Bibliografía

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Bibliografía

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 2:51 pm

¡Hola a todos!

He tenido la oportunidad de leer alguna obra y artículos del profesor James A. Sadkovich, un especialista del teatro del Mediterráneo en la IIGM y de los Balcanes en la actualidad. Sadkovich es un revisionista de la historiografía clásica sobre la guerra en África del Norte y el Mediterráneo, y su trabajo, basado mayormente en fuentes italianas, intenta presentar (convincentemente a mi juicio) una perspectiva más equilibrada y objetiva del verdadero papel italiano en la guerra.

Loyd E. Lee ha editado en 1997 un manual de literatura e investigación de la IIGM en Europa y otros teatros: World War II in Europe, Africa, and the Americas, with General Sources (Westport: Greenwood Press, 1997) con la participación de varios autores. En la Parte III (The European and Mediterranean-North African Theaters of the War), Sadkovich escribe el Capítulo 9 (North Africa and the Mediterranean Theater, 1939-1945), que es un excelente repaso y consideración de la principal bibliografía sobre el tema.

He considerado que puede ser de gran utilidad para los compañeros interesados del Foro, y, con tal motivo, he traducido ese capítulo, que presento en varias partes a continuación. Al final daré la bibliografía completa.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 3:03 pm

Comentarios Generales

Cuatro beligerantes mayores de la IIGM combatieron durante cinco años en el Mediterráneo, pero el teatro ha generado relativamente pocas obras en inglés, y éstas tienden a centrarse en África del Norte. Parece que esto se debe a la creencia de que el Mediterráneo fue un teatro secundario, sólo importante cuando afectó al esfuerzo de guerra de Alemania. Los historiadores rusos incluso han afirmado que agotando a los alemanes, la Unión Soviética ganó la guerra en el Mediterráneo, y Ceva argumenta en La condotta que la participación de Italia en Rusia aseguró su derrota en África.

Lo que es cierto es que desde la capitulación de Francia en 1940 hasta la rendición de Italia en 1943, Gran Bretaña e Italia desplegaron en el Mediterráneo fuerzas masivas terrestres, aéreas y navales. Después de 1943 Alemania desvió cincuenta divisiones al teatro y finalmente sufrió allí 435.000 bajas. Hasta 1945, los americanos y británicos desplegaron importantes fuerzas terrestres y aéreas a la península italiana y contra objetivos tan alejados al este como Ploesti.

Como el Mediterráneo absorbió fuerzas del Eje y de los Aliados durante 1944, eso afectó a otros teatros. Embarcaciones de desembarco necesitadas en el Pacífico se utilizaron para invadir Italia; Gran Bretaña desvió constantemente unidades aéreas y navales a bases del Mediterráneo; el área extrajo unidades aéreas alemanas de Rusia; y la rendición de Italia obligó a Berlín a cancelar operaciones en Rusia para defender un flanco meridional previamente mantenido por su aliado. El área se mantuvo como el único campo de batalla para las fuerzas terrestres alemanas y angloamericanas hasta mediados de 1944. El Mediterráneo fue así el mayor teatro para Italia y Gran Bretaña, e integral a los esfuerzos de guerra de los Aliados y el Eje.

Pero esto no ha sido obvio. La mayoría de los estudios se centra en un puñado de individuos, uno o dos beligerantes, una simple fase de la guerra, un área limitada, una simple arma (de las fuerzas armadas), o una batalla particular. Sin embargo, el conocimiento detallado de un simple aspecto de la guerra, por ejemplo, la guerra blindada en Libia, no explica un fenómeno como la moral civil en Italia, la diplomacia del Eje en España, el descontento árabe en Irak, las maniobras aliadas en Turquía, o las operaciones anti-partisanas en los Balcanes. Pero hace que esos fenómenos parezcan menos importantes de lo que fueron, y privilegia puntos de vista particulares.

Por ejemplo, aunque se ha publicado bastante sobre el SOE (Special Operations Executive) de Gran Bretaña, el OSS (Office of Strategic Services) de América, y guerra irregular en los Balcanes, las fuentes del OSS y del SOE sobre la resistencia en los Balcanes son menos que precisas con respecto a la política interna de la región. De forma similar, la focalización sobre la defensa de Suez de Gran Bretaña da la impresión de que las escaramuzas a lo largo de la frontera egipcia eran más importantes que el prolongado combate entre las fuerzas griegas e italianas en Albania, y de aquí la creencia de que la guerra greco-italiana fue un asunto insignificante que sólo adquirió importancia después de que intervinieran unidades británicas y alemanas.

Los estudios sobre el Mediterráneo varían ampliamente, pero pueden agruparse entre aquellos que examinan en segundo plano las operaciones y los que estudian el primer plano táctico y estratégico. Los últimos incluyen historias de batallas, biografías de figuras principales, estudios de sistemas de alianzas, y estudios de política de tiempo de guerra. Los primeros pueden dividirse de forma parecida en relatos de actividades de apoyo, incluyendo movilización económica y organización logística; estudios de técnica, desde aparatos electro-mecánicos como el radar, a sistemas de recopilación de inteligencia y propaganda; estudios y análisis del comportamiento de los soldados en combate; e historias integradoras que establecen y analizan las conexiones entre los diversos frentes y armas (de las fuerzas armadas) individuales.

Las categorías pueden dividirse aún entre académica, popular, tendenciosa (hagiográfica, apologética, denigratoria), provinciana (casi nacional o nacionalista), y maliciosa, o sintética. La última es la más rara; dos de los mejores ejemplos son The Mediterranean Strategy de Howard y la revisionista L’Italia e la seconda guerra mondiale de Faldella.

Son más comunes los trabajos que se centran en una batalla o en un individuo, como el tratamiento crítico del Mussolini de Mack Smith; la biografía de Rommel de Irving, The Trail of the Fox, que combina el formato popular y biográfico con un análisis provocativo; o el relato partisano de Schofield del británico Attack on Taranto. Hay trabajos de participantes y contemporáneos, pero pocos han sido traducidos al inglés. Los Diaries de Ciano son indispensables para el que no pueda leer la edición italiana de De Felice. Otros incluyen Italian Foreign Police de Villari, una racionalización de la política exterior fascista; el del jefe del Estado Mayor General de Italia hasta 1940, Pietro Badoglio, Italy in the Second World War; y las memorias interesadas del diplomático Alfieri, Dictators Face to Face. Las memorias de Maugeri, From the Ashes of Disgrace, son de un oficial de la era fascista que hizo una carrera después de la guerra; y Alamein de Caccia-Dominioni es una memoria impresionista de África del Norte.

Las historias oficiales tienden a concentrarse en armas específicas, batallas, o técnicas. Entre las excepciones están los cinco volúmenes de Playfair et al, The Mediterranean and the Middle East, British Intelligence de Hinsley et al, y los publicados por el ejército y la marina italianos.

Cuando se lee a Hinsley con el Rommel’s Intelligence de Behrendt, Ultra and the Mediterranean Strategy de Bennett, Mussolini de Knox, Rommel y The Life and Death of the Afrika Korps de Lewin, y “A Fleet in Being,” de Sullivan, el impacto de la inteligencia en la guerra del Mediterráneo parece suficientemente grande como para aconsejar una reevaluación completa en la interpretación formulada antes de la década de 1990, un ejemplo de segundo plano técnico que absorbe el primer plano operacional.

Cualquiera que sea su forma, los estudios se hacen eco de las polémicas de la guerra y del periodo inmediato de posguerra. Relativamente pocos han logrado mantener un punto de vista imparcial, y los que lo han intentado, han recibido a menudo críticas aceradas….

Seguiremos
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 3:21 pm

Idioma y Parcialidad (tendenciosidad)

Todos los estudios están limitados por las capacidades lingüísticas y localidad geográfica del investigador. Como hasta 1943 la guerra fue un duelo italo-británico, con alemanes y americanos reluctantes segundos, la literatura en italiano es básica, como anotó Sadkovich en su comparación de “Italian and British Service Histories.” Pero se ha traducido poca literatura italiana, y muchos que han escrito sobre el tema no han sido capaces de leer italiano.

Se puede encontrar material bibliográfico en Italian Foreign Policy de Cassel, como también en Mussolini Unleashed de Knox, Africa Settentrionale de Ceva, y The Italian Navy de Sadkovich. Para trabajos traducidos utilizando fuentes italianas véase The Italian Navy in World War II de Bragadin y Fioravanzo, Italian Warships de Fraccaroli, el excelente Designs in Diplomacy de Toscazo, y Sea Devils del partisano Borghese, una historia de las unidades de operaciones especiales de la marina (X MAS), así como las memorias traducidas citadas. Finalmente está la exhaustiva e indispensable guía de Baxter, The War in North Africa.

Si los estudios italianos no son utilizados por la mayoría de los investigadores, eso también vale para trabajos en otros idiomas. Es útil aprender francés para consultar la Revue d’histoire de la deuxième guerre mondiale et des conflits contémporains. (…) Entre los trabajos franceses en inglés están el sólido The Struggle for the Mediterranean de Belot sobre la guerra aeronaval y The French Navy de Auphan y Mordal.

Se han traducido tantos trabajos alemanes que los lectores de inglés ven el teatro mediterráneo tanto a través de las lentes angloamericanas como alemanas. Además de las historias populares de Carell, The Foxes of the Desert, el Rommel’s War de Heckmann, y otros, hay memorias, historias, y documentos editados por el jefe de las operaciones alemanas en el teatro, A Soldier’s Record de Kesselring, los Diaries del diplomático von Hassell, y el Sea Warfare de Ruge, enlace naval alemán para el mando italiano. Para Rommel, ver The Rommel Papers y libros de sus subordinados Behrendt, Rommel’s Intelligence, Schmidt, With Rommel in the Desert, y Bayerlein, “El Alamein.” Son básicos los 25 volúmenes, German Military Studies, publicados por Detwiler, Burdick y Rohwer.

Como muchos autores han repetido sin sentido crítico estereotipos compartidos por sus fuentes, las parcialidades y los prejuicios han tomado un status de observaciones objetivas, incluyendo la idea de que los alemanes y británicos eran los únicos beligerantes en el Mediterráneo tras los contratiempos italianos a principios de 1941. Sadkovich cuestiona este punto de vista en “Of Myths and Men” y The Italian Navy, pero los estereotipos persistentes, incluyendo el de los incompetentes italianos, están bien atrincherados en la literatura, desde The Influence of Sea Power de Puleston a “Italian Military Incompetente,” de Gooch, hasta las más recientes publicaciones de Mack Smith, Knox y Sullivan.

La parcialidad de tiempo de guerra es evidente en las primeras historias americanas y británicas, que se centran en las operaciones alemanas, desechan a las fuerzas italianas como ineptas o insignificantes, y ven a Alemania como la potencia fundamental en Europa durante el periodo de entreguerras. Para una discusión de esto, véase “Anglo-American Bias and the Italo-Greek War.”

Las parcialidades incluyen tanto asunciones implícitas, evidente en el título de Knox, “The Sources of Italy Defeat in 1940: Bluff or Institutionalized Incompetence?” como el selectivo uso de fuentes. Véase también “The Italian Armed Forces,” de Sullivan, The Fighter Pilot de Sims, que ignora a los italianos, mientras que World War II in the Mediterranean de d’Este modela la imagen de los italianos para el lector citando un comentario alemán de que la rendición de Italia fue “la más innoble traición”, y discutiendo sobre los comandantes alemanes y aliados pero ignorando a Messe, cuyo Come fini la guerra in Africa es un relato de las operaciones en Tunicia, donde mandaba el Primer Ejército Italiano, que rechazó tanto al II Cuerpo estadounidense como al Octavo Ejército británico.

Como Young, cuyo Rommel the Desert Fox creó el mito de Rommel, los autores pueden parecer parciales porque se hacen eco de fuentes que reflejan los prejuicios y asunciones del periodo. En realidad, muchas de nuestras inconscientes suposiciones sobre la guerra se han formado por documentales como Victory at Sea, por propaganda sofisticada como la película Why We Fight de Frank Capra, y películas de Hollywood, programas de televisión, y ficciones populares en general. La dependencia de fuentes no-italianas comprometió el análisis de los militares italianos de Murray en The Change in the European Balance of Power, llevó a Van Creveld a concluir en Supplying War que los italianos fueron “un lastre inútil” y causó a Fraser, en And We Shall Shock Them, a desechar a Graziani como un indeciso lleno de ansiedad, pero elogió a Wavell como un audaz resuelve-problemas. Las fuentes alemanas de Liddell Hart lo llevan a concluir en The German Generals Talk que la italiana “envidia de Alemania” había ayudado a salvar a Egipto. Conclusiones semejantes llevaron a Mearsheimer a cuestionar la objetividad de Liddell Hart, aunque la historia de Liddell Hart Tanks y su History of the Second World War siguen siendo útiles, como The Battle for North Africa de Jackson, y Rommel y The Life and Death of the Afrika Korps de Lewin.

Si los estereotipos dificultan que los lectores de inglés acrediten cualquier acto de heroísmo o cualquier demostración de competencia o persistencia por los italianos, las oficiales historias del servicio italiano, De Felice, Faldella, y Sadkovich en las obras previamente citadas, han buscado aclarar las cosas, particularmente con respecto a las operaciones de convoyes de Italia, que registraron pocos periodos de grandes pérdidas hasta 1943, cuando la aplastante superioridad material aliada y la inteligencia precisa hicieron posible señalar objetivos y hundir las embarcaciones del Eje. Pero la disparidad en fuerza se ignora a menudo, y la compensación consecuente en la voluntad y coraje demandados a los italianos no es reconocida generalmente, especialmente si los autores usan fuentes no-italianas.
---

A seguir
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 3:43 pm

Fuentes inglesas e italianas

Hay excelentes estudios y fuentes primarias útiles disponibles en inglés, incluyendo Ships of the Royal Navy, Almirantazgo, Gran Bretaña; A Dictionary of Ships de Young; las historias oficiales de la Commonwealth de la guerra en África del Norte, Grecia, y el Egeo; y The War at Sea de Roskill. Varias colecciones de documentos, especialmente Principal War Telegrams del Cabinet History Series del Reino Unido; y las historias oficiales de la economía de guerra británica de Payton-Smith, Oil: A Study of War-Time Policy and Administration, y Postan, British War Production, así como Medlicott, The Economic Blockade.

Son todavía útiles antiguas obras sobre operaciones navales y aéreas, incluyendo Hitler and the Middle Sea de Ansel, The Battle for the Mediterranean de Macintyre, Two Fleets Surprised de Seth, un relato de la escaramuza de Cabo Matapan, y The Desert Air Force de Owen.

El mejor trabajo sobre el blindaje alemán es Encyclopedia de Chamberlain. La teoría y desarrollo blindado italiano se discuten en Iron Arm: The Mechanization of Mussolini’s Army de Sweet, y en Italian Tanks and Fighting Vehicles de Riccio.

Las obras de referencia más útiles sobre aviación son World War II Airplanes de Angelucci y Cucari, e Italian Civil and Military Aircraft de Thompson. Básicos para la discusión del armamento naval son los excelentes estudios de Bagnasco, I M.A.S. e le motosiluranti italiane, el multivolumen Le navi d’Italia publicado por la marina italiana; Axis Submarine Successes de Rohwer; y Battleships de Dulin y Garzke. Para artillería y armas de bajo calibre es indispensable Armi portatili de Benussi, mientras que Anti-Aircraft Guns de Chamberlain y Gander es incompleto pero útil.

Las historias oficiales italianas cubren una amplia variedad de temas; Italia, Marina Militare Italiana, La marina italiana nella seconda guerra mondiale, incluye volúmenes sobre pérdidas de embarcaciones marinas y mercantes (volúmenes 1, 2, 3), operaciones (volúmenes 4,5), guerra submarina y anti-submarina (volumen 13 [1, 2 y Base de Submarinos Atlántico de Italia en Bordeaux (Betasom)]); convoyes (volúmenes 6, 7, 8 para África y volumen 9 para los Balcanes), dragaminas y tendido de minas (volúmenes 18, 19), guerra anti-submarina (volumen 20), unidades especiales (volumen 14), y organización (volumen 21). El ejército publicó también biografías útiles.

Además de historias de batallas, estudios de logística, y doctrina, el ejército italiano (Esercito) publicó los Verbali, o minutas, de los encuentros de enlace del Eje sobre operaciones en el Mediterráneo y está en proceso de publicarse los diarios de guerra del alto mando, el Diario Storico. Las directivas de guerra de la Oficina Histórica de la Fuerza Aérea también están a la venta. Los trabajos en italiano sobre la fuerza aérea no han sido traducidos, y el excelente volumen de Segré, Italo Balbo: A Fascist Life, termina con su muerte en junio de 1940

A seguir
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 4:30 pm

Los Balcanes, Creta y Malta

Las obras en inglés sobre los Balcanes son pocas y tendenciosas, pero el conflicto greco-italiano fue crucial para el esfuerzo de guerra italiano en el Mediterráneo, como observó Sadkovich en “Understanding Defeat” y en The Italian Navy. Además, las operaciones partisanas en los Balcanes fueron debilitantes para el Eje. Discusiones de las operaciones italianas y de la ocupación por Italia de los Balcanes están disponibles solamente en italiano, francés, serbio, y croata. Los lectores de italiano deberían consultar las historias del ejército italiano en Yugoslavia y Grecia, así como la breve obra de Bianchini y Privitera, 6 Aprile 1941: L’attacco italiano alla Yugoslavia.

Si Yugoslavia fue una herida sangrante para el Eje desde abril de 1941, Grecia distrajo a los italianos desde finales de 1940 y les costó considerablemente más que a los británicos. Consúltese el detallado Hollow Legions de Cervi para las operaciones italianas; el excelente Diary of a Disaster de Higham, un análisis del papel británico; el cuidadoso estudio de Metaxas de Bitze, Greece in World War II to April 1941; y la cuenta del jefe del estado mayor griego, Alexander Papagos, The Battle of Greece. Hitler’s Strategy de Van Creveld y “Prelude to Barbarossa” de Presseisen estudian el impacto de la guerra en el esfuerzo de guerra alemán.

Por otra parte, la fracasada defensa de Creta por la Commonwealth salió tan cara para los alemanes que Hitler rehusó capturar Malta un año más tarde, y si la guerra aérea sobre la isla costó a ambas partes cientos de aviones, la presencia de unidades aéreas y navales británicas en Malta obstaculizó el esfuerzo de convoyes del Eje. No hay acuerdo con respecto a cuán importante fue Malta; pero se vio como crucial. Besieged: The World War II Ordeal of Malta de Jellison es crítica con los británicos; Story of the Malta Convoys de Cameron es equilibrada; y Malta Striking Forces de Smith y Walker proporciona una muestra útil de las unidades navales de la isla. “The Role of Malta in Italian Naval Operations” de Giorgerini es provocativa pero no convincente; y los dos volúmenes Malta, uno de Shores, Cull y Malizia, y el otro de Shores y Malizia están llenos de datos, pero su formato detalladamente cronológico dificulta su uso.

Las repercusiones negativas del ataque italiano sobre Grecia continuaron resonando mucho después de que los Balcanes fueran superados en 1941, pero ni de cerca fueron tan serias como las del ataque de Hitler sobre la Unión Soviética. La acción de Italia, provocada por el despacho de Alemania de tropas a Rumania y el temor de un mundo de posguerra dominado por Berlín, condujo a la apropiación alemana de la esfera de influencia de Italia en los Balcanes y a una ocupación marcada por la guerra partisana y las atrocidades de todos lados, forzando a Italia a mantener grandes fuerzas en Yugoslavia y Grecia, donde la guerra irregular y la fricción con las fuerzas alemanas y croatas menoscabaron la moralidad y materialidad italianas.

La rendición de Italia fortaleció a los partisanos y debilitó a los alemanes y a sus aliados serbios y croatas. Las fuerzas de Tito obtuvieron armamentos y reclutas de seis divisiones italianas, mientras una sexta combatió a los alemanes en Dubrovnik. Un desembarco aliado en los Balcanes nunca fue una opción realista, y si los aliados deberían haber apoyado a los partisanos de Tito más que a los Chetniks de Mihailovic es discutible, porque, como los Ustasha, los Chetniks había colaborado con el Eje.

Es intrigante especular sobre el curso que la guerra podía haber tomado si Yugoslavia hubiera seguido los modelos búlgaro, húngaro y rumano. Si no hubiera habido golpe militar de los oficiales serbios en 1941, y si la provincia croata autónoma de Macek hubiera sobrevivido, no habría habido ataque del Eje, ni guerra civil genocida, y poca actividad partisana, liberando tropas italianas, barcos y artillería para la guerra en África. En otras palabras, la importancia del golpe serbio parece haber residido en su efecto sobre el esfuerzo de guerra italiano, no alemán, y su importancia última puede yacer en el posterior sufrimiento civil que resultó de la ocupación militar de Yugoslavia por el Eje y sus aliados de los Balcanes.
-----
Bueno, ya sólo me queda por traducir el epígrafe dedicado al contexto de Äfrica del Norte (un poco extenso), el colofón, y la relación bibliográfica. Zanjaré esto en tres mensajes posteriores.

JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 8:27 pm

África del Norte en Contexto

Las historias de batallas son las más amenas para los no-especialistas porque son relatos sencillos y cronológicos de una simple batalla o una constelación de batallas dentro de un periodo que puede verse como un todo discreto. Pero, aunque útil, es una aproximación limitada. Por ejemplo, centrarse en el avance del Eje en África del Norte en la primavera de 1941 y los contraataques británicos posteriores de mayo y junio tiende a reducir la guerra de convoyes y los conflictos en los Balcanes a fenómenos secundarios (epiphenomena) cuya única importancia es su impacto en las escaramuzas blindadas de Libia y Egipto. La naturaleza esencialmente integrada del esfuerzo de guerra se fragmenta y distorsiona.

Sin embargo, tradicionalmente los historiadores han usado las batallas de África del Norte como parámetros para marcar el progreso de la guerra en el Mediterráneo, y permanece conveniente hacerlo así. Una de las mejores series de historias de batallas ha salido del ejército italiano, cuyos monográficos detallados comienzan con las escaramuzas a lo largo de la frontera egipcia durante el verano de 1940 y terminan con el avance final británico a través de Libia y el asedio de Tunicia en 1942-43. Esos volúmenes son útiles por su cuidadoso análisis y sus múltiples mapas detallados. No ha sido traducido ninguno.

El avance de Italia a Sidi Barrani en septiembre de 1940 fue seguido por un periodo de inactividad, luego un contraataque británico desde Mersa Matruh en diciembre, que culminó con la destrucción de los restos de las fuerzas italianas de Cirenaica en Beda Fomm en febrero de 1941. Esos hechos están usualmente tan comprimidos cronológicamente que parece que una pequeña fuerza de tropas británicas derrotó a todas las tropas italianas en Libia y que el colapso de las fuerzas italianas en Cirenaica fue repentino e inesperado, en vez de una terrible experiencia de dos meses que contempló a Graziani suplicando a Roma más blindaje y aviación. De esta forma las historias tradicionales cambian a las fuerzas alemanas tras su llegada a principios de 1941, aunque la realidad fue que la colaboración del Eje fue dificultosa y que Mussolini y el alto mando italiano resistieron los esfuerzos alemanes para hacerse con el teatro del Mediterráneo hasta mediados de 1943. Además, los británicos no estaban al borde de una victoria en África en febrero de 1941.

Centrarse en los éxitos británicos y los fracasos italianos en África del Norte descuida las operaciones en el África del Este italiana, la Somalia británica, y los Balcanes. También ignoro el encuentro naval no concluyente entre fuerzas británicas e italianas en Punta Stilo (Calabria) en julio de 1940 y los convoyes del Eje. En resumen, el primer plano norteafricano ha tendido a dejar en segundo plano el Mediterráneo.

No hay explicación sencilla a por qué los italianos no pudieron explotar su aparente ventaja en hombres, pero la falta de artillería moderna, escasez de vehículos y blindaje, y demasiado pocos aviones modernos fueron ciertamente importantes. Cruciales también fueron la pérdida de un tercio de su flota mercante, la limitada capacidad de los puertos libios, y la creencia de los líderes civiles y militares italianos de que la guerra sería una guerra corta. La carencia crónica de cooperación entre las potencias del Eje y su fracaso para explotar la rabia francesa después del ataque británico en Mers-el-Kébir en julio de 1940, la incapacidad de Hitler para meter a España en la guerra, su rechazo a invadir Inglaterra, su obsesión con la URRSS, la decisión de Mussolini de atacar Grecia, la capacidad de Ultra para leer las intenciones alemanas desde la primavera de 1941, la incapacidad del Eje para controlar los océanos y cortar las rutas de suministros al Oriente Medio, y el apoyo americano, todo posibilitó que Inglaterra sobreviviera y se recuperara en 1940. No fue tanto que los italianos derrocharan sus ventajas iniciales, como el que esas ventajas fuesen largamente ilusorias.

Los submarinos italianos fueron desviados a Bordeaux a solicitud de los alemanes, que solamente tenían 26 submarinos operacionales en agosto de 1940. German Navy de Thomas y German Naval History de Bird son fundamentales para la marina alemana, como lo son las historias oficiales italianas y los escritos de Sadkovich para la italiana. No sólo era Alemania demasiado débil para contestar a la marina británica, sino que también carecía de blindaje para montar simultáneamente un ataque sobre la Unión Soviética y sostener operaciones en el Mediterráneo.

Si el ataque de Italia sobre Grecia y el despacho de unidades aéreas al Canal inglés en octubre de 1940 ayudaron a asegurar el desastre en África, los varapalos de 1940-41 fueron más embarazosos que concluyentes. Los italianos se mantenían en Albania, África del Este y Tripolitania; rápidamente restauraron todos los acorazados, salvo uno, dañados en Tarento en noviembre de 1940; reemplazaron su infantería y renovaron su blindaje en África del Norte; y condujeron convoyes llevando blindaje y tropas a África.

En marzo había suficientes tropas del Eje y personal del escalón de retaguardia para apoyar un avance en Cirenaica. Pero al perseguir a los británicos a Tobruk, Rommel agotó a sus tropas, consumió su equipo, y descartó otra ofensiva del Eje. Sadkovich en “Of Myths and Men” es crítico con esta actuación; “Operation Sunflower” de Addington y Trail of the Fox de Irving no lo son menos; mientras que Rommel de Lewin y Triumphant Fox de Mitcham son adulatorias.

Las razones de Mussolini para seguir a Hitler a Rusia son turbias, pero su decisión de hacerlo así socavó su esfuerzo contra Egipto. En África del Norte la calma siguió a la intensa actividad de principios de 1941, pues los sucesos en Grecia y Rusia eclipsaron a los de África. Hasta mediados de noviembre, cuando los británicos montaron una ofensiva masiva codificada Crusader, no fue Libia de nuevo un campo de batalla mayor. La guerra aéreo-naval también se calentó, con incursiones contra los convoyes del Eje. La balanza comenzó a inclinarse a favor del Eje justo cuando los británicos montaron la Operación Crusader; véase Agar-Hamilton y Turner, The Sidi Rezegh Battles, Carver, Dilemmas of the Desert War, y obras citadas antes, así como las historias oficiales. La superioridad material británica garantizó solamente un empate, y un mes después de que Crusader se apagara en enero de 1942, las fuerzas del Eje avanzaron.

Los escritores han visto la guerra en el Mediterráneo bien como un choque aéreo-naval o blindado entre Inglaterra y Alemania. Sadkovich en “Aircraft Carriers” argumenta que su importancia ha sido exagerada. Los portaviones eran extremadamente vulnerables, y la mayoría de cazas, aviación de reconocimiento, y bombarderos torpederos tenían base en tierra. Los británicos evitaron los barcos principales italianos y operaciones restringidas si sus propios acorazados no podían estar en el mar. Incluso acciones tales como la pérdida italiana de cinco barcos de guerra en Cabo Matapan en marzo de 1941 han sido tema de debate, en este caso respecto a asuntos de inteligencia, reconocimiento aéreo, cooperación inter-aliada, entrenamiento, moral, y construcción naval. Cuentas como Night Action off Matapan de Pack y Two Fleets Surprised de Seth están ahora desfasadas porque no contemplan Ultra, deficientes decisiones del mando del Eje, carencia de cobertura aérea, las bases de la RAF en Creta……Las historias oficiales y Hitler and the Middle Sea de Ansel; The Italian Navy de Bragadin y Fioravanzo; The Struggle for the Mediterranean de Belot; y The Battle for the Mediterranean de Macintyre, también están desfasadas, pero son útiles.

Como los alemanes estaban completamente comprometidos en Rusia, los italianos guarnicionaron los Balcanes, una tarea que requirió seiscientos mil hombres y cien mil animales de tiro en 1942. El coste de los ataques de Hitler a Yugoslavia y Rusia fue de esta forma soportado por Italia. En vez de debatir si el ataque a los Balcanes de Alemania demoró las operaciones contra la Unión Soviética, parece más razonable preguntar si los británicos podían haber sobrevivido si el Eje hubiera dado prioridad al Mediterráneo. Van Creveld en Hitler’s Strategy y otros académicos han mostrado que la campaña de los Balcanes tuvo poco impacto en las operaciones en Rusia, pero la idea perdura, quizás porque racionaliza el fracaso alemán en el Este y es una útil propaganda para los nacionalistas de los Balcanes.

La ofensiva de Montgomery en octubre de 1942 triunfó en gran medida porque disfrutó de una aplastante superioridad, lo que correctamente Ellis llamó Brute Force, y porque tuvo la paciencia para usarla. Que los británicos descubrieran finalmente que las potencias del Eje estaban leyendo un código americano ayudó indudablemente a desorientar al Zorro del Desierto, pero al final la simple y aplastante superioridad cuantitativa aseguró la victoria en África del Norte. La retirada a Tunicia, la acumulación del Eje, y los desesperados esfuerzos de la marina italiana para suministrar a las fuerzas del Eje allí fueron esencialmente hechos menores en un desenlace prolongado, con guión de Ultra, y Barnett incluyó una discusión de su impacto en su edición revisada de The Desert Generals.
------

Dejo ya la traducción aquí a falta de solo una hoja, pero mi vista ya cansada se está viendo afectada por el cambio que he hecho hace una hora en la resolución de mi pantalla, que ha encogido enormemente el tamaño de la letra. Apenas veo lo que escribo. De todas formas, esa hoja no tiene mayor importancia. Habla de Torch y de la derrota del Eje en Túnez.

En el siguiente mensaje daré la relación bibliográfica.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8898
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 24, 2008 8:55 pm

Bibliografía

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
cosaco
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 527
Registrado: Jue Dic 27, 2007 4:03 am
Ubicación: chile
Contactar:

Bibliografía

Mensajepor cosaco » Mar Feb 17, 2009 6:21 pm

Reconozco que no he tenido la oprtunidad de leer a James A. Sadkovich y me parece que el análisis respecto a la bibliografía que hace en los pasajes reproducidos por Jose Luis es bastante completa, aunque en muchos de los mismos aporta adjetivos calificativos que me parecen impropios ("incompleta" "parcial"....etc), porque de una u otra forma denosta lo ajeno en favor de lo suyo propio. Creo que ese juicio debe dejarlo a los lectores, finalmente los verdaderos juzgadores de su labor. Aun así creo que es una enumeración muy completa de la bilbiografia de un frente muy interesante y en el que no ha existido una labor tan prolífica como en otros frentes.

Al respecto me gustaría aportar con alguna bibliografía que no se ha mencionado como es el caso de algunos papers que ha impreso el Instituto Norteamericano de Estudios de combate.
En dichos trabajos, emanados de fuentes directas se extraen algunas interesantes conclusiones o expericnacias del Teatro de Combate Africano.

Recomiendo especialmente "The 9th Autralian Division Versus The Africa Corps" del Coronel Ward A.Miller.
No he podido encontrar estos trabajos en español y solo existen en inglés, pero aun asi vale la pena hacer el esfuerzo de acceder a ellos.


http://www-cgsc.army.mil/carl/download/ ... _part1.pdf

Atte.

S.H.
"Honeste vivere, alterum non laedre, suum cuique tribuere"
(vivir honestamente, no dañar a otros, dar a cada cual lo suyo)
Ulpiano 170-228 DC

Vote Cthulhu '08
Usuario
Usuario
Mensajes: 16
Registrado: Vie Nov 21, 2008 2:57 pm
Ubicación: Peenemunde

Bibliografía

Mensajepor Vote Cthulhu '08 » Mar Mar 24, 2009 10:16 pm

Recomiendo este libro sobre la guerra en Africa:

- Afrika Korps de Paul Carrell.

Es un buen libro, ameno, incluso cuenta muchas anecdotas. Lo mejor es el precio. Lo compré en la Fnac De Callao (Madrid)

por 9.95 euros. Tiene 596 paginas (teniendo en cuenta que es de bolsillo, mas o menos), además, esta detallado con mapas. Lo unico malo por mi parte es que cuesta un poco leerlo, pero eso es según cada lector, obviamente :sgm120:

saludos :-D
"Si te atas un cordel muy fuerte alrededor del dedo, se te pone morado." - Nelson Muntz

Avatar de Usuario
thewolf
Miembro
Miembro
Mensajes: 86
Registrado: Lun Nov 09, 2009 2:36 am
Ubicación: ARGENTINA

Bibliografía

Mensajepor thewolf » Jue Ene 21, 2010 5:38 pm

Impresionante trabajo Jose Luis, sin desperdicio.
Como mencionas en el post, el aporte italiano esta subvalorado, quizas, y en eso estoy de acuerdo con vos, por la falta de bibliografia italiana, solo leemos la historia que nos cuentan los angloamericanos y los alemanes.
Con respecto a esto, hace un tiempo ya, cosegui y pude leer los 2 tomos de Carlos Fabiani, de Malta a Madagascar y de Madagascar a Tunez, en ellos el autor cuenta con lujo de detalles todo lo referido a la guerra en el Mediterraneo y en el norte de Africa, sin dejar de lado el contexto general de la guerra, aporta gran cantidad de datos de los transportes italianos hacia Africa, con nombre de barcos y tonelajes, y fuerzas militares italianas en el area y sus encuentros con el enemigo, asi como tambien los efectivos que operaban en Africa y los medios con que contaban. Hace lo mismo con las demas potencias pero queria referirme solo al bando italiano, bastante maltratado por la historia. Saludos.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1455
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Bibliografía

Mensajepor Schwerpunkt » Dom Feb 28, 2010 1:36 am

Una recomendación para comprender el pobre desempeño de las Fuerzas Armadas Italianas es el libro de MacGregor Knox: "Hitler´s Italian Allies: Royal Armed Forces, Fascist Regime and the War of 1940-1943" La novedad de este libro es que no se detiene en la pobreza armamentística y de entrenamiento de las fuerzas armadas de la Italia de Mussolini, sino que hace un análisis histórico, político y estructural de la Italia de la época para comprender el grado de ineficacia demostrado en general por Italia durante la guerra. Es particularmente interesante el análisis del sopor y parálisis intelectual que dominaba al Estado Mayor Italiano en la preguerra. Es interesante ver las implicaciones del escaso nivel educativo de la época en las clases de tropas y suboficiales así como especialistas para explicar las múltiples carencias sufridas por las Fuerzas Armadas Italianas.

Y como no podía ser menos, la responsabilidad de la industria italiana y sus mentores fascistas al establecer una economía de guerra ineficaz, poco productiva, corrupta en ocasiones y por si fuera poco incapaz de proveer de máquinas adecuadas de guerra.

Avatar de Usuario
Monterdez
Miembro
Miembro
Mensajes: 257
Registrado: Lun Sep 21, 2009 8:06 pm

Bibliografía

Mensajepor Monterdez » Jue Jun 24, 2010 7:02 pm

Buenas tardes:

Recientemente he leído "Un ejército al amanecer", de Ric Atkinson y me pareció un buen trabajo sobre la participación del ejército angloamericano en Africa Occidental.

Atte.

PS: Buen trabajo José Luis.
"Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo". Abrahan Lincoln

Avatar de Usuario
Monterdez
Miembro
Miembro
Mensajes: 257
Registrado: Lun Sep 21, 2009 8:06 pm

"Octavo ejército" de Neillands

Mensajepor Monterdez » Jue Jun 20, 2013 8:57 pm

Dijo Churchill ácidamente que "otra victoria de Monty no nos la podemos permitir".

Lo cierto es que me ha llamado la atención que este buen libro de Neillands no esté reseñado en este foro: se trata de una obra que recoge el recorrido completo del 8º Ejerc. en la IIWW, una obra global sobre la composición del mismo, sus operaciones militares, su situación en el contexto aliado global; con las opiniones de los soldados y oficiales a pie de "arena", con el análisis de las decisiones políticas y militares generales en el desierto y en el Mediterráneo, y con el "retrato" de los principales jefes participantes.

En lo malo destaca la traducción pobre, que no desmerece la lectura.

Quizás a Montgomery lo definió mejor su mensaje a las tropas cuando se incorporó como jefe del 8º ejerc.: "a partir de ahora no habrá ni una sola retirada, mantendremos la posición, y si no podemos mantenerla vivos, la mantendremos muertos".

Atte.
"Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo". Abrahan Lincoln


Volver a “Frente africano y mediterráneo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados