Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Responder
Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 655
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Chuikov » Mar Jul 14, 2015 1:40 pm

Buenas tardes,

me gustaría compartir con vosotros una reseña de un interesante libro:

Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee

Vitebsk. Lucha y hundimiento del 3º Ejército Panzer

Otto Heidkämper

Die Abwehr von Witebsk – Das ist Reinhardt
La defensa de Vitebsk – Eso es Reinhardt.
En los primeros días de mayo de 1943, un Fieseler-Storch me llevó desde Smolensk al cuartel general del 3º Ejército Panzer en Ssossnowka, 10 km al sur de Vitebsk. Durante el camino, damos unas vueltas sobre Katyn. Desde hace días, una comisión internacional está desenterrando a los oficiales polacos asesinados por los soviéticos. Alrededor, un bosque de abedules... 20 minutos más tarde estamos volando sobre las ruinas de la ciudad que, en poco más de un año, sellaría el destino del 3º Ejército Panzer: Vitebsk. En su día tuvo 170.000 habitantes y fue centro de la Rutenia blanca1. En el verano de 1941, poco antes de que fuera tomada por las tropas alemanas, fue incendiada por los comunistas. Tan sólo quedan en pie algunos campanarios.

Por la tarde me presento como nuevo Jefe del Estado Mayor ante el Oberbefehlshaber, Generaloberst Reinhardt, comandante del 3º Ejército Panzer desde hace más de un año y medio.El ejército Panzer, en el ala izquierda del GE Centro, tiene asignado un frente de 250 km de longitud … con el 4º Ejército en su flanco derecho, y en su ala izquierda, al oeste de Velikije Luki, tiene al 16º Ejército, del GE Norte.


Estas son las primeras líneas del libro escrito por Otto Heidkämper y publicado en 1954 como el primer tomo de los 50 de la colección Die Wehrmacht im Kampf (La Wehrmacht en guerra) por la editorial Kurt Vorwinckel. . El autor cuenta la historia del 3º Ejército Panzer desde su llegada como Jefe de Estado Mayor en Mayo del 43 hasta la completa destrucción del Ejército en los primeros días de Bagration, la gran ofensiva soviética del verano de 1944. En este fragmento de la primera página se aprecian dos grandes rasgos característicos del libro, tónicas generales: 1) El cinismo que demuestra al escribir con una absoluta falta de capacidad autocrítica cuando, al hablar sobre crímenes y atropellos, sólo habla de la horda roja. Y 2) Lo preciso y frugal de su estilo de escribir, muy al estilo de un Jefe de estado mayor.

Desde otoño del 43 Vitebsk se convirtió en un objetivo prioritario para Stalin, que lo veía como la puerta de acceso a los países bálticos. De acuerdo con esta prioridad que se le dio, el ER lanzó ofensivas sobre la ciudad en octubre y noviembre, que han quedado muy en la sombra por dos motivos básicos: a) porque fracasaron y los historiadores y generales soviéticos no tuvieron excesivo interés en contarlas, y b) porque la ofensiva de Nevel-Gorodok, más al norte, que duró desde principios de octubre hasta diciembre salió mejor. He aquí uno de los factores que hacen este libro valioso: Heidkämper hace un relato táctico austero y preciso de las batallas que se libraron alrededor de la ciudad en estos meses, basándose, supongo (ya que en el libro no se citan fuentes de ningún tipo), en documentos que estuvieron en su poder, como Jefe de estado Mayor del 3º Ejército Panzer que fue.

Los dos siguientes grandes envites del ER sobre la ciudad fueron lo que hoy se conocen como las 1ª y 2ª batallas de Vitebsk, entre el 13 de diciembre'43 y el 17 de enero'44, y entre el 3 y el 17 de febrero'44 respectivamente. La descripción detallada de las operaciones a nivel de división y a veces incluso de regimiento es lo interesante del libro. Al comienzo de la 1ª batalla de Vitebsk, el 3º Ejército Panzer tenía que cubrir la friolera de 320 km de frente (p62). Entre el 19 y el 27 de diciembre dice el autor que las divisiones alemanas destruyeron 355 carros de combate soviéticos. Cuenta Heidkämper que el 29 de diciembre Busch (el comandante del GE Centro, que había sustituido a Kluge tras un accidente que éste tuvo en octubre de ese mismo año), ante los problemas con que se estaban encontrando, apeló a los otros tres ejércitos de su grupo para pedirles que hicieran el esfuerzo de mandarles cualesquiera unidades que pudieran destacar para ayudar en Vitebsk (p90). Un comandante de Grupo de Ejército suplicando... El autor escribe que en ese ataque participaron 37 divisiones de rifleros, 3 divisiones de caballería, 15 formaciones de blindados y 4 brigadas mecanizadas (p90). Haciendo un resumen de las luchas en torno a la 1ª batalla de Vitebsk, Heidkämper da la cifra de 949 tanques soviéticos destruidos entre el 13 de diciembre y el 10 de enero (p103). Para la segunda batalla de Vitebsk, algunas de las cifras que aporta el autor son las siguientes: En el sureste 20 divisiones soviéticas vs 3 alemanas (la 299, 131 y 206) . El Stavka dedica 6 ejércitos para hacerse con la ciudad, para obtener ventajas de hasta 16,5 a 1 en infantería: el 33, 5, 39, 43, el 11 de la Guardia y el 4º de Choque (p111), y añade: Un 2º Stalingrado. PARÉNTESIS: Con esto de un 2º Stalingrado me pasa lo mismo que con la Venecia del Norte. Siempre que he visitado una ciudad europea que tiene canales me han contado lo mismo: esta es/ a esta ciudad se le llama la Venecia del norte.

En marzo Vitebsk fue declarada Fester Platz. Abril y mayo fueron meses tranquilos. La tormenta final se preparaba para junio de 1944, justo tres años después del comienzo de Barbarroja. El 3º Ejército Panzer fue liquidado en 7 días desde el comiendo de Bagration. Casi al mismo tiempo se liquidó también al 9º, más al sur. El GE Centro, la bestia negra de Zhukov, había llegado a su fin.

Las conclusiones del libro son muy interesantes. Por ejemplo, en la página 170 el autor explica que el 3º Ejército Panzer había aguantado los ataques soviéticos en Vitebsk durante dos años. Fue designada Fester Platz, y cayó en pocos días. En primer lugar, denota desprecio por la ofensiva soviética, Bagration. En segundo lugar deja claro que la culpa no es de los generales de campo, sino de Hitler, que se empecina en mantener el saliente, con la ciudad en el centro. Y cierto es, al menos creo yo, que Hitler con su política de inflexibilidad total perjudicó al desarrollo de las operaciones de la Wehrmacht. Pero no menos cierto es que con libertad de mando tampoco se hubieran salvado los ejércitos alemanes en el Este.

Abundando en este asunto, el autor se pregunta: ¿Se pudieron haber dado las precondiciones para evitar esta debacle, o al menos la magnitud de la derrota hacerla más pequeña? Heidkämper piensa que Vitebsk no iba a retener muchas fuerzas soviéticas, si ese era el objetivo de la cadena de casi 30 Feste Plätze que Hitler ordenó montar a lo largo de todo el Ostfront. El ataque soviético se lanzaría en ambos flancos. Asímismo, se queja de que los altos mandos alemanes no escucharon las reservas operativas del 3º Ej Pz. Si el GE y Zeitler no estaban en condiciones de dar respuesta a las preocupaciones del PzAOK, entonces tenían que haberle dejado libertad de acción: De esta forma podrían haberse retirado a una línea más atrás (Tigerstellung) y liberar algunas divisiones(p172).

La crítica velada sobre el servilismo que Ernst Busch, el Jefe del GE Centro, inmediato superior de Reinhardt, despliega en su relación con Hitler planea todo el libro. Aún así, el autor creo que se muerde la lengua al dejar la siguiente frase ya en las últimas páginas del libro: La pregunta de si las decisiones tomadas por el Oberbefehlshaber del GE Centro, Feldmarshall Busch, fueron por iniciativa propia o por órdenes de Hitler, queda abierta, y no sería este el lugar apropiado para discutirlo (p173). Busch murió en Julio del 45 en un campo de prisioneros en Inglaterra. Poca cosa se podría aclarar.
Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
Rorrete
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 615
Registrado: Mié Sep 17, 2008 2:00 pm
Ubicación: Granada

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Rorrete » Jue Jul 16, 2015 2:30 pm

Pedazo reseña, Chuikov. Me quito el sombrero :sgm69:

Me llama mucho la atención el resentimiento de Heidkämper respecto a Hitler, y su nula capacidad autocrítica, que oportunamente reflejas en la reseña. Que afirme que "el 3º Ejército Panzer había aguantado los ataques soviéticos en Vitebsk durante dos años. Fue designada Fester Platz, y cayó en pocos días" me parece un total ejercicio de cinismo; es cierto que la estrategia de plazas fuertes no era muy original que digamos, pero de ahí a deducir esta causa-efecto... ¿alguna vez veremos algo diferente en las memorias de generales alemanes de posguerra?

Saludos
Nunca discutas con un estúpido; te hará descender a su nivel, y allí te vencerá por experiencia - Mark Twain
http://rorrete.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2317
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por David L » Vie Jul 17, 2015 3:55 am

Interesante reseña Chuikov, comentas que este libro es el primer tomo de los 50 que configuran la colección Die Wehrmacht in Kampf, debe ser un lujazo poder disponer de esta serie de libros, ¿solo están traducidos al alemán?

Muchas veces me pregunto si todos estos generales alemanes que discreparon sobre la decisión de Hitler de crear Fester Platz a lo largo y ancho del frente del Este podrían haber conseguido mejores resultados con retiradas parciales, porque claro aquí no estamos hablando de un número de fuerzas reducidas las que debían retirarse sino que ante una ofensiva como Bragation me imagino que llevar a acabo una retirada tampoco debería haber sido nada fácil. Está claro que si dejas espacio tu capacidad logística aumenta al acercarte a tus posiciones de partida, pero tampoco resulta nada fácil mover a tantos hombres y fuerzas blindadas, no sé...mantener la posición ante la avalancha de fuerzas soviéticas es un sacrificio que debería haber tenido su contra prestación en otras zonas operativas...pero....¿dónde y cómo podía Alemania golpear en junio de 1944?

Saludos.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 655
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Chuikov » Dom Jul 19, 2015 6:51 pm

Buenas tardes,

por fin tengo un ratillo para poder contestar.

Rorrete, todos sabemos que echarle las culpas al muerto es la tónica de las memorias de los generales alemanes, sobre todo desde Kursk en adelante.

Personalmente, para evaluar la eficacia de esta medida de Hitler de, primero Aguantar, y más tarde la variante de Festung , me he hecho las dos siguientes preguntas:

1. La opción de montar una cadena de fortalezas en el este en marzo del 44, desde Tallin hasta Nikolayev, ¿Podría haberle dado la vuelta de alguna manera a la situación del frente? Yo creo que no. La desigualdad de tropas era tan sumamente grande que, sencillamente, los soviéticos podían dejar las fortalezas aisladas y avanzar por los flancos, sin mucha merma en su potencia ofensiva. De hecho el propio Heidkämper especula al final de su libro con la idea de que los soviéticos ya se habrían dado cuenta de las estrategia de crear fortalezas para retener fuerzas soviéticas, y de podrían haber estado utilizando esta información precisamente para retener el mínimo número de fuerzas frente al fortín y avanzar en los flancos.

2. La segunda pregunta sería ¿Fue esta estrategia útil para detener temporalmente a las fuerzas del Ejército Rojo, para con ese tiempo conseguir algo a cambio que mereciera la pena la espera? Para responder a esta pregunta comienzo transcribiendo un fragmento de Red Storm over the Balkans, de David Glantz:

Glantz comienza explicando (p9) que las campañas del invierno del 43/44 han sido tradicionalmente interpretadas teniendo en cuenta dos puntos básicos de fondo: El 1º, que el Stavka se atuvo a una estrategia de “frente estrecho”. En realidad fue una estrategia de frente amplio, aunque no es este el lugar ni el momento para ampliar los argumentos de Glantz. Y el 2º punto que aduce es que durante este tiempo Hitler adoptó una política de stand fast de forma mucho más extendida que en los años anteriores, que afectó perjudicialmente a las operaciones militares de la Wehrmacht. Glantz no está completamente de acuerdo con este 2º punto, aunque le reconoce parte de cierto. Dice:

Mientras que la orden de "stand fast" al GE Norte ante la ofensiva del ER de Leningrado-Novgorod al final falló en su intento de detener el avance del ER hasta la frontera con los estados bálticos, su decisión de adoptar la estrategia de "Festungen", por ejemplo en Pskov y Ostrov tuvo éxito, al detener el avance del ER en esa zona.

Por otro lado, aunque el empecinamiento de Hitler en convertir Vitebsk, Orsha o Gomel evitó que estas y otras ciudades bielorrusas cayeran en el invierno del 44, el desastre posterior en el verano del 44 fue mucho mayor.

El empleo de las stand fast y Festungen en Ucrania le costó a la Wehrmacht la mayor parte de sus dos cuerpos de ejército en Cherkassy en febrero del 44, casi un ejército panzer en Kamenets-Podolskii durante abril del 44 y fuerzas importantes en Sebastapol también en abril.

Sin embargo el uso de una estrategia similar en Kovel y Brody en el oeste de Ucrania tuvo éxito al aguantar a las fuerzas soviéticas durante unos meses, y lo mismo pasó cuando adoptó esa estrategia para defender Rumanía en mayo del 44, que acabó con una ofensiva de corte estratégico del ER hacia los Balcanes.
(p10)

Hay altibajos. Lógicamente, alguna de las 29 fortalezas declaradas el 8 de marzo del 44 tendría que tener éxito. Pero en mi opinión el hecho de que haya casos en los cuales las fortalezas aguantaron las ofensivas soviéticas, no desmonta el argumento contrario, esto es, que con una defensa elástica se hubieran tenido mejores resultados en general. Y, contestando a la pregunta, en los casos en los cuales aguantaron el ímpetu soviético me pregunto, ¿fueron eficaces? Es decir, aguantaron pero, ¿sirvió para algo? ¿ Pensaba el Führer cuando ordenó su construcción que servirían para algo más allá que aguantar por aguantar? Y luego hay un imponderable, muy potente en mi opinión, y es el impacto, el abandono que miles de soldados y oficiales tuvieron que sentir cuando sabían que al dejarlos como la última guarnición en la fortaleza, ya sólo les quedaba la muerte o el Gulag.

Yo creo que, en cualquier caso, la defensa elástica hubiera sido más eficaz.

Concretamente en el caso de Vitebsk y Bagration que comentas, David, Hitler se empecinó en no dejar que (creo recordar) 3 divisiones se retiraran del saliente de Vitebsk para poder hacer frente a la avalancha que veían que de un día a otro se venía encima. Unos km hacia atrás, para poder maniobrar y no quedarse aisladas a primeras de cambio, como así pasó.


La colección Die Wehrmacht mi Kampf tiene pocos números traducidos. Que yo sepa, Panzer Operationen , de Hermann Hoth lo han traducido ahora al inglés. El Panzer Battles de Mellenthin es el número 36 de la colección.
Aquí hay un listado completo: http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?t=124795

Hay que tener en cuenta que son libros escritos en su mayoría en los años 50 y 60. Por tanto, muchos de ellos están apolillados. Otros son tesoros.

En la red se pueden encontrar por precios desiguales, desde 5 o 6 euros , hasta 40 o 50, dependiendo del título.

Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por José Luis » Jue May 24, 2018 7:43 am

¡Hola a todos!

El libro reseñado por el amigo Chuikov ha visto publicada su versión inglesa el año pasado a cargo de la editorial Casemate Publishers tanto en USA como en RU. Lleva por título Vitebsk. The Fight and Destruction of the Third Panzer Army, y está traducido del alemán por Linden Lyons. Está prologado por el Dr. Matthias Strohn, un joven pero excelente historiador especialista en el ejército alemán, cuya tesis doctoral fue publicada en formato de libro en 2011 por la Cambridge University Press con el título The German Army and the Defence of the Reich: Military Doctrine and the Conduct of the Defensive Battle, 1918-1939, libro que utilicé como fuente en el hilo "Reichswehr: Estrategia de Defensa Nacional" en viewtopic.php?f=47&t=17669

Strohn se refiefre a este libro como "intrigante" y explica que "ha de ser visto en el contexto de su creación. Fue publicado por primera vez en Alemania en 1954, en un momento en que la NATO estaba estudiando la conducción de la guerra alemana contra los soviéticos durante la IIGM". Dice que el tono del libro es "muy factual y puede parecer frío; es claramente el de un oficial de estado mayor general que está interesado en la planificación y conducción de las operaciones, y en los resultados operacionales de las acciones tácticas, pero que tiene menos interés en la dimensión humana y el sufirmiento humano". Comenta que mientras que esto es cierto para el relato del lado alemán, lo es mucho más para los soviéticos, y pone como ejemplo los comentarios de Heidkämper sobre la amenaza de los partisanos, a los que se refiere como "Bandidos" siguiendo la terminología alemana de la IIGM. Y señala Strohn que lo que falla en explicar Heidkämper es la causa de la existencia de una creciente amenaza partisana en la retaguardia alemana, que fue en una gran parte una consecuencia de "la brutal ocupación alemana". "Una de las razones de este fallo", sigue Strohn, "pudiera ser el hecho de que Heidkämper era miembro de la 'nueva casta' de oficiales estrechamente asociados con el sistema nazi y su ideología. Heidkämper, que acabó la IIGM como teniente-general [Generalleutnant] y fue condecorado con la Cruz de Caballero el 8 de febrero de 1943, ha sido tildado por un historiador alemán como la 'encarnación del guerrero de la nueva Weltangschauung". Se refiere al historiador Christian Hartmann en su Wehrmacht im Ostkrieg. Front und militärisches Hinterland 1941/42 (Munich 2010), p. 9.

Heidkämper adopta un tema típico de los ex oficiales alemanes que escribieron en la década de 1950 y principios de la década siguiente: "la excelencia operacional y la experiencia militar sin rivalidad alemanas fueron socavadas por la interferencia de Hitler en los asuntos operacionales". Strohn dice que esta idea está expresada con contundencia por Heidkämper, y aunque hay gran parte de verdad en ella, no es menos cierto que los generales alemanes siguieron las órdenes de Hitler durante demasiado tiempo, a menudo en contra de un mejor juicio militar.

En cuanto a las fuentes utilizadas*, dice Strohn que cuando Heidkämper escribió su libro no tenía disponible la cantidad de fuentes a las que ahora tienen acceso los historiadores, y que por tal motivo algunos de los puntos de Heidkämper no resistirían un escrutinio académico. Teniendo esto presente, el libro ofrece, en opinión de Strohn, una "fascinante visión de la lucha de esta parte olvidada del Frente Oriental a través de las lentes de uno de los principales actores del lado alemán".

*La relación de las fuentes para el libro de Heidkämper vienen en un apéndice final, y son los informes diarios del cuartel general del 3º Ejército Panzer al Grupo de Ejércitos Centro, 1943/1944, extractos del diario de guerra del 3EP, copias de órdenes y documentos del 3EP, mapas del autor, y notas diarias de Reinhardt y Heidkämper. Las declaraciones sobre el enemigo y su fuerza se basan en la información que tenía el 3EP en 1943/44.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Schwerpunkt » Jue May 24, 2018 9:05 am

¡ Saludos a tod@s !

Me sumo al apasionante debate que ha suscitado esta reseña del libro...
Chuikov escribió:1. La opción de montar una cadena de fortalezas en el este en marzo del 44, desde Tallin hasta Nikolayev, ¿Podría haberle dado la vuelta de alguna manera a la situación del frente? Yo creo que no. La desigualdad de tropas era tan sumamente grande que, sencillamente, los soviéticos podían dejar las fortalezas aisladas y avanzar por los flancos, sin mucha merma en su potencia ofensiva. De hecho el propio Heidkämper especula al final de su libro con la idea de que los soviéticos ya se habrían dado cuenta de las estrategia de crear fortalezas para retener fuerzas soviéticas, y de podrían haber estado utilizando esta información precisamente para retener el mínimo número de fuerzas frente al fortín y avanzar en los flancos.

2. La segunda pregunta sería ¿Fue esta estrategia útil para detener temporalmente a las fuerzas del Ejército Rojo, para con ese tiempo conseguir algo a cambio que mereciera la pena la espera? Para responder a esta pregunta comienzo transcribiendo un fragmento de Red Storm over the Balkans, de David Glantz:

Glantz comienza explicando (p9) que las campañas del invierno del 43/44 han sido tradicionalmente interpretadas teniendo en cuenta dos puntos básicos de fondo: El 1º, que el Stavka se atuvo a una estrategia de “frente estrecho”. En realidad fue una estrategia de frente amplio, aunque no es este el lugar ni el momento para ampliar los argumentos de Glantz. Y el 2º punto que aduce es que durante este tiempo Hitler adoptó una política de stand fast de forma mucho más extendida que en los años anteriores, que afectó perjudicialmente a las operaciones militares de la Wehrmacht. Glantz no está completamente de acuerdo con este 2º punto, aunque le reconoce parte de cierto. Dice:

Mientras que la orden de "stand fast" al GE Norte ante la ofensiva del ER de Leningrado-Novgorod al final falló en su intento de detener el avance del ER hasta la frontera con los estados bálticos, su decisión de adoptar la estrategia de "Festungen", por ejemplo en Pskov y Ostrov tuvo éxito, al detener el avance del ER en esa zona.

Por otro lado, aunque el empecinamiento de Hitler en convertir Vitebsk, Orsha o Gomel evitó que estas y otras ciudades bielorrusas cayeran en el invierno del 44, el desastre posterior en el verano del 44 fue mucho mayor.

El empleo de las stand fast y Festungen en Ucrania le costó a la Wehrmacht la mayor parte de sus dos cuerpos de ejército en Cherkassy en febrero del 44, casi un ejército panzer en Kamenets-Podolskii durante abril del 44 y fuerzas importantes en Sebastapol también en abril.

Sin embargo el uso de una estrategia similar en Kovel y Brody en el oeste de Ucrania tuvo éxito al aguantar a las fuerzas soviéticas durante unos meses, y lo mismo pasó cuando adoptó esa estrategia para defender Rumanía en mayo del 44, que acabó con una ofensiva de corte estratégico del ER hacia los Balcanes. (p10)

Hay altibajos. Lógicamente, alguna de las 29 fortalezas declaradas el 8 de marzo del 44 tendría que tener éxito. Pero en mi opinión el hecho de que haya casos en los cuales las fortalezas aguantaron las ofensivas soviéticas, no desmonta el argumento contrario, esto es, que con una defensa elástica se hubieran tenido mejores resultados en general. Y, contestando a la pregunta, en los casos en los cuales aguantaron el ímpetu soviético me pregunto, ¿fueron eficaces? Es decir, aguantaron pero, ¿sirvió para algo? ¿ Pensaba el Führer cuando ordenó su construcción que servirían para algo más allá que aguantar por aguantar? Y luego hay un imponderable, muy potente en mi opinión, y es el impacto, el abandono que miles de soldados y oficiales tuvieron que sentir cuando sabían que al dejarlos como la última guarnición en la fortaleza, ya sólo les quedaba la muerte o el Gulag.

Yo creo que, en cualquier caso, la defensa elástica hubiera sido más eficaz.

Concretamente en el caso de Vitebsk y Bagration que comentas, David, Hitler se empecinó en no dejar que (creo recordar) 3 divisiones se retiraran del saliente de Vitebsk para poder hacer frente a la avalancha que veían que de un día a otro se venía encima. Unos km hacia atrás, para poder maniobrar y no quedarse aisladas a primeras de cambio, como así pasó.
Coincido con lo expuesto por Chuikov. La estrategia de fortalezas como un dique contra las ofensivas soviéticas no tenía posibilidad alguna de éxito en una guerra móvil desarrollada por los propios alemanes al principio de la misma. Como Napoleón había dicho en una ocasión: "El que intenta defender todo, no defiende nada" Intentar defender un frente de 1.800 km contra un adversario móvil y superior era sencillamente imposible.

Es cierto que Vitebsk, Kovel, Kholm y otros lugares podían ser los epicentros de éxitos tácticos contra fuerzas numéricamente superiores pero dirigidas por mandos poco duchos en la maniobra y operaciones móviles. Pero estos éxitos temporales eran un arma de doble filo pues causaban un sesgo en el análisis de la capacidad defensiva alemana y además ataban fuerzas a puntos geográficos quitando capacidad de maniobra defensiva. Es más condenaban irremediablemente a la destrucción total a las fuerzas que quedaran cercadas a cambio de unas pocas semanas o días de tiempo. Ese tiempo comprado no tenía valor pues el enemigo podía luego avanzar a placer ante el vacío creado.

Sobre las posibilidades alemanas de una defensa elástica, coincido en que hubieran sido algo mayores y sobre todo a un precio menor pero no hubieran cambiado la suerte de la guerra, todo lo más hubieran retrasado el desenlace. Y es que a estas alturas no había milagro táctico u operacional que pudiera cambiar la pésima situación estratégica alemana. Pues esta guerra era multidimensional, con una guerra total por tierra, mar y aire por toda Europa y donde los acontecimientos ocurridos en Normandía, Italia, los cielos de Alemania o en las fábricas estadounidenses tenían repercusión en la Rusia Blanca o Ucrania.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por José Luis » Jue May 24, 2018 9:31 am

¡Hola a todos!

La editorial Casemate tuvo un acierto y un desacierto en lo siguiente. Introdujo en su edición algo que no contenía el libro en alemán de Heidkämper: la declaración jurada escrita por Heidkämper el 27 de junio de 1946 como evidencia de los juicios de Nuremberg. El motivo de esta inclusión está justificado por su relación con la guerra antipartisana del 3º Ejército Panzer en 1943 y 1944. Esto es un acierto. El desacierto es que esta declaración jurada es falsa en tanto en cuanto oculta la realidad de esa guerra antipartisana y el papel jugado por el 3EP en ella, y debería estar anotada, a mi juicio. De otra forma, contribuye a la extensión del mito de una Wehrmacht "limpia y honorable".

Veamos un par de ejemplos de esta declaración jurada de Heidkämper, quien afirma:

The bandit warfare in the area of the Third Panzer Army, because of the dogged and malicious fanaticism with which the bandits fought, is not to be compared with the honourable combat of the soldiers on the frontline. Que traduzco así: La guerra de bandidos en el área del 3EP, debido al fanatismo obstinado y malicioso con que lucharon los bandidos, no se puede comparar con el honorable combate de los soldados en la línea de frente.

Heidkämper ignora, voluntariamente o no, que el tratamiento que debían recibir los "bandidos", por utlizar su jerga, ya estaba planificado y ordenado a través de las llamadas "órdenes criminales", antes de que comenzase la invasión alemana de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941. Debían ser aniquilados y, por tanto, huelga cualquier referencia a que sus acciones contra las fuerzas alemanas fuesen guiadas por un "fanatismo obstinado y malicioso" o no.

El otro ejemplo:

Because of these recurring incidents, the troops engaged in anti-bandit warfare repeatedly expressed to Colonel-General Reinhardt the desire to ignore the provisions of The Hague Convention, for such provisions
were not in any way adhered to by the bandits. Reinhardt rejected this request. To respond to murder with murder was incompatible with his religious disposition and his sense of honour as a German officer
.

Es decir: Debido a estos recurrentes incidentes, las tropas involucradas en la guerra anti-bandidos repetidamente expresaron al coronel general Reinhardt el deseo de ignorar las disposiciones de La Convención de La Haya, pues tales disposiciones no fueron en modo alguno respetadas por los bandidos. Reinhardt rechazó esta petición. Responder al asesinato con asesinato era incompatible con su disposición religiosa y su sentido del honor como oficial alemán.

¡Todo un paradigma del cinismo! Las disposiciones de la Convención de la Haya y de cualquier otro tratado internacional similar firmado y ratificado por Alemania fueron violadas hasta la saciedad por el Ostheer desde el inicio de la Operación Barbarroja. Reinhardt, que ordenó la deportación de más de 3.800 hombres, mujeres y niños rusos como mano de obra esclava a Auschwitz-Birkenau, pereciendo en sus cámaras de gas, fue hallado culpable por el TMIN de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad por los delitos y atrocidades cometidos contra civiles, y sentenciado a 15 años de prisión. Reinhardt no rechazó esa supuesta petición, si alguna vez existió como comenta Heidkämper. Más bien lo contrario. Un informe del 3EP con fecha de febrero de 1943 reza: "Para impedir que las bandas se reasienten en este territorio, la población de aldeas y granjas de esta área fue matada sin excepción hasta el último niño. Todas las casas fueron incendiadas". (Véase Valerie Genevieve Hebert, Hitler's Generals on Trial: The Last War Crimes Tribunal at Nuremberg. University Press of Kansas, 2010, p. 89).

Reinhardt fue liberado en 1952, siguiendo la tónica marcada el el Memorando Himmerod, y escribió sobre la guerra en el frente oriental. En 1954 se convirtió en presidente de la Gesellschaft für Wehrkunde (Sociedad para los Estudios Militares), y pese a sus antecedentes criminales no tuvo reparos en presentarse como un "experto" militar y veterano lobista en la RFA. Este "religioso y honorable oficial", tal como lo describe Heidkämper, escribió que no importaba cómo se luchaba la guerra, sino por qué se triunfaba fracasaba (Véase Christina Morina, Legacies of Stalingrad: Remembering the Eastern Front in Germany since 1945. Cambridge University Press, 2011, p. 167).

Es posible que Reinhardt fingiese demostrar respeto por los rusos cuando la guerra ya estaba perdida, pero para él los bolcheviques no eran rusos. En mayo de 1943 ordenó a su personal de propaganda que emitiera un panfleto declarando que había que ganarse a los rusos para combatir contra el bolchevismo, que los rusos tenían un carácter honorable, leal y que estaban acostumbrados a sufrir, que no había que ser indulgente con el bolchevismo y que el buen ruso no era enemigo (Véase Eugene Davidson, The Trial of the Germans: An Account of the Twenty-two Defendants before the IMT at Nuremberg. University of Missouri Press, 1997, p. 574. Publicado originalmente en 1966).

Este tipo de libros escritos por ex oficiales alemanes, dejando a un margen que son siempre interesantes al reflejar la perspectiva militar alemana de la guerra, es una de las fuentes sobre las que se construyeron los mitos de la Wehrmacht, no sólo en la falsa "honorabilidad" de sus miembros, sino también en la cínica pretensión de sus generales de cargar al muerto -Hitler- con todos los fracasos militares.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por José Luis » Jue May 24, 2018 10:10 am

¡Hola a todos!
Schwerpunkt escribió:
Ese tiempo comprado no tenía valor pues el enemigo podía luego avanzar a placer ante el vacío creado.
No seré yo quien niegue los sólidos argumentos militares que habéis expuesto Chuikov y tú, Schwerpunkt, pero considero que subestimáis las perspectivas de Hitler, que en esa época no sólo eran de naturaleza militar, sino también, y quizás más importante para él, de índole racial y política.

Nunca he aceptado la imagen o idea que se traslada de Hitler como un loco o un completo incompetente en asuntos militares. Es una imagen falsa. Hitler no era idiota, sino suficientemente inteligente y demasiado astuto como para no saber que la guerra ya la tenía perdida en términos militares desde finales de 1941. Tres años más tarde lo seguía sabiendo. Ganar tiempo, por poco que fuera, era un factor crucial para Hitler. Y no por razones estratégicas militares y económicas, aunque las adujese, sino principalmente por razones políticas, y muy especialmente las ligadas a su exterminio de los judíos europeos. Hitler era un fanático criminal, pero no estaba loco en su acepción legal. Sabía muy bien lo que quería y buscaba. No olvidemos que la deportación de los judíos de Hungría a Auschwitz comenzó a mediados de mayo de 1944 y sobre el 9 de julio se habían transportado más de 400.000 judíos, donde fueron asesinados en torno al 90 por ciento.

Sería un error, en mi opinión, analizar las operaciones militares alemanas en el Frente Oriental, sobre todo a partir de finales de 1941, sólo desde el punto de vista militar, y sin tener en cuenta la vertiente genocida que muchas veces las gobernó. Para bien o para mal, Hitler no era el incompetente militar que pintaron sus generales en la posguerra. Era un asesino de masas, fanático, cruel y despiadado, pero no era ningún idiota que no supiese reconocer, y muchas veces mejor que sus generales, las consecuencias estratégicas de los fracasos militares. A mi juicio, su obstinación en la defensa a ultranza de toda posición -que desde un punto de vista estrictamente militar es un gran error, como se ha dicho- ha de verse en el contexto que he apuntado.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por José Luis » Jue May 24, 2018 6:47 pm

Un último apunte sobre la declaración jurada de Heidkämper. Afirmó:

He told the commanders and their subordinates during his daily visits to the front that they were always to
remain civilised, even when conducting anti-bandit operations
. [Reinhardt] Dijo a los comandantes y sus subordinados durante sus visitas diarias al frente que siempre permaneciesen civilizados, incluso conduciendo operaciones anti-bandidos.

Nueva prueba de consumado cinismo, como demuestra la siguiente orden.

Orden del 3º Ejército Panzer fechada el 31 de octubre de 1943 (traduzco):

<<
Parece un momento propicio para recordar de nuevo a nuestras tropas los crímenes que los judíos cometieron en un tiempo en Alemania contra el pueblo alemán con la ayuda de sus diabólicos e insidiosamente traicioneros intelectuales que aparecen ahora de nuevo con su material de propaganda y los mismos propósitos. Es [una] tribu eterna de parásitos que ha estado carcomiendo la fortaleza de los pueblos occidentales por más de 1.000 años y que ahora, mediante el demonio bolchevique, está cometiendo probablemente su último trabajo de descomposición. El bravo individuo alemán occidental no es suficientemente enérgico con sus diabólicos monstruos. Todavía trata al monstruo judío según conceptos decentes en vez de liberar su odio completo y voluntad de destrucción contra esta raza de un mundo infernal de 1.000 años de antigüedad. La desgracia que el veneno judío ha traído hasta ahora sobre el pueblo occidental es inconcebible y ahora amenaza de nuevo a los pueblos torturados con la ayuda de la máscara bolchevique. Espero que todos los comandantes de compañía y batería usen infatigablemente la aparición de la propaganda judeo-bolchevique para abrir los ojos de nuestros bravos soldados alemanes en toda oportunidad posible para llenar sus corazones con odio profundo y voluntad de destrucción. Con semejante actitud del soldado alemán no debemos preocuparnos sobre el futuro de nuestro Reich Nacional Socialista. El Reich seguirá siendo nuestro.
>>

Hebert, Op. Cit., pp. 265-266. Prosecution Memorandum of Law and Facts, “Responsibility of Hans Reinhardt under Counts Two and Three of the Indictment,” 26 August 1948, NAMP 898, Roll 57, 99-100, and Prosecution Exhibit 661, NOKW-2436, NAMP 898, Roll 17.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 655
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Chuikov » Vie May 25, 2018 11:31 pm

Buenas,

hacía ya años que había leído en feldgrau.net o en el "Axis forum", no recuerdo, que una editorial iba a emprender la ingente tarea de traducir los libros de la colección "Die Wehrmacht im Kampf". Parece que Casemate está decidida y ya está cogiendo ritmo. Aparte de este del que hablamos están ya publicados

"Panzer Operations: Germany's Panzer Group 3 During the Invasion of Russia, 1941", escrito por Hermann Hoth , y que aún no he leído.

y

"The Battle of Korsun-Cherkassy: The Encirclement and Breakout of Army Group South, 1944" , escrito por Nikolaus von Vormann. De los libros de la colección que he leído hasta el momento este es sin duda el más prescindible. Hay trabajos mucho mejores ya en inglés. Es un trabajo apolillado y totalmente superado.

Vamos a ver cuáles son las siguientes traducciones.

Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 655
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Re: Witebsk. Kampf und Untergang der 3. Panzerarmee. Heidkämper

Mensaje por Chuikov » Sab May 26, 2018 10:08 am

Buenas,

pues acabo de toparme con el siguiente en la lista de traducciones. Casemate anuncia "Dunkirk: German Operations in France 1940" escrito por Hans-Adolf Jacobsen para enero de 2019.

Saludos cordiales.
Carpe Diem

Responder

Volver a “Reseñas”