pub01.jpg

Las Campañas del Norte de Africa (1940-43)

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mié Ene 16, 2008 1:24 pm

Operación Battleaxe

Wavell preparó la operación Battleaxe (Hacha de Guerra) con la esperanza de poder atraer a los panzer de Rommel a una batalla de desgaste. El Comandante en Jefe de la operación es el general Beresford-Pierse del XIII CE, dividió sus fuerzas en dos grupos. En el flanco derecho, al mando del General Messervy, la 4ª División India (que contaba solo con 1 de sus 3 brigadas nominales) y la 22ª Brigada de Guardias debían atacar Sollum, por la ruta costera para tratar de atraer a las fuerzas móviles alemanas a la batalla. Simultáneamente, por el flanco izquierdo la 7ª División Blindada (compuesta por la 7ª y 4ª brigada) del general Creagh atacaría por la zona del Paso de Halfaya para flanquear las posiciones enemigas y cerrar la tenaza convergiendo en la posición enemiga de Fuerte Capuzzo y destruir los carros enemigo, despejando de este modo la ruta hacia Tobruk. El comienzo de esta operación fue fijado para el 15 de junio de 1941.

Rommel por su parte, solo contaba para defender la zona más proxima al frente, es decir, Sollum, Bardia y Fort Capuzzo, la recien desplegada 15ª panzer, aunque había dado órdenes para fortificar y artillar fuertemente (con los letales anticarros de 88mm) el paso de Halfaya, que era la llave de cualquier avance sobre Tobruk.

El dia 15 de junio, con un calor abrasador, las fuerzas británicas comenzaron su ataque. En las primeras horas de combate, tanto en la zona de Halfaya como en Capuzzo, las baterías alemanas de 88 mm., destruyeron numeroso carros de combate británicos. Especialmente ante la Cota 208, elevación que guardaba el flaco derecho de Fuerte Capuzzo y en Sollum donde las baterias italianas causaron fuertes bajas a las tropas indias. Aunque la ofensiva británica pudo ganar algo de terreno y capturar Capuzzo a costa de grandes bajas, al terminar la jornada del día 15 estaba claro que el ataque británico se había estancado debido a las pérdidas (sobre todo en tanques) y a la feroz resistencia de las fuerzas italo-germanas.

Rommel vio entonces la ocasión de realizar un potente contraataque con sus dos divisiones panzer, contra el flanco y la retaguardia de la 7ª division blindada, que había quedado muy expuesta en su avance. Rommel supo ver la oportunidad que se le ofrecía de devolver a los ingleses su maniobra de tenaza para lo que ideó mandar a la 5ª división ligera a describir un amplio movimiento por el desierto para luego girar hacia el norte y atrapar a todas las unidades británicas en una gigantesca bolsa. A la vez, ordeno a la 15ª panzer dejar solo una mínima pantalla d efuerzas al norte de Capuzzo y unirse a la maniobra de la 5ª ligera. La maniobra de tenaza resultante a punto estuvo de aniquilar por completo a las fuerzas británicas. Solo la tenaz resistencia de la 7ª división acorazada inglesa y la resistencia del blindaje de los carros Matilda impidieron que el cerco culminara con éxito. Los atacantes tuvieron tiempo de retirarse evitando quedar atrapados, y "Battleaxe", que se suponía iba a darles la iniciativa a los ingleses, terminó con una victoria táctica alemana, que pudo haber sido catastrófica para el XIII CE británico.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mié Ene 16, 2008 1:25 pm

Analisis de la Operacion Battleaxe

Battleaxe puso de manifiesto una vez más, la deficiente coordinación táctica que lastraba todas las operaciones británicas en el desierto. Sobre el papel, el plan era razonable, pero dependía demasiado de que los alemanes mordieran el anzuelo y salieran al encuentro de los carros británicos, algo que hasta ese momento apenas había ocurrido, ya que las fuerzas del DAK rara vez se exponían a combatir sin la protección de la pantalla de sus cañones antitanque. Luego si algo demostró la derrota del XIII cuerpo es que en cuanto a pericia táctica y flexibilidad operativa el mando británico estaba a años luz de Rommel.

En el lado alemán, el importante éxito local que Rommel obtuvo no pudo ser explotado plenamente, debdio a la falta de carburante que le impedía lanzarse en franca persecución del enemigo. Además el X Flieger Corps que había equilibrado la situación aerea en el Mediterraneo, habia sido transferido a la URSS, con lo que Rommel empezó a perder la batalla en el aire con funestas consecuencias en el aspecto de los abastecimientos. Por otro lado estaba el handicap de que la superioridad material y logística británica les facilitaba reponer y asumir pérdidas a un ritmo mucho mayor que en el bando del Eje, por lo que se estaba llegando a una situación de impass estrategico que se iba a prolongar varios meses.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Jue Ene 17, 2008 1:21 pm

V. La operación Crusader.

La Situación (Junio-Diciembre 1941)

A pesar del rotundo fracaso de Battleaxe en su intento de levantar el asedio de Tobruk, el alto mando británico no podia tolerar indefinidamente la amenazadora presencia de Rommel en la frontera egipcia, por lo que era solo cuestion de tiempo que los británicos estuvieran nuevamente en condiciones de atacar. En el interin, los desastrosos resultados de Battleaxe se habían cobrado sus víctimas en la cupula de mando británica, Wavell fue destituido como comandante de Oriente Medio y su puesto ocupado por el general Claude Auchinleck, mientras que el general Cunningham recibió el mando del 8º Ejército, una fuerza que sumaba más de 100.000 combatientes de primera linea.

Frente a ellos Rommel disponia de 7 divisiones italianas, repartidas en tres Cuerpos de Ejército, el X (Gambarra), el XX (Baldassare) y el XXI (Navarrini), además de la 15ª y 21ª panzer del Afrika Korps, y la 90ª división ligera, una unidad motorizada formada ad hoc con tropas alemanas de refuerzo; asi como varias unidades especializadas alemanas. Sin embargo, a finales del mes de octubre, Rommel informó al alto Mando que le faltaban cuatro mil hombres para completar sus divisiones y que las divisiones italianas estaban aun peor. En el campo del material, la balanza comenzaba a inclinarse muy en contra del DAK, ya que para Noviembre de 1941 los británicos habían alcanzado una superioridad de 2 a 1 en carros y aviones sobre sus oponentes. Por tanto a finales de 1941, el VIII ejército, con nuevos mandos, abundante material bélico y ánimos renovados, estaba de nuevo en condiciones de pasar a la ofensiva contra el DAK.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Jue Ene 17, 2008 1:23 pm

Operación Crusader

Mientras Rommel acumulaba fuerzas para intentar el asalto definitivo contra Tobruk y desconfiando de las intenciones inglesas, preparo una operacion de reconocimiento enviando a parte de la 21ª División Panzer hacia el desierto en busca de posiciones y fuerzas de los británicos de cara una posible ofensiva. Esta operación no tuvo éxito alguno pues no detectó ningún rastro de unidades enemigas ni depósitos de combustible, por lo que Rommel supuso que los británicos no atacarían a corto plazo, lo cual le hizo relajar la vigilancia del adversario.

Sin embargo, los estados mayores británicos estaban en plena ebullición perfilando el nuevo plan para derrotar a Rommel. Mediante una operación que recibió el nombre clave de "Crusader" (Cruzado). Esta vez, a diferencia de lo ocurrido con Battleaxe, el plan inglés estaba bien concebido. En cierto modo, el plan británico imitaba el estilo operativo de Rommel. Básicamente, el plan de Crusader contemplaba que el XIII cuerpo de ejército, atacando paralelamente a la costa, simularía un ataque frontal para liberar Tobruk para atraer la atención de Rommel, mientras por el flanco izquierdo el XXX cuerpo de ejército, con dos divisiones y media de carros, formaría una potente tenaza que avanzaría desde el sur al norte para embolsar a las fuerzas alemanas.

La batalla, que comenzó el 18 de Noviembre, pronto degeneró en una serie de confusos y dispersos combates aislados. Sin embargo, Rommel reaccionó con la presteza que le caracterizaba y mandó a sus dos divisiones panzer contra el flanco sur del XXX cuerpo y en una serie de enconados combates, los tanques del DAK inflingieron duras pérdidas a los carros británicos, si bien a costa de un considerable número de bajas propias. La batalla alcanzó su punto crítico el 23 de noviembre (para los alemanes el dia de difuntos o Totensogtag). Ese dia, Rommel ordeno a Cruewell que atacara con sus dos divisiones panzer los flancos de la 4ª Brigada blindada británica, la cual resultó derrotada. Ante este éxito, Rommel quiso repetir el contraataque victorioso que habia acabado con Battleaxe, enviando sus carros contra el flanco izquierdo y retaguardia enemiga.

Y ciertamente, la irrupción del DAK en la retaguardia británica hizo que el comandante del 8º ejercito Cunningham, perdiera los nervios y solicitara a Aunchileck autorización para retirarse, acción por la que fue relevado del mando y sustituido por el general Ritchie a quien ordenó que reagrupara las fuerzas del XXX CE y continuara atacando.

Ciertamente, la situación no estaba nada clara para Rommel. En el norte, las tropas cercadas en Tobruk lanzaron varios ataques para contactar con el XIII Cuerpo, ataques que pusieron en serios aprieto la defensa del perímetro. Rommel, que había acudido al frente (una vez mas) quedó incomunicado trás de las líneas inglesas al perder contacto con su Cuartel General en el curso de un reconocimiento nocturno, y las fuerzas blindadas británica dejadas atrás por Cruewell estaban reparando muchos vehículos y recobrándose rápidamente, mientras las fuerzas del DAK se debilitaban por momentos sin poder forzar las defensas enemigas que guarnecían la frontera. Con Rommel ausente, fue un acontecimiento extremadamente afortunado para el DAK que un oficial de su Estado Mayor, el coronel Westphal, asumiera personalmente la responsabilidad de ordenar el repliegue del Afrika Korps, una decisión que muy posiblemente salvó a los hombres de Cruewell de la completa aniquilación.

Rommel, ya de vuelta a su Cuartel General, no pudo hacer otra cosa que refrendar la orden de Westphal y ordenar el repliegue general. A mediados de Diciembre Rommel, muy escaso de tanques y combustible, no tuvo otro remedio que evacuar Cirenaica, pese a las protestas de Cavallero y Bástico, volviendo a la linea de partida de Rommel en El Aghelia, Libia, es decir, perdiendo todo el terreno ganado en la campaña 1941. Crusader había supuesto la primera gran derrota para Rommel.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Jue Ene 17, 2008 1:24 pm

Análisis de la Operacion Crusader

Crusader fue, posiblemente, el mayor lunar en el historial de Rommel, ya que este cometió todo un rosario de equivocaciones poco entendibles en un comandante competente como él. Empezando por la mala evaluación de las intenciones enemigas; pasando por un exceso de temeridad y subestimación del adversario, al lanzar imprudentemente sus divisiones panzer hacia delante cuando el enemigo no estaba derrotado; y terminando por su ausencia del centro de mando en un momento crítico de la batalla, por querer dirigir la misma a nivel táctico desde un punto demasiado cercano al frente.

Por su parte, los británicos demostraron que estaban en condiciones de aprovechar su superioridad material para derrotar al DAK, y aunque a nivel táctico seguían mostrándose inferiores a sus oponentes alemanes, sobre todo en el enfrentamiento entre blindados, por primera vez, y gracias en gran parte a la sangre fria de Auchinleck, supieron sobreponerse a las dificultades y culminar exitosamente su ofensiva.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Vie Ene 18, 2008 11:12 am

VI. El contragolpe de Rommel

La situación (Enero 1942)

La derrota del DAK en el curso de la Operación Crusader supuso un duro varapalo para Rommel, pese a lo cual, pudo salvarse de la derrota total gracias a su habilidad táctica para retirarse en orden y combatiendo, lo que le permitió salvar al núcleo principal de su infantería cuando el frente se estabilizó en Diciembre, con el DAK de vuelta en El Aghelia, de donde había partido Rommel en 1941. A principios de 1942, los británicos pensaban confiadamente que Rommel tardaria meses en volver a pasar a la ofensiva, gracias en gran parte, a las medidas de desinformación que el propio Rommel astutamente adoptó para despistar a la inteligencia británica. Pero lo cierto es que a través Mediterraneo, ahora dominado por el eje gracias a la presión ejercida por la aviación sobre Malta, los suministros y reemplazos comenzaron a llegarle a Rommel en grandes cantidades. Tanto que, en enero de 1942, Rommel volvia a estar en condiciones de pasar a la ofensiva, cosa que no iba a tardar en hacer.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Vie Ene 18, 2008 11:16 am

La Batalla de Gazala: El caldero de la bruja

El movimiento táctico que Rommel ideó para esta batalla consistia en emplear las divisiones de infantería italianas, al mando del general Cruewell para lanzar por el flanco norte un ataque frontal diversivo contra la linea británica, mientras las dos divisiones panzer (15ª y 21ª) apoyadas por la 90ª ligera rodeaban la Línea Gazala, por el sur, justo debajo del Box de Bir Hacheim, defendido por una brigada de franceses libres, (el cual Rommel esperaba reducir en pocas horas); para luego girar hacia el noroeste y tomar la linea de Gazala por la retaguardia.

Era un plan bien concebido, pero que iba a tropezar pronto con dificultades debido a los cálculos erroneos de las defensas británicas. Sin saberlo Rommel, un importante y fuertemente armado Box (el de la 150ª brigada) estaba situado justo en el centro de la linea defensiva, por donde Rommel debía pasar para atacar en dirección a Gazala. Es decir, las dos diviones del DAK se dirigían hacia una trampa.

El 26 de Mayo Rommel desencadenó su ataque. Los tanques de la 15ª y 21ª panzer, junto con los blindados de la 90ª ligera, pudieron rodear el extremo sur de la linea sin problemas y arrollaron a dos brigadas motorizadas británicas. Sin embargo, el vértice sur de la linea defensiva, Bir Hacheim, que debía ser tomado por las tropas de infantería, se defendió vigorosamente, y los ataques del eje fueron repelidos con grandes bajas. Y Bir Hacheim era un punto clave, porque dominaba la ruta por la que debían llegarle los suministros a Rommel. Fue entonces cuando Rommel descubrió que justo a su retaguardia tenía el Box de la 150ª Brigada bloqueando su ruta de escape hacia el oeste. En pocas palabras, el DAK situado en el centro del dispositivo enemigo y con sus rutas de abastecimiento bloqueadas, estaba entre la espada y la pared. Los soldados alemanes bautizaron la bolsa en la que se veian atrapados como el Hexenkessel (Caldero de la Bruja).

Para colmo de males, el general Cruewell que mandaba la fuerza que estaba atacando el sector central fue capturado por los ingleses al ser su avioneta derribada por el fuego antiaereo, quedando la fuerza de relevo sin jefe. Esto ocurría el 29 de Mayo. En ese momento la situación era crítica: la 15ª panzer habia podido avanzar pero se habia quedado sola, debido a que la 21ª panzer se habia quedado sin combustible, y en ese momento ambas divisiones eran vulnerables a los contraataques británicos.

Ante esta situación de crisis, Rommel tomó la decisión correcta: concentrar sus fuerzas en el limite del campo minado inglés formando un gran anillo de artilleria pesada y cañones contracarro de 88mm emplazados en posicion de erizo defendiendo la zona mientras las unidades acorazadas se concentraban y reabastecian, para acabar con el Box de la 150ª brigada. Sorprendentemente, Ritchie no se decidió a atacar para sacar partido de la apurada situación de Rommel. En vez de eso, se perdió un tiempo precioso en largas deliberaciones con Auchinkeck sobre que hacer a continuación… justo el respiro que necesitaba Rommel. El Box de la 150ª brigada, sometido a continuo bombardeo y asaltado por ambos lados, cayó el 2 de junio. Cuando finalmente Ritchie se decidió a atacar, el 5 de junio, Rommel ya le había dado la vuelta a la situación, convirtiendo una derrota en victoria. Los carros británicos fueron rechazados por una fuerte cortina de cañones anticarro, que diezmaron las fuerzas inglesas. Rommel aprovechó esto para lanzar hacia delante a sus panzers, después de reducir finalmente Bir Hacheim, el 8 de junio.

Los blindados de Rommel avanzado ahora casi a placer, se abrieron en abanico por el desierto, y Ritchie, desmoralizado, ordenó emprender una retirada general hacia Tobruk entre la noche del 13-14 de junio. El 15 de Junio Rommel era dueño completo de la situacion y solo le quedaba reducir Tobruk, la ciudad portuaria que se le había resistido en 1941.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Vie Ene 18, 2008 11:18 am

Analisis de la Batalla de Gazala

La batalla de Gazala fue la típica maniobra inspirada, pero sumamente peligrosa de Rommel, que estuvo en serio peligro de verse aniquilado en la retaguardia británica. Si finalmente pudo salir bien parado fue gracias a su oportunismo táctico, pero sobre todo, por la absoluta lentitud de reacción de los mandos británicos que de haber agrupado sus fuerzas para lanzar un potente contrataque cuando Rommel quedó emparedado entre la 150ª brigada y Gazala, seguramente habría podido acabar con el Afrika Corps alli mismo.

Si esto no ocurrió se debió principalmente a dos factores uno de mando y otro organizativo. El primero respondía a la supervisión lejana a la que Auchinleck sometía a Ritchie, al cual le escribió largas cartas discutiendo la táctica a adoptar, de modo que Ritchie y Auchinleck dilapidaron un tiempo precioso en debatir los siguientes movimientos frente al DAK, tiempo que permitió a Rommel recuperarse y tomar nuevamente la iniciativa. En el campo organizativo, la estructura orgánica de las divisiones acorazadas británicas, basada en brigadas blindadas creó no poca confusión, pues a la hora de adoptar decisiones rápidas, las brigadas frecuentemente actuaban de forma autónoma y era difícil coordinar la acción de sus distintos comandantes. Frente a ellas, el DAK luchaba como una sola unidad que respondía a la voluntad de un único comadante, lo cual favorecía enormemente a Rommel para imponer su superioridad local sobre un adversario numéricamente mas poderoso.

22 kilometros
Expulsado
Mensajes: 131
Registrado: Mar Ene 15, 2008 8:25 pm
Ubicación: españa

Mensajepor 22 kilometros » Vie Ene 18, 2008 8:46 pm

Magnífica crónica,amigo mio.Uno lee las operaciones ---y desventuras--- del Zorro del desierto y no se cansa nunca.
Me entusias especialmente que hayas hecho referencia al momento aquel en que durante 48 horas Rommel queda aislado y sin sumistros detrás del "Block" defensivo de la 150 que le separa de sus lineas.Rommel llegó a pensar seriamente en rendirse tan desesperados llegaron a estar,y participó en persona en el ataque final a deguello al reducto de la 150.
Por cierto,que durante esa operación,un escuadrón aislado de carros británicos captura a 2 telegrafistas de la plana mayor del DAK,nada del otro mundo sino fuese porque capturaron con ellos los códigos que usaban los alemanes para comunicar se con el celebérrimo espia Elpert,el infiltrado que tenían en el cairo,y con el que se comunicaban usando como base una edición de la novela "Rebbeca",y de ahí el título de la pelí de espias "La clave está en Rebecca".También "El paciente Inglés" hace referencia al tema,aunque esa peli no me gustó.El caso es que después de la captura,se acabaron las confidencias herzianas con el Cairo...

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Lun Ene 21, 2008 8:06 pm

Buenas

La clave está en Rebecca".También "El paciente Inglés" hace referencia al tema,aunque esa peli no me gustó.El caso es que después de la captura,se acabaron las confidencias herzianas con el Cairo...


Efectivamente, después de la captura de la fuente de El Cairo (que los aliados conocian gracias a ULTRA) la información de inteligencia de Rommel bajo muchos enteros pero también tuvo mucha culpa la eliminación en un desafortunado encuentro con tropas inglesas, de la unidad de radiointerceptación del capitán Seebohn, que habia actuado como los "oidos" de Rommel hasta que fue muerto en julio de 1942.

Saludos

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Lun Ene 21, 2008 8:12 pm

VIII. De Tobruk al Alamein.

La Situación (Junio 1942)

Al terminar la batalla de Gazala, el 16 de junio, Rommel decidió aprovechar el estado de retirada general del enemigo para avanzar sin pausa sobre Tobruk. Rommel lanzó al DAK en dirección a la costa para cortar la carretera costera y aislar Tobruk por el este, lo cual se consiguió el 18 de Junio. Al día siguiente, la artilleria y la aviación del eje comenzó a machacar el perímetro de Tobruk. Las defensas de esta ya no eran tan fuertes como en 1941, pues se habían debilitado los puesto artillados y campos de minas para reforzar la linea de Gazala, y ademas las tropas sudafricanas e indias eran comparables a los bravos soldados australianos. Rommel, escarmentando por la experiencia del año anterior, decidió concentrar a sus 3 divisiones blindadas en un estrecho sector del perímetro sureste de Tobruk para abrir una brecha y rechazar cualquier contraataque.

El 20 de junio los panzers, después de un intenso bombardeo preparatorio, se lanzaron al ataque y abrieron varias brechas en la linea de defensa, brechas que no tardaron en ser ampliadas. El 21, la resistencia británica se quebró y el 22 Tobruk cayó en manos de Rommel, con unos 30.000 prisioneros, la mayor derrota británica después de Singapur.

La captura de Tobruk le valió a Rommel el ascenso a Mariscal de Campo noticia que recibió mientras los restos del VIII ejército británico se replegaron hacia la frontera egipcia. El Zorro del Desierto estaba en el cenit de su gloria, pero ahora se planteaba una seria disyuntiva operativa ¿Qué hacer a continuación?. El OKW había estado considerando en las semanas anteriores una operación para capturar Malta (Operación Hércules) antes de proseguir el avance sobre Egipto (objetivo de la Operación Teseo) y ahora el dilema que se planteaba era ¿Egipto o Malta?.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mar Ene 22, 2008 10:40 am

Hercules versus Teseo

El día mismo de la conquista de Tobruk, Kesselring llegó a África en avión para discutir la situación con Rommel. Surgieron serias divergencias de opinión entre ambos. Kesselring queria que Rommel detuviera su avance en la frontera y aguadarse a que "Hercules" se produjera para asegurar sus suministros. Rommel objetó que, una vez roto el bloqueo de Tobruk, disponía un puerto avanzado y no era tan esencial la captura de Malta. Además, Rommel argumentó que era preciso aprovechar la corriente victoriosa para proseguir el avance y no dar tiempo para que el 8º ejército se recuperara gracias a sus facilidades logísticas. Según su servicio de información, Auchinleck estaba reuniendo unidades de refresco provenientes del 10º ejército y esperaba la pronta llegada de blindados americanos.

En realidad, Kesselring no tenía apenas apoyos en su postura de lanzar "Hercules" a toda costa. Realmente, los italianos no estaban entusiasmados con la idea de comprometer su armada en la operación aunque formalmente el Comando Supremo de Roma se oponía a la continuación de la ofensiva hacia Egipto. Pero entonces intervino Hitler. Este, como consecuencia de las recientes victorias obtenidas, ya soñaba con ver a las tropas del DAK penetrando profundamente en Egipto en dirección a Mesopotamia, por lo que se mostró, una vez más, partidario de apoyar a Rommel. Además, Hitler se mostraba bastante desconfiado respecto a la aportación italiana, y así se lo hizo saber al general Student que habia preparado los detalles "Hercules", a principios de Junio. Consecuentemente Hitler no tuvo reparos en cancelar la operacion de Malta, dandole autorización a Rommel para proseguir la ofensiva en direccion a Alejandria. Hitler telegrafió ese dia a Mussolini diciendo "Duce, la Diosa Fortuna solo sonrie una vez".

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mar Ene 22, 2008 10:41 am

Analisis de la Campaña de Junio de 1942

En muchos aspectos, el problema de Rommel en el Norte de Africa era parecido al que se le planteó al general confederado Robert E. Lee en 1861-63: ambos eran tácticos audaces y tenian un ejército materialmente inferior pero tácticamente superior al de su adversario, pero tenían que forzar al límite si querian obtener una victoria decisiva. En el caso de Rommel, la superioridad material británica solo podía anularse si se aprovechaban todos y cada uno de sus momentos de debilidad pasajera tras un éxito táctico propio. Es por eso que entiendo que Rommel tenía que intentar aprovechar la debilidad pasajera de su adversario para asestar un golpe estratégico al enemigo. Era un riesgo que podía y debía correrse. En ese sentido, el mismo Kesselring escribió:

"Al fin hasta yo mismo me vi a decidir en contra de ella [La Operación Hércules] dado que las posibilidades de éxito habían desaparecido por completo. Ahora pasé a abogar por la continuación de la ofensiva con el mismo vigor con que me opuse a su iniciación después de lo de Tobruk".

Además no debe olvidarse que la captura de Malta no era una operación sencilla, y que incluso con Malta en su poder, la superioridad material del adversario no habría sufrido una gran merma, aunque los suministros hubiesen llegado en mayor cantidad al ejercito germano-italiano. Por ello considero correcta, y estratégicamente acertada, la decisión de Rommel de invadir Egipto en junio de 1942.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mié Ene 23, 2008 8:34 pm

IX. La Trampa de El Alamein.

La situación. (Junio-Julio 1942)

Tras obtener autorización de Hitler para proseguir la ofensiva Rommel no perdió tiempo ya que estaba convencido de que había que aprovechar el desplome británico para invadir Egipto inmediatamente llegar a Alejandria. En consecuencia, el 23 de junio, EL DAK pasó nuevamente a la ofensiva, conquistando Sollum, el paso de Halfaya, y Sidi Barrani. Rommel se daba perfecta cuenta de que el era clave perseguir al 8º Ejercito dentro de Egipto para evitar que se recuperase. El primer intento para detener el avance del ejército italo-germano tuvo lugar en el importante nudo de comunicaciones de Marsa Matruk, donde los británicos intentaron formar una nueva linea defensiva.

Rommel no les dio oportunidad para ello. Haciendo otra vez de la movilidad su mejor virtud, el 26 de junio atacó la posición de Marsa Matruk. Nuevamente, usó la infantería italiana para fijar las fuerzas británicas del perímetro, y envió a sus tanques por el flanco sur para caer sobre la retaguardia del 8º ejército. Usando sus divisiones blindadas (alemanas e italianas) en dos columnas paralelas, Rommel ejecutó una maniobra de doble tenaza al Sur de Marsa Matruk: la 90ª ligera y la Littorio cercaron una division india, mientras que la 2ª columna, formada por la 15ª y la 21ª panzer lograron otro cerco más al sur; mientras que la 90ª ligera completaba la maniobara de flanqueo llegando a la costa detrás de Marsa Matruk. Auchinlek, viendo que todo el dispositivo ingles estaba en peligro, ordenó entre el 27-28 de junio una retirada general hasta la nueva linea de defensa que se estaba preparando en El Alamein, la última linea de resistencia que podía organizarse al oeste de Alejandria y apenas un centenar de kilómetros distante de la ciudad.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensajepor Von Kleist » Mié Ene 23, 2008 8:36 pm

Primera batalla El Alamein

Tras la batalla de Marsa Matruk, Rommel pensó que un último esfuerzo lo llevaria a Alejandria, pero sin saberlo, se dirigía a una posición formidable que Auchinlek habia escogido por sus ventajas defensivas naturales; la linea de El Alamein.

Esta linea ofrecia una ventaja crucial: no podía ser flanqueada. Su extremo norte, descansaba en el mar Mediterraneo, mientras que su flanco sur limitaba con la intransitable Depresión de El-Qatara, con un sector central muy accidentado y dominado por pequeñas alturas como la Sierra Ruweisat y la cresta de Alam Halfa, era un terreno ideal para establecer una defensa firme. Auchinlek se dio cuenta de las ventajas que ofrecía esta linea y mandó construir una serie de fortificaciones para reforzar las defensas naturales del terreno, que se extendia a lo largo de unos 50 km entre El Alamein y la depresion de Qatara.

El día 30 de junio, Rommel lanzó su primera ofensiva. Básicamente se trataba de repetir la maniobra empleada contra Tobruk unos dias antes. Rommel envio a la 90ª ligera en un ataque frontal, y amagó con enviar sus divisiones panzer (15ª y 21ª) hacia el Qatara para luego hacerlas virar hacia el nordeste y cortar la retaguardia del perímetro del El Alamein. El plan era bueno, pero Rommel, que no habia podido ordenar un reconocimiento aereo porque en su avance habia dejado atrás los aeródromos de la Luftwaffe, descocia la profundidad de las defensas británicas. Ademas, cuando las divisiones alemanas aparecieron ante El Alamein, fueron sometidas a violentos bombardeos aéreos.

Nada mas comenzar el ataque, las cosas comenzaron a torcerse para el DAK. La 90ª ligera llegó frente al perímetro de El Alamein pero fue rechazada por la artilleria británica y por elementos de la 4ª brigada blindada. Al sur, la 15ª y la 21ª panzer tomaron algunos puntos fuertes, pero fueron rechazadas por el intenso fuego de las posiciones britanicas en la sierra Ruweisat. El ataque alemán continuó durante los días 2 y 3 de julio pero el DAK, carente de cobertura aerea y enfrentado a las posiciones defensivas enemigas, no pudo profundizar ni abrir ninguna brecha. Al cabo de una semana de combates, el DAK había quedado reducido a una fuerza de unos 50 carros de combate. La 90.ª División ligera, por su parte, solo reunía el equivalente a los efectivos de dos batallones y los cuerpos italianos de infantería estaban también muy mermados. Los hombres de Rommel, tras un largo avance, se encontraban agotados, y simplemente no daban más de sí. La ofensiva se había estancado, y Rommel no tuvo otro remedio que poner sus fuerzas a la defensiva. La primera batalla de El Alamein fue el principio del fin para las fuerzas del Eje en Africa.


Volver a “Frente africano y mediterráneo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado