccidental habían sido infructuosos; ahora, tras informar a Atenas, se decidió proceder en el tiempo de unos pocos días con una 'operación de sorpresa' especial y ejemplar contra Komeno. La tarea fue asignada al 98º Regimiento, que había pasado la última quincena avanzando hacia el sur por las montañas hacia Arta. Las tropas hacía tiempo que no habían estado en Grecia, y muchos ya estaban sintiendo los efectos del calor y los mosquitos. Al anochecer del 15 de agosto, la 12ª Compañía, acampada en un valle justo al norte de la ciudad de Arta, fue llamada de sus tiendas. Su enjuto y muy decorado joven comandante regimental, coronel Josef Salminger –un hombre hecho a sí mismo que gustaba enorgullecerse de haber convertido al 98º en un 'regimiento por Hitler'- realizó una alocución típicamente breve y franca a los reclutas: han sido asesinados soldados alemanes, les dijo; es momento de fuertes medidas contra los partisanos. A la mañana siguiente iban a limpiar una guarida de guerrillas." (pp. 192-193)

Continúa Mazower: [El joven Dimitri Apostolis era un entusiasta cazador, y esto salvó su vida. Se levantó antes de amanecer en la mañana del 16 de agosto y ya estaba bastante alejado del pueblo cuando escuchó el ligero ruido de motores aproximándose desde Arta. Desde este mirador en el campo intentó cautamente ver lo que estaba sucediendo. Mientras tanto, Alexandros Mallios, de trece años de edad, fue despertado por su padre, que también había escuchado los camiones. Su padre había estado levantado toda la noche, pues él y la mayoría de la familia Mallios estaban celebrando el casamiento de una de sus hijas. Dijo al joven Alexandros que sacara sus ovejas y cabras fuera del pueblo para que los alemanes no las cogieran. “Salí afuera y pude ver llamas brotando en el cielo,” recordó Alexandros Mallios cuarenta y cinco años después. “Corrí hacia los campos y me topé con un amigo que corría en la misma dirección….Venía de la plaza del pueblo y dijo: ‘Los alemanes, están disparando y matando a todo el mundo.’ El sonido de disparos era muy alto.”

Unos cien hombres de la 12ª Compañía habían montado en camiones en dirección a Komeno antes de romper el día. A las 05.00 am se detuvieron justo en las afueras del pueblo, y el personal de la cantina preparó café. Luego, el comandante de la compañía, teniente Röser, un antiguo líder de las Juventudes Hitlerianas ahora en mitad de sus veinte, reunió a las tropas y emitió sus órdenes. Una frase permaneció en las mentes de sus hombres años más tarde: tenían que ir al pueblo “y no dejar nada de pie”. Las tropas de asalto llevaban ametralladoras y granadas, el resto estaba equipado con fusiles. El pueblo fue cercado, y luego se dispararon dos bengalas, para dar la señal del comienzo del ataque.

Si los soldados habían esperado que las guerrillas devolvieran el fuego, debieron quedar muy sorprendidos. No hubo respuesta de fuego y la 12ª Compañía no reportaría baja alguna como resultado del ataque. De hecho, no había guerrillas en el pueblo, y los que habían encontrado requisando el día 12 eran extraños. Las casas atacadas por la primera ola de las tropas de asalto estaban ocupadas por familias que dormían. A medida que la gente se despertaba e intentaba escapar, los soldados que custodiaban los puestos de guardia en las afueras del pueblo comenzaron a disparar sobre ellos. La mayoría de los caminos a través de los campos fue batida por fuego de ametralladora. Alexandros Mallios y una de sus hermanas casi fueron alcanzados cuando escapaban; se escondieron y consiguieron arrastrarse por entre las gruesas cañas que crecían por la orilla del río. La única ruta de escape que los alemanes habían descuidado discurría a lo largo del río. Varios cientos de vecinos consiguieron nadar hacia la otra orilla y de esta forma casi la mitad de la población de Komeno sobrevivió
.] (pp. 193-194)

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensajepor TMV » Jue May 03, 2007 7:55 pm

Gracias amigo por tan valiosa e importante aportación.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...

www.callejondelpau.es

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Sab May 05, 2007 2:46 am

Gracias a todos. En lo particular desconocia este pasaje de la historia. Voy a tratar de recabar mas informacion al respecto.
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".
John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial
Imagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8922
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Matanza de Kommeno

Mensajepor José Luis » Jue Mar 08, 2012 7:28 pm

¡Hola a todos!

"Había cuerpos por todas partes, en frente de las casas y dentro de ellas. Si recuerdo bien, había una iglesia o una capilla pequeña en la plaza principal (era uno de los pocos edificios que no habían sido incendiados), y en frente de esta iglesia yacía un gran montón de cuerpos. Hasta donde pude ver de la enmarañada masa de humanidad, había más mujeres y niños que hombres. La puerta de la iglesia estaba abierta y también había más cuerpos en la iglesia".

El relato de arriba es una declaración jurada que Karl S., uno de los integrantes de las tropas auxiliares que saquearon el pueblo después de que sus compañeros de la 12ª Compañía acabaron la matanza, dio a la policía austriaca en 1971 como parte de la investigación preliminar (que nunca llegó al tribunal) de la masacre de Komeno. Entre 1971 y 1973 la policía austriaca y de Alemania Federal buscó y entrevistó virtualmente a todo miembro superviviente de la 12ª Compañía. El punto más importante que interesaba a la investigación era establecer quién había emitido las órdenes para la operación. Las respuestas presentaron un cuadro confuso, si bien la mayoría coincidía en que el Oberleutnant Röser (que murió en 1944) había cursado las instrucciones esa mañana para "disparar a todo el mundo y no dejar nada en pie"; pero no había acuerdo sobre el nivel de participación del comandante del batallón, K., y del segundo en el mando de Röser, Leutnant D., ambos todavía vivos (en 1992, cuando Mazower escribió un artículo sobre esto en Past and Present N. 134).

¿Cómo afectó esta masacre a sus autores, los integrantes de la 12ª Cia. del 98º Regimiento de la 1ª División de Montaña?

Karl D., recordaba que "dentro de la 12ª Cia. hubo mucha discusión sobre esta acción. Pronto todos los soldados la conocieron. Pocos pensaron que había estado bien...Yo mismo quedé tan angustiado por las atrocidades (Grausamkeiten) que me llevó semanas recuperar la paz del ánimo (seelisches Gleichgewitch)".

August S.: "Tras el tiroteo hubo mucha calma. La mayoría de los camaradas estaban muy deprimidos. Casi ninguno de ellos estaba de acuerdo con la acción...Con algunas excepciones, todos tuvieron crisis de conciencia (Gewissenskonflikte)".

Según Johann E., un suboficial arrojó su gorra a los pies del teniente Röser, diciendo: "Señor Oberleutnant, recuerde, ésta es la última vez que tomo parte en algo como eso. Eso fue una desgracia (Schweinerei) que nada tiene que ver con combatir en una guerra".

Según Franz T., "la mayoría de los soldados no estuvo de acuerdo con esta acción...Muchos dijeron abiertamente que no era sino una desgracia disparar a civiles desarmados. La discusión fue tan acalorada que podría describirla casi como un motín (Meuterei)".

Mazower dice que al valorar la credibilidad de estas declaraciones se deben tener en cuenta dos consideraciones: primero, que fueron realizadas por hombres que no negaban su propia parte en la masacre, y, por tanto, no pretendían con ellas exculparse a sí mismos o a cualquier otro; segundo, que dichas declaraciones fueron dadas de forma independiente entre sus autores. Descontadas las inexactitudes y exageraciones, sugieren que las tropas que llevaron a cabo la masacre quedaron afectadas por lo que habían hecho. Esta interpretación viene apoyada por una prueba documental contemporánea. El capellán evangélico de la división escribió explícitamente en octubre de 1943, en referencia a las actividades de los tres meses anteriores, que "la matanza masiva de mujeres y niños durante las operaciones contra las bandas está produciendo una difícil carga interior en la conciencia de muchos hombres".

Para finalizar esta breve relación de declaraciones de miembros de la 12ª Compañía, añado la declaración que, a mi juicio, apunta a una parte central de la proliferación y mantenimiento de este tipo de acciones criminales. Tras la masacre parte de las tropas consideró ir más allá de la protesta y desertar, pues como recordó Otto G., "Teníamos suficiente y no queríamos saber nada de toda esta 'mierda'. Pero al final carecimos del coraje para desertar. Ni un solo hombre desertó".

En mi opinión, la masacre de Komeno muestra dos aspectos importantes que ponen de relieve el proceso de degeneración moral de los perpetradores (salvo de quienes ya carecían de toda inhibición moral) de las masacres nazis y su conversión en seres insensibles cerrados a la más mínima muestra de empatía. El primero de ellos es que este asesinato masivo fue llevado a cabo con premeditación, nocturnidad y alevosía, no siendo, como en otras ocasiones, los actos incontrolados surgidos en el medio del fragor de un combate. El segundo es que los resortes de la conciencia de los ejecutores sólo afloraron temporalmente después de llevar a cabo su matanza, imagino que durante la contemplación del escenario de su crimen, pero no antes, cuando recibieron las órdenes y supieron la operación que se les encomendaba. Ni un solo miembro de la compañía se negó a cumplir las órdenes, a pesar de saber que lo que iban a hacer era un crimen en toda regla. Y lo peor, si cabe, es que, tras ese remordimiento de conciencia posterior, continuaron acatando órdenes similares y engrosando su expediente criminal.

Fuente: Mark Mazower, "Military Violence and the National Socialist Consensus. The Wehrmacht in Greece, 1941-44", en Hannes Heer y Klaus Naumann, War of Extermination. The German Military in World War II, 1941-1944 (New York & Oxford: Berghahn Books, 2009 [edición original alemana en 1995]), pp. 146-174.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Doommarine
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Lun Oct 01, 2012 12:09 pm

Re: Matanza de Kommeno

Mensajepor Doommarine » Sab Nov 24, 2012 5:50 pm

Muchas gracias por la valiosa información José luis, sinceramente soy bastante ignorante en cuanto al tema de los crímenes de guerras perpetrados por ambos bandos (tanto eje como aliados), solamente conozco los casos mas conocidos; masacre de dachau, el holocausto, las violaciones masivas llevadas a cabo por el ejercito rojo en Alemania, el bombardeo de Rotterdam, bombardeo de dresde y hamburgo, etc...

Volviendo al tema, es bueno poder encontrar a personas como ustedes y sinceramente todos aquí en el tienen conocimientos admirables del tema.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4062
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Re: Matanza de Kommeno

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Sep 07, 2013 7:19 pm

Para recordar esta matanza, en 1976 se fundó la Asociación Cultural de Kommeno, que organiza diversos espectáculos culturales, aunque ahora parece más dedicada a explicar la historia de la localidad que a perpetuar la memoria de esta masacre.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4062
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Re: Matanza de Kommeno

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Sep 07, 2013 7:28 pm

Josef Salminger falleció el 1 de octubre de 1943 en un enfrentamiento con los partisanos cerca de Klissoura, al noroeste de Thesprotikon. Tenía 40 años.

Imagen
fuente http://ww2gravestone.com/general/schury-otto

Como nota a pie de página, elementos de la 1ª División Gebirsjager habían participado en el asesinato de judíos polacos en septiembre de 1939 y masacrado a un centenar de civiles en Borova, Albania, en julio de 1943. Tampoco tuvieron escrúpulos en asesinar a los soldados de la división Acqui italiana en Cefalonia y a los de la Peruggia en Albania.

Un historial infame, sin duda alguna.

La muerte de Salminer llevó a salvajes represalias por parte de la División: 87 civiles asesinados en Lingiades


Volver a “Crímenes de guerra”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados