La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Responder
Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2358
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Mensaje por David L » Vie Dic 28, 2018 12:53 pm

Imagen

La caza de nazis en la España de Franco, de David A. Messenger.

Nº de páginas: 304 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ALIANZA EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 978-8491812883
Año: 2018

La obra que vamos a reseñar es un trabajo publicado inicialmente en inglés en 2014 por el historiador David A. Messenger, profesor asociado de Historia y de Estudios Globales y Locales en la Universidad de Wyoming, la edición en castellano ha sido editada este 2018 por Alianza Editorial. La caza de nazis en la España de Franco estuvo totalmente ligada al proceso de desnazificación llevado a cabo por las fuerzas Aliadas una vez derrotada la Alemania de Hitler, este proceso no sólo se efectuó en la propia Alemania sino que también tenía como objetivo impedir cualquier atisbo de propaganda nacionalsocialista fuera de las fronteras germanas y, en especial la impartida por los nazis que habían conseguido huir del país germano, o sencillamente se encontraban en otros países cuando llegó el fin del Tercer Reich. España, como simpatizante de la Alemania nazi, era un lugar donde residían numerosos miembros de esta comunidad y como tal sería sujeto a presiones Aliadas en aras de lograr atrapar a todos aquellos nazis. El autor busca con este estudio responder a cuestiones que afectaron de lleno a ese propósito de desnazificación. ¿Por qué los Aliados vencedores perseguían a los nazis en España después de la guerra? ¿Cómo lo hacían? ¿Cuál fue la respuesta del régimen español y cómo varió a lo largo del tiempo y en los distintos casos? ¿Cómo percibían la situación los propios alemanes implicados, y qué medidas tomaban? ¿Cómo llegaron aquellos antiguos nazis a vivir cómodamente en España? Como podemos observar toda una serie de cuestiones claves para descubrir el mundo nazi de posguerra en la España de Franco y sus vicisitudes a la hora de eludir su retorno forzado a Alemania.

El libro está estructurado en cinco grandes bloques, aunque no es muy extenso, son poco más de trescientas páginas en los que nos relata lo qué fue el proyecto de desnazificación, las labores de inteligencia Aliada en España en vista de forzar la salida de los nazis y su gestión a la hora de evitar cualquier tipo de proselitismo nazi en territorio peninsular, más la posición de Franco ante estas injerencias en su política interna. Todo ello en un espacio temporal que abarca desde 1945 hasta el final de la política de repatriaciones en 1948.

Todo comenzó en 1945 cuando un grupo de agentes de inteligencia de la Oficina de Servicios Estratégicos( OSS) de Estados Unidos en España recibieron la orden de elaborar un listado con todos los alemanes que se dedicaran a actividad de espionaje, política o comercial en la España de Franco como paso previo a su deportación a Alemania. Tal y como acordaron los EEUU y Gran Bretaña serían una lista de más de 1600 candidatos a retornar forzosamente a Alemania. Serían los llamados “alemanes indeseables”, eran todos aquellos que sin ser criminales de guerra eran buscados para rendir cuentas en su país por sus actividades durante la guerra. La mayoría de estos hombres que residían en España eran antiguos miembros de las SS, agentes de la inteligencia nazi que de haber sido atrapados en Alemania hubiesen sido puestos a disposición judicial. Sin duda el miedo a un renacer del nazismo estaba bien presente, de ahí el encono con el que las fuerzas Aliadas deseaban eliminar esta amenaza. Sin duda no resultó fácil identificar a los nazis en busca y captura en España, para ello los servicios de inteligencia Aliados debieron recopilar numerosa información sobre las actividades de estos hombres en territorio franquista y, además salvar un escollo no menos importante, el propio Franco y su régimen autoritario. A pesar de las presiones Aliadas el régimen franquista fue un hueso duro de roer, David Messenger nos demuestra cuán difícil resultó llevar a cabo con éxito estas demandas, además se debía analizar muy detenidamente qué casos valían la pena de llevar adelante, hasta donde se podía forzar a Franco en casos muy fragantes y, algo sumamente interesante como es la descripción de todo este virtuoso proceso imbricado en una negociación diplomática que había que poner en práctica sobre el terreno en un complicado país. ¿Cómo reaccionaron los alemanes residentes en España ante esta política de repatriaciones forzosas? El autor nos ofrece un destacado análisis de los principales actores de este drama, quienes y cuáles fueron sus actividades realizadas durante la guerra, de qué manera intentaron eludir la busca y captura ordenada por los Aliados, cómo desarrollaron sus contactos con la España franquista para eludir su arresto. Por último, se hace una revisión de algunos de los más relevantes personajes nazis buscados en España, cómo resultó la vida para aquellos que lograron eludir la repatriación, cuál fue su situación personal para aquellos que fueron obligados a regresar a Alemania y, finalmente, todos los que consiguieron huir a otros países, sobre todo a Argentina, donde la comunidad nazi siempre mantuvo un seguro lugar para vivir en la posguerra.

Sin duda esta política, sobre todo la de los EEUU con respecto a la desnazificación y su puesta en marcha en España, dejaba muy a las claras que para ellos existía una culpa colectiva alemana y como tal deberían ser castigados colectivamente. Los nazis en nuestro país no debían escapar a este proceso. Los alemanes “españoles” sabían muy bien que los lazos adquiridos durante tantos años de camaradería tendrían que hacerse valer en esos momentos tan complicados. Franco, como Jefe del Estado protegió a muchos de aquellos hombres, dificultó todo lo que pudo las repatriaciones y solamente la llegada de la Guerra Fría evitó que este plan obtuviera mejores resultados. Al final los EEUU viendo las dificultades para mantener con éxito este programa acabó conformándose con evitar la propagación nazi en España, hecho que logró, pero el gran proyecto de aplicar la desnazificación a gran escala quedo ciertamente dañado. Para el autor, aunque la caza de nazis en España no arrojara grandes cifras, sí se consiguió algunos de los objetivos que se habían propuesto. Los nazis no serían “nazis” en España, se mimetizarían en la sociedad española del régimen franquista y ahí permanecerían.

Desde luego, y para terminar esta reseña, mencionar que estamos ante un gran trabajo sobre un tema sumamente interesante y que da para mucho más todavía, hay aquí materia prima como para seguir conociendo qué pasó en la España de Franco con aquellos nazis. Es un buen texto para averiguar con mayor entendimiento cuál fue la implantación de aquel fastuoso plan de repatriaciones forzosas de nazis expatriados, además de descubrir los entresijos de aquel proyecto y examinar su implantación en la España de Franco con más propiedad. Por lo tanto, un trabajo excelente sobre un tema no menos atrayente.

Fuente imagen: https://www.alianzaeditorial.es/libro.p ... col=100513
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 580
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Re: La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Mensaje por 27Pulqui » Dom Feb 17, 2019 3:21 am

David L escribió:
Vie Dic 28, 2018 12:53 pm
Por último, se hace una revisión de algunos de los más relevantes personajes nazis buscados en España, cómo resultó la vida para aquellos que lograron eludir la repatriación, cuál fue su situación personal para aquellos que fueron obligados a regresar a Alemania y, finalmente, todos los que consiguieron huir a otros países, sobre todo a Argentina, donde la comunidad nazi siempre mantuvo un seguro lugar para vivir en la posguerra.

Sin duda esta política, sobre todo la de los EEUU con respecto a la desnazificación y su puesta en marcha en España, dejaba muy a las claras que para ellos existía una culpa colectiva alemana y como tal deberían ser castigados colectivamente. Los nazis en nuestro país no debían escapar a este proceso. Los alemanes “españoles” sabían muy bien que los lazos adquiridos durante tantos años de camaradería tendrían que hacerse valer en esos momentos tan complicados. Franco, como Jefe del Estado protegió a muchos de aquellos hombres, dificultó todo lo que pudo las repatriaciones y solamente la llegada de la Guerra Fría evitó que este plan obtuviera mejores resultados. Al final los EEUU viendo las dificultades para mantener con éxito este programa acabó conformándose con evitar la propagación nazi en España, hecho que logró, pero el gran proyecto de aplicar la desnazificación a gran escala quedo ciertamente dañado. Para el autor, aunque la caza de nazis en España no arrojara grandes cifras, sí se consiguió algunos de los objetivos que se habían propuesto. Los nazis no serían “nazis” en España, se mimetizarían en la sociedad española del régimen franquista y ahí permanecerían.
Siempre o casi siempre España y Argentina como los grandes refugios de nazis en general y de criminales en particular. Nunca o casi nunca Gran Bretaña como gran distribuidor de estos personajes en Canadá y Australia. Tampoco la vida placentera en Estados Unidos a resguardo para ucranianos y bielorrusos que participaron codo a codo con los alemanes en las matanzas masivas. Hay casos mirados con lupa y microscopio. Los otros ¿deliberadamente olvidados por autores como David Messenger?.
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9332
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Mensaje por José Luis » Dom Feb 17, 2019 10:27 am

¡Hola a todos!
27Pulqui escribió: Siempre o casi siempre España y Argentina como los grandes refugios de nazis en general y de criminales en particular. Nunca o casi nunca Gran Bretaña como gran distribuidor de estos personajes en Canadá y Australia. Tampoco la vida placentera en Estados Unidos a resguardo para ucranianos y bielorrusos que participaron codo a codo con los alemanes en las matanzas masivas. Hay casos mirados con lupa y microscopio. Los otros ¿deliberadamente olvidados por autores como David Messenger?.
Comprendo tu malestar, 27Pulqui, pero creo que tu suposición sobre Messenger es injusta. Messenger es un historiador relativamente joven (actualmente es jefe del departamento de historia en la Universidad de Alabama del Sur) cuyo interés inicial se centró en la política exterior de varios países con la España de Franco tras la IIGM. Publicó su primer libro en 2008, L’Espagne Republicaine: French Policy and Spanish Republicanism in Liberated France, y el que reseña en español nuestro compañero DavidL de Alianza (2018) se publicó originalmente en inglés en 2014. No es extraño, pues, que a la hora de abordar la huida de nazis tras la guerra se haya centrado en España. Cuestión distinta es cómo aborda la política de los presidentes Truman y Eisenhower con respecto a criminales de guerra nazis a quienes se ayudó o simplemente se reclutó para trabajar para las agencias de inteligencia estadounidenses, dándoles acomodo en Estados Unidos. No he leído su libro y, por tanto, no puedo saber si ha hecho alguna referencia a ello. Si no la ha hecho, entonces es llamativo.

Ciertamente, la política de las dos administraciones estadounidenses respecto a criminales de guerra nazis estuvo bastante alejada de cualquier noción que se pueda tener de la justicia, la cual se vio absolutamente marginada por otros intereses políticos surgidos de la Guerra Fría. Creo que es bastante conocida la Operación Paperclip, cuyo objetivo fue el reclutamiento en Alemania y envío a Estados Unidos de varios cientos de científicos y técnicos alemanes. También es conocido el reclutamiento de los hombres de la antigua inteligencia militar alemana en el Este para trabajar para los Estados Unidos (la Organización Gehlen). Sin embargo, ya no es tan conocido el hecho de que bajo Truman y Eisenhower se trajeron a Estados Unidos un número asombroso de criminales de guerra nazis, número que algunos estudiosos cifran en más de 10.000. Precisamente en 2014, el año en que Messenger publicó su Hunting Nazis in Franco’s Spain, también se publicó un libro de Eric Lichtblau, periodista estadounidense dos veces ganador del Pulitzer, titulado The Nazis Next Door: How America Became a Safe Haven for Hitler's Men, donde se hace referencia a los criminales de guerra nazis (no sólo alemanes, sino también anticomunistas de los países del Este ocupados por los alemanes que colaboraron con los nazis en sus crímenes contra la humanidad) que se reclutaron para trabajar para la CIA en contra de la Unión Soviética en el contexto de la Guerra Fría. Naturalmente, el número de refugiados nazis en España o Sudamérica palidece en comparación con los refugiados nazis en Estados Unidos, el Reino Unido de Gran Bretaña, Canadá, Australia y la propia Unión Soviética. Sin olvidar el papel crucial que jugaron el Vaticano y la Cruz Roja Internacional en proporcionar ayuda a los refugiados nazis para su escape a Sudamérica y la propia Norteamérica.

Todo este asunto de los criminales nazis de posguerra es bastante repugnante y decepcionante, incluso con los más famosos criminales de guerra nazis del ejército alemán condenados en los juicios de posguerra a grandes penas de prisión (Manstein, Dönitz, etc.) que fueron rápidamente liberados, elogiados y en cierta forma rehabilitados en Alemania, con el júbilo de sus homólogos en los ejércitos aliados occidentales. Era el precio, entre otros, a pagar para conseguir la adhesión de la nueva República Federal Alemana a la NATO, u OTAN como se conoce en sus siglas en español.

Desgraciadamente, la Justicia es demasiadas veces sólo un noble ideal pisoteado por eso que llaman Realpolitik.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Rafaelfer
Usuario
Usuario
Mensajes: 17
Registrado: Lun Abr 30, 2012 3:32 am
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

Re: La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Mensaje por Rafaelfer » Dom Feb 17, 2019 5:31 pm

Buen domingo a todos!
Suscribo línea por línea lo señalado por José Luis respecto del rol que jugaron EEUU e Inglaterra (y también el Vaticano y la Cruz Roja) durante la posguerra respecto de los criminales de guerra, originarios principalmente de los países de Europa Oriental que habían caído bajo la órbita de la URSS. De este modo veremos que miles de croatas, serbios, ucranianos, bálticos, húngaros etc., fueron recibidos en EEUU, en varios países de América Latina, Canadá, Australia, es decir en países bajo la influencia de los EEUU.
Respecto a lo que señala el compañero Pulqui, corresponde indicar la recurrencia con la que se insiste desde ciertos medios de prensa y algunas publicaciones respecto al papel que tuvo Argentina durante el primer gobierno del General Perón en el acogimiento de criminales de guerra alemanes o que combatían en el bando del Reich. Se afirma desde publicaciones pretendidamente serias y científicas, y desde diarios con una larga historia de apoyo a cuanta dictadura hubo en este país, que desde el mismísimo Hitler hasta otros personajes que jamás pisaron Argentina fueron acogidos por el gobierno de Perón (vgr Martín Bormann) además de calificar como "criminales de guerra" a quienes jamás han sido condenados o siquiera procesados en los procesos correspondientes como es el caso de Hans Rudel o Adolf Galland.
Regularmente, antes de cada elección importante salen a la luz publicaciones referidas a este tema, sin importar el posicionamiento ideológico de quienes últimamente representan al peronismo.
Extrañamente esos mismos medios y publicaciones ignoran o minimizan el hecho que un auténtico criminal de guerra como Ante Pavelic efectivamente ingresó al país durante esa época, considero que ello ocurre porque la iglesia argentina esta involucrada en el acogimiento de tal siniestro personaje en la Argentina.
Resulta demasiado extenso y cansador dar ejemplos de los disparates que se dicen al respecto y no deseo tampoco salir del tópico
Saludos a todos

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 580
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Re: La caza de nazis en la España de Franco- David A. Messenger

Mensaje por 27Pulqui » Mar Feb 19, 2019 12:33 am

Gracias José Luis y Rafaelfer por las respuestas. Asimismo a David L por la reseña.

A decir verdad no voy contra David Messenger, quien seguramente hace su aporte historiográfico y supongo natural el objeto de estudio siendo hispanista como informa José Luis. Toda persona al frente de un Estado carga responsabilidades en la evasión de criminales. Nada más señalo el especial interés en dos casos y la casi desatención en otros, cuando desde los años 90 varios repositorios pasaron al registro público.

En FSM escribí al respecto, los hechos son muchos más matizados que las instantáneas en blanco y negro, algo comentaron ustedes, por mi parte recuerdo dos temas:

1) Draganovic y el Counterintelligence Corps (CIC)
http://www.forosegundaguerra.com/viewto ... 32&t=10695

2) El blanqueo de un científico del III Reich
http://www.forosegundaguerra.com/viewto ... =32&t=8691

No hay constancias de acuerdos explícitos entre los gobiernos. Podemos suponer por decisión directa de los jefes de estado o por la acción de las agencias gubernamentales hubo pactos tácitos a medida que se reducía el interés de llevar a juicio a los criminales. En ese sentido dos países americanos se destacan en el incumplimiento de las resoluciones del Acta de Chapultepec: Argentina y Estados Unidos.
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Responder

Volver a “Reseñas”

TEST