Página 1 de 1

Serrano Suñer. Conciencia y poder- Ignacio Merino.

Publicado: Dom Sep 24, 2017 8:33 pm
por David L
Imagen

Serrano Suñer. Conciencia y poder, de Ignacio Merino.

Nº de páginas: 377 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: ALGABA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 84-96107-22-1
Año: 2004


Ignacio Merino, (Valladolid, 1954) es licenciado en Filología inglesa y diplomado en Psicología y Filosofía Pura. Fue jefe de Prensa en la embajada de España en Londres y corresponsal de la agencia periodística internacional United World. Autor de esta biografía de Serrano Suñer, publicada por la editorial Algaba en 2004, ha sido reeditada por la Esfera de los Libros en 2013.

Serrano Suñer fue un personaje importantísimo en la gestación del estado franquista, cuñado de Franco era un brillante abogado y parlamentario de la CEDA durante la Segunda República, íntimo amigo de José Antonio Primo de Rivera no pareció animarse a seguir los pasos más revolucionarios de su amigo y se mantuvo en las filas conservadoras de Gil Robles, líder de la formación de derechas más votada durante el periodo republicano. Al inicio de la Guerra Civil española fue apresado por las milicias republicanas sufriendo amagos de fusilamiento escapó de milagro de una muerte casi segura logrando pasar a zona nacional en 1937 tras muchas peripecias. Sus hermanos Fernando y José pudieron haber pasado a zona franquista, pero temiendo por la suerte de su hermano Serrano Suñer se mantuvieron en Madrid, para desgracia de ellos ya que acabarían siendo asesinados. Aquella desgracia marcaría para siempre a un hombre que decidió, una vez regresado a la zona rebelde, emplear todo su ingenio en la construcción del Estado franquista. Una vez en Burgos, pasó por el ministerio de Interior y posteriormente se hizo cargo de la cartera de Exteriores, donde sus entrevistas con Hitler y Mussolini fueron una constante. A él se debe la creación de la División Azul y su famosa proclama desde el balcón de la Secretaría General de FET y de las JONS con aquella frase que pasó a la historia..¡Rusia es culpable!

El relato de su biografía, esta edición no llega a las cuatrocientas páginas, se centra principalmente en los años comprendidos entre 1936, estallido de la Guerra Civil española, hasta su cese como Ministro de Asuntos Exteriores en 1942; dos capítulos estudian su paso por la universidad y su acceso a la política como diputado a Cortes por la CEDA.

Los más jugosos, aparte de los referidos a su papel en el entramado del Estado franquista, su papel como nuevo abanderado de la facción falangista surgida de la guerra, la gestación del nuevo partido FET y de las JONS que no era otra cosa que la creación del Partido Único con falangistas y carlistas usando la misma camisa, fue determinante para encaminar a la España de Franco hacia unos objetivos que se vieron trastocados con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Como Ministro de Exteriores podremos leer en esta biografía de Serrano Suñer su papel en Hendaya, octubre de 1940, y posteriormente sus encuentros con Hitler. Para Ignacio Merino no hay duda de que Serrano Suñer intentaba en su relación con los alemanes aquello que denominaba “política de amistad y resistencia”, por lo que rechaza de plano la tan manida cuestión sobre la implicación del cuñado de Franco en el ideario nacionalsocialista, por lo que en este trabajo no esperéis encontrar otra cosa que no sea la de un hombre que en acuerdo con Franco, aunque él como voz cantante, se mostraba contrario a implicar a España en la Segunda Guerra Mundial…..me ha faltado algo más de mención sobre las aspiraciones españolas en el Marruecos francés, territorios y zona donde España había puesto su punto de mira tras las victorias alemanas. Puedo aceptar esa política de “amistad y resistencia”, pero también debería haber dejado claro que las aspiraciones coloniales españolas llegaron en algún momento a ser lo suficientemente destacadas como para entra en guerra al lado de los germanos, es un aspecto que echo en falta en esta biografía. Sus posibles responsabilidades en la represión también son abordadas por Ignacio Merino, exculpándole de cualquier acción de este tipo, para el autor fueron los Tribunales Militares los encargados de aplicar las penas. Serrano Suñer contó a Ignacio Merino (pasó doce años de amistad junto a Serran Suñer) que él no se encargaba de estas cuestiones y que el propio Franco le había reprendido en más de una ocasión por intentar interceder por algún preso. Desde luego no podemos obviar que estábamos ante el final de una terrible guerra civil donde las pasiones y venganzas estuvieron al orden del día, y que después llegó la Segunda Guerra Mundial y la inhumana experiencia de muchos españoles presos en los campos de concentración nazis. No trata tampoco de la acusación velada que siempre le acompañó de haberse desentendido de los españoles presos de los campos de concentración alemanes, creo que fueron cuestiones lo suficientemente importantes como para haberlas abarcado con un poco más de profundidad.

Muy bien elaborado y tratado es su papel como enemigo acérrimo del general Varela y en definitiva con una importante masa del generalato de la época. Precisamente fue un militar, Carrero Blanco, quien le dio la puntilla al influir en Franco para su destitución tras los sucesos de Begoña en agosto de 1942. Fue el fin de su carrera diplomática, cinco años intensos que vienen prácticamente a llenar esta biografía de un hombre del que esperamos conocer más en futuras publicaciones, Serrano Suñer no fue uno más en el engranaje franquista, fue un elemento clave durante la contienda civil y después en las negociaciones con Hitler. Esta publicación puede servir para conocer algo mejor al que fuera “cuñadísimo” de Franco.