pub01.jpg

Libros sobre la División Azul

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Armia Krajowa » Mié Mar 16, 2011 1:22 am

Va a salir proximamente la version de la Editorial Tikal (hermana de Susaeta) sobre el Atlas Ilustrado de la División Azul.... en esta edicion su nombre cambia. "DIVISION AZUL. LA DIVISION ESPAÑOLA DE HITLER"

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Armia Krajowa » Jue Abr 14, 2011 2:54 pm

Imagen Imagen

Los aficionados a la Segunda Guerra Mundial en general, y a la División Azul, en su 70º Aniversario, en Particular... estamos de enhorabuena.

Acaba de salir (calentito calentito), editado por GallandBooks, el que a priori se está llamando, el libro definitivo sobre esta gran unidad española y esta epopeya mlitar.

Los subscritores de la revista Ares lo están recibiendo, al parecer, en fascículos, para el resto, su precio es de 48 Euros, no es un libro barato (si nos fijamos tan solo en el precio), pero , he de decir que si es tan solo la mitad de bueno de lo que imagino, será un dinero bien invertido. Ultimametne he comprado (para dolor de mi bolsillo) libros de gran formato y que rondaban ese precio (e incluso mas caros), sobre literatura militar, y he de decir que ninguno me ha defraudado, es más, me estan asobrando... y los cuido como joyas!

Un saludo!

Avatar de Usuario
Rorrete
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 614
Registrado: Mié Sep 17, 2008 2:00 pm
Ubicación: Granada

Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Rorrete » Jue Abr 14, 2011 11:41 pm

Hola a todos !

No sé si se ha publicado algo sobre el tema, pero en el buscador nada aparece.

Hoy, miroteando en una librería, he visto una nueva publicación de Jorge Reverte, http://libros.fnac.es/a423656/Jorge-M-R ... -1941-1944, El País publica unas cuantas páginas http://www.elpais.com/elpaismedia/ultim ... es_PDF.pdf
y devastadoras críticas en memoriablau, http://memoriablau.foros.ws/t4139/la-di ... m-reverte/

Saludos
Nunca discutas con un estúpido; te hará descender a su nivel, y allí te vencerá por experiencia - Mark Twain
http://rorrete.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Armia Krajowa » Vie Abr 15, 2011 12:19 am

Aqui tienes mas criticas, no solo de memorialblau :D , en Novilis por ejemplo:

http://novilis.es/?p=1923


Y un artículo que no se puede dejar de leer para comprender algunas cosas

http://www.alertadigital.com/2011/03/08 ... mment-9862

En mi opinió, ese libro ha traido detras una campaña mediática gigantesca y publicidad muchisimo mayor que el resto de las publicaciones sobre la temática divisionaria... pero su calidad deja mucho que desear por lo que se puede leer en muchos sitios... aunque cada uno es libre de invertir el dinero donde le plazca :)

Reverte es hijo de divisionario y, como a veces suele suceder, los hijos reniegan de los padres y esa visión no le da la distancia necesaria que en un historiador debería ser óptima. Por no hablar del marcado sesgo ideológico que presenta su obra.

Generaliza a los divisionarios, culpandoles de los crimenes de las SS contra la humanidad (siemrpe como quien dice, desde el calentito sofá de tu casa... juzgando unos hechos y unas circunstancias de hace nada mas y nada menos que 70años con la visión actual)....por el simple hecho de estar en el mismo bando... vamos, igual que si culparas a las Brigadas Internacionales que participaron en la guerra civil con los crimenes de Stalin y las purgas que por el año 37 realizó (con especial virulencia).

Es conocida la cordialidad del trato entre los divisionarios españoles y la poblacion rusa de Novgorod y sus alrededores por ejemplo, tanto que hubo muchos matrimonios entre rusas y españoles... aparte de que convivían en sus cabañas donde se forjaron grandes amistades durante el invierno del 41-42 y la primavera... Muchos de los prisioneros rusos que capturaban los españoles eran empleados en cocinas, en tareas de limpieza de caminos de nieve y barro... en talleres de zapateria... y por lo general estaban encantados porque en manos de las divisiones alemanas hubieran acabado muertos de hambre en un campo de prisioneros ...osea, en un descampado nevado rodeado por alambre de espino.

No es que los españoles fueran mejores personas (de todo habría), solo que ellos no guardaban una inquina y odio al eslavo como podía darse históricamente entre Alemanes y rusos... sino que veían que la población rusa era víctima del comunismo, lo que a ellos les había llevado a combatir tan lejos.

Los españoles solo estaban allí para luchar contra el comunismo (a eso se ceñía el juramento que hicieron a Alemania), no hubieran podido ser mandados, si se hubiera dado el caso, a defender normandía luchando contra los aliados occidentales.

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Libros sobre la División Azul

Mensajepor Armia Krajowa » Vie Abr 15, 2011 4:59 pm

Última edición por Armia Krajowa el Mar Sep 06, 2011 5:23 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
von Thoma
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 3636
Registrado: Lun Feb 18, 2008 5:40 am

Libros sobre la División Azul

Mensajepor von Thoma » Vie Abr 15, 2011 10:09 pm

Imagen

Un Año en la División Azul,de Serafín Pardo Martínez.


Imagen

El Servicio de Intendencia de la División Azul,de Ricardo Recio Cardona.

Fotos:http://novilis.es/?p=998 y -http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?f=21&t=9005
«El derecho de creer es el derecho de quienes no saben»

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Armia Krajowa » Lun Abr 25, 2011 8:33 pm

Para estar al día sobre las publicaiones referentes a la División Azul no dejeis de visitar:

http://memoriablau.foros.ws/t5444/indic ... por-autor/

Avatar de Usuario
raulvz
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1219
Registrado: Lun Dic 03, 2007 10:43 pm
Ubicación: España
Contactar:

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor raulvz » Lun Abr 25, 2011 10:34 pm

Por cierto, si sois miembros del foro "memoriablau", os hacen un descuento de 10 euros en el libro ("Division azul estructura de una fuerza de combate") ademas de envio gratis, y añadir que Galland Books tiene en oferta ahora mismo, hasta fin de existencias, los libros sobre la division azul: "Un año en la division azul" http://www.gallandbooks.com/index.php?p ... &Itemid=41 y "Revista de comisario" http://www.gallandbooks.com/index.php?p ... &Itemid=41 a 6 euros.

Un saludo.
Imagen

"Cualquier húsar que no haya muerto antes de los 30 es un canalla."

GENERAL ANTOINE LASALLE
Comandante de Caballería
Guerras Napoleónicas (Murio con 34)

http://segundaguerraenhd.blogspot.com MI BLOG SOBRE CINE Y SERIES EN HD AMBIENTADO EN LA 2ª G.M.

Avatar de Usuario
Armia Krajowa
Miembro
Miembro
Mensajes: 355
Registrado: Jue Nov 29, 2007 3:07 pm
Ubicación: En los bosques de Vilna

Re: Novedades editoriales sobre la division azul

Mensajepor Armia Krajowa » Vie Abr 29, 2011 10:11 pm



axmann
Miembro
Miembro
Mensajes: 142
Registrado: Dom Dic 16, 2007 5:44 pm

Libros sobre la División Azul

Mensajepor axmann » Mié Jul 27, 2011 5:06 pm

Berlin, a vida o muerte
Miguel Ezquerra
GARCIA HISPAN S.L.
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
Año de edición:1999
Plaza edición: Granada
132 pags

En algunas entradas anteriores de este tema, como en otros, he visto que este libro ya se ha mencionado en el foro, por lo que simplemente aportaré mi modesta opinión sobre la obra.

En líneas generales, es una lectura ligera, con una redacción bastante simple, limitada a la narración lineal de las experiencias vividas por el autor. No se aporta mayor análisis histórico del acontecer del conflicto bélico, ni detallada información sobre la actuación de los españoles en ese período final de la guerra. Simplemente es un recuento de hechos, la guerra vista y narrada en primera persona por uno de sus protagonistas.

Como ya muchos sabrán, Miguel Ezquerra fue el comandante de la unidad de españoles de la SS que combatió en la batalla final de Berlín en abril-mayo de 1945. Este libro se enfoca exclusivamente en sus aventuras de guerra comprendidas en el período de 1944-45, tras haber cruzado clandestinamente la frontera franco-española para unirse a los alemanes. Tras el cese de las hostilidades, empieza el largo camino de regreso a casa, donde tiene que sortear diversas dificultades, desde escapar del cautiverio ruso hasta el largo transitar desde Berlin hasta la frontera franco-española, donde la historia había empezado.

La narración adquiere verdadero interés a partir de la mitad del libro, cuando el autor debe enfrentar su destino en Berlín y posteriores acontecimientos. El relato llega a capturar y sorprender al lector con el conjunto de vicisitudes que debe enfrentar en el combate durante los últimos días de la guerra, en el cautiverio ruso, su fuga, los días que pasó camuflado de civil en la destrozada Berlín y el camino de regreso a España (bajo la constante amenaza de ser capturado mientras cruzaba Francia).

Para tener una idea general acerca de la trama del libro, se puede consultar en Wikipedia la entrada referida a dicho personaje, donde se resume su vida y con ello los aspectos relevantes de la obra.

Debo señalar que en otra entrada en este foro, alguien comentaba que Miguel Ezquerra adquirió cierta notoriedad en un momento por el hecho de haber declarado en una entrevista de prensa que él había visto el cadaver de Martin Bormann en Berlín. Entiendo que este libro fue originalmente publicado en 1975, pues, en ninguna parte se hace referencia a ese hecho. Sencillamente menciona haber encontrado por casualidad a Bormann, vestido de civil, en compañía de un grupo de militares que procuraba romper el cerco de los rusos y escapar de Berlín.

Acorde con la obra, en esos últimos días de combate en Berlín, Ezquerra tuvo una breve entrevista con Hitler, quien le impuso la condecoración "la cruz de caballero" y le ofreció la nacionalidad alemana en reconocimiento por su valentía en esas horas aciagas. Sin embargo, Ezquerra rechazó lo segundo, prefiriendo conservar su nacionalidad española.

Quizás para los amantes de los relatos bélicos, en primer persona, esta obra puede ser de interés y valor. Quienes no compartan tal interés, pueden eludir la lectura de este libro.

Avatar de Usuario
James M. Gavin
Miembro
Miembro
Mensajes: 195
Registrado: Lun Dic 22, 2008 3:17 pm

La División Azul. Rusia, 1941-1944.

Mensajepor James M. Gavin » Sab Dic 10, 2011 6:51 pm

Imagen

Uploaded with ImageShack.us
Imagen de la Portada: http://www.novedadesconhistoria.com/tag/rba

LA DIVISIÓN AZUL. Rusia 1941-1944.
Autor: Jorge M. Reverte.
Lengua: Castellano.
Encuadernación: Tapa blanda.
ISBN: 978-84-9867-946-5.
Año de edición: 2011.
Plaza edición: Barcelona.
Editorial: RBA Libros, S.A.
Páginas: 587

Buenas tardes,

Tal y como su título indica, Jorge M. Reverte nos cuenta la historia de la División Azul desde su creación hasta 1944. No quisiera pecar ni de injusto ni de presuntuoso, pero poco más puedo añadir en lo que hace a la temática del libro, pues quien conozca, siquiera mínimamente, la historia de la 250 División de la Wehrmacht ya sabrá lo que se le va a contar: que fueron allí porque Rusia era culpable, el viaje en tren hasta Alemania, que deseaban conquistar Moscú y acabaron sitiando Leningrado, que los diezmaron en Krasny Bor, etc. Y es que no estamos, bajo mi modesta opinión, ante un buen libro. Veamos por qué.

En primer término, porque, como ya he indicado, las novedades en lo que hace a la historia de la División Azul, en sí misma considerada, son pocas. Quien haya leído cualquier otro libro o visionado un documental sobre el particular, conocerá exactamente lo mismo que el lector de las 587 páginas de esta publicación.

Quizás lo único positivamente reseñable sea la contextualización que realiza el autor de la evolución de la División Azul, dentro de la dinámica de una España franquista que de apostar firmemente por el Eje pasa a un acercamiento a los Aliados occidentales, conforme se fue efectivizando el cambio de signo de la guerra.

Ocurre, sin embargo, que la crítica que realiza el autor no ya del entorno político de la División Española de Voluntarios, sino de la propia formación militar es tan brutal que le resta credibilidad a la misma. Parece más que ante un ensayo histórico, nos hallamos, permítaseme la expresión, ante un ajuste de cuentas.

No contribuye tampoco a la credibilidad de la tesis del autor, la exagerada profusión de anécdotas que amén de ser excesivamente extensas, poco tienen que ver con la materia histórica que en el libro se analiza. Valga de ejemplo de ello, la relativa al suicidio del escritor Ángel Ganivet en la ciudad de Riga.

Si cuando leemos sobre la División Azul, topamos frecuentemente con relatos maniqueos que, con un lenguaje grandilocuente, nos describen a un conjunto de soldados de honor que habrían ido a Rusia a compartir sus ranchos con los famélicos niños rusos en vez de a combatir al Ejército Rojo, debemos señalar que el libro de Jorge M. Reverte representa el otro lado de esa dicotomía. En la Blau todo es negativo: su desorden interno, sus desastrosas tácticas, sus mandos ineptos, el enchufismo reinante en la misma... No lo sé, posiblemente fuera así, yo no estuve allí. Pero he de decir que la lacerada crítica del autor no me ha convencido de que tal fuera la realidad imperante en la 250.

En segundo lugar, no acabo de entender porqué Jorge M. Reverte concluye, de forma abrupta, el relato en 1944. Ciertamente, en ese año poco quedaba ya de la División Española de Voluntarios, pero no hubiera estado de más que se relatase, con mayor profundidad, el devenir de la denominada Legión Azul y, sobre todo, que se nos hablase de los años de cautiverio de los divisionarios en los campos de prisioneros de la URSS y de su posterior regreso a una España que no tardaría en abrazar, literalmente, al Presidente Dwight D. Eisenhower.

Llegamos, por último, al aspecto más controvertible del libro y en cuya contraportada queda adecuadamente resumido:

"Lo que allí se encontraron quienes acudieron a la llamada de la lucha contra el judaísmo y el comunismo fue uno de los escenarios bélicos más duros de la Segunda Guerra Mundial, marcado por unas condiciones meteorológicas extremas, en el que se sucedían salvajes encuentros en el campo de batalla y tenían lugar matanzas sistemáticas de judíos y prisioneros llevadas a cabo por las SS, pero también por el ejército alemán, del que formaban parte. (...). La historia de la División Azul no es sólo la de unos hombres que pasaron increíbles penalidades machacados por el frío y la metralla. Es también la historia de un siniestro juego que les llevó a ser cómplices de monstruosas matanzas y peones de brega de la política franquista. Fueron a luchar bajo el lema Rusia es culpable, contra el judeo-bolchevismo, y resultaron derrotados y culpables de haber colaborado en una guerra criminal".

Si, como se afirma, la SGM fue la última guerra justa en tanto que pocas veces ha estado tan nítidamente delimitado "el bien del mal" o "la razón del irracionalismo más brutal", no cabe duda que los españoles que se integraron, voluntaria o involuntariamente, en la 250 División combatieron en las filas de un Ejército dirigido por un régimen político basado en unos principios que repugnan a los más fundamentales valores humanos. Obvio es que no lucharon junto con los Aliados, entente formada por una mayoría de Estados (entonces y ahora) democráticos, excepción sea hecha de la extinta URSS. La pregunta sería, entonces, si la pertenencia a la Wehrmacht les convirtió automáticamente "en cómplices de monstruosas matanzas", así como "en culpables de haber colaborado en una guerra criminal". Para Jorge M. Reverte, la respuesta es afirmativa.

Las páginas 173 a 177 del libro condensan las razones de Reverte para llegar a esa conclusión: "Una guerra criminal. En eso se han metido. Los falangistas y los militares que se han apuntado, los que desean con todas sus fuerzas entrar en fuego de una vez, lo están haciendo en una guerra criminal. ¿Es más noble su propósito que el de los soldados alemanes? ¿Qué les distingue de ellos? (...). En Bielorrusia, donde han podido ver a su paso tantos ahorcados y tantas comitivas los divisionarios, han colaborado en algunas ocasiones. Lo han hecho porque forman parte de la Wehrmacht, y tienen que ser fieles a su juramento (...) los italianos luchan en el este como un Aliado de Alemania. Sus divisiones han jurado lealtad a algo tan repulsivo como el fascismo, pero no al Führer, que exige la eliminación de los esclavos y de los judíos y gitanos. La actitud piadosa de muchos divisionarios españoles crea conflictos con el ejército alemán. Pero no hay protestas de los oficiales ni de los jefes. (...) Les guste o no, los voluntarios forman parte de una guerra criminal. Lo han jurado. Detienen a supuestos partisanos, ejecutan cuando procede a sospechosos de serlo, entregan a los alemanes los prisioneros para que les interroguen de formas más severas que las que ellos practican. Y contemplan con pasividad cómo sus camaradas disparan a los prisioneros rezagados cuando caen exhaustos en las cunetas".

Desde luego, ahorcar o fusilar partisanos o entregarlos a los alemanes para que fueran torturados no son acciones edificantes, obvio es. Los españoles que fueron a luchar a Rusia lo hicieron junto con el Ejército creado por el nacionalsocialismo, ideología que, cuando menos, no les era ajena, cierto. Ahora bien, del propio relato del autor se extrae que sí había diferencias entre los combatientes llegados de la Península y los centro europeos. Así, ciñéndonos al párrafo anteriormente transcrito: la actitud piadosa de muchos de ellos; los oficiales y jefes que no protestan, pero que tampoco sancionan, al menos gravemente, a sus subordinados por ello; y son descritos como menos severos en sus métodos de tortura que los alemanes.

En cualquier caso, a lo largo del libro no se indica que la 250 División participase en ninguno de los frecuentes actos de salvajismo que tanto el Heer como las SS cometieron en el Este. Su actuación sería, en este apartado, tan parcial o proporcional, si se prefiere, a lo que fue su participación en el propio desarrollo de la guerra.

Graduación y proporcionalidad, eso es lo que, en mi opinión, se echa de menos en el libro de Jorge M. Reverte. No considero equilibrado condenar con la misma contundencia a la División Azul que al Einsatzgruppen A., por expresarlo de forma gráfica. Es posible que como se consecuencia de su contribución ideológica al nacionalsocialismo o por determinados actos cometidos por la misma en el Frente Este, la División Azul se hiciera acreedora del algún tipo de reproche, mas no de una condena tan desproporcionada y, por ende, injusta como es la que le impone el autor de esta obra.

Un saludo.
"Facilis est descensus Averni" (Virgilio).
"No hay nada mejor para la autoestima que la supervivencia" (Martha Gellhorn).
"Vita enim mortuorum in memoria est positiva vivorum" (Cicerón, Filípicas).

Avatar de Usuario
Sepp45
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1285
Registrado: Mié Ago 01, 2007 2:35 am
Ubicación: Argentina
Contactar:

La División Azul. Rusia, 1941-1944.

Mensajepor Sepp45 » Lun Dic 12, 2011 9:33 pm

James M. Gavin escribió:Imagen

Uploaded with ImageShack.us
Imagen de la Portada: http://www.novedadesconhistoria.com/tag/rba

LA DIVISIÓN AZUL. Rusia 1941-1944.
Autor: Jorge M. Reverte.
Lengua: Castellano.
Encuadernación: Tapa blanda.
ISBN: 978-84-9867-946-5.
Año de edición: 2011.
Plaza edición: Barcelona.
Editorial: RBA Libros, S.A.
Páginas: 587

Buenas tardes,

Tal y como su título indica, Jorge M. Reverte nos cuenta la historia de la División Azul desde su creación hasta 1944. No quisiera pecar ni de injusto ni de presuntuoso, pero poco más puedo añadir en lo que hace a la temática del libro, pues quien conozca, siquiera mínimamente, la historia de la 250 División de la Wehrmacht ya sabrá lo que se le va a contar: que fueron allí porque Rusia era culpable, el viaje en tren hasta Alemania, que deseaban conquistar Moscú y acabaron sitiando Leningrado, que los diezmaron en Krasny Bor, etc. Y es que no estamos, bajo mi modesta opinión, ante un buen libro. Veamos por qué.

En primer término, porque, como ya he indicado, las novedades en lo que hace a la historia de la División Azul, en sí misma considerada, son pocas. Quien haya leído cualquier otro libro o visionado un documental sobre el particular, conocerá exactamente lo mismo que el lector de las 587 páginas de esta publicación.

Quizás lo único positivamente reseñable sea la contextualización que realiza el autor de la evolución de la División Azul, dentro de la dinámica de una España franquista que de apostar firmemente por el Eje pasa a un acercamiento a los Aliados occidentales, conforme se fue efectivizando el cambio de signo de la guerra.

Ocurre, sin embargo, que la crítica que realiza el autor no ya del entorno político de la División Española de Voluntarios, sino de la propia formación militar es tan brutal que le resta credibilidad a la misma. Parece más que ante un ensayo histórico, nos hallamos, permítaseme la expresión, ante un ajuste de cuentas.

No contribuye tampoco a la credibilidad de la tesis del autor, la exagerada profusión de anécdotas que amén de ser excesivamente extensas, poco tienen que ver con la materia histórica que en el libro se analiza. Valga de ejemplo de ello, la relativa al suicidio del escritor Ángel Ganivet en la ciudad de Riga.

Si cuando leemos sobre la División Azul, topamos frecuentemente con relatos maniqueos que, con un lenguaje grandilocuente, nos describen a un conjunto de soldados de honor que habrían ido a Rusia a compartir sus ranchos con los famélicos niños rusos en vez de a combatir al Ejército Rojo, debemos señalar que el libro de Jorge M. Reverte representa el otro lado de esa dicotomía. En la Blau todo es negativo: su desorden interno, sus desastrosas tácticas, sus mandos ineptos, el enchufismo reinante en la misma... No lo sé, posiblemente fuera así, yo no estuve allí. Pero he de decir que la lacerada crítica del autor no me ha convencido de que tal fuera la realidad imperante en la 250.

En segundo lugar, no acabo de entender porqué Jorge M. Reverte concluye, de forma abrupta, el relato en 1944. Ciertamente, en ese año poco quedaba ya de la División Española de Voluntarios, pero no hubiera estado de más que se relatase, con mayor profundidad, el devenir de la denominada Legión Azul y, sobre todo, que se nos hablase de los años de cautiverio de los divisionarios en los campos de prisioneros de la URSS y de su posterior regreso a una España que no tardaría en abrazar, literalmente, al Presidente Dwight D. Eisenhower.

Llegamos, por último, al aspecto más controvertible del libro y en cuya contraportada queda adecuadamente resumido:

"Lo que allí se encontraron quienes acudieron a la llamada de la lucha contra el judaísmo y el comunismo fue uno de los escenarios bélicos más duros de la Segunda Guerra Mundial, marcado por unas condiciones meteorológicas extremas, en el que se sucedían salvajes encuentros en el campo de batalla y tenían lugar matanzas sistemáticas de judíos y prisioneros llevadas a cabo por las SS, pero también por el ejército alemán, del que formaban parte. (...). La historia de la División Azul no es sólo la de unos hombres que pasaron increíbles penalidades machacados por el frío y la metralla. Es también la historia de un siniestro juego que les llevó a ser cómplices de monstruosas matanzas y peones de brega de la política franquista. Fueron a luchar bajo el lema Rusia es culpable, contra el judeo-bolchevismo, y resultaron derrotados y culpables de haber colaborado en una guerra criminal".

Si, como se afirma, la SGM fue la última guerra justa en tanto que pocas veces ha estado tan nítidamente delimitado "el bien del mal" o "la razón del irracionalismo más brutal", no cabe duda que los españoles que se integraron, voluntaria o involuntariamente, en la 250 División combatieron en las filas de un Ejército dirigido por un régimen político basado en unos principios que repugnan a los más fundamentales valores humanos. Obvio es que no lucharon junto con los Aliados, entente formada por una mayoría de Estados (entonces y ahora) democráticos, excepción sea hecha de la extinta URSS. La pregunta sería, entonces, si la pertenencia a la Wehrmacht les convirtió automáticamente "en cómplices de monstruosas matanzas", así como "en culpables de haber colaborado en una guerra criminal". Para Jorge M. Reverte, la respuesta es afirmativa.

Las páginas 173 a 177 del libro condensan las razones de Reverte para llegar a esa conclusión: "Una guerra criminal. En eso se han metido. Los falangistas y los militares que se han apuntado, los que desean con todas sus fuerzas entrar en fuego de una vez, lo están haciendo en una guerra criminal. ¿Es más noble su propósito que el de los soldados alemanes? ¿Qué les distingue de ellos? (...). En Bielorrusia, donde han podido ver a su paso tantos ahorcados y tantas comitivas los divisionarios, han colaborado en algunas ocasiones. Lo han hecho porque forman parte de la Wehrmacht, y tienen que ser fieles a su juramento (...) los italianos luchan en el este como un Aliado de Alemania. Sus divisiones han jurado lealtad a algo tan repulsivo como el fascismo, pero no al Führer, que exige la eliminación de los esclavos y de los judíos y gitanos. La actitud piadosa de muchos divisionarios españoles crea conflictos con el ejército alemán. Pero no hay protestas de los oficiales ni de los jefes. (...) Les guste o no, los voluntarios forman parte de una guerra criminal. Lo han jurado. Detienen a supuestos partisanos, ejecutan cuando procede a sospechosos de serlo, entregan a los alemanes los prisioneros para que les interroguen de formas más severas que las que ellos practican. Y contemplan con pasividad cómo sus camaradas disparan a los prisioneros rezagados cuando caen exhaustos en las cunetas".

Desde luego, ahorcar o fusilar partisanos o entregarlos a los alemanes para que fueran torturados no son acciones edificantes, obvio es. Los españoles que fueron a luchar a Rusia lo hicieron junto con el Ejército creado por el nacionalsocialismo, ideología que, cuando menos, no les era ajena, cierto. Ahora bien, del propio relato del autor se extrae que sí había diferencias entre los combatientes llegados de la Península y los centro europeos. Así, ciñéndonos al párrafo anteriormente transcrito: la actitud piadosa de muchos de ellos; los oficiales y jefes que no protestan, pero que tampoco sancionan, al menos gravemente, a sus subordinados por ello; y son descritos como menos severos en sus métodos de tortura que los alemanes.

En cualquier caso, a lo largo del libro no se indica que la 250 División participase en ninguno de los frecuentes actos de salvajismo que tanto el Heer como las SS cometieron en el Este. Su actuación sería, en este apartado, tan parcial o proporcional, si se prefiere, a lo que fue su participación en el propio desarrollo de la guerra.

Graduación y proporcionalidad, eso es lo que, en mi opinión, se echa de menos en el libro de Jorge M. Reverte. No considero equilibrado condenar con la misma contundencia a la División Azul que al Einsatzgruppen A., por expresarlo de forma gráfica. Es posible que como se consecuencia de su contribución ideológica al nacionalsocialismo o por determinados actos cometidos por la misma en el Frente Este, la División Azul se hiciera acreedora del algún tipo de reproche, mas no de una condena tan desproporcionada y, por ende, injusta como es la que le impone el autor de esta obra.

Un saludo.


Excelente analisis compañero! Sumamente detallado y con lujo de detalles en cuanto a citas se refiere.
Ya me has enganchado con este libro, voy a ver si lo encuentro en mi ciudad.

Saludos!
ImagenImagen

"...Mi abastecedor estaba cansado de ponerle las cintas de balas a la MAG, pero yo seguía tirando. Eran como las nueve de la mañana. Las balas me pasaban cerquita: a las trazantes se las veía clarito. El subteniente me decía: "Vámonos Poltronieri, que te van a matar..." Pero yo le decía que se fueran ellos. Porque yo sabía que el sargento Echeverría había tenido familia en esos días. Entonces les dije: Váyanse ustedes que tienen hijos, que tienen familia. Yo no tengo a nadie...".

Conscripto Clase 62 Oscar Poltronieri, Regimiento de Infantería Mecanizado número 6. Monte Dos Hermanas. Malvinas 1982. Galardonado con Cruz al Heroico Valor en Combate (Máxima condecoración militar Argentina).

Avatar de Usuario
Monterdez
Miembro
Miembro
Mensajes: 257
Registrado: Lun Sep 21, 2009 8:06 pm

La División Azul. Rusia, 1941-1944.

Mensajepor Monterdez » Mar Dic 13, 2011 1:10 pm

Buenos días:

Muy agradecido por su aclaratorio análisis de esta obra.
Atte.
"Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo". Abrahan Lincoln

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2271
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

La División Azul. Rusia, 1941-1944.

Mensajepor David L » Mar Dic 13, 2011 9:00 pm

Excelente reseña James, me quito el sombrero ante tan detallado analisis del libro. :sgm120:

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.


Volver a “Reseñas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados