Página 1 de 1

Speer- Martin Kitchen

Publicado: Mié Nov 08, 2017 11:12 am
por David L
Imagen

Speer. El arquitecto de Hitler, de Martin Kitchen.

Nº de páginas: 632 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788491640196
Año: 2017

De nuevo La Esfera de los Libros apuesta por presentar otro estudio relacionado con la Segunda Guerra Mundial, en este caso se trata de una de las figuras más controvertidas del Tercer Reich: Albert Speer. Martin Kitchen, historiador británico, es el autor de este trabajo publicado en lengua inglesa en 2015.


¿Por qué después de tantos años de acabada la Segunda Guerra Mundial la persona del que fuera arquitecto favorito de Hitler sigue apasionando a los historiadores y, por supuesto, a los a aficionados a la Historia? Desde luego estamos ante un personaje de primer orden dentro del organigrama nazi, joven y ambicioso Speer descubrió a Hitler en un mitin ofrecido por este último en diciembre de 1931 y un par de meses más tarde nuestro protagonista se afiliaba al NSDAP con el número de carnet 474.481. Comenzaba así su meteórica carrera que le llevaría a trabajar inicialmente como arquitecto de Hitler para alcanzar el súmmum en plena guerra mundial siendo nombrado hasta el final de la misma Ministro de Armamento y Guerra. Como podemos observar en poco tiempo alcanzó la cima de poder y popularidad, y algo todavía más importante, el favor de Hitler.


La biografía, después de un breve recorrido sobre sus años de estudiante, entra ya de lleno en su papel como personaje destacado en el Tercer Reich, se analizan sus primeros pasos en los estudios de arquitectura ligados al Tercer Reich, sus planes para convertir a la capital Berlín en Germania y una vez iniciada la contienda su participación activa en el esfuerzo de guerra como Ministro de Armamento y Guerra para finalizar con su apresamiento y posterior juicio en Núremberg, rematando este gran análisis de Speer con un más que interesante examen de lo que fue su vida tras pasar veinte años en la cárcel berlinesa de Spandau. Una biografía muy completa.


¿Cómo afronta el profesor Martin Kitchen el estudio de la biografía de Albert Speer? Desde luego no hay duda de que lo enfoca desde una óptica muy crítica con el biografiado. Albert Speer consiguió salir indemne de los juicios de Núremberg, veinte años de cárcel ante los numeras condenas a la horca de sus compañeros de gobierno pudo ser un consuelo para él, aunque nunca llegara a aceptarlo honestamente. Speer resultaba un rara avis dentro del grupo que rodeaba a Hitler, en cierta manera él creó su figura como tecnócrata más ligado a la efectividad que a la ideología como arma de trabajo, Kitchen demuestra que realmente no es tan cierta dicha teoría. Albert Speer no dejaba de representar las contradicciones del nacionalsocialismo, reacción frente a modernidad, además su arquitectura monumental estaba intrínsecamente ligada a la opresión y al terror, como así lo demostró su papel preponderante como Inspector General de Edificaciones en la Capital del Reich donde se apropio de más de 23.000 viviendas judías en Berlín obligando de esta manera a más de 75.000 judíos a ser “reasentados”. Este hecho, no conocido documentalmente en Núremberg, le salvó la vida con toda seguridad. Kitchen, de alguna forma, hace un papel de fiscal-historiador, sin que ese primer término quede deslegitimado por su condición de no jurista, demostrando a lo largo y ancho de la obra todas y cada una de las implicaciones directas de Speer como criminal de guerra. Suyas fueron las demandas de mano de obra esclava para sus fábricas, de él partieron las concesiones de material de construcción para la ampliación de los campos de concentración, la cooperación con Himmler y las SS están totalmente demostradas, así pues, su papel como hombre fuerte del Tercer Reich queda acreditado sin ningún género de duda.


¿Por qué logró salvar el pellejo en Núremberg? Kitchen lo tiene claro, aparte del documento sobre el desalojo de los judíos de Berlín que no apareció, su actuación en el juicio fue magistral, propia de un magnífico actor. Su planteamiento de defensa asumiendo la responsabilidad general de los actos cometidos por el Tercer Reich además de relatar su supuesta negativa a la Orden Nerón (tierra quemada) le ayudó sin duda a no ser ajusticiado en la horca como algunos de sus compañeros. Otro punto interesante es la percepción que consiguió transmitir a los jueces al distanciarse del resto de gerifaltes del Tercer Reich, para Kitchen no hay duda de que muchos de los presentes en la sala se identificaban en cierta forma con Speer, parecía un hombre “normal”…..ellos en su misma situación tal vez abrían obrado como lo hizo él, esa parece ser una sensación que caló en la sala. Todo ello, por supuesto, es una falacia, Albert Speer nunca aclaró realmente que significaba para él la palabra culpa, más bien fue un concepto vacio que interiorizo hasta el punto de engañarse a sí mismo diciéndose que sus acciones fueron apolíticas, sin embargo su admiración y devoción por Hitler resultaron reveladoras para desmontar esta teoría.


Nunca es tarde para seguir conociendo a los personajes más destacados del Tercer Reich, si hay uno que presenta tantos interrogantes que todavía hoy en día sigue siendo objeto de análisis por los historiadores ese es sin duda Albert Speer. Esta biografía de Martin Kitchen, sobria, analizando cada detalle de la actuación gubernamental del que fuera el arquitecto favorito de Hitler, puede resultar una buena herramienta de conocimiento de este polémico personaje.


Fuente imagen: https://www.casadellibro.com/libro-spee ... 96/5337665