Las Campañas del Norte de Africa (1940-43)

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Las Campañas del Norte de Africa (1940-43)

Mensaje por Von Kleist » Vie Ene 11, 2008 11:31 am

Hola a todos

Me parece interesante comenzar un hilo que abarque una descripción y análisis de todas las diferentes campañas que se produjeron en el teatro norteafricano durante la II GM. Sin querer extenderme demasiado en detalles descriptivos de cada batalla o unidad (aunque sí que dando los datos pertinentes, aunque sintético) me parece todavia de mayor interés analizar las circunstancias de cada campaña, a lo que dedicaré un apartado concreto, que espero sea objeto de interesante debate.

Espero que el tema resulte de interés para el resto de foristas.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Vie Ene 11, 2008 11:33 am

I. De la ofensiva italiana a Beda Fomm

La situación inicial (verano 1940)

Para entender lo que significaba el Norte de Africa para Mussolini, baste decir que para el Duce, en su sueño de reconstruir el Imperio Romano, el area del Norte de África podría equipararse al "Lebensraun" hitleriano; es decir, era el territorio natural de expansión italiana. Mussolini deseaba poner todo el norte del continente africano, desde Libia hasta el Cuerno de África, bajo control italiano, pero ello pasaba necesariamente por expulsar a los británicos de Egipto y hacerse con el control de Suez. No es de extrañar, por tanto, que poco después de la entrada de Italia en la guerra, Mussolini urgiera al gobernador italiano en Libia, Italo Balbo, para que lanzara una ofensiva inmediata contra Egipto y expulsara a los británicos del Canal de Suez.

Pese a las perentorias ordenes de Roma para atacar a los ingleses en Egipto, Balbo se mostraba reacio a emprender el ataque, dada las deficiencias de su X ejercito, una fuerza primordialmente de infantería, escasamente motorizada y muy débil en disponibilidad de tanques. La muerte en accidente aereo de Balbo el 28 de junio y su sustitución por el mariscal Rodolfo Graziani tampoco hizo que los preparativos italianos se acelerasen, pues Graziani era igualmente consciente de las debilidades de sus fuerzas, por lo que retrasó el inicio de las hostilidades contra los ingleses todo lo que pudo, con la esperanza de mejorar su situación logística antes de emprender la ofensiva.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Vie Ene 11, 2008 11:38 am

La Operacion Compass

Operación Compass

Finalmente, el 13 de Septiembre de 1940, Graziani emprendió la invasión de Egipto con un ejército que sumaba unos efectivos considerables, de unos 150.000 hombres, si bien muy escasos de material motorizado y transportes. El avance italiano hacia Egipto progresó sin encontrar resistencia de consideración por parte británica durante las primeras jornadas de marcha, ya que las unidades británicas se replegaron ante el avance italiano. El 16 de Septiembre, Graziani, que había avanzado unos 150 Kilometros, acuciado por la falta de suministros, decidió tras rebasar la frontera egipcia, atrincherarse en esa línea en espera de recibir aprovisionamientos y material para reemprender la marcha.

Durante las semanas siguientes, el frente solo se vio alterado por pequeñas escaramuzas entre patrullas de ambos bandos, que parecian esperar el próximo paso del adversario. El 7 de diciembre de 1940, el reconocimiento aéreo italiano detectó formaciones inglesas avanzando hacia los fortines fronterizos italianos. Graziani, informado de ello, ni siquiera ordenó un mínimo reconocimiento, lo cual le costaria bastante caro. Los Británicos habian comenzado la "Operación Compass" destinada a expulsar a los italianos de Egipto. La Fuerza del Desierto Occidental (Western Desert Force) del general O´Connor (que comprendia la 7ª division Blindada, la 4ª division india, y la 16ª Brigada de infantería británica) se lanzó al ataque a lo largo de la frontera Libia, con el objetivo primario de tomar la posición de Sidi Barrani para luego girar hacia el norte y caer sobre la retaguardia italiana.

Las fuerzas italianas fueron totalmente sorprendidas por los carros Matildas ingleses, y en poco mas de un dia los puestos fortificados y 2.000 italianos estaban en manos de los atacantes. El desastre continuó a lo largo de los puntos fuertes que Graziani había desparramado a lo largo del desierto (una táctica bastante desacertada, que ya le costó al ejercito español 10.000 bajas en Annual solo unos años antes). En la posición de Sidi Barrani, por ejemplo, mas de 20.000 italianos fueron tomados prisioneros. El 11 de diciembre, la 64º División italiana que se encontraba en retirada fue cercada por la 7ª División Acorazada británica, y casi todos sus efectivos se rindieron. Hay que decir, en descargo de los italianos, que estos apenas poseían armas anticarro y casi ningún transporte, además de una auténtica acefalia de mando debida a la ineptitud de Graziani. El resultado fue que en 3 días, 40.000 soldados italianos estaban en manos de los ingleses.

Ya en Libia, las importantes posiciones fortificadas de Fuerte Capuzzo y Sidi Omar fueron capturadas por los británicos el 17 de diciembre, ante la imposibilidad material de la artillería italiana para destruir los pesados tanques Matildas ingleses. Los británicos tuvieron que hacer una pausa de 3 semanas para reorganizarse y recontar prisioneros, pausa que no puso ser aprovechada por los italianos para mejorar su situacion.

Mussolini estaba furioso por las derrotas de sus ejercitos y ordenó al general Bergonzoli que resistiera en el enclave de Bardia a toda costa. Bardia contaba con una guarnicion de 45.000 hombres y más de 400 cañones y su perimetro estaba rodeado de cinturones defensivos, pero un efectivo bombardeo de la RAF contra las defensas junto con el bombardeo combinado de una escuadra de la Royal Navy aplastaron las defensas italianas. Bergonzoli huyó y dejó que otros 40.000 italianos junto con innumerable equipo fueran capturados. La moral del eje comenzaba a resentirse y Hitler, que no ocultaba su desprecio por la acciones militares italianas, decidió intervenir.

Así, unos días después de la rendición de Bardia, unidades del X Flieger Corps alemán (especialmente entrenado para el ataque a buques) se instalaban en Sicilia con unos 300 aviones, logrando rápidamente la supremacía aérea entre Sicilia y Africa gracias a sus modernos Me-109, Ju-87 y Ju-88.

Pese a ello, a finales de enero de 1941 los italianos solo contaban con 125.000 hombres, muchos de ellos refugiados en el ultimo bastión importante que conservaba Italia en el norte de Africa: Tobruk, un puerto fortificado cuyas defensas no estaban aun terminadas. Cuando el ataque británico comenzó el 21 de enero -con fuerzas mayores a las usadas en Bardia- los italianos, desprovistos de armamento pesado y muy bajos de moral, no resistieron, cayendo en manos de las fuerzas de O´Connor otros 30.000 prisioneros.

Un intento británico de cercar a los restos del ejercito de Graziani en Mechilli fracasó ante la oportuna aparición de medios blindados italianos. Pero la debacle italiana era imparable, y el 30 de enero cayó Derna, lo que significaba la perdida de toda la Cirenaica (es decir, Libia Oriental), cuyo abandono fue ordenado por Graziani pese a los evidentes signos de agotamiento que se apreciaban en los atacantes. Los escasos hombres, transportes y tanques que le quedaban a Graziani empredieron el camino hacia Libia, por la unica ruta prácticable, la carretera que sigue la costa.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Vie Ene 11, 2008 11:40 am

La Batalla de Beda Fomm

Tras la captura de Bardia, las fuerzas de O´Connor (ahora denominadas XIII Cuerpo de Ejército y con la 6ª div. australiana en sustitucion de la div. india) se dispusieron a aniquilar los restos del maltrecho X ejercito italiano, que se retiraba lastimosamente de Cirenaica por la ruta costera. Las columnas italianas se movian con mucha lentitud, cosa que fue aprovechada por O´Connor para enviar a la 7ª division blindada cruzando el desierto para interceptar a los italianos en retirada. Para el 5 de febrero de 1941, cuando los primeros camiones italianos se aproximaban a la zona de Beda Fomm, encontraron la ruta de escape bloqueada por fuerzas del 7º Regimiento blindado, que había bloqueado la carretera media hora antes de la llegada de los italianos, tras atravesar el desierto desde el sur. Ello significaba que los restos del ejército italiano tendrían que pelear para escapar hacia Trípoli.

Las formaciones italianas que se batían en retirada iban comandadas por el general Tellera, anterior subordinado de Balbo. Tras comprobar la situación, Tellera ordenó a la artillería formar una pantalla de cañones para cubrir la retaguardia y lanzó a sus carros hacia delante para romper el cerco. Los tanques italianos, apenas unos 100 del pésimo modelo M13/40, se lanzaron al ataque en un desesperado intento, tan valeroso como inutil. La artilleria británica machacó los débiles carros italianos, quienes perdieron 80 tanques sin lograr abrir brecha en las sólidas defensas enemigas.

El general Tellera dirigió personalmente un último y desesperado ataque, con los 20 tanques que le quedaban, que se lanzaron al asalto el 7 de febrero, combate en el que se llegó al cuerpo a cuerpo, pero finalmente los escasos carros italianos quedaron destruidos y Tellera cayó muerto en combate. Cualquier resistencia era ya inutil, de modo que el mismo 7 de febrero los italianos comenzaron a rendirse en masa, con lo que al final de la jornada otros 20.000 italianos se sumaban a la lista de prisioneros de los británicos

Cuando los ingleses llegaron hasta El Agheila, en plena Libia, el 9 de febrero de 1941, sondeos que manejaba el gobierno de Roma indicaban que el 85% de los italianos estaban contra la guerra, y estratégicamente las fuerzas italianas estaban en serio riesgo de verse desalojadas de sus posesiones en África. Pero Mussolini estaba lejos de querer rendirse. El 12 de febrero un general alemán aterrizaba en Libia, su nombre era Rommel. La hora del renacimiento militar del eje en el teatro norteafricano no estaba lejos, pero -eso sí- La "Guerra Paralela" de Mussolini en el teatro africano se había terminado. Pronto sería Alemania la que dirigía todos los teatros de guerra en nombre del Eje.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Vie Ene 11, 2008 11:42 am

Analisis de la Campaña de 1940

Varias e importantes son las lecciones que pueden extraese de la primera gran campaña norteafricana que culminó con la victoria británica de Beda Fomm. La primera y mas esencial es de natureleza operativa: el avance de la WDF demostró que en el desierto la movilidad y velocidad de avance es esencial, tanto en el ataque como en la defensa.

Consecuentemente las tropas de infantería no motorizadas (como era el caso, en su mayoria, de las unidades italianas) solo eran útiles en la medida que pudieran luchar desde posiciones fijas y fortificadas bien preparadas para resistir asedios. Otra lección importante extraída de la victoria de O´Connor, y que, paradójicamente, los británico iban a olvidar en sus futuros enfrentamientos ante Rommel, es que control del flanco del desierto resulta vital para flanquear y rodear al enemigo. Dado que en el desierto apenas hay obstáculos naturales para el movimiento de grandes formaciones mecanizadas, el bando que lograra desbordar el flaco sur llevaba las de ganar. Por último, la campaña británica evidenció que dado el problema de llevar los suministros al frente, el control de los puertos era un factor esencial para solventar las complicaciones logísticas en el teatro norteafricano.

Y finalmente, Beda Fomm demostró definitivamente que el Ejercito Italiano no estaba preparado para la guerra. A este respecto un apunte: el problema no fue de falta de valor del soldado italiano. Entre los italianos abundaron los ejemplos de heroísmo individual y colectivo, pero su ejército carecía de suministros, de material moderno y de una oficialidad competente que guiase a los hombres en la batalla. En esas condiciones, no es de extrañar que miles de soldados de Graziani se rindieran a las primeras de cambio.

Avatar de Usuario
Wikinger
Miembro
Miembro
Mensajes: 109
Registrado: Lun Ene 07, 2008 11:58 pm
Ubicación: I mitt kära Sverige

Mensaje por Wikinger » Dom Ene 13, 2008 1:33 am

Hola!!

Me ha parecido un gran resumen sobre la debacle italiana en África sin Rommel...habrá más??

Saludos
“Un hombre de respeto debe ser reservado, reflexivo y valiente en la batalla; todos deben mantener el buen humor hasta que el fin les llegue”(Proverbio Vikingo)

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Dom Ene 13, 2008 2:11 pm

Buenas Wilkinger

Por uspuesto, miintención es abarcar toda la guerra en el norte de Africa, desde Beda Fomm a la derrota del eje en Tunez. En los próximos dias iré publicando los siguientes post.

Saludos

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Lun Ene 14, 2008 2:35 pm

II. La reconquista de Cirenaica

La situación (Febrero-Marzo 1941)

El victorioso avance británico que culminó con la victoria de Beda Fomm y la conquista de la Cirenaica se habia visto detenido en puertas de Tripolitania por ordenes del alto mando británico, obligado a sacar fuerzas de Libia para enviarlas a Grecia en ayuda del ejercito de ese país, conforme a los compromisos políticos adquiridos por Churchill. De ese modo, en Diciembre de 1940, el avance de las fuerzas de O´Connor se detuvo en El Aghelia. Las experimentadas 7ª division blindada y 4ª india fueron sustituidas por dos unidades novatas sin experiencia en el desierto: la 2ª división blindada y la 9ª divisón australiana, unidades que necesitarían bastantes semanas de adiestramiento y puesta a punto en zonas de retaguardia. Era el escenario perfecto para un contraataque del Eje, que no iba a tardar en producirse.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Lun Ene 14, 2008 2:38 pm

Primera ofensiva de Rommel

A mediados de Febrero de 1941 un general alemán había llegado a Trípoli por delante de las unidades mecanizadas alemanas enviadas por Hitler en rescate de su aliado italiano. Dicho general no era otro que Erwin Rommel, que se habia labrado una brillante reputación como comandante de tropas Panzer en la campaña de Francia a la cabeza de la 7ª division blindada ("La división Fantasma"). Rommel era un comandante excepcionalmente enérgico, estaba dotado de una intuición táctica fuera de lo común, y además era un especialista en tácticas ofensivas, justamente lo que la guerra en el Desierto requería.

Rommel estaba deseoso de entrar en combate por lo que, dejando a un margen las reticencias italianas especialmente del Comandante en Jefe italiano, General Gariboldi, Rommel se puso inmediatamente a reconocer el terreno para pasar a la ofensiva contra los británicos. Inmediatamente comprendió que la fortaleza del enemigo era mucho menor de lo que los italianos pensaban, de modo que se preparó a toda prisa para lanzar su ataque. De las dos divisiones asignadas a Rommel, solo una de ellas, la 5ª División Ligera, había llegado a Africa el 11 de Marzo (la 2ª unidad del DAK, la 15ª panzer no llegaria hasta mayo). Esta unidad era una división mecanizada, y contaba con tres batallones de infantería, un regimiento de tanques, un batallón de reconocimiento, y uno de artillería ligera, antitanque, ingenieros y de señales. En total Rommel disponía de unos 120 tanques alemanes, y algunos más italianos, si bien estos eran de escasa efectividad en combate. Esta pequeña fuerza recibió un nombre que pronto iba a alcanzar la celebrediad de la mano de su comandante: Deutsches Afrika Corps (DAK).

Pese a que ni siquiera la 5ª ligera se había desplegado en su totalidad, a finales de marzo de 1941, Rommel decidió comenzar su ataque para expulsar a los británicos de Cirenaica, tan brillantemente conquistada por O´Connor solo tres meses antes. El 31 de Marzo, Rommel envió a sus carros hacia delante con órdenes expresas de no detenerse ni preocuparse por los flancos del avance. En el lado británico, la ofensiva alemana pilló un tanto desprevenidos al alto mando, pero como el comandante en jefe de Oriente Medio, Wavell, había dado órdenes al mando de Cirenaica (general Neame), de retirarse si los alemanes atacaban, las unidades que defendían el frente retrocedieron en dirección a Bengazi ante la acometida alemana. Rommel ordenó que la división italiana Brescia avanzara por la carretera de la costa mientras que, los tanques alemanes avanzaron apoyados por la división blindada italiana Ariete por el flanco del desierto.

Las fuerzas de Rommel, tras vencer en Mersa Brega la enconada resistencia opuesta un grupo avanzado de la 2ª división blindada británica, continuaron su avance hacia el oeste. El 2 de Abril, Rommel llega a Agedabia y allí decide dividir sus fuerzas en tres columnas; la primera integrada por el 3er batallón de reconocimiento, toma el camino de la carretera de la costa hacia Bengasi, en donde entra sin oposición el 4 de Abril; la segunda, formada principalmente por el 5º regimiento panzer de Olbrich, cruza el desierto hacia Msus, con la esperanza de entablar combate con la 3ª brigada blindada británica; la tercera avanza mas al sur por el desierto.

El 4 de abril las tropas de Rommel logran destruir cerca de Bir Legendir a gran parte de la 3ª brigada blindada, que se retira hacia el este muy diezmada. Con las fuerzas británicas en franca retirada, el 10 de abril los alemanes ocupan la importante posición de El Adem, y el 13 se toman Sollum y Bardia. Como consecuencia del espectacular avance del DAK, se toman varios cuarteles generales enemigos, cayendo prisioneros de Rommel los generales británicos Neame, Gambier-Perry (jefe de la 2ª División Blindada) y el mismo General O'Connor, el arquitecto de la victoria británica en la campaña de 1940.

Las fuerzas británicas supervivientes fueron empujadas hacia la frontera egipcia mientras la 9ª división australiana se refugiaba dentro del perímetro fortificado de Tobruk Rommel, en apenas dos semanas habia avanzado mas de 350 kilómetros y había reconquistado la Cirenaica con pasmosa facilidad, cuando nadie, ni siquiera los italianos y mucho menos el OKW lo esperaba. Sin embargo, el DAK se encontraba ante una tarea que iba a requerir enormes esfuerzos: reducir y conquistar la fortaleza portuaria de Tobruk.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Lun Ene 14, 2008 2:39 pm

Analisis de la campaña Cirenaica

Aunque los críticos de Rommel frecuentemente le han criticado por su impetuosidad, lo cierto es que en esta fase de la campaña africana dicha impetuosidad le permitió llevar al todavía embionario DAK a la frontera Egipcia. Rommel comprendió que la situación era propicia para lograr un avance rápido que desconcertara a las fuerzas enemigas y lo hizo con notable éxito. En este caso lo que hizo Rommel fue correcto; había que intentar explotar la debilidad transitoria del enemigo y pasar a la ofensiva sin dilación.

Por ello podemos concluir que la actuación de Rommel en este periodo puede considerarse muy buena, si bien es necesario reconcer que se vió favorecido por la errática dirección de Wavell, y por las circunstancias de Grecia que debilitaron las fuerzas británicas en Cirenaica. De todos modos, como afirma el refran, "La fortuna sonrie a los audaces" y Rommel consiguió a base de audacia conquistar todo el terreno perdido por los italianos y demostrar que en la guerra del desierto estaba en su elemento.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mar Ene 15, 2008 11:55 am

III. Tobruk: El Lazo Fatal

La situación (Abril 1941)

Rommel había reconquistado la Cirenaica en una brillante mini campaña relámpago y había confirmado su reputación como excelente jefe de las unidades blindadas, ademas de llegar hasta la frontera egipcia, habia cercado el estratégico puerto de Tobruk.

No obstante, Rommel se encontraba en una situación bastante delicada. A pesar de que su 2ª división, la 15ª panzer, iba a comenzar a llegar a Africa sobre finales de Abril, el grueso de su artillería pesada continuaba en Nápoles, en donde era bombardeada diariamente por aviones de la RAF. Además, todo el suministro de combustible debía llegar via Trípoli, a 1.750 kilómetros en la retaguardia del Afrika Korps y, el abastecimiento estaba sufriendo graves problemas debido al hundimiento de los petroleros italianos en el Mediterraneo. En esa tesitura, Rommel tenía que tomar imperiosamente Tobruk, a fin de conseguir el puerto avanzado que necesitaba para continuar las operaciones contra Egipto.

No obstante, Tobruk no era una pieza fácil. Su perímetro estaba rodeado por un complejo sistema defensivo construido por los italianos que incluía profundas trincheras, nidos de artilleria, zanjas antitanque y campos minados que habian sido reforzados por los británicos. Además, Rommel tenía que pasar a la ofensiva antes de que se produjera el esperado contragolpe británico en auxilio de la guarnición de Tobruk.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mar Ene 15, 2008 11:57 am

El fracaso ante Tobruk. La reaccion británica.

El 12 de Abril el DAK inicio el ataque contra Tobruk precedido de una fuerte barrera artillera y ataques de los Stukas contra el puerto. El plan de Rommel era bastante simple, y posiblemente precipitado: un ataque frontal contra el perímetro de Tobruk encabezado por los tanques alemanes, mientras la división blindada italiana Ariete apoyaba su avance lanzando un ataque secundario desde el sur.

El general Streich, comandante de la 5ª ligera, puso muchas objeciones al ataque, argumentando que era precisamente la clase de maniobra que favorecía a los defensores, pero Rommel no hizo caso de su subordinado. Cuando los tanques del DAK atacaron por el lado sureste de la línea defensiva enemiga, los infantes australianos opusieron una feroz resistencia, dejando pasar a los carros para enfrentarse a la infantería alemana que los seguía. Pese a que los tanques lograron penetrar unos 3 kilómetros dentro del perímetro defensivo, tuvieron que retirarse al quedar aislados de la infantería y verse sometidos a un fuerte hostigamiento por parte de los cañones anticarro enemigos. La 5ª ligera sufrió muchas bajas en el asalto, como habia predicho Streich, y pese a que Rommel hizo nuevas intentonas el dia 14 , el frente no se movió. Rommel había fracasado en su intento de tomar Tobruk al asalto y tenía que prepararse para emprender un largo asedio.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mar Ene 15, 2008 12:00 pm

La operación Brevity.

Tras el fracaso de Rommel ante Tobruk, Wavell, sometido a la impaciente supervisión de Churchill, decidió emprender una operación con el objetivo de levantar el cerco alemán en torno a Tobruk, aprovechando las revelaciones de ULTRA, que habian advertido a los británicos que la 15ª panzer no estaria desplegada hasta Mayo. Cualquier intento de relevo de Tobruk exigía una fase previa, que era hacerse con el control de los pasos cercanos a la frontera Libia, cuyo control era vital ya que dichos pasos daban acceso a la carretera costera desde el este, especialmente el crucial Paso de Halfaya, que guardaba la ruta hacia Tobruk. Wavell encargo la tarea de conquistar el paso al VIII Cuerpo de Ejército del general Beresford-Pierse, recibiendo la operación el nombre en clave de "Brevity" (Brevedad).

El peso principal de la operación recaeria sobre las fuerzas del general Gott (7ª brigada acorazada y 22ª Brigada de Guardias y un batallón de infantería reforzdo) las cuales debían atacar abriéndose en tres puntas para ocupar Halfaya, Sollum, y el Fuerte Capuzzo, y desde allí, avanzar hacia Tobruk todo cuanto fuera posible. Al iniciarse el ataque, el dia 15 de Mayo, el paso de Halfaya se encontraba defendido solo por tropas ligeras alemanas e italianas que fueron rápidamente barridas por los tanques de la 22ª BG; mientras que en el flanco izquierdo británico las otras unidades blindadas de Gott asaltaron el fuerte Capuzzo, capturándolo despues de entablar duros combates con los italianos.

Al mismo tiempo los tanques de la 7ª Brigada avanzaron por el desierto sin oposición. Rommel, al enterarse del ataque envió al 2º batallon panzer apoyados por cañones anticarro de 88mm bajo el mando del Coronel Von Herff, quien lanzó rápidamente sus fuerzas en un contraataque contra la posición de Capuzzo desalojando a los ingleses del mismo. El contraataque en su flanco izquierdo convenció a Gott de que sus tropas estaban en peligro de ser cercadas por la maniobra alemana, por lo que ordenó la retirada de la 7ª Brigada a sus posiciones de partida el dia 16. Brevity había fracasado en sus objetivos principales de expulsar al enemigo de la zona de Sollum y Capuzzo, y aunque había capturado Halfaya, el DAK lo recuperó mediante un nuevo ataque el 27 de Mayo, de modo que la primera intentona de Wavell en auxilio de Tobruk terminó en un rotundo fracaso.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mar Ene 15, 2008 12:01 pm

Analisis

Posiblemente el primer asalto de Tobruk puede considerarse una de las peores acciones ideadas por Rommel en toda su carrera en el Desierto. Desde el punto de vista operativo, fue correcta la decisión del Zorro del Desierto de tratar de hundir al enemigo que se batía en retirada. Sin embargo, en esta ocasión Rommel quiso abarcar demasiado (capturar Tobruk y avanzar sobre Egipto) y el apresuramiento del asalto contra la fortaleza le costó a la 5ª ligera miles de bajas inútiles y (lo que era mas grave) irreemplazables a corto plazo. La propia limitación de recursos alemanes hubieran aconsejado un plan de acción mas meditado. Por otra parte, el fallido asalto de Tobruk saco a relucir el gran defecto de Rommel: cuando se trataba de atacar posiciones estáticas bien defendidas, Rommel estaba lejos de demostrar la tremenda inspiración que tenía para la guerra de movimientos y se mostraba como un jefe mucho menos imaginativo.

Desde el punto de vista británico, la Operación Brevity produjo éxitos tácticos locales que no pudieron ser explotados por la lentitud de reacción de los mandos del 8º Ejército ante Rommel. También se volvió a poner de relieve un problema casi consustancial al ejército británico: la falta de coordinación de las fuerzas terrestres y aéreas, que fue lo que permitió que Rommel detuviera la ofensiva en última instancia. Por lo tanto ambos bandos quedaron en situación de equilibrio táctico hasta el siguiente movimiento.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mié Ene 16, 2008 1:22 pm

IV. La Operación Battleaxe

La situación (Junio 1941)

Pese al fracaso de Brevity, Churchill continuó presionando a Wavell para que emprediera otra acción de relevo inmediata con el objetivo de levantar el cerco sobre Tobruk. Poco antes del inicio de Brevita, Wavell habia recibido nuevos refuerzos provenientes del convoy "Tigre", refuerzos que incluian 50 cazas Hurricane y 295 carros de combate nuevos, prácticamente todo el material blindado que Gran Bretaña podía suministrar en esos momentos a sus ejércitos. Este renovado material sirvió para reconstituir a la maltrecha 7ª Division Blindada y preparar la nueva ofensiva contra Rommel en el mes de Junio. Este por su parte, tras Brevity solo disponia de unos 35 carros operativos, por lo que fue un alivio para él el poder disponer por fin de 15ª division panzer, que ya había llegado en su totalidad a África y que fue enviada al frente a finales de mayo reforzando muy oportunamente a Rommel antes de la ofensiva británica.

Responder

Volver a “Frente africano y mediterráneo”