Ocultismo nazi: hechos y mitos

Una invitación mensual a la reflexión y discusión, sobre temas escogidos por los usuarios invitados a escribir.

Moderador: Francis Currey

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5147
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por Kurt_Steiner » Mar Ago 18, 2020 10:02 pm

La mención de la ariosofía me ha traído a la mente a Karl Maria Wiligut, un hombre aquejado de megalomanía y esquizofrenia, que presumía de ser el último descendiente de los Wiligotis, un linaje real secreto de reyes-magos de orígenes prehistóricos, y del mismisimo Thor. Además, afirmaba poseer una memoria clarividente ancestral que le permitía recordar la historia de su tribu, de miles de años de antigüedad, cuando la Tierra estaba iluminada por tres soles, y habitada por gigantes, enanos, y germanos poseedores de sabiduría sobrenatural. También manifestaba conocer una antigua religión, el irminismo (Irminenschaft), según la cual la Biblia habría sido escrita en Alemania y el nombre real de Jesús habría sido el de un dios germánico, Krist. Del irminismo se escindirían los wotanistas, que acabarían enfrentándose en una guerra entre los adeptos de ambas religiones que acabó con la crucifixión de Baldur-Chrestos, máximo profeta del Irminismo, al que destruyeron finalmente.

Pese a haber sido internado entre 1924 y 1927 en el sanatorio mental de Salzburgo (se le diagnostica esquizofrenia agravada por megalomanía y delirios paranoicos), Wiligut se convertiría en 1933 en jefe del departamento de prehistoria e historia antigua de la Oficina Central de Raza y Asentamiento de las SS y, en septiembre, se convierte en jefe de la Sección VII (Archivos) de la Oficina Central de Raza y Asentamiento. Sería él, al parecer, el que convenció a Himmler para conviertor el castillo de Wewelsburg en el centro espiritual de las SS, según la mitología nórdica (o la versión de Willigut). Dicen que estuvo tras el diseño del Anillo de Honor de las SS, el Totenkopfring.

Al final terminó siendo encerrado en un manicomio en febrero de 1939 cuando sus problemas mentales se mezclaron con el alcohol. No deja de ser significativo que un ser tan desequilibrado fuera asesor personal de Himmler.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9476
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por José Luis » Mié Ago 19, 2020 9:42 am

¡Hola a todos!

Goodrick-Clarcke dedica un capítulo a Wiligut en su ya citado The Occult Roots of Nazism, que imagino será la fuente original de la que deriva, directa o indirectamente, la información arriba suministrada por nuestro compañero de foro Kurt_Steiner (al que recuerdo que es conveniente citar las fuentes de la información que se vierte en el foro). El capítulo, el 14, lleva por título Karl Maria Wiligut. The Private Magus of Heinrich Himmler.

Conocido como el Rasputín de Himmler, Wiligut (1866-1946) era un vienés nacido en el seno de una familia de oficiales del ejército austriaco que siguió la carrera militar de su padre y abuelo. Con 14 años (1880) asistió a la escuela de catetes imperial de Vienna-Breitensee y a los 18 fue destinado al 99º Regimiento de Infantería de Mostar, en Herzegovina. En 1903, a los 37 años de edad, y después de haber servido en tres regimientos de infantería, fue ascendido a capitán, y en mayo de 1912, ya como mayor, servía en el 47º RI, y así estaba cuando estalló la guerra. En octubre de 1914 era oficial de estado mayor en el 30º RI, librando batalla contra el ejército ruso en los Cárpatos. Fue ascendido a teniente-coronel y destinado a Graz para organizar los refuerzos para los regimientos de infantería 14º y 49º, y luego enviado al frente italiano, donde se le asignaron varios puestos de mando entre junio de 1915 y la primavera de 1916. En junio de 1916 se le asignó el mando de las reservas del distrito de Salzburg, ascendiendo a coronel en agosto de 1917. Durante la guerra ganó medallas por valentía y fue muy bien considerado por sus superiores ("excelente carácter...oficial extremadamente hábil y concienzudo"), quienes lo recomendaron para un mando regimental. En mayo de 1918 dejó el frente de Tirol del Sur para ejercer el mando de los campos para soldados retornados en Zolkiew, norte de Lemberg (L'vov) en Ucrania. El 1 de enero de 1919 fue dado de baja del ejército y se retiró a Salzburg.

En 1907 Wiligut se casó con Malwine Leuts von Treuenringen, de Bozen, con quien tuvo tres hijos: dos niñas, Gertrud (1907) y Lotte (1910), y un niño, gemelo de una de las hermanas, que murió en su infancia. Este hecho, según comenta Clarcke, afectó profundamente a Wiligut, pues frustró la tradicional herencia del conocimiento tribal secreto por parte del heredero varón mayor. Este supuesto secreto se lo había pasado a Wiligut su padre en 1890, y ahora Wiligut no tenía un hijo varón a quien pasárselo. Wiligut comenzó a comportarse de forma extraña, y a comienzos de la década de 1920 estaba convencido de que era víctima de la persecución ancestral de su tribu y de la religión Irminista por parte de la Iglesia Católica, los judíos y la masonería, a quienes también culpaba por la pérdida de la guerra y el colapso del Imperio Habsburgo. Fundó una liga antisemita en Salzburg y editó un periódico titulado Der eiserne Besen (La Escoba de Hierro), donde atacó con fiereza a judíos y masones. En una fallida aventura comercial con un antiguo camarada de armas, a quien había prestado una garantía financiera, con gran enfado de su esposa, Wiligut afirmó que su camarada resultó ser un agente de la conspiración que había en su contra. Esta paranoia debió llegar a su clímax en noviembre de 1924, cuando Wiligut fue internado en contra de su voluntad en el asilo mental de Salzburg, donde se le certificó como demente, permaneciendo allí hasta su alta en 1927. El informe médico del asilo hace referencia a su violencia doméstica, con amenazas de muerte a su esposa, proyectos grandiosos, conducta excéntrica, e intereses ocultos, tras lo cual lo diagnosticaron de esquizofrenia con delirios megalómanos y paranoides. Un tribunal de Salzburgo utilizó como base esa evidencia médica para incapacitarlo para administrar sus propios asuntos.

Su internamiento en el asilo mental de Salzburg fue conocido por Karl Wolff en una visita que éste cursó a la esposa de Wiligut en noviembre de 1938, y el 28 de agosto de 1939 fue oficialmente retirado de la SS. Pasó los años de la guerra vagando penosamente de un sitio a otro por Austria, y relegado al olvido. Asignado a un campo de refugiados por las fuerzas de ocupación británicas, sufrió un ataque que le causó una parálisis parcial y la pérdida del habla. Tras abandonar el campo y permitiéndosele regresar a la casa de su familia en Salzburg, Wiligut quiso volver a Alemania y emprendió un viaje complicado en diciembre de 1945. A consecuencia del viaja, Wiligut fue internado en un hospital a su llegada a Alemania, muriendo el 3 de enero de 1946.

A ver si saco tiempo y en otro momento ahondo más, siguiendo a Clarcke, en las creencias de Wiligut que ha introducido Kurt_Steiner.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9476
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por José Luis » Mié Ago 19, 2020 8:23 pm

¡Hola a todos!

El mito del supuesto origen escrito de la Biblia en Alemania responde a una serie de elaboraciones realizadas durante la década de 1920 por Wiligut. Antes de la guerra del 14 no hay fuentes suficientes para rastrearlas, pero sí después de la guerra.

Clarcke comenta que la importancia de posguerra que Wiligut tuvo para los grupos völkisch y la SS radicó en su reputación como último descendiente de una larga línea de sagas germánicas, los Uiligotis del clan Asa-Uana, que se remontaba a una remota era prehistórica. Debido a su presunta memoria ancestral clarividente, Wiligut afirmaba que podía recordar la historia y las experiencias de su tribu desde tiempo inmemorial.

La única fuente para la tradición pagana de preguerra de Wiligut es Theodor Czepl de la Orden de los Nuevos Templarios (ONT), que conoció a Wiligut en 1908 a través de un círculo oculto de Viena. Fue por este previo conocimiento que Lanz von Liebenfels pidió a Czepl que volviera a contactar con Wiligut tras la guerra. En consecuencia, Czepl visitó a Wiligut en tres ocasiones, en una de las cuales pasó siete semanas en la casa de Wiligut de Salzburg durante el invierno de 1920-21. Czepl registró sus experiencias con Wiligut en un amplio memorando que preparó para la ONT. Pues bien, Wiligut le contó a Czepl que era el portador de una línea secreta de realeza alemana, y le mostró unos tomos de heráldica y su propio escudo de armas y el sello familiar como pruebas de ello. Entre otros cuentos, Wiligut le contó que la Biblia había sido escrita originalmente en Alemania, identificándola con una religión Irminista -cuya oponente era el Wotanismo- que celebraba al dios germánico Krist. Este rito fue expurgado más tarde por la religión cristiana, que se apropió del mismo como su propio salvador.

De estos encuentros con Czepl cabe deducir, según Clarcke, que la “doctrina” de Wiligut mezcló de forma novedosa el arcaísmo teutónico de List con el ario-cristianismo de Lanz, y que esta elaboración tuvo lugar en 1920. A partir de aquí, la fuente de su elaboración posterior es su discípulo austriaco Ernst Rüdiger (1885-1952), a quien conoció durante la guerra y con quien colaboró posteriormente. Pues bien, según Rüdiger, Wiligut atribuía a los antiguos alemanes una historia, cultura y religión mucho más antigua de lo que generalmente se aceptaba por la academia prehistórica. Según Wiligut, esta cronología había comenzado unos 228.000 años a.C., cuando había 3 soles en el cielo y la tierra estaba habitada por gigantes, enanos y otros seres supuestamente míticos. En 78.000 a.C., los ancestros de Wiligut, los Adler-Wiligoten, ayudaron a restaurar la paz tras un largo periodo de lucha, inaugurando a partir de entonces la “segunda cultura Boso” que vio la fundación de la ciudad Arual-Jöruvallas (Goslar). En torno al 12.500 a.C. se proclamó la religión Irminista de Krist, convirtiéndose en la fe universal de los alemanes hasta que fue desafiada por el cismático Wotanismo. Tras una larga serie de guerras entre ambas religiones, cuyo clímax se alcanzó en 9.600 a.C., un profeta sagrado del Irminismo, llamado Baldur-Chrestos, fue crucificado por los Wotanistas en Goslar. Sin embargo, el profeta consiguió escapar a Asia y la batalla por la fe continuó durante los siglos siguientes. Los Wotanistas destruyeron finalmente el centro sagrado Irminista de Goslar en el 1.200 a.C., y los Irministas fundaron un nuevo templo en el Exsternsteine (complejo megalítico) cerca de Detmold, que fue tomado por los Wotanistas en 460 d.C, antes de ser finalmente saqueado en su forma corrupta por Carlomagno durante su campaña contra los paganos sajones en el siglo IX.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5147
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié Ago 19, 2020 8:39 pm

Me estoy dando cabezazos contra la pared por haberme olvidado citar a Goodrick-Clarcke y su The Occult Roots of Nazism. Mis más sinceras disculpas para todos por mi despiste y mil gracias a José Luis por corregir mi lapsus y añadir su magnífica (como siempre) contribución al tema.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9476
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por José Luis » Jue Ago 20, 2020 1:38 am

¡Hola a todos!
Kurt_Steiner escribió: No deja de ser significativo que un ser tan desequilibrado fuera asesor personal de Himmler.
Bueno, lo normal es que un desequilibrado, si la ocasión es propicia, se junte con otro que le siga el cuento. Wiligut sería un desequilibrado, sin duda, pero Himmler no le iba a la zaga en fantasías irreales. Si lo escogió como su mentor favorito fue porque Himmler creía en los mismo desvaríos de Wiligut, o al menos servían a sus propósitos en cuestión de temas mitológicos en los que el Reichsführer-SS estaba tan interesado. Así que no me resulta sorpresivo que Himmler encargara oficialmente a Wiligut para la investigación prehistórica en la SS desde 1933 a 1939, y que de su grado de SS-Hauptsturmfuhrer pasara a SS-Brigadefuhrer bajo su propia recomendación personal. Y su influencia sobre Himmler ya la has apuntado: entre otras cosas, el diseño del Totenkopfring de los miembros de la SS, la concepción de Wewelsburg como castillo de la orden de la SS, o la adopción de otros ceremoniales de la SS.

Himmler había fundado con Walther Darré la Ahnenerbe en 1935, inicialmente una institución independiente que debía investigar la arqueología y prehistoria germánicas. Más tarde fue incorporada a la SS, con su personal académico llevando rangos y uniformes de la SS. Y fue bajo este contexto de la búsqueda de Himmler de las raíces germánicas para apuntalar la ideología de la SS el que explica su mecenazgo de un ocultista völkisch de 66 años de edad llamado Wiligut, tal como expresa Clarcke.

En 1932 Wiligut dejó Austria por Alemania (Munich), donde continuó con sus investigaciones ancestrales y se convirtió en una celebridad entre los ocultistas de las runas. Fue un antiguo amigo llamado Richard Anders, a la sazón oficial de la SS, quien presentó a Wiligut ante Himmler, quien quedó impresionado por la "investigación y hallazgos" del ocultista. Y a raíz de este encuentro Wiligut se unió a la SS en septiembre de 1933 con el pseudónimo de Karl Maria Weisthor, siendo nombrado jefe de un departamento de la Rasse- und Siedlungshauptamt de la SS de Munich. Aquí, al parecer, se dedicó a redactar los ejemplos de su memoria ancestral, discutiendo las tradiciones de su familia con Himmler, y asesorando sobre asuntos prehistóricos. Y entre ambos se entabló una íntima y cordial relación.

En abril de 1934 Wiligut fue promocionado a SS-Standartenführer para reflejar su antiguo grado de coronel en el ejército austriaco, y en octubre fue nombrado jefe de la Sección VIII (Archivos) de la Rasse- und Siedlungshauptamt. En noviembre consiguió el ascenso a SS-Oberführer. En la primavera de 1935 Wiligut fue destinado a Berlín, donde continuó su trabajo en la oficina del Ayudante Jefe del staff personal del Reichsführer-SS. En noviembre de 1936 Himmler lo ascendió a SS-Brigadeführer.

La carrera de Wiligut en la SS terminó no se sabe muy bien motivada por qué. Su mala salud, los cambios de hábitos y personalidad debido a los medicamentos que tomaba para mantener su vitalidad y facultades mentales, su alcoholismo, o el descubrimiento de que había estado internado en un asilo mental, o todo ello junto propició su despido en 1939. Desde luego, para Himmler debió ser un duro varapalo.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Paulaner
Miembro
Miembro
Mensajes: 74
Registrado: Mié Jul 08, 2009 7:00 pm

Re: Ocultismo nazi: hechos y mitos

Mensaje por Paulaner » Mié Sep 09, 2020 8:37 pm

Buen tema, gran hilo.

Pero agradecería el nombre de los libros en los que os basáis.

Responder

Volver a “Tribuna”

TEST