Recursos inhumanos- Fabrice d'Almeida

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Avatar de Usuario
David L
Moderador
Moderador
Mensajes: 2244
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Recursos inhumanos- Fabrice d'Almeida

Mensajepor David L » Jue Nov 17, 2016 11:47 am

Imagen

Recursos inhumanos. La gestión de los guardias de los campos de concentración, de Fabrice d'Almeida.

Nº de páginas: 296 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ALIANZA EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788420675343

El terror como sistema de dominio llega a su máxima expresión en los campos de concentración nazis durante el Tercer Reich, ese conglomerado de siniestros lugares extendidos por toda Europa fueron una parte importantísima del proyecto nacionalsocialista desde que Dachau, ya en 1933, se posicionara como punta de lanza de este terrible proyecto. Millones de seres humanos cayeron en estos campos de la muerte, numerosísimos son también los estudios, memorias, testimonios, etc.. que se publican cada año sobre la Shoah, pero parece que cada vez tiene más acogida entre los interesados al tema conocer cómo y de qué manera funcionaban esos lugares, y….algo todavía más importante, cómo, de qué manera y quiénes eran los que se encargaban de gestionar los mencionados campos.

Fabrice d’Almeida, profesor de historia contemporánea en Paris –II, nos ofrece algo de luz sobre esta gestión de recursos inhumanos, como hace justicia el título de este libro, y nos acerca un poco más al conocimiento de los “sirvientes” de los mismos, los guardianes y guardianas que hacían posible con su trabajo la explotación masiva de millones de prisioneros esclavos al servicio del Tercer Reich.

Hitler llega al poder en enero de 1933 y solamente un par de meses después muy cerca de Munich se inaugura uno de los campos más emblemáticos del Reich, el campo de Dachau, un centro que serviría como modelo a copiar y por donde pasarían como si de una escuela fuera muchos de los que luego se significarían en la gestión de campos más importantes. Himmler es el artífice de esta empresa, fue él el que consiguió hacer de estos lugares una industria al servicio del Reich, lo que en un principio supusieran centro penitenciarios dirigidos por policías y posteriormente por miembros de la SA acabarían profesionalizándose de tal manera que serían las SS las encargadas de su gestión. Explotación de recursos y eliminación de enemigos fueron los dos grandes objetivos de esta empresa, pero para poder alcanzar y dirigir con éxito la misma habría que preocuparse de una parte muy importante de la logística: el personal humano.

Himmler empezó a tramitar una vasta red de recursos humanos donde los guardianes, piezas indispensables de la misma, deberían mantener unas condiciones de trabajo óptimas y en donde el tiempo de ocio entraría a jugar un papel destacado. Dirigir los campos de una manera arbitraria, sin profesionalidad, iban en contra de la personalidad de Himmler, asesinar metódicamente, acabar con el enemigo racial debería realizarse de manera competente, aquí no servía la improvisación, al menos en los objetivos principales, para ello necesitaban personal preparado, una logística adecuada y una buena y eficiente gestión de los recursos. ¿Existe comparación alguna en esos años del Tercer Reich donde se gestionara una empresa de tales dimensiones? Terrible pregunta, pero la respuesta es muy clara: no. Himmler se muestra como pionero en la gestión de esos recursos inhumanos y, si nos atenemos a los resultados, la muerte de millones de personas a los que consideraban enemigos, la triste realidad es que consiguió una gran parte de sus objetivos. Por poner un ejemplo muy claro, hoy en día la comunidad Judía en Europa es mínima, sus asesinos nazis gestionaron los campos de la muerte con eficiencia. Sus vergonzosos objetivos se cumplieron en un porcentaje muy alto.

¿A qué dedicaban su tiempo libre los guardianes? Pues es un tema al que Himmler daba mucha importancia, el estrés de estar alejados de sus familias, la convivencia con la muerte y la degradación diaria preocupa y mucho, para ello se buscaron fórmulas patrocinadas por el Estado nazi con el único objetivo de asegurar el bienestar de los guardianes. Piscinas, locales de ocio, bibliotecas, salas de conciertos, partidos de futbol, y hasta prostíbulos fueron algunos de las ofertas brindadas. La minuciosidad de la gestión de esta logística iba acompañada de la tan cacareada minuciosidad alemana, d’Almeida ofrece estadísticas de los pedidos, por poner un ejemplo, de instrumentos musicales que se solicitaron en los diversos campos Un anécdota muy representativa de lo qué fue esta gestión de recursos humanos se muestra en Mauthausen en 1943, Michael Sand oficial en este campo solicita el traslado a una unidad de las Waffen SS, en su marcha se lleva una radio ubicada en ese lugar y su sorpresa es mayúscula cuando recibe una comunicación del encargado de la gestión del material de distracción de Mauthausen, Gustav Seifert requiriéndole la devolución de la misma. No puede tolerarse que falte una radio, y ante la negativa del primero por devolver el aparato decide tramitar un expediente a la Inspección general de campos. Surrealista es lo mínimo que podemos objetar ante un hecho así, pero la gestión de los llamados recursos inhumanos alcanza con esta simple anécdota categoría de ley para los nazis. Nada a la improvisación, gestión del material y del personal cuidado hasta el último detalle y……..la muerte y el aniquilamiento de seres humanos al otro lado de la valla.


Un saludo.

Fuente imagen: http://www.casadellibro.com/libro-recur ... 43/2111773
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Volver a “Reseñas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 2 invitados