pub01.jpg

Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Responder
Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2598
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Pierre Le Gloan » Lun Nov 19, 2018 1:05 pm

Bonjour,

Este hilo es la traducción y adaptación personales del artículo “Tobrouk, septembre 1942 Le désastre de “Daffodil” escrito David Zambon y publicado en el número 54 de la revista HISTOIRE DE GUERRE de enero de 2005

Comienzo con la traducción del artículo.

Introducción

Los hechos de armas de los comandos británicos siempre han sido narrados con énfasis. Desde Noruega a Egipto inspiraban el terror a causa de su sangre fría y también y sobre todo por su estado de ánimo. Sus acciones están perfectamente definidas por su lema: “ Who dares wins” ( quien se atreve gana ) pero durante la elaboración del audaz ataque al puerto de Tobruk en esa noche de Fin de verano de 1942 olvidaron un axioma también muy importante “nunca jamás debes subestimar al adversario”.

La preparación de “Daffodil”

A comienzos del mes de septiembre de 1942 Rommel acababa de sufrir un revés en su avance hacia el Nilo A pesar de su agotamiento la Panzer Armee Afrika que incluía a los italianos, era una fuerza temible a causa de la gran calidad militar de sus combatientes. Desde hace largo tiempo en el seno del alto mando británico del Oriente Medio germinaba la idea de una serie de incursiones destinadas a desbaratar las comunicaciones y a desorientar al Estado Mayor del Eje. Churchill a la espera de una victoria para salvar su sillón de Primer Ministro estaba convencido de la necesidad de golpear al adversario en su retaguardia.

La elección de Tobruk era evidente, se trataba del puerto más importante de Cirenaica y que contenía las reservas de carburante de Rommel y los miles de toneladas de material que los ingleses habían abandonado el 21 de junio. Además el 548 regimiento alemán especializado en la reparación de blindados estaba allí acantonado y la perspectiva de destruirlo era poner “la guinda sobre el pastel”. Paralelamente debían llevarse a cabo una serie de operaciones de menor envergadura contra otros sectores como guarniciones o aeródromos. Todas estas acciones debían obligar a Rommel asegurar su retaguardia retirando tropas de las primeras líneas.No obstante el mando del Octavo ejército con las generales Alexander y Montgomery estaba se oponía a esta operación. El Long Range Desert Group y el Special Air Service del coronel David Stirling y las otras unidades que estaban vinculadas: Special Interrogation Group ( Unidad formada por judíos alemanes encargados del interrogatorio de sus compatriotas) , Sudan Defense Force disfrutaban de una muy amplia autonomía llevando a cabo una serie de guerra paralela con el beneplácito de los altos comandantes británicos. Los fiascos de “Daffodil” y de otras operaciones suprimieron definitivamente esta libertad de maniobra de los comandos.

De este modo, “Daffodil” era el nombre de en clave de la operación “Agreement” que implicaba el ataque simultáneo de cuatro objetivos sí “Daffodil” concernía expresamente a la plaza fuerte de Tobruk, el ataque de Bengasi y de su aeródromo 1º SAS y LRDG fue llamado “Bigamy” (“Snowdrop”) el del oasis de Djalo por el SDF y el LRDG llamado “Nicety” (“Tulip”) y el de Barce llevado a cabo por el LRDG “Caravan” (“Hyacinth”).Hay que resaltar que las unidades que acabamos de citar operaban la mayor parte del tiempo fuera de las reglas establecidas por la Convención de Ginebra a la cual el Reino Unido se había adherido. El uso de uniformes italianos o alemanes incluso de ropas civiles, así como la ejecución de prisioneros de guerra podía valerles el pelotón de ejecución, eso, sin hablar de las terribles sesiones de tortura. Para los alemanes, la suerte de los miembros del SIG, su suerte, en caso de captura, era evidente. A estas tropas conviene añadir la Popski’s Private Army del ingeniero Vladimir Dmitrovic Peniakoff, ruso antimilitarista notorio antes de la guerra. Este último estaba presente en África en el comienzo de las hostilidades y con la ayuda de voluntarios de todas las nacionalidades vestidos con ropas cambiadas a los beduinos, utilizaba su perfecto conocimiento del terreno y de los idiomas locales para efectuar acciones de sabotaje en la retaguardia germano-italiana.

Para el conjunto de las operaciones se requerían las tres armas pues además de los comandos del aire y de las tropas terrestres a las que se añadía el Greek Sacred Squadron hacía falta añadir la Special Boat Section. Era un grupo cuyo hombres tenían orígenes muy diversos por lo tanto poco apreciados por el establishment militar británico. La mayoría de ellos estaban movidos por un espíritu de aventura más que por un combate ideológico. Estaban habituados a las características de la guerra en la zona de desértica y poco inclinados tanto a la disciplina como a los escrúpulos. Las misiones más delicadas del “Big Party” recaerían sobre ellos.

Vamos a referirnos durante este estudio a la operación efectuada contrato Tobruk que debía durar 24 horas. Ese era el tiempo de destruir el máximo de material, de matar el máximo de enemigos y de liberar el máximo de prisioneros de guerra.

Las fuerzas destinadas a desembarcar en el litoral comprendían 580 hombres implicados en una maniobra de tenaza divididos en dos secciones. La fuerza A compuesta de 380 Royal Marines del segundo batallón y 70 artilleros y zapadores, después la fuerza C que comprendía 160 fusileros, artilleros y zapadores del Argyll and Suntherland y del Royal Northumberland. El primer grupo debía desembarcar desde dos grandes destructores los HMS Sikh y Zulu a exactamente 2 km del centro habitado en un lugar llamado Marsa Mreisa y el segundo debía llegar con la ayuda de 18 Motor Torpedo Boat (MBT) y tres lanchas rápidas, a 8 km al este en Marsa Chiauch. Respecto a la fuerza C con sus 94 hombres de los LRDG, SAS, SIG y otros saboteadores, tenía la delicada misión de neutralizar y de tomar la 516 batería del Regio Esercito armada con 4 cañones de 105 mm y la batería Grasso de la Regia Marina equipada con 4 cañones de 152 mm. Además un pelotón de una veintena de hombres debía destruir el radar de la ciudad. Los otros tenían que penetrar en la fortaleza desde el sur presentándose en el punto de control en tres camiones del Afrika Korps, vestidos con uniformes alemanes y vigilando a falsos prisioneros de guerra británicos. Una vez cumplida su tarea debían unirse a los otras fuerzas en la destrucción metódica de las instalaciones portuarias, depósitos y cisternas con el fin de dejar la base inutilizable.

Imagen
Vosper MBT
Fuente: http://africaaxisandallied.blogspot.com ... fodil.html

Por lo que se refiere a las fuerzas navales las MTB una vez que los Royal Marines habían desembarcado, debían penetrar en la rada y torpedear todos los navíos anclados a excepción de las gabarras, estas últimas según el plan, debían servir para repatriar tanto a los comandos como a los 4000 prisioneros de guerra todavía presentes en la en la ciudad. Los dos destructores debían engañar a la aviación germano- italiana por la aparente de estos con sus homólogos italianos ya que los ingleses les habían aplicado una capa de pintura estilo Regia Marina, no dándose cuenta que desde hacía unos meses los italianos habían adoptado un camuflaje particular. Además portaban unas bandas rojas pintadas en la proa, conforme a los buques italianos, señalando falsos incendios a bordo y con una inclinación de 15 grados debían simular dos unidades de la Regia Marina dañadas qué buscaban refugio en el puerto.

“No subestimar nunca al adversario” hemos escrito en el prólogo de este artículo. El coronel John Haselden uno de los jefes del LRDG habría debido acordarse de ello. Era uno de los cerebros del “Big Party” y la operación aunque compleja le parecía destinada a un gran éxito. La razón era simple tanto en Tobruk como los objetivos asociados los asaltantes solo habrían de encontrar a los italianos, “tropas de tercera categoría” decía él, con esta condescendencia que sabemos de los anglosajones cuando trataban a sus adversarios latinos. Los alemanes “demasiado pocos para representar un peligro real” esta ligereza se iba a pagar cara.

La Royal Navy no limitaba su participación a las unidades que hemos citado, las fuerzas D y E juntaban para la primera el crucero antiaéreo HMS Coventry escoltado por cuatro corbetas en misión de apoyo y de vigilancia, así como el crucero HMS Dido y otras cuatro corbetas que tenían la misión de bombardear El Daba y Mersa Maruth en un ataque de diversión. La segunda estaba compuesta únicamente por el submarino HMS Taku de donde tres miembros del SBS debían salir en canoa para llegar a alcanzar Marsa Mreisa y señalar la zona de desembarco correcta a la fuerza A. Esto no era todo la Royal Air Force debía bombardear durante varias horas la plaza fuerte con 70 bombarderos del 205 Group intentando poner fuera de combate las baterías costeras “Dándolo”, cuatro cañones de 120 mm y “Tordo”, tres cañones de 102 mm situadas entre Marsa Mreisa y el centro de la ciudad.

Imagensubir foto para foro
Crucero antiaéreo HMS Coventry
Fuente: http://www.naval-history.net/Photo06clCoventry1PS.JPG

Las diferentes fases, deberían sucederse de la siguiente manera. A las las 21:30 del día D-1 comienzo del bombardeo aéreo e irrupción de la fuerza B en el conjunto fortificado. El día D, a las 00:20 desembarco de la fuerza C. A las 03:00 horas desembarco de la fuerza A y regreso inmediato de los buques para llevar a tierra a la segunda oleada. A las 3:40 fin del bombardeo aéreo. Al alba, entrada en el puerto de los dos destructores y comienzo de las operaciones de destrucción. Al crepúsculo retirada general por mar. o excepto para la fuerza B que regresaría por el desierto.

La falta de preparación para un ataque tan complejo, lo hemos dicho, debía ser compensada por la calidad de las tropas enemigas definidas como “ low level italian troops” que solamente pensarían en ponerse a resguardo a las primeros bombardeos. No obstante, algunos altos comandantes de Su Majestad como Montgomery al que hizo falta arrancarle la aprobación del plan o del almirante Haewood de la Mediterranean Fleet, alimentaban serias dudas en cuanto al éxito de un plan demasiado rápidamente organizado. El futuro iba a darles la razón.

Fuente: Traducción y adaptación personales del artículo “Tobrouk, septembre 1942 Le désastre de “Daffodil” escrito David Zambon y publicado en el número 54 de la revista HISTOIRE DE GUERRE de enero de 2005.
Mis excusas por los errores involuntarios de traducción. Seguiré otro día.

À bientôt

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2598
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Pierre Le Gloan » Jue Nov 22, 2018 9:25 pm

Bonsoir,

Prosigo con la traducción.

Los defensores

La plaza fuerte de Tobruk evidentemente era bien conocida por los italianos ya que ellos la habían acondicionado en los años 30 antes de haber sido conquistada por los australianos en el mes de enero de 1941 durante la operación “Compass”. El mando de Marilibia, es decir, elementos de la Regia Marina en África acababa de ser transferido allí después de una larga estancia en Trípoli . Las tropas más importantes provenían, por lo tanto, de la Marina como el tercer batallón del regimiento “San Marco”, fusileros marinos. con el emblema de la “Serenísima”una tropa de élite que se distinguió en todos los frentes y que contaba aproximadamente con 400 hombres acuartelados en la línea de la costa en los dos lados de la rada, entre Marsa el Sahal y Marsa el Kteita. Las unidades estaban repartidas en diversas posiciones bien preparadas y armadas y con ametralladoras pesadas, cañones Breda 20/65 y cañones 47/32 estaban a las órdenes del tenente di vascello Giacomo Colotto.

En lo que se refiere a las tropas de tierra del Regio Esercito estaban destacados contingentes del 18 batallón de Carabineros y del quinto batallón Líbico. El puerto también estaba defendido por elementos de la Marina con el fin de evitar la penetración de submarinos o de otros navíos que intentaran atacar a los barcos anclados en la mismo. La carcasa del viejo crucero antiaéreo RN San Giorgio todavía estaba en la rada, mientras que gabarras a motor de la primera Flotiglia Motozattere del capitano di vascello Orazio Bernardini estaban encargadas de cerrarla herméticamente. La 42 flotiglia Dragamine estaba también anclada, así como esa noche los torpederos RT Castore, Cascino y Montanari. Tobruk estaba bajo la responsabilidad del capitano di vascello Temistocle D’Aloja y de su jefe de operaciones el capitano di corvetta Ludovico Puleo. Las fuerzas del Regio Esercito destacadas en las baterías (Settore costero esercito) estaban bajo las órdenes del coronelo Bataglia.

Imagen
Tareas defensivas en el crucero San Giorgio en Tobruk.
Fuente: http://guerra-abierta.blogspot.com/2013 ... orgio.html

La plaza tenía un frente de más de 26 km y una profundidad de 16 km de media. Sobre esta superficie los defensores podían contar con 21 baterías italianas y 6 alemanas, 18 de ellas que tenían una función antiaérea y anti-buque servidas por hombres de la milicia marítima del regio esercito, de la Regia Marina o de la Luftwaffe. Las tropas alemanas presentes en la ciudad comprendían unos 700 hombres de la Whermatch, la mayor parte de ellos pertenecientes a los servicios. Tres dragaminas de la sexta flotilla, cuatro gabarras a motor y de vez en cuando, se encontraban allí lanchas rápidas de la tercera flotilla. Las fuerzas alemanas estaban bajo las órdenes del general Deindl.

En definitiva el dispositivo defensivo estaba concebido para responder a ataques aéreos y navales de envergadura media, pero poco apto para responder a las amenazas terrestres que lógicamente parecían poco probables. Por el contrario las acciones navales enemigas eran siempre tenidas en cuenta y los italianos especialistas ataques a los puertos mejor defendidos estaban precavidos, incluso aunque habían dispuesto de tres meses solamente desde la reconquista de la ”perla” de Libia, habían implementado los medios requeridos para asegurar una defensa eficaz contra ataques de los aliados.

Las barcazas a motor, estaban armadas con un cañón de 76 mm y dos Bredas de 20/65 pero a menudo eran reforzadas por los comandantes y estaban encargadas de hacer guardia la tarde del 13 de septiembre. La escuadrilla del tenente di vascello Luigi Fulvi cerraba la rada con la ayuda de las MZ 759 en Marsa Aduza, comandada por el mismo Fulvi. la MZ 733 del sottotenente di vascello Calderara obstruyendo la embocadura, la MZ 756 en Marsa Beiad, uno de los puntos de desembarco, a las órdenes del sottotenente di vascello Longo, la MZ 750 al mando de aspirante guardiamarina Suttora y la MZ 728, sottotenente di vascello Blasich. Esta misión de rutina no hacía presagiar nada de lo que iba a suceder esa noche.

Fuente: Traducción y adaptación personales del artículo “Tobrouk, septembre 1942 Le désastre de “Daffodil” escrito David Zambon y publicado en el número 54 de la revista HISTOIRE DE GUERRE de enero de 2005.
Mis excusas por los errores involuntarios de traducción. Seguiré otro día.

À bientôt


Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2598
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Pierre Le Gloan » Lun Nov 26, 2018 9:01 pm

Bonsoir,

Sigo con la traducción.

Comienzos difíciles

Como he subrayado más arriba estaba previsto un movimiento de tenazas para tomar la ciudad y dar tiempo a realizar las destrucciones. La fuerza B salió de Fayum, al sur del Cairo, el 24 de agosto con seis jeeps y siete camiones recorriendo 1600 km para llegar a Kufra en el sur de Libia. Esta etapa fue particularmente penosa y puso a prueba tanto los nervios como la forma física de los hombres. Esta columna estaba a las órdenes del captain David Lloyd Owen y la aventura, en parte, está relatada por su compatriota del LRDG W.B. Kennedy Shaw en “Patrullas del desierto” obra interesante pero que llega alcanzar las mayores cimas de ítalofobia. El 31 llegaron al oasis. Según Lloyd sus hombres ignoraban el objetivo final de la misión: “Yo conocía la importancia de nuestra misión y compartí una parte de mi entusiasmo con mis hombres sin decirles otra cosa que esta vez, por fin, se trataba de un objetivo de importancia”.


Imagen
Haselden, John Edward "Jock"
Fuente: https://www.tracesofwar.com/persons/456 ... d-Jock.htm


Haselden se reunió con ellos el 4 de septiembre y explico la misión. El día 6 salieron, por fin, de El Fezzan y se instalaron a una treintena de kilómetros de Tobruk, punto previsto para la división de las fuerzas. Por el camino habían encontrado un camión de la Regia Aeronautica con siete soldados entre ellos un oficial. Estos hombres estaban recuperando piezas abandonadas en la cementerio de vehículos de El Duda y no se dieron cuenta de que los camiones que provenían del desierto eran enemigos hasta que los comandos estaban encima de ellos. Lloyd contactó con sus superiores y en el momento de partir dos británicos se acercaron a los prisioneros y les ametrallaron sin piedad. Tantearon su pulso con el fin de asegurarse que estaban muertos. (Increíblemente el aviere Salvatore Espósito y el primo aviere Germano Serafini, este último gravemente herido, pudieron llegar al aeródromo de El Adem. Es por eso que conocemos la verdad de estos hechos naturalmente a este asunto Lloyd Owen sufrió un ataque de amnesia.

Haselden
y sus hombres se habían separado del grupo a las 18.30 h. en tres camiones. Los miembros del SIG se habían puesto los uniformes del Afrika Korps y simulaban escoltar unos prisioneros británicos. Tobruk estaba rodeada de múltiples puestos de guardia y rápidamente dos Feld-gendarm les pidieron su hoja de ruta. Tranquilamente dos hombres descendieron del camión y apuñalaron a los dos alemanes, después fue un oficial italiano el que sucumbió después de un ritual idéntico. Poco después la columna aprovechó del terreno para esconderse a la espera de la oleada de bombarderos. Estaban próximos a la batería de 105 mm cuyos sirvientes italianos deberían de ser sus próximas víctimas. Los problemas comenzaron entonces, la RAF se presentó a las 23 horas en lugar de las 21:30, sin bengalas bombardearon los edificios en el puerto con bombas más potentes que las acostumbradas, desde este momento preciso, los italianos que según Haselden debían de enterrarse invocando a la “mamma y a la Madonna” bajo a las explosiones pero aquellos se dieron cuenta de que algo grave iba a suceder, estaban ya sobre alerta y se pusieron en guardia.


Los comandos de Haselden se separaron en dos grupos, el primero a sus órdenes y el segundo dirigido por el mayor Campbell, este último descendió las pendientes del Uad protector mientras que Haselden se dirigía hacia el promontorio rocoso de Marsa Chiauch con el fin de bloquear la carretera a eventuales refuerzos. Los comandos tomaron por asalto la batería pero contrariamente a lo que les fue informado antes de la guerra por veteranos como Gordon Landsborough, allí no se produjo la”masacre” de decenas de italianos destrozados por las granadas Mills, o escenas deplorables de “transalpinos arrastrándose por el suelo suplicando piedad enseñando las fotos de mujeres y de niños”. Efectivamente la batería del Regio Esercito fue atacada y algunos hombres sucumbieron, pero la reacción fue pronto y tan violenta que la agresión, como recuerda el tenente Vittorio LaViola, un siciliano poco impresionable después de dos años en África “lo que nos chocó fue la brutalidad del ataque, habían venido a eliminarnos como si fuéramos perros rabiosos”. El teniente italiano fue capaz de dar la alarma y los ingleses fueron detenido. La batería Grasso directamente atacada por Haselden y sus tropas respondió ferozmente con todas sus armas disponibles. El comandante británico, según las fuerzas fuentes italianas fue alcanzado mortalmente y falleció con la cabeza apoyada contra su fusil ametrallador (algunos pretenden que fue desintegrado por un obús de mortero, pero los italianos afirman haberlo enterrado con honores junto a su arma). Un soldado de un temple extraordinario, pero quizá demasiado condescendiente frente a sus adversarios acababa de fallecer.

Imagen

Incursión británica en Tobruk ”DAFFODIL” 14 de septiembre de 1942
1.- 23.00 h. La fuerza B ocupa Marsa Chiauch y la batería de 105 mm.
2.- 23.00 - 02.00 h. Las fuerzas B y C son rechazadas por el San Marco.
3.- 01.00 h. Tres MTB intentan desembarcar en Marsa Beiad, pero son rechazadas por una barcaza a motor.
4.- 01.00 h. Un grupo de la fuerza B ataca la batería Grasso pero es rechazado.
5.- 02.00 h. El submarino HMS Taku desembarca exploradores en una posición errónea (Marsa Auda en lugar de Marsa Mreisa).
6.- 03.00 h. La fuerza A es rechazada por marinos y tropas italo-alemanas.
7.- 03.00 h. Las MTB de la fuerza C intentar entrar en el puerto por son rechazadas por los disparos de las embarcaciones a motor.
8.- 04.00 h. Los destructores HMS Sikh y Zulu abren fuego sobre Tobruk pero son alcanzados por las baterías costeras.
9.- 06.00 h. Unas embarcaciones británicas intentan llegar a la costa pero los marinos italianos las rechazan.
10.- 07.00 h. Las MTB de baten en retirada.


Los hombres del San Marco en este momento una cincuentena de hombre solamente armados con subfusiles Beretta MAB 38 una vez alertados por las baterías, se respondieron a la alarma con todo el personal inmediatamente disponible, desde los cocineros hasta los panaderos. El tenente di vascello Colotto decidió contraatacar a los comandos en Marsa Chiauch. Los camiones Fiat 626 recorrieron a toda velocidad algunos kilómetros, pero durante el trayecto se encontraron frente a frente con dos camionetas del LRDG disparando con todas sus armas. Los italianos respondieron al fuego destruyendo uno de los dos vehículos mientras que el segundo que había conseguido pasar, según los recuerdos del tenente Busca se escapó gritando “ italianos hijos de p… os vamos a liquidar a todos” Siempre según el oficial italiano “ había en el tono una especie de abyecta condescendencia como si estuviesen persuadidos de tener que enfrentarse con un grupo de conejos asustados”. Pero los venecianos cuyo carácter muy germánico les vuelve a veces taciturnos y sobre todo poco emotivos tenían en Colotto y en una mayoría de lagunari sólidos representantes.

El optimismo de los comandos les había conducido a disparar cohetes iluminantes al interior de la fuerza C. Las MTB se pusieron entonces en movimiento confundiendo desgraciadamente Marsa Chiauch , donde debía tener lugar el desembarco, y Marsa Beiad, lanzándose directamente bajo el fuego de la MZ 756 que respondió a la tentativa. Otras lanchas consiguieron dejar en tierra a un pequeño grupo de saboteadores que se puso en marcha hacia el puerto que distaba 8 km. A una hora un grupo de MTB se presentó delante de la rada frente a las embarcaciones MZ 733, 728 y 750 que no se hicieron de rogar para “rociar” las lanchas enemigas. Llamaron la atención de los vigías de los torpederos Cascino y Castore que poco después abrieron fuego con sus armas pesadas. Rechazados los británicos intentaron un nuevo asalto a las 4.20 sin éxito.

Por el lado de Marsa el Heriga, los hombres de Colotto entraron en contacto con los comandos dando lugar a un intercambio extremadamente violento. La inferioridad numérica de los italianos les obligaron a resistir penosamente en sus posiciones hasta la llegada de refuerzos que llegaron al alba, 70 hombres de diversas unidades, a las 7 horas y 40 minutos los comandos fueron hechos prisioneros.

Fuente: Traducción y adaptación personales del artículo “Tobrouk, septembre 1942 Le désastre de “Daffodil” escrito David Zambon y publicado en el número 54 de la revista HISTOIRE DE GUERRE de enero de 2005.

Mis excusas por los errores involuntarios de traducción. Seguiré otro día.

À bientôt

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2598
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Pierre Le Gloan » Mié Nov 28, 2018 7:37 pm

Bonsoir

Prosigo y termino con la traducción del artículo.

El fiasco final

Por otra parte se produjeron errores de localización de las zonas de desembarco. Los botes del SBS desembarcados por el submarino HMS Taku y se dirigieron hacia Marsa Auda en lugar de Marsa Mreisa lugar situado a 6 km del punto previsto. Los dos destructores también sufrieron algunos problemas. al lanzar al mar las canoas destinadas a los Royal Marines tanto como que acusaron un retraso de prácticamente 30 minutos sobre el horario previsto. El efecto sorpresa no estaba decididamente a su favor. Toda esta pérdida de tiempo favoreció a las baterías costeras que tuvieron la oportunidad de localizar las embarcaciones. Se dio la alarma inmediatamente por la batería Bellotti, al mismo tiempo el capitán de corbeta Puleo organizó un grupo de combate de unos 170 hombres, compuesto esencialmente por soldados italianos y algunos alemanes. Este último grupo se dirigió hacia Marsa Auda. Llegados al lugar, vieron que los “inquilinos” del Forte Perrone habían detenido el asalto de los Royal Marines ayudados por milicianos de la Milmart. Ante lo inevitable las tropas británicas depusieron las armas. En cuanto a la segunda oleada, disminuida, fue rechazada a Marsa Mreisa por los fusileros del San Marcos. El radar de Tobruk situado en la pista de El Aden a dos kilómetros del centro de la ciudad, debía ser destruido por Lloyd Owen que esperaba desesperadamente noticias de Haselden. Aquel decidió ponerse en camino con los cinco vehículos restantes y con las luces apagadas les fue imposible localizar el radar y a medianoche, a la hora a la que la misión debía ser terminada, estaban todavía muy lejos de su objetivo. El oficial británico decidió entonces retirarse e intentar contactar con la fuerza D (en vano) y esconderse en los alrededores de Sidi Rzegh.

A las 5 de la mañana el HMS Sikh fue iluminado por las células fotoeléctricas e inmediatamente cayó bajo el fuego de las baterías costeras. El navío se defendió valientemente pero un gran número de proyectiles le alcanzaron de gravedad. Un poco más tarde las gabarras a motor italianas se lanzaron al ataque de las lanchas torpederas británicas, su fondo plano les ponía totalmente al abrigo de los torpedos. Las MZ 728 y 750 dispararon contra el HMS Zulú aunque este estaba mucho mejor armado. Este último a las órdenes del commander White intentó remolcar al Sikh siendo también al calzado. El cable tendido entre los dos destructores fue cortado por un obús. Viendo el barco totalmente perdido, el comandante del Sikh, el captain J.A. Micklethwait ordenó abandono y el hundimiento del navío. La rada estaba llena de náufragos que fueron rápidamente recogidos por los torpederos italianos y las gabarras a motor. Los dragaminas alemanes también participaron en las operaciones, incluso remolcando al MTB 314 que se estaba hundiendo.

La Regia Aeronáutica también intervino con el 13 Gruppo Assalto del mayor Renzo Viale en diferentes oleadas sucesivas de dos o tres Macchi MC 200 equipados con bombas de 50 kg, entre las 6:05 y las 8:10 del 14 de septiembre. El maggiore Vignale relata: “ Nos lanzamos en picado y a un centenar de metros vi una bomba explotar en las cercanías de la proa (del ZHMS Zulú)r tuve la impresión de no haber causado ningún daño. Rectifiqué y me dirigí hacia las lanchas torpederas, atravesando un fuego de la DCA bastante nutrido. Disparé mis armas y no esperaba un tal resultado: del puente de la lancha surgieron llamas, di una pasada sobre otra embarcación obteniendo el mismo resultado. Nuestros aviones sobrevolaban las lanchas y disparándolas a diestro y siniestro. De vuelta a tierra yo insistía para qué se concentrará el bombardeo en picado sobre el destructor. “ (Testimonio del maggiore Enzo Viale reportado en la revista Avions nº 6 de agosto 1993, p.28-29)


Imagen
Caza Macchi MC 200 "Saetta" siendo municionado
Fuente: http://www.century-of-flight.net/Aviati ... Saetta.htm

La MTB 308 y las lanchas ML 352 y 353 habían sucumbido al ataque de los Macchi, numerosas otras lanchas sexo y los dos destructores fueron dañados. El HMS Coventry fue atacado por la Luftwaffe a media mañana, 16 Junkers Ju 88 del I/LG.1 inmovilizaron el crucero que fundido por el HMS Zulú torpedeándolo por orden superior. Más tarde luego 20 JU 88 del II/LG.1, basado en Creta, intervinieron para encargarse de las lanchas en retirada. Uno de estos aparatos fue alcanzado, pero se estrelló contra la ML 312 mientras que los Stukas del St. G.3 hundieron la MTB 310. La única unidad de importancia a flote pero agujereada como un colador el HMS Zulú fue hundido, según fuentes recientes, por una bomba alemana hacia las 16 horas antes de que se hiciera de noche sobre las 19 horas. Los británicos, por su parte, atribuyeron a esta victoria a los cazabombarderos italianos.


La hora del balance

El balance de “Daffodil” fue, como temían algunos, catastrófico. La Royal Navy pago un pesado tributo con un crucero, dos destructores, cuatro lanchas lanzatorpedos y dos lanchas rápidas hundidas, sin contar los daños sufridos por una multitud de otras unidades menores. Según el Bollettino número 841 del 15 de septiembre de 1942, 576 prisioneros entre ellos 34 oficiales cayeron en manos italianas, de los cuales 476 náufragos. Las pérdidas en vidas humanas, graves, son desconocidas y los archivos británicos están desesperadamente mudos. Los italianos declararon 15 muertos y 43 heridos, los alemanes un muerto y 7 heridos más 5 aparatos derribados.

Las otras acciones sobre arce, Bengasi y Djalo también fueron unos fracasos, salvo quizás en Barce 16 aparatos y algunos camiones fueron destruidos, pero dónde Peniakoff recibió una herrida grave. Las bajas sufridas también fueron bastante serias. Sterling mandaba el ataque en Bengasi pero ya sobre el terreno se dio cuenta que los adversarios “tan perezosos y tampoco valientes que podían ser italianos” cómo pretende el “mordaz” acervo Kennedy Show. Los antiguos viejos ”trucos” y prejuicios no funcionaron y los proyectiles de las ametralladoras Breda rechazaron a los SAS hacia el desierto.
Acosados durante toda la jornada por los Macchi, casi todos los vehículos de las tres columnas de ataque fueron destruidos. Bastantes hombres se presentaron semanas más tarde en un estado lamentable en los puestos de vanguardia italianos, después de haber padecido terribles sufrimientos y después de errar en un medio hostil. Sin embargo las fuerzas del Eje debieron tomar medidas contra este tipo de acciones: los medios de vigilancia sobre tierra y sobre el mar fueron reforzados. Por la parte aliada la autonomía de las unidades especiales se puso en cuestión, siempre admirados, el Estado Mayor británico reprochó a sus hombres y especialmente a Stirling su falta de objetividad en la planificación de las accione. En este sentido a título de ejemplo evocador Lloyd Owen calificaría a las tropas de Tobruk como una “ pretty putrid garrison” una bastante apestosa guarnición. Estos “apestosos” infligieron un severo castigo al orgullo británico y numerosos son los veteranos del San Marco que en Túnez escucharon a sus adversarios vociferar contra ellos “ Os haremos pagar lo de Tobruk”.

La historiografía, sin embargo, no rinde homenaje a los defensores siempre nombrados como “tropas del Eje”. El resentimiento de los alemanes es interesante notarlo fue tal que al general Deindl se quejó ante el almirante Lombardi comandante de Marilibia por no haber sido escuchado para organizar la defensa. Por su parte Rommel se dirigió al lugar para expresar su gratitud a los combatientes.
La lamentaciones inglesas tanto de los historiadores o de los militares, eso sin contar a los soldados veteranos algunos de los cuales, como hemos visto, dieron prueba de una falta de “fair play” evidente. Aquellas se articulan alrededor de tres causas: la falta de preparación, de la inferioridad numérica y del hecho de que el plan había sido había aireado. Si el primer argumento, en parte, es válido, el segundo es absolutamente nulo. Lo hemos visto según la composición de las fuerzas. Mientras que el último expresado por los comandos prisioneros, preguntados por su retraso en relación a las disposiciones iniciales, afirman sencillamente que una copia del plan fue recuperado por una lancha rápida italiana con todos los detalles de la operación. ¿Por qué los grandes guerreros no aceptan también la derrota por más cruel que esta sea?

Traducción y adaptación personales del artículo “Tobrouk, septembre 1942 Le désastre de “Daffodil” escrito David Zambon y publicado en el número 54 de la revista HISTOIRE DE GUERRE de enero de 2005.

Mis excusas por los errores involuntarios de traducción.
À bientôt

Bordoni Bisleri
Miembro
Miembro
Mensajes: 97
Registrado: Sab May 19, 2012 7:01 am
Ubicación: puerto montt chile

Re: Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Bordoni Bisleri » Mié Dic 05, 2018 5:36 am

Excelente Pierre como siempre.
Hay que hacer justicia a los defensores que hicieron muy buen trabajo.

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2598
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Tobruk 1942, el desastre de "Daffodil"

Mensaje por Pierre Le Gloan » Mié Dic 05, 2018 9:44 am

Bonjour,
Merci beaucoup compañero por tu atención.

À bientôt

Responder

Volver a “Frente africano y mediterráneo”

TEST