pub01.jpg

La Batalla De Anzio

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Lun Jul 13, 2009 6:31 am

Hola a todos

Un poco más….

A pesar del fracaso de la operación “Fischfang”, Kesselring no estada dispuesto a detener los esfuerzos por aplastar la cabeza de playa de Anzio. Se dio cuenta que el tiempo jugaba en su contra, y a menos que Anzio fuese derrotado de inmediato, los aliados continuarian reforzando la zona.

Las bajas habían sido tan abrumadoras y el refuerzo de las unidades hecho de forma tan improvisada, que haría falta al menos una semana para restablecer las unidades de vanguardia del Decimocuarto Ejercito antes de reanudar los ataques. Mientras tanto, Mackensen recibió la orden de continuar efectuando pequeñas acciones hasta poder ejecutar el asalto principal.

Los combates continuaron a lo largo del extremo occidental del saliente, donde los supervivientes del 2º Batallón del 157º Regimiento de Infantería estaban atrapados en cuevas. El destacamento Templer alcanzo la unidad rodeada la noche del 21 de febrero, pero la resistencia alemana fue tan feroz que tuvo que retroceder. Otras unidades alemanas se dedicaron a efectuar pequeñas escaramuzas contra las defensas mas expuestas de los aliados, pero a una escala inferior a la de la semana anterior.

Mackensen planifico el nuevo ataque para el 29 de febrero con el nombre de operación “Seitensprung”, dirigida en especial contra la 3ª División de Infantería estadounidense a lo largo del extremo oriental del saliente. El Decimocuarto Ejercito alemán contaba con nueve divisiones enfrentadas a las cinco del VI Cuerpo, y cinco de ellas situadas delante de la 3ª División. Dicha cantidad ocultaba el hecho de que las divisiones alemanas se encontraban, tras las bajas causadas por los combates de febrero, muy debilitadas, de manera que la verdadera fuerza de ambos bandos estaba mas igualada de lo que el numero de divisiones sugería. La dirección del ataque se efectuaría desde Carano hacia Isola Bella, aunque se planifico un asalto de distracción contra el extremo occidental.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Sab Jul 18, 2009 10:55 am

Hola a todos

Un poco más….

La tarde del 28 de febrero, el Decimocuarto Ejercito alemán comenzó a tender cortinas de humo a lo largo de la línea del frente para esconder los preparativos finales de la ofensiva. El VI Cuerpo esperaba un ataque, por lo que reforzó la 3ª División con dos batallones de obuses autopropulsados. Cuando el Decimocuarto Ejercito empezó el bombardeo preeliminar en la mañana del 29 de febrero, el VI Cuerpo respondió con la misma moneda. La mayor parte de los ataques de la infantería fueron destrozados por la artillería y por el fuego de armas ligeras aliadas. Uno de los pocos que logro avanzar fue el 1028º Regimiento de Granaderos Panzer, junto con unidades de la 352ª División de Infantería, que golpearon al 509º Regimiento en la carretera de Carano.

El ataque recordó a los de la I Guerra Mundial, con los zapadores alemanes avanzando en vanguardia con cortaalambres y torpedos Bangalore para abrir pasillos, seguidos de la infantería que avanzaba entre gritos y canciones. El asalto arrollo a una compañía de paracaidistas y penetro en las defensas aliadas hasta llegar a las secciones de morteros. Los servidores de los morteros tuvieron que utilizar sus fusiles para repeler el ataque y la Compañía A estableció una nueva línea de defensa.

A pesar de penetrar unos 800 metros en las líneas estadounidenses, se logro detener el ataque, y las unidades alemanas mas avanzadas quedaron sometidas a un intenso fuego. El ataque de apoyo del sector occidental quedo clavado entre las alambradas, y los dos ataques efectuados durante la mañana quedaron detenidos al morir lo oficiales que los lideraban. La 352ª División intento agrandar el saliente del lado oriental, pero fue barrida por fuego de artillería y de mortero. Todos los ataques alemanes perdieron fuelle por la tarde, y tras anochecer el 2º Batallón del 30º Regimiento de Infantería contraatacaba, para recuperar el pequeño saliente que se había perdido.

Algunas compañías y batallones efectuaron alguna ofensiva durante el día, algunas de las cuales contaron con el apoyo de carros, pero todas terminaron en fracasos al no lograr penetrar las defensas aliadas. Las bajas alemanas fueron superiores a los 900 muertos, heridos y desaparecidos, sin lograr avanzar apenas. El Decimocuarto Ejercito calculo que habían sufrido el bombardeo de 66.000 proyectiles de artillería. El único consuelo era que el tiempo había sido tan pésimo que había impedido a la aviación aliada intervenir en la batalla.

Los ataques alemanes se repitieron el 1 de marzo, pero con mucha menos fuerza debido a las pérdidas del día anterior. La lucha continuo alrededor del pequeño saliente de los alrededores de Carano, que el 2/30º de infantería había conseguido eliminar a las 08:30 horas. Los combates mas intensos de ese día los protagonizaron algunos carros de combate PzKpfw IV y Tiger de la 26ª División Panzer, que habían capturado un puente al sudoeste de Ponte Rotto el día anterior, en el sector del 7º Regimiento de Infantería. En las horas previas al amanecer, el 7º Regimiento intento iluminar la zona con bengalas para que sus cazacarros pudiesen ver los carros alemanes, pero la fuerte lluvia las empapaba. Los carros alemanes respondieron haciendo fuego directo contra las trincheras desde donde se lanzaban las bengalas, machacando a una sección de infantería. El fuego de la artillería aliada consiguió acallar los disparos de los panzer.

Tras un intenso día de combates, Kesselring envió a Mackensen una misiva muy critica, indicando que los ataques no habían estado a la altura de sus expectativas. Mackensen replico con una brusquedad poco usual, indicando que el ataque había fracasado debido a los problemas ya tratados antes del ataque:

“El entrenamiento insuficiente de las tropas y los soldados jóvenes recién incorporados que no estaban preparados para entrar en combate contra los Aliados. Es por ello que el Ejército no será capaz de eliminar la cabeza de playa con las tropas disponibles. Las tácticas empleadas hasta el momento de reducir la cabeza de playa de manera gradual mediante ataques concentrados de varias divisiones no pueden hacerse por mucho más tiempo. Se deben establecer nuevas tácticas para poder enfrentarnos al ataque a gran escala, que al final se efectuara desde la cabeza de playa con una cantidad suficiente de tropas y pertrechos.”

Kesselring le respondió a las 18:40 horas, indicando que las previsiones metereologicas se habían equivocado y que la repentina lluvia había embarrado tanto el campo de batalla, que el contar con carros había sido imposible. Así, ordeno detener todas las ofensivas, permitiendo pequeñas escaramuzas para mantener a los aliados a la defensiva. Las bajas del 1 de marzo habían sido de 1.374 sin obtener a cambio ningún avance. Al día siguiente, fuertes ataques aéreos aliados machacaron las posiciones alemanas en los alrededores de la cabeza de playa.

Las bajas alemanas hasta ese momento fueron del orden de 29.000, desglosadas en 5.500 muertos, 17.500 heridos y 4.500 prisioneros. Dichas perdidas fueron superiores a las de los aliados, siendo las compañías de infantería alemanas las que se llevaron la peor parte. Las unidades alemanas recibieron menos unidades de refresco que las aliadas, y la mayoría de ellas eran de peor calidad. Este problema fue empeorando a lo largo de 1944.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Mar Jul 21, 2009 6:58 pm

Hola a todos

Un poco más….

El colapso de la tercera ofensiva alemana contra la cabeza de playa marcó el cambio de la situación de la campaña de Anzio. Kesselring llego a la conclusión de que no se podrían dedicar más recursos de otros lugares, por lo que no tenia sentido realizar operaciones de gran envergadura. Envió a su jefe de Estado Mayor, el General Siegfried Westphal, a informar a Hitler de que el Grupo de Ejércitos C se encontraba a la defensiva en Italia tras las enormes pérdidas del mes de febrero. Tras informar a Hitler el 6 de marzo, el jefe del cuartel general, Wilhelm Keitel, le dijo: “Has tenido suerte, si uno de nosotros le hubiera dicho al Führer la mitad de lo que le has dicho, hubiese dado la orden de colgarnos”.

Hitler mantenía sus sospechas, pero se calmó tras recibir a varios oficiales traídos del frente de Anzio, que le contaron las mismas historias de horribles pérdidas de hombres y los aplastantes ataques de la artillería aliada. Hitler le aconsejo a Kesselring que tomara más en cuenta las lecciones de 1918.

Kesselring dio instrucciones para que el Decimocuarto Ejército estableciese fuertes posiciones defensivas y envió a las mejores unidades a la retaguardia para ponerse a punto y descansar. Se envió a la División Panzer Herman Goering a Livorno para reorganizarse, mientras que la 114ª División Jäger fue enviada a la zona del Adriático. La 26ª División Panzer y la 29ª División de Granaderos Panzer fueron retiradas del frente y estacionadas cerca de Roma para recuperarse y servir como reserva del Grupos de Ejércitos C. Se enviaron tropas de refresco al resto de las unidades de infantería, entre ellas dos batallones de tropas italianas de las recién creadas Fuerzas Armadas de la Republica Social Italiana.

Sobre el papel, el Decimocuarto Ejercito iba creciendo a medida que el OKW reforzaba el teatro italiano en previsión de la ofensiva aliada de primavera. Las fuerzas del Decimocuarto Ejército alcanzaron los 135.000 soldados a mediados de marzo, frente a los 90.000 con los que había contado en febrero. Dichas fuerzas, sin embargo, eran algo ilusorias, ya que algunas de sus divisiones estaban destinadas a Francia o al frente soviético, y solamente se encontraban en Italia para entrenarse y rearmarse, no para luchar. Dicha teórica fuerza, tentó a Mackensen para efectuar una ofensiva contra la cabeza de playa el 29 de marzo, pero debido a que Kesselring se negó a comprometer a la 26ª División Panzer y a la 29ª División de Granaderos Panzer, Mackensen comprendió que dicho ataque no tendría sentido. Finalmente el 10 de abril de 1944 se cancelo finalmente la ofensiva.

Los aliados aprovecharon el mes de marzo para reorganizarse. La 56ª División británica abandonó el frente, siendo sustituida por la 5ª División. La 1ª División británica se quedó, pero su machacada 24ª Brigada de Guardias fue sustituida por la 18ª Brigada. Todas las unidades de comandos fueron retiradas del frente, así como los paracaidistas estadounidenses. La 34ª División de Infantería estadounidense desembarcó y se desplegó en las posiciones de la 3ª División, que se constituyo en reserva. A finales de marzo, el VI Cuerpo contaba con el equivalente a 6 divisiones en la cabeza de playa, un número muy superior al del Decimocuarto Ejercito alemán. Los aliados planearon varias ofensivas para marzo y abril, aunque al final ninguna se desarrollo.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Dom Jul 26, 2009 3:42 pm

Hola a todos

Un poco más….

La infantería de la primera línea del frente de ambos bandos tuvo que aguantar en unas condiciones miserables la agonía de la paralización del frente. El frente de Anzio en los meses de marzo y abril de 1944 recordaba los frentes estáticos de la IGM, con intercambios esporádicos de fuego de artillería y pequeñas incursiones para capturar prisioneros. El sistema de trincheras se extendía hasta la retaguardia de la cabeza de playa, ya que toda ella estaba a tiro de la artillería alemana.

Esta fase de la paralización pasó a llamarse “la gran guerra de pequeñas batallas”, una interminable serie de pequeños enfrentamientos e incursiones sin avances de consideración, pero con un continuo goteo de bajas. Además de la artillería, la Luftwaffe continuó efectuando ataques esporádicos. Una de las armas más temidas, era la “bomba mariposa”, una bomba de racimo que desprendía numerosas bombetas antipersona. Mientras las trincheras constituyan una defensa segura contra las bombas de fragmentación, las bombas mariposa soltaban su carga letal de pequeñas bombas que se dispersaban sobre un área muy superior, alcanzando las trincheras más pequeñas con un resultado letal.

A pesar de la falta de combates de importancia, tanto las tropas aliadas como las alemanas sufrieron unas 10.000 bajas cada una entre principios de marzo y finales de mayo, antes de la ofensiva final aliada. La cabeza de playa se encontraba en una planicie costera pantanosa con una capa freática alta. En la mayoría de los sectores, la infantería se topaba con el agua apenas comenzaba a cavar una trinchera. El terreno empapado, agravado por las lluvias de invierno y primavera, tuvo como consecuencia que los casos de pie de trinchera, así como los brotes de malaria y otras enfermedades, se extendieran entre los soldados. De hecho la tasa de bajas no relacionadas con el combate fue de 37.000, muy superior a las causadas por los combates. Las bajas en combate en la cabeza de playa de Anzio hasta la ofensiva de finales de mayo fueron de unos 30.000 soldados, de ellos 4.400 muertos, 18.000 heridos y 6.800 prisioneros. Las unidades estadounidenses tuvieron 2.800 muertos, 1.000 heridos y 2.400 prisioneros.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Jue Jul 30, 2009 11:04 pm

Hola a todos

Un poco más….

Operación Buffalo

Los planes aliados para la ofensiva de primavera contaban con cuatro escenarios para la ruptura del frente de Anzio. La operación “Turtle” debía atacar en dirección Roma siguiendo la ruta más corta: por Via Anziate hasta el cruce de la Carretera 7 y de allí a Roma. Huelga decir que este plan era el más absurdo, según las tropas en la cabeza de playa, ya que esa era precisamente la ruta que había costado tantas vidas los meses anteriores, y la más defendida por las tropas alemanas.

La operación “Crawdad” comprendía un ataque a lo largo de la costa hacia el noroeste. A pesar de la corta distancia hasta Roma, era poco práctica, ya que el terreno era de marismas que impedían el uso de carros de combate.

La operación “Grasshopper”, por su parte, suponía un ataque en dirección contraria a Roma, hacia el flanco derecho, a lo largo de la costa hacia el sur. Este plan era de hecho un ataque de apoyo al Quinto Ejercito en su avance contra la línea “Gustav” y nunca se considero como una opción seria, sino como plan de contingencia.

Del frente alemán cerca de Cisterna, tras lo cual se avanzaría hacia el noreste, hacia los montes Albanos y el desfiladero de Velletri. Este plan contaba con varias características que lo hacían atractivo. El eje Cisterna no estaba tan defendido como la Via Anziate, ya que no llevaba directamente a Roma. Sin embargo, permitía acceder a la Carretera 6, que llegaba desde Cassino a Roma, y constituya la principal ruta de suministro para el Décimo Ejercito alemán. Si se lograba cortar la Carretera 6, se podría facilitar el ataque desde Cassino, ya que amenazaría la principal ruta de repliegue alemán. Finalmente se eligió este plan. No obstante, su activación dependía de la ruptura de la línea “Gustav”, la operación “Diadem”.

Entre las tropas enviadas a reforzar la cabeza de playa, a primeros de mayo, se encontraba el único mando de combate de la 1ª División Acorazada que quedaba por desembarcar, lo que supuso que la división se encontrara al completo por primera vez en suelo italiano. Asimismo, el 22 de mayo desembarco la 36ª División de Infantería, aumentando la fuerza del VI Cuerpo a siete divisiones.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Dom Ago 02, 2009 4:49 pm

Hola a todos

Un poco más….

A finales de primavera, Kesselring se enfrentaba a tres posibles ofensivas simultáneas: en el sector del Décimo Ejército, en los alrededores de Cassino y el río Garigliano; en el frente de Ortona, en la costa adriática; y en el sector del Decimocuarto Ejercito, frente a la cabeza de playa de Anzio.

Kesselring se encontraba también limitado por unos pésimos informes de inteligencia, a diferencia de los excepcionales informes que emitían las organizaciones de inteligencia militar aliadas. A pesar del considerable movimiento de tropas que suponía reorientar al Quinto y Octavo Ejércitos para la operación “Diadem”, Kesselring no se entero. El sistema de obtención de datos de inteligencia de la Luftwaffe se había colapsado debido a la creciente superioridad aérea aliada en Italia, mientras que la información obtenida a partir de la señales de radio y radar era muy deficiente. En esas circunstancias, los trucos para engañar a los alemanes fueron muy eficaces, y los comandantes alemanes picaron el anzuelo al creer que el ataque principal aliado tendría lugar en la Carretera 7 a lo largo de la costa, en vez de hacia el interior, donde iba a ocurrir realmente.

Kesselring estaba convencido de que los Aliados terminarían efectuando otro desembarco anfibio, lo mas probable cerca de Roma, una impresión que fue alentada por un muy activo plan de engaño aliado. Cuando comenzó la operación “Diadem”, el comandante del Décimo Ejercito, Vietinghoff, y uno de los principales comandantes de cuerpo de ejercito, Seger und Etterlin, se encontraban en Alemania, junto a varios oficiales de su Estado Mayor.

El Quinto Ejército estadounidense acumulo sus fuerzas a lo largo del río Garigliano en la costa, mientras que el Octavo Ejercito británico ocupó el frente de Cassino tierra adentro. El plan aliado para Italia contaba con una secuencia de ofensivas, y así, la operación “Diadem” comenzó la noche del 11 al 12 de mayo de 1944. El Quinto Ejercito rompió el frente del Garigliano tras tres días de combates, mientras que el Octavo Ejército arrolló las defensas alemanas en Cassino, tras una semana de encarnizados combates, rompiendo la Línea Gustav frente al valle del Liri.

El plan inicial del General Clark contaba con el envío de las 85ª y 88ª Divisiones de Infantería a la cabeza de playa de Anzio, tras la ruptura del frente, como refuerzo de la operación “Buffalo”. Sin embargo, el avance desde la línea “Gustav” fue tan rápido que se considero innecesario. La operación “Buffalo” estaba centrada en la 3ª División de Infantería estadounidense, que debía atravesar el frente defendido por la 34ª División americana. El ataque iba dirigido a Valmontone y la Carretera 6, con un avance paralelo efectuado por la 1ª División Acorazada contra Velletri en los montes Albanos, cubriendo el flanco izquierdo de la 3ª División. La 1ª Fuerza de Servicios Especiales se desplegaría en el flanco derecho de la 3ª División, en una zona que se esperaba estuviese menos defendida, a la vista del rápido avance del Quinto Ejército en ese sector.

El reto de Truscott era el de preparar las unidades para el ataque sin que los alemanes supieran hacia donde iba dirigido. Era necesario un complicado plan de ocultación y engaño, muy difícil en un entorno en el que los alemanes podían ver la totalidad de la cabeza de playa desde sus posiciones elevadas en los montes Albanos. El engaño mas difícil tuvo que ver con los carros de combate de la 1ª División Acorazada de Harmon. Se desarrollo un ardid en las semanas previas a la ofensiva, que consistía en efectuar pequeñas escaramuzas con carros a lo largo del frente. Unos cuantos vehículos avanzaban, disparaban sus cañones contra alguna posición alemana y volvían al punto inicial. Tras varias semanas haciendo lo mismo, los alemanes atribuyeron los ataques a los locos estadounidenses que no tenían nada mejor que hacer. Pero Harmon estaba utilizando esos ataque rutinarios para trasladar los carros de combate al sector del ataque, manteniéndolos ocultos hasta su comienzo. En las zonas alejadas del eje de Cisterna, desde donde partían los ataque, se desplegaban falsos carros hinchables que sustituyan a los que habían quedado ocultos en el frente.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Sab Ago 08, 2009 10:31 am

Hola a todos

Un poco más….

Cuando comenzó la operación “Diadem”, en la noche del 11 al 12 de mayo, Kesselring se encontró con el dilema de hacer uso de las reservas del Decimocuarto Ejército para apuntalar las defensas sostenidas por el Décimo Ejercito. Asumió el riesgo de hacerlo, despojando a Mackensen de sus reservas para resistir la esperada ofensiva en Anzio.

Las defensas alemanas estaban aun más debilitadas debido a unos incorrectos informes de inteligencia sobre otras operaciones aliadas. Kesselring estaba convencido de que los Aliados efectuarían otro desembarco anfibio, probablemente cerca de la desembocadura del río Tiber. De esa forma se desplegaron varias unidades para defender la costa al oeste de Roma.

Kesselring también creía que para el ataque principal para superar la cabeza de playa, tendría lugar por la ruta mas corta a Roma, por la Via Anziate y atravesando la disputada zona de “La Fabrica”. Así, envió a sus mejores unidades del Decimocuarto Ejército, la 3ª División de Granaderos Panzer y la 65ª División de Infantería a esa zona, mientras que la 362ª División de Infantería se ocupo de defender de manera precaria el frente de Cisterna, justo delante de donde los Aliados tenían pensado efectuar la ruptura.

La operación “Buffalo” Arranco con un ataque de artillería preparatorio a las 05:45 horas del 23 de mayo a lo largo del frente de Cisterna. Los campos de minas y obstáculos emplazados por los alemanes causaron un gran número de bajas entre los carros estadounidenses, pero el ritmo del ataque se mantuvo de acuerdo con el plan. Al final del día se habían perdido 86 carros y cazacarros, debido en gran medida a las minas.

El 1º SSF cortó la Carretera 7 al sur de Cisterna antes del mediodía, mientras que la 1ª División Acorazada abrió una brecha en la línea de la 362ª División de Infantería, que perdió la mitad de su fuerza y a dos regimientos de la 715ª División de Infantería. Mackensen no pudo trasladar unidades de los sectores mejor defendidos debido a que la 1ª y 5ª Divisiones británicas atacaban también esos sectores. Cisterna fue rodeada el 24 de mayo, cayendo en manos de la 3ª División un día después tras una intensa lucha. Un periodista que entro en la ciudad en ruinas la comparo con los pasajes lunares de Ypres de la IGM.

La 1ª División Acorazada avanzo con rapidez por el lado norte del desfiladero de Velletri y capturo el pueblo de Cori. El 26 de mayo, la 1ª División avanzo hasta llegar a casi tres kilómetros y medio de Velletri, mientras que algunas unidades de reconocimiento alcanzaron el pueblo de Artena, a casi cinco kilómetros de Valmontone y la Carretera 6.

Tras tres días de ataques, el ritmo del avance del VI Cuerpo decreció. Las bajas estadounidenses habían sido altas, superando las 4.000, aunque las bajas alemanas habían sido superiores, con 4.838 soldados hechos prisioneros. Harmon preparo un destacamento llamado “Howze”, liderado por un militar de caballería llamado Ernie Howze, para efectuar un rápido avance hacia la Carretera 6. En su primera salida en la tarde del 25 de mayo, el destacamento logro bloquear las rutas de repliegue alemanas de la carretera de Cori a Giulianello, atacando a varias columnas motorizadas alemanas. La aviación aliada se sumo a la refriega adjudicándose la destrucción de 645 vehículos y carros de combate, y dañando otros 446 en las principales carreteras.

En una dirección totalmente opuesta el largo cerco de Anzio termino oficialmente la mañana del 25 de mayo, cuando varios soldados del 36º Batallón de Ingenieros se encontraron con el 48º Batallón de Ingenieros estadounidenses del II Cuerpo cerca de Borgo Grappa, en la costa mediterránea, al sureste de Anzio. El evento se reconstruyo esa misma mañana delante del General Clark y una multitud de fotógrafos.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Vie Ago 14, 2009 7:21 pm

Hola a todos

Un poco más….

Con las defensas alemanas del frente de Anzio rotas, el 25 de mayo el General Clark comenzó a revisar el plan de la operación “Buffalo”. Clark estaba obsesionado con el deseo de que el Quinto Ejercito estadounidense liberase Roma. Coincidía con Churchill en el hecho de que Roma no esa solamente el mejor premio de la campaña, sino el único. Clark era consciente de que una vez que comenzase la batalla de Normandía, unas semanas mas tarde, la lucha de Italia caería en el olvido.

El Séptimo Ejercito estadounidense se estaba preparando en Italia para efectuar un desembarco anfibio en el sur de Francia en cuanto los buques estuviesen disponibles. La preocupación de Clark, alcanzo niveles de paranoia cuando Alexander dijo que el vale del Liri era “el único camino” para llegar a Roma, pensando que seria el Octavo Ejercito el que tendría el honor de capturar Roma, mientras el VI Cuerpo serviría para facilitar su avance con la toma de Valmontone. Lo cierto es que el Octavo Ejercito, en ese momento bajo el mando del General Leese, continuaba detenido en el sur por una fuerte resistencia alemana.

En unas de las acciones mas controvertidas de la campaña, Clark ordeno detenerse a las tropas que iban a tomar Valmontone y les dio la orden de dirigirse a lo largo de los montes Albanos hacia Roma, cambiando la operación “Buffalo” por la operación “Turtle”. Dicho cambio de planes contravenía las órdenes de Alexander. Clark pensó en tres opciones respecto al VI Cuerpo el 25 de mayote 1944: continuar la operación “Buffalo”, reorientar el ataque hacia el noroeste a lo largo de las faldas de los montes Albanos para avanzar hasta Roma, y la ultima era avanzar por ambas rutas, dejando que la 1ª División Acorazada y la 3ª División de Infantería continuasen hacia Valmontone y después por la Carretera 6 hacia Roma.

Clark eligió la segunda opción, girando por completo el eje del ataque hacia el noroeste, en principio la ruta más rápida para llegar a Roma. La decisión de Clark enfureció a los comandantes bajo su mando. Truscott visito personalmente a Clark para mostrar su desacuerdo con la orden. Clark argumento que estaba utilizando su derecho como comandante para explotar el éxito del ataque, y que el hecho de cortar la Carretera 6 no garantizaba el envolvimiento del Décimo Ejercito alemán, ya que existían rutas alternativas. Truscott comento tras la guerra con amargura que “ser el primero en llegar a Roma, era una pobre compensación a la oportunidad perdida”.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Dom Ago 16, 2009 7:31 pm

Hola a todos

Un poco más….

Lo que Clark no había tenido en cuenta era que la ruta mas corta hacia Roma no era necesariamente la más rápida. A pesar de que las defensas alemanas frente a la 34ª División de Infantería estaban rotas, el Decimocuarto Ejercito alemán de Mackensen seguía controlando la Vía Anziate y los montes Albanos. Clark tenía frente a él tres divisiones alemanas de calidad cortando la Vía Anziate. La ruta hacia Valmontone estaba en parte cortada, pero las fuerzas eran menores, y la planeada defensa del desfiladero de Velletri por parte de la División Hermann Goering todavía no se había completado debido a las pérdidas sufridas por la división desde su desplazamiento en Leghorn. Además, tanto la 1ª División Acorazada como la 3ª División tardarían dos días en girar el eje del ataque, tras el súbito cambio de planes. El cambio de la operación “Buffalo” a la operación “Turtle” fue anunciada de manera oficial por el General Clark el 26 de mayo de 1944. El 28 de mayo se le ordeno a la 1ª División Acorazada cambiar de posición hacia el oeste para ayudar a la 45ª División a romper las defensas alemanas a lo largo de la Vía Anziate.

Los desacuerdos entre los comandantes aliados tuvo su reflejo en la confusión causada entre los oficiales del cuartel general alemán. Kesselring se quejó a Mackensen de su falta de atención para reforzar el eje de Cisterna tras la ruptura por parte de los aliados. Las defensas principales alemanas se habían orientado hacia Vía Anziate a lo largo de la denominada posición C o línea "Cesar”, cortando los accesos a Roma a través del terreno llano, a ambos lados de los montes Albanos. Kesselring también estaba molesto con el retraso de Mackensen en ordenar el despliegue de la 29ª División de Granaderos Panzer al sector del Décimo Ejercito, y cuando llego a sus posiciones en la línea “Gustav” no pudo preparar fortificaciones y fue aplastada. Mackensen no tuvo en cuenta las escasas reservas con las que contaba Kesselring y la importancia que este daba a la pericia de realizar rápidos traslados de las divisiones en reserva en momentos de crisis. Kesselring quedo tan molesto con Mackensen que lo destituyo el 4 de junio.

El VI Cuerpo siguió avanzando durante tres días fuera de la cabeza de playa, atravesando lugares que les eran tan familiares como “La Fabrica” y alcanzando las afueras de l estación de Campoleone y Lanuvio. En esos momentos, el II Cuerpo estadounidense avanzaba a lo largo de la costa desde el río Garigliano. La 3ª Davison y el 1º SSF, que se encontraban en el desfiladero de Velletri, fueron sustituidos por el II Cuerpo, con la misión de avanzar hacia Valmontone y la Carretera 6.

A pesar de los avances aliados, las defensas alemanas al oeste de los montes Albanos se mantuvieron firmes. Así, el 30 de mayo, el avance aliado se había detenido. A diferencia de las formaciones asustadas y desorganizadas con las que se enfrentaron las tropas del VI Cuerpo el 25 de mayo en el desfiladero de Velletri, las fuerzas aliadas volvían a encontrarse con una dura defensa por parte de unas resueltas tropas alemanas bien atrincheradas. Además, el cambio en el ataque, había dado tiempo a Kesselring para reforzar el desfiladero de Velletri y cubrir el repliegue del Décimo Ejercito hacia Roma. Las bajas aliadas desde que comenzara la operación “Buffalo” hasta finales de mayo fueron de unas 5.100.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Sab Ago 22, 2009 6:33 pm

Hola a todos

El final de la historia

El 30 de mayo el panorama se aclaró. La 36ª División estadounidense se estaba desplegando en la zona de Velletri para sustituir a la 34ª División, cuando su comandante, el General Fred Walter, tuvo la corazonada de que el sector de los montes Albanos podía presentar una oportunidad táctica. Walter se encontró un pasillo entre el I Cuerpo de Fallschirmjäger y el LXXVI Cuerpo Panzer, cuando envío una patrulla hacia los montes cerca de Velletri. Truscott se mostró escéptico al principio, pero el 30 de mayo, Walter le convenció de que se podía enviar uno o dos regimientos al centro de los montes Albanos, y al anochecer, ambos regimientos amenazaban los flancos de los dos cuerpos de ejército alemanes y controlaban el monte Artemisio.

Truscott al darse cuenta de la importancia de la penetración, ordeno al 36º Regimiento de Ingenieros, que preparasen un camino practicable para los vehículos, y así pudieran ascender y situarse tras la infantería para proporcionar apoyo logístico.

Clark cambio de nuevo de idea, y decidió que a pesar de todo la ruta que pasaba por Valmontone era la más rápida para llegar a Roma. Un ataque de la 3ª División logro cercar la ciudad, y mientras Kesselring intentaba que la 90ª División de Granaderos Panzer se desplazara para defenderla, la guarnición se rindió el 1 de junio.

El Decimocuarto Ejercito siguió resistiendo al oeste de los montes Albanos, pero en la tarde del 2 de junio, la 36ª División avanzaba por ellos hacia Roma, mientras que el II Cuerpo atacaba por el desfiladero de Velletri y Valmontone y estaba a punto de corta la Carretera 6. Kesselring se dio cuenta de que las defensas de la línea “Cesar” estaban en peligro, ya que los aliados habían abierto brechas en varios lugares del sector. Mackensen ordeno el repliegue del Decimocuarto Ejercito al sector sur de Roma la noche del 2 al 3 de junio, excepto las unidades de retaguardia.

Habiendo retrasado el mayor tiempo posible la decisión, Kesselring finalmente declaro la ciudad de Roma “Ciudad Abierta” el 3 de junio y autorizo a la totalidad del Grupo de Ejércitos C que se replegasen a la siguiente línea de defensa al norte de Roma, dejando solamente algunas tropas para que retrasasen lo más posible el avance de los aliados.

Hitler ya había aceptado la posibilidad de que Roma cayera, y sus comandantes le habían convencido de que la nueva línea “Gotica”, al norte de Roma, ofrecía buenas perspectivas para una resistencia prolongada del Norte de Italia.

La carrera para ser los primeros en llegar a Roma había comenzado entre las unidades a lo largo de todo el frente aliado. Tropas de la 1ª División Acorazada y de la 36ª División de Infantería se pelearon por utilizar la Carretera 7, obligando a Truscott a intervenir para poner orden en el atasco de trafico que se había formado, ordenando a la división de Walter que se mantuviera en las rutas asignadas y que dejase a los carros avanzar por la Carretera 7.

Las primeras unidades de la 1ª División Acorazada alcanzaban los arrabales del sur de Roma a primera hora de la tarde del 4 de junio, aunque tanto las tropas alemanas como el poco deseo de causar victimas civiles limitaron los avances estadounidenses hacia el centro. Tras caer la noche, varias unidades empezaron a infiltrarse hacia el centro de la ciudad, que ya había sido prácticamente abandonada por los alemanes. No fue hasta el 5 de junio cuando el grueso de las tropas aliadas entró en Roma. Algunas unidades del Quinto Ejercito continuaron avanzando por la costa, de tal forma que al final del día, el Quinto Ejercito se había desplegado desde Roma hasta la costa a lo largo del río Tíber.

La gloria de Clark y del Quinto Ejercito apenas la pudieron disfrutar durante un día, ya que al día siguiente, 6 de junio, los aliados desembarcaban en las constas de Normandía, alejando para siempre el centro de atención del escenario italiano.

La actuación durante la campaña de Anzio permite efectuar muchas críticas al liderazgo de los altos comandantes aliados. La terca defensa de Churchill de los desembarcos fue alentada por un entusiasmo infantil, una falsa ilusión respecto a la posible reacción alemana y por la intimidación a los oficiales que plantearon dudas sobre los evidentes fallos del plan.

Si la operación se hubiese efectuado como una operación de flanqueo de la línea “Gustav”, tal y como estaba planeado en un principio, es posible que hubiera tenido éxito. No obstante Churchill y Clark estaban tan deslumbrados con la posibilidad de liberar Roma, que no se conformaron con una victoria táctica.

Mientras el General Lucas dirigió la primera semana de la operación de una manera impecable, se le criticó injustamente por no haber tomado los montes Albanos, ya que el VI Cuerpo no contaba en ese momento con los recursos suficientes y los alemanes no eran tan estúpidos como para ser intimidados por un farol de ese calibre.

Lucas fue el chivo expiatorio del fracaso inicial de Anzio, mientras que los autenticos arquitectos del plan, Churchill y Clark, continuaron bramando sobre la necesidad de ser más activos para redimir un plan que hacia aguas desde el principio.

El comportamiento de Clark al acercarse a Roma a finales de mayo, creó otra serie de controversias. Por un lado, el enfoque de Clark de Roma como objetivo estratégico del Quinto Ejercito es menos criticable que el modo que tuvo de alcanzarlo. Winston Churchill había dejado claro que la misión estratégica era la captura de Roma, y Clark no necesitaba que le animasen para perseguir ese objetivo. Clark abandonó la idea de cercar al Décimo Ejercito en retirada desde la línea “Gustav”. No se trataba de elegir entre un plan u otro, ya que con los recursos a disposición de Clark, este pudo haber sacado una mayor tajada de la retirada del Décimo Ejercito si hubiese continuado con la operación “Buffalo” unos días mas, y con ello hubiese facilitado la toma de Roma, en vez de distraer recursos.

Los comandantes aliados calificaron la victoria de Anzio como una victoria pírrica.

Fuente: Punto muerto en Italia, Steven J. Zaloga

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La Batalla De Anzio

Mensajepor Schwerpunkt » Sab Ago 22, 2009 10:48 pm

homer5275 escribió:El comportamiento de Clark al acercarse a Roma a finales de mayo, creó otra serie de controversias. Por un lado, el enfoque de Clark de Roma como objetivo estratégico del Quinto Ejercito es menos criticable que el modo que tuvo de alcanzarlo. Winston Churchill había dejado claro que la misión estratégica era la captura de Roma, y Clark no necesitaba que le animasen para perseguir ese objetivo. Clark abandonó la idea de cercar al Décimo Ejercito en retirada desde la línea “Gustav”. No se trataba de elegir entre un plan u otro, ya que con los recursos a disposición de Clark, este pudo haber sacado una mayor tajada de la retirada del Décimo Ejercito si hubiese continuado con la operación “Buffalo” unos días mas, y con ello hubiese facilitado la toma de Roma, en vez de distraer recursos.


Ya he comentado en otros posts el pésimo desempeño de Clark como comandante y su tremendo egocentrismo al tiempo que escasas dotes de general con genio. Aunque la responsabilidad política fue de Churchill -los americanos no querían ni oir hablar del plan y sólo debido a la insistencia del premier británico acabaron accediendo a regañadientes- la responsabilidad operativa era de Clark, el cual logró que Lucas terminara como chivo expiatorio ante el fracaso del desembarco.

Es cierto que la operación contaba con pocas unidades para conseguir el objetivo operacional que era ni más ni menos que la ruptura del punto muerto en Italia. Lo que ya no tiene excusa ninguna fue que una vez conseguida en mayo de 1944 la ruptura con muchos meses de retraso, desechara las oportunidades de cercar y destruir a una parte significativa del X Ejército alemán en pos de la gloria de desfilar por Roma. El resto de su desempeño en Italia fue en general carente de inspiración y genialidad táctica u operativa.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

La Batalla De Anzio

Mensajepor Eriol » Sab Ago 22, 2009 10:56 pm

Bueno en general la campaña aliada en italia entre Monty a paso de tortuga,desembarcos raritos,Kesselring y montecassino,la no aniquilacion de decimo ejercito una vez lograda la ruptura en anzio y algunas cosas mas que no recuerdo se podria considerar bastante mala.Solo cumplio con el objetivo de tener a divisiones alemanas lejos del frente este/oeste

Saludos!!


Psdt.Nunca te lo he dicho Homer pero creo que ya sabes que este post tiene un muy buen nivel.Felicidades
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Dom Ago 23, 2009 8:22 am

Hola a todos

Gracias por haber seguido la historia. La verdad es que la campaña italiana en si fue bastante desastrosa, pasando por los lanzamientos de paracaidistas en Sicilia, a cuyos aviones derribaron el propio fuego aliado, el desembarco de Salerno, en el cual ya tenemos metido en el ajo al amigo Clark, el bombardeo de la abadia de Montecassino, el desembarco de Anzio,....

Quizas, las cosas mas provechosas que sacaron en claro los aliados las espuso el propio comandante aleman sobre el terreno, Kesselring, ya que este anuncio que las lecciones aprendidas en el desembarco de Anzio por los aliados, fueron aprovechadas para el posterior desembarco de Normandia.

Eriol escribió:Solo cumplio con el objetivo de tener a divisiones alemanas lejos del frente este/oeste


La verdad es que los alemanes nunca sintieron la falta de esas divisiones en otros frentes, ya que las divisones empleadas en Italia estaban para rearmarse y descansar de la lucha en otros lugares. Incluso los refuerzos recibidos despues del desembarco de Anzio vinieron de sitios en los cuales en ese momento no se combatia.

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
homer5275
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7946
Registrado: Dom Feb 22, 2009 6:18 pm
Ubicación: Guadalajara, España

La Batalla De Anzio

Mensajepor homer5275 » Dom Ago 30, 2009 12:32 pm

Gracias Adler

Me alegro de que te gustase. Gracias por haberlo seguido

Un saludo
ImagenImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

La Batalla De Anzio

Mensajepor Eriol » Dom Ago 30, 2009 3:40 pm

homer5275 escribió:
Eriol escribió:Solo cumplio con el objetivo de tener a divisiones alemanas lejos del frente este/oeste


La verdad es que los alemanes nunca sintieron la falta de esas divisiones en otros frentes, ya que las divisones empleadas en Italia estaban para rearmarse y descansar de la lucha en otros lugares. Incluso los refuerzos recibidos despues del desembarco de Anzio vinieron de sitios en los cuales en ese momento no se combatia.

Un saludo


Bueno hay no estoy del todo de acuerdo.Si bien es cierto que las div que estaban en el norte de italia eran en su mayoria mediocres o estaban reponiendo fuerzas ,las que estaban conformando el X ejercito en el sur no estaban precisamente descansando.Formaciones como la 1 de paracaidistas o 15 de granaderos hubiera venido muy bien en otros frentes.

SAludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.


Volver a “Frente africano y mediterráneo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado