El fascismo y la Marcha sobre Roma- Emilio Gentile

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Avatar de Usuario
David L
Moderador
Moderador
Mensajes: 2244
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

El fascismo y la Marcha sobre Roma- Emilio Gentile

Mensajepor David L » Sab Jul 02, 2016 1:38 am

Imagen

El fascismo y la Marcha sobre Roma. El nacimiento de un régimen, de Emilio Gentile.

Nº de páginas: 384 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EDHASA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788435027373

La Marcha de Roma en octubre de 1922 fue uno de esos acontecimientos históricos que marcarían la historia de Europa durante mucho tiempo, el fascismo como movimiento organizado llegaba a ocupar el poder y, por consiguiente, a constituirse en régimen y de esta manera a desplegar toda su fuerza a través del Estado. Mussolini sería la figura más destacada del mismo, el Duce se convertiría así en el ejemplo a seguir por los movimientos contrarevolucionarios en toda Europa. Ese año de 1922 y todo lo que rodeó a este singular acceso a la cumbre política es lo que tan magistralmente nos relata el historiador italiano Emilio Gentile, uno de los más y mejores especialistas en la Italia fascista.

Italia, una de las vencedoras de la IGM , no supo gestionar adecuadamente esa victoria y se vio envuelta en la posguerra en una crisis institucional donde las fuerzas democráticas podían verse desbordadas en cualquier momento, la violencia empezó a ser un arma política tan importante como la que emergía del parlamento italiano. Los gobiernos moderados no supieron mantener el orden, demasiadas dudas, recelos, una visión equivocada de las fuerzas en lucha y un triste final: la renuncia a ejercer la ley en el país ante los fascistas de Mussolini. Pero, ¿por qué se cedió? ¿Fue una gloriosa toma de poder o una ópera bufa? ¿Qué papel jugó Mussolini en el éxito de esta Marcha? ¿Fueron el Rey Victor Manuel III y el primer ministro Giovanni Giolitti demasiado débiles? A esta y otras preguntas responde Emilio Gentile magistralmente ofreciéndonos una mirada crítica ante unos hechos que pudieron haber sido diferentes.

El autor nos muestra cómo se desarrolló aquel año 1922 entrelazando los relatos de los hechos con las voces de los protagonistas y de los observadores, demasiada candidez en algunos, y una clara visión del peligro que se avecinaba en el caso de otros. Las revoluciones, o mejor dicho, esos momentos donde se presentan las ocasiones de flaqueza en un Estado acaban siendo peligrosísimas, es esa coyuntura que denomina Emilio Gentile como “instante huidizo” cuando es aprovechado por todos aquellos que quieren derribarlo y suplantarlo. Los fascistas italianos lograron explotar con éxito ese “instante huidizo” esa dejación de funciones del Estado, esa inoperancia de la ley para hacerse con el poder. El propio Mussolini dijo que cuando el Estado quiere imponer su fuerza nadie puede derribarle fácilmente, Giolitti y sus colegas vacilaron, el Rey no dio el paso firme con la declaración del estado de sitio, y de esta manera, sus prefectos se vieron abocados a ceder ante la violencia fascista, un movimiento que entraría al Parlamento con la singularidad que le ofrecía ser el único partido en una cámara de diputados con una milicia armada mantenida a expensas del Estado dispuesta a aplastar a cualquier oposición. El fascio sustituye al Estado, es decir, el Fascismo es el Estado y la Nación, todo lo que no fuera fascista era antinacional y contraria al mencionado Estado. Mussolini, figura emergente del movimiento, no lo tuvo fácil tampoco para comandar el mismo, su liderazgo no estaba todavía en aquel 1922 tan afianzado como pudiera parecer, su colega de partido Michele Bianchi fue un impulsor de la línea dura, posiblemente más que el propio Mussolini, pero al final y a pesar de todas las vacilaciones la figura del Duce acabó siendo la preponderante y, con el tiempo, totalmente asentada.

En definitiva, el ascenso al poder del fascismo tuvo mucho que ver con la incapacidad y determinación fallida del gobierno liberal-demócrata de la Italia de posguerra, el Estado acusó una falta de dejación. No supo imponer su fuerza democrática que le amparaba a imponer la ley, y de esta manera, sus prefectos acabaron siendo arrasados y superados por las hordas fascistas. El primero movimiento de carácter contrarrevolucionario había triunfado en Europa, solamente una guerra mundial comandad por una coalición Aliada acabaría con ellos tras más de veinte años en el poder.


Fuente imagen: http://www.casadellibro.com/libro-el-fa ... 73/2608815
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Volver a “Reseñas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados