pub01.jpg

Tres años en las camaras de gas- Filip Müller

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2309
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Tres años en las camaras de gas- Filip Müller

Mensajepor David L » Dom Abr 09, 2017 7:47 pm

Imagen

Tres años en las camaras de gas, de Filip Müller.

Nº de páginas: 376 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: CONFLUENCIAS
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788494585333
Año: 2016

Filip Müller era un joven eslovaco de veinte años cuando fue enviado a Auschwitz desde su tierra natal, ni en sus más terribles sueños hubiera imaginado todo lo que viviría en ese lugar infernal ubicado en la Polonia ocupada por los alemanes. Ahora se cumplen 75 años de su llegada, precisamente fue en un mes abril de 1942 cuando Müller entró con ese nuevo contingente de presos enviados hacia Auschwitz. Tres años más tarde conseguiría a duras penas salir vivo. De estos tres años de pesadilla van estas memorias publicadas en varios idiomas allá por los años 70 y que la editorial Confluencias a tenido a bien editar en español. Un relato desde luego de esos que no te dejan indiferente.

La gran peculiaridad de estas memorias radica en que nuestro protagonista pasó todo su tiempo en Auschwitz en un Sonderkommando (unidad especial), estos miembros de esa unidad eran elegidos entre los prisioneros, tenían que hacer tareas especialmente desagradables, entre las que estaban las de buscar objetos de valor entre los muertos, llevar los cuerpos a los crematorios o a las hogueras al aire libre y limpiar las cámaras de gas. En principio tenían mejores casa y comida, pero eran privilegios a corto plazo, puesto que los Sonderkommando eran gaseados y reemplazados por otros regularmente. Filip Müller fue uno de ellos y salió con vida.

El mismo Filip Müller responde durante el relato a aquellas preguntas que todos los que leemos historias sobre el Holocausto nos hacemos cada vez que afrontamos un testimonio de este tipo, es decir, ¿cómo pudieron aguantar tal situación? ¿qué sintieron realizando ese trabajo tan macabro? siempre he leído la misma respuesta: uno quiere vivir. Müller no es diferente a otros presos, tenía solamente veinte años, había perdido a toda su familia pero no podía asimilar que todo acabara tan pronto, debía sobrevivir cada minuto, cada hora. Tampoco tenían otra elección, los nazis forzaron repetidamente a personas como Müller a realizar lo que se denominó “elecciones sin elección”, no era una opción entre la vida o la muerte, sino entre una forma “anormal” de responder y otra, ambas impuestas sin que la víctima pudiese elegir. Un buen ejemplo es cuando en un momento de desesperación el propio Müller entra con un grupo de presos checoslovacos a una cámara de gas, compatriotas suyos, y decide seguir su suerte muriendo gaseado, pero es empujado hacia fuera por algunos de ellos conminándole a sobrevivir y contar todo lo que estaba ocurriendo allí, el SS que ve la escena le golpea sin piedad y le espeta algo a la cara que explica muy bien quién mandaba en Auschwitz….”¡….aprende que somos nosotros y no tú quien decide si tú debes vivir o morir!

Filip Müller vivió en primera persona los innumerables convoys de prisioneros que fueron enviados directamente a las cámaras de gas, hechos tan terribles como la exterminación de los internos del campo de las familias, éste había sido creado en septiembre de 1943 a la llegada de 5000 judíos de Therienstadt, estos presos habían dispuesto de unos “privilegios” desconocidos en Auschwitz, no vestían el traje de rayas, vestían ropas civiles, además de recibir paquetes. Su inexplicable envió a las cámaras de gas fue todo un choque para Filip Müller, no entendía la razón del mismo. Las escenas que se vivieron durante el traslado a su última morada en la cámara de gas fue demasiado para el aguante psíquico de Filip Müller, las ansias de intentar alguna acción desesperada para su salvación recorrían su mente…nada se pudo hacer, de igual manera que cuando se exterminó a los gitanos……también el levantamiento de los Sonderkommando en octubre de 1944 pudo haberle costado la vida…pero una vez más sobrevivió. Su calvario continuo durante la evacuación que llevaron a cabo los alemanes cuando las tropas soviéticas ya estaban prácticamente a las puertas de Auschwitz, su periplo fue superado con un gran desgaste físico que le llevó hasta Mauthausen en Austria, de ahí pasó al campo anexo de Melk trabajando en penosas condiciones en las canteras de roca y después a Gusen I, desde donde saldría debido a la aglomeración de presos en este último campo hasta los bosques de Gunskirchen lugar de su liberación por los Aliados.

¿Por qué se salvó Müller? Cada uno debe encontrar su respuesta a esta tremenda pregunta, sinceramente creo que para salir vivo de Auschwitz se necesitó de mucha suerte, de al menos haber sido útil para la maquinaria nazi y de un deseo de vivir que no todo el mundo era capaz de mantener. Sin estas premisas que no siempre estaban en tu mano poder conducirlas con éxito las posibilidades de morir eran altas, Filip Müller lo logró. Estas memorias deben servir para cumplir el deseo de aquellos compatriotas que le empujaron al exterior de la cámara de gas salvándole de una muerte segura, hacer que el mundo conozca lo que pasó en Auschwitz.

Saludos.


Fuente imagen: https://www.casadellibro.com/libro-tres ... 33/4736854
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
sven_h
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Vie Abr 06, 2012 3:13 pm

Re: Tres años en las camaras de gas- Filip Müller

Mensajepor sven_h » Mié Abr 12, 2017 12:22 am

Genial la reseña,aqui lo tengo en casa a la espera de que llegue su turno para leerlo,gracias por haberlo publicado,en cuanto lo vi lo compre,y por lo que veo es un testimonio que debe ser leido,y que a pesar de ello solo podemos ver un atisbo de lo que sufrieron las victimas.

Un saludo.


Volver a “Reseñas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados