Página 1 de 1

Acorazados. Un estudio técnico ( 1921-1945)-Manuel P. González López

Publicado: Lun Jun 08, 2020 10:07 am
por David L
Imagen

Acorazados. Un estudio técnico (1921-1945).Manuel P.González López

ISBN: 9788417859145
Editorial: HRM Ediciones
Fecha de la edición: 2020
Lugar de la edición: Zaragoza. España
Encuadernación: Rústica
Medidas: 24 cm
Nº Pág.: 387
Idiomas: Español

Manuel P. González López, autentico especialista en todo lo relacionado con temas navales nos presenta su primer libro sobre un tema apasionante: los acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un estudio técnico (1921-1945). Un trabajo en el que se combina la divulgación con la investigación y que agradará tanto a los que deseen iniciarse en la materia como a los que ya dispongan de cierto nivel de conocimientos, además de ser de los pocos trabajos en español sobre todo en lo relativo a las cuestiones técnicas. El libro consta de 391 páginas en formato tapa blanda, dispone además de un gran número de láminas y fotografías en una edición muy cuidada.

El periodo abarcado en este trabajo va desde 1921, un año antes de que se firmara el tratado de Washington en el que se propuso la suspensión de las construcciones de grandes buques y la asignación de tonelajes a cada potencia, hasta 1945, año final de la Segunda Guerra Mundial. El lector puede cuestionarse el motivo de acotar a este periodo la obra en cuestión, pero hay una respuesta evidente a esta cuestión, y es que los acorazados empleados durante el conflicto militar fueron desarrollados en este periodo de tiempo sin posibilidad de poder realizar grandes modificaciones durante la misma. Solamente para poner en funcionamiento un acorazado se necesitaron al menos cinco o seis años, por lo que una vez iniciada la guerra ya no dio tiempo a poder construir nuevos modelos, se combatió con lo que años atrás se había implementado en las marinas correspondientes.

La obra está dividida, en mi opinión personal muy acertadamente, en tres grandes bloques. La primera parte se centra en los tratados y el fin de los mismos, un tiempo de diplomacia y negociación que no sirvió para atenuar las ansias expansionistas de las potencias agresoras y que acabó por explosionar en 1939. Tras el fin de la Primera Guerra Mundial Gran Bretaña había mantenido su preponderancia militar en el mar manteniendo la mayor flota marítima muy por encima de la siguiente que no era otra que la US Navy, pero a pesar de este predominio la Royal Navy adolecía de un grave problema, este no era otro que la escasez de acorazados que podían poner en peligro ese dominio naval frente a potencias como los EEUU o Japón. Los tratados en sí no hicieron más que sembrar la semilla del resentimiento entre estas tres potencias navales, siendo las limitaciones en la construcción de acorazados determinantes para avanzar hacia conflictos, aunque se buscase el resultado contrario.

La segunda parte de este trabajo entra ya de lleno en la descripción de la tecnología de estos buques, aquí las cuestiones técnicas tendrán su protagonismo durante al menos seis capítulos, en ellos se analizaran cuestiones tan importantes como la de conocer cuál era la función principal de un acorazado, el propio autor así lo refleja destacando la primacía de este objetivo por encima de las propias características (coraza, cañones etc.) de los mismos. Es interesantísimo descubrir cómo las 35000 toneladas disponibles debían repartirse entre los tres conceptos principales de un acorazado: protección, armamento y propulsión. Las explicaciones sobre los pros y los contras aportados por el autor son un excelente análisis de la situación de los acorazados y, sin duda, son determinantes para comprender en toda su extensión la complejidad de un buque de estas dimensiones. Como siempre la política monetaria tuvo también su importancia a la hora de plasmar sobre el papel un determinado diseño, los propios expertos diseñadores debieron usar la imaginación, acorde a las cuestiones técnicas posibles, para intentar construir un buque que cumpliera con todas las expectativas, tanto económicas como militares. Entre estos detalles hay aspectos que según el autor no cambiarían en exceso en relación a la generación anterior, se trataría de la artillería pesada y las torres, el capítulo dedicado a estos asuntos están muy bien ilustrados con una magnífica comparativa expresada en una lámina con los diferentes modelos de acorazados. Apasionante resulta también la descripción del combate, como por ejemplo la maniobra que llevaba a cabo el ajuste de tiro para lograr alcanzar el objetivo. Un hecho que también llama mucho la atención es que a pesar de que el origen del nacimiento de los acorazados parecía radicar en su blindaje la zona protegida por este resultó siempre muy limitada. El talón de Aquiles parecía radicar en la pérdida del aparato motor o de hélices y timones, los daños en estos últimos aparejaban graves consecuencias para los acorazados. La velocidad sí fue una de las mejoras con respecto a generaciones anteriores, además la mejora del radar permitió, aunque algo tardíamente, hacer fuego con éxito sin observar visualmente a los atacantes.

La tercera y última parte, la más extensa de las tres mencionadas, llevará a cabo un análisis comparativo de las distintas clases de acorazados, además de un breve resumen de la operatividad de cada uno de ellos en combate, sobre todo en los aspectos técnicos donde la falta de bibliografía en español es más que evidente. Queda también patente que el autor se extiende con más detalle en las clases más conocidas, pero no por ello resulta menos interesante conocer las diferentes clases de acorazados no tan populares y su historial operativo. La disposición del relato está muy lograda, primero nos mostrará cómo fue la creación y desarrollo de la mencionada clases, para después mostrar su trayectoria operativa desde sus iniciales combates hasta el descubrimiento, no hace tantos años,de algunos de los pecios de los acorazados. Para finalizar, hay un capítulo de apéndices dedicados a dos clases de buques no propiamente acorazados tal y como indica el autor, en concreto se tratará de los considerados “Capital Ships”, los “Panzerschiffe” o acorazados de bolsillo y los “Largue Cruisers” o cruceros de batalla de la clase Alaska. Detallados brevemente pero sumamente interesantes.

Nos encontramos, como punto final de esta reseña, ante un trabajo de altura que bien puede satisfacer a un público muy variado, éste puede abarcar desde el que simplemente quiera iniciarse en el conocimiento de un arma naval tan destacada como fueron los acorazados, hasta los que busquen con más detalle descubrir aspectos técnicos no tan divulgados. Desde luego hay que mencionar que estamos ante un libro de historia militar con las características propias de dicha especialidad, pero que bien pueden leerse los diferentes capítulos en función de los intereses de cada lector sin perder un ápice de interés.

Fuente imagen: https://www.marcialpons.es/libros/acora ... 417859145/