Guerrilla en Estonia 1940-41.

La guerra en el este de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Responder
Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Oct 09, 2020 11:32 pm

Hola a todos :-D; un resumen al respecto...................................

Resistencia civil.

Cuando Estonia fue finalmente tomada por los soviéticos en 1940, después de haber estado ocupada desde 1939, la resistencia civil ya se estaba gestando. Pronto comenzó también la resistencia armada dispersa, pero no alcanzó el estatus de masas hasta que los alemanes invadieron la URSS el 22 de junio de 1941. Pronto adquirió tales proporciones, que los alemanes en muchos lugares se encontraron con regiones liberadas, flameando la bandera nacional estonia de antes de la guerra.

El movimiento de resistencia surgió inmediatamente después de la ocupación de Estonia y el golpe de estado del 21 de junio de 1940. Al principio se intentó formar una oposición legal. Los representantes de los antiguos partidos políticos, así como los líderes de los círculos nacionales y académicos, cooperaron en la organización de sus candidatos opositores contra los oficiales de la Unión de Trabajadores / Töötava Rahva Liit /. En 66 distritos electorales de 80 lograron reunir a 78 candidatos, todos los cuales fueron retirados (se declararon nulas las propuestas de 57 candidatos, 20 candidatos retiraron su candidatura ellos mismos bajo la presión de amenazas públicas y privadas, un candidato fue arrestado).

La derrota de los candidatos nacionales antes de las elecciones organizadas abolió simultáneamente cualquier intento de oposición legal. Las manifestaciones y demostraciones espontáneas ya no ocurrieron, ya que estas también habían dado lugar a medidas represivas únicamente. A finales del verano de 1940 estaba claro que la única resistencia posible podía ser la clandestina. Las actividades clandestinas fueron realizadas principalmente por líderes de la generación más joven, los estudiantes y los jóvenes académicos. Se basó en conocidos personales e individuos que no habían sido figuras públicas destacadas antes de la ocupación.

Ninguna institución estatal o social, tuvo relación organizativa alguna con el movimiento de resistencia. Tampoco participó en ella la antigua dirección pública o militar, aislada de la sociedad por represiones planificadas. Mientras que la organización voluntaria de defensa nacional, la Liga de Defensa / Kaitseliit /, fue desarmada el 17-19 de junio de 1940, sus miembros ocultaron sus armas hasta cierto punto, pero solo por iniciativa de miembros individuales, a nivel local y no en todas partes.

Una excepción es la lucha de algunos diplomáticos estonios en el extranjero que protestaron contra el reconocimiento de la ocupación soviética. Esto, sin embargo, no tuvo contacto directo con el curso de los acontecimientos en el país; Estonia estaba separada del resto del mundo por el Telón de Acero. Así que el movimiento clandestino fue dirigido por personas unidas, en primer lugar, por el hecho de que no habían sido figuras públicas destacadas en la pre-ocupación de Estonia. Además, en el plano ideológico, estas personas tenían en común su auto-conciencia nacional y sus ideales democráticos, que sólo podían conservarse con la condición previa evidente de que Estonia fuera restaurada como Estado independiente. Las actividades clandestinas no estaban directamente relacionadas con los antiguos partidos y fuerzas políticas de Estonia y no tenían una orientación sobre una tradición política definida.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... erwar.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Oct 16, 2020 4:27 pm

Hola a todos :-D; algo más..................................

El Comité de Rescate.

El movimiento clandestino en general era de gran alcance y al mismo tiempo carecía de unión. Inmediatamente después de que fracasara el intento de oposición legal, un grupo de sus líderes trató de organizar un organismo nacional llamado Comité de Rescate / Päästekomitee / que uniría a todas las fuerzas nacionales clandestinas; esto, sin embargo, siguió siendo solo un intento. Una de las sociedades que presentó a sus candidatos de la oposición antes de las "elecciones" de julio de 1940 fue el Club Nacional de Estonia / Eesti Rahvuslaste Klubi /, ya prohibido en ese momento.

Una vez liquidada la oposición legal, uno de sus miembros, el abogado Ülo Maramaa, inició el establecimiento del Comité de Rescate que iba a constituir una organización ilegal que cubriera todo el país. Sus miembros tomarían el poder y restaurarían la independencia de Estonia al estallar la guerra germano-soviética y la retirada del Ejército Rojo. En las reuniones del Comité se debatió una idea bastante antigua en el discurso político estonio que se remonta al siglo anterior y que se refería a la federación estonia-finlandesa; la idea, sin embargo, siempre había sido marginal y tampoco se convirtió en un principio programático de la organización clandestina.

El Comité se convirtió en el núcleo de la organización cuyos miembros buscaban principalmente personas que compartieran sus puntos de vista y establecieran contactos con ellos. A finales de 1940 existía una suborganización en Tallin, se designaron representantes para 6 de los 11 condados de Estonia, incluidos Virumaa, Viljandimaa, Järvamaa, Saaremaa, Pärnumaa y Valgamaa, donde se estaban formando organizaciones locales; además, se estaba creando una organización juvenil. Aunque el Comité había logrado establecer una red clandestina de amplio alcance que trabajaba sobre los principios de la conspiración, la organización en su conjunto todavía estaba en la etapa de formación. Su propósito directo era aumentar y organizar su membresía, prepararse para un estado de emergencia y preservar las fuerzas de resistencia pasiva.

Teniendo en cuenta la correlación real de fuerzas, las manifestaciones activas se previeron solo después de la retirada del Ejército Rojo de Estonia al estallar la guerra. Para tomar el poder en Tallin, se elaboraron planes detallados sobre cómo hacerse cargo de las instituciones civiles vitales y restaurar su trabajo, cómo evitar el desorden y defender a la gente; la acumulación de armas y la preparación de desvíos en los ferrocarriles se encontraban en una etapa inicial. Con la ayuda de los exiliados estonios en Finlandia, el Comité había establecido comunicación por radio con el reconocimiento finlandés y al menos algunos contactos con los alemanes a través de la misión diplomática alemana en Tallin.

A finales de 1940/41, el servicio de seguridad soviético había descubierto el Comité y había puesto fin a su centro, lo que, por supuesto, paralizó la formación de organizaciones locales en los condados.

Otros grupos.

Por conspiración, no se hizo ningún otro intento de establecer otra organización de resistencia a nivel nacional. Al mismo tiempo, se formaron numerosas nuevas organizaciones de resistencia. A pesar de las operaciones sistemáticas del servicio de seguridad soviético y su progreso, no pudieron detener por completo la organización del movimiento de resistencia. En el verano de 1941, las uniones clandestinas de personas que simpatizaban entre sí se habían dispersado por toda Estonia. Todos eran bastante similares y compartían los siguientes rasgos:

1. Las organizaciones clandestinas eran grupos pequeños, su campo de acción era local.

2. los miembros de los grupos estaban en condiciones legales (las personas ilegales que se escondían del régimen soviético actuaban, por regla general, por su cuenta)

3. Los contactos entre los grupos fueron mínimos y no se puede hablar de una red de resistencia totalmente estonia.

4. el principal campo de acción fue reunir y difundir información

5. En estos grupos no se estaba llevando a cabo ninguna preparación organizada o intencionada para una guerra de guerrillas.

El principal objetivo del movimiento de resistencia civil era unir fuerzas y su principal recurso era la contrapropaganda. Esto, bajo las condiciones de total secreto soviético y lavado de cerebro que prevalecían en Estonia, adquirió la importancia de una guerra de información.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... erwar.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Oct 23, 2020 4:06 pm

Hola a todos :-D; algo más..................................

Resistencia civil.

De estos numerosos grupos de resistencia, dos destacan especialmente por su amplio alcance y persistencia: el grupo adherido al Museo de la Salud y la autodefensa secreta del condado de Võru.

El grupo del Museo de la Salud se reunió en septiembre de 1940 en Tartu como un grupo de cuatro miembros de amigos anticomunistas que se fijaron como objetivo obtener información lo más completa posible sobre la política interna y exterior. También buscaron tener contactos con otros grupos de resistencia en Estonia, así como con fuerzas antisoviéticas en el extranjero. Siguiendo el estado de ánimo imperante entre la gente, intentaron, entre otras cosas, obtener información interna sobre el Partido Comunista y la seguridad que luego se transmitió a otros grupos clandestinos. En la primavera de 1941, el grupo incluía aproximadamente a veinte miembros y se había convertido en la organización de resistencia de los estudiantes de la Universidad de Tartu que actuaban bajo el escudo del Museo de Salud de Estonia (dos de los líderes del grupo eran el director del museo y su secretario). En marzo de 1941, el grupo emprendió un curso de acción más intensivo: se prepararon planes sobre cómo defender la ciudad en la guerra, se reforzaron los contactos con otros grupos de resistencia y figuras tanto en Tallin como en el condado de Tartu, algunos miembros del grupo establecieron unidades de combate independientes más pequeñas. El grupo del Museo de la Salud era el más grande y militante de los grupos existentes en Tartu (sus miembros más activos eran oficiales de reserva con preparación militar). Además, ninguno de sus miembros fue arrestado ni deportado, por lo que el grupo se convirtió en el centro coordinador del movimiento de resistencia en Tartu. La revuelta que estalló en Tartu el 10 de julio de 1941 obtuvo sus primeros líderes del grupo del Museo de la Salud.

En el condado de Võru, los antiguos miembros de la Liga de Defensa ya habían difundido la idea de la necesidad de una organización armada en el otoño de 1940. En octubre-noviembre de 1940 se formaron los primeros pequeños grupos locales. Para la próxima primavera, estos cubrieron todo el condado, no había una dirección central, la red de información, sin embargo, conectaba estas células estrechamente. Cuando comenzaron los arrestos y deportaciones, la mayoría de las células perdieron a sus líderes, los ex líderes de la Liga de Defensa a nivel de pelotón / compañía, mientras que la mayoría de los miembros comunes se fueron al bosque después de la deportación del 14 de junio de 1941 y comenzaron con la lucha de guerrillas. La organización secreta, no descubierta por el servicio de seguridad soviético debido a la conspiración de alto nivel, se extendió ampliamente inmediatamente después del estallido de la guerra, ya que se trataba de hombres ancianos y jóvenes en edad de reclutas que formaron estos cuerpos de autodefensa y, por lo tanto, la orden de movilización no los obligó a esconderse en los bosques.

Su principal objetivo era, en caso necesario, defender sus hogares y familias contra el saqueo y la quema de los restos del Ejército Rojo en retirada y los batallones de destrucción para los que formaron grupos en aldeas, adquirieron armas e intercambiaron información. Los hombres con ocupación legal y trabajos debían emprender cualquier acción solo si era necesario, se redactaban planes de emergencia apropiados y esquemas de mensajería-comunicación. En total, había 30 celdas de este tipo en el condado de Võru que reunían a 430 hombres (menos de la mitad de ellos con armas de fuego). Ningún otro condado de Estonia tenía una organización secreta tan extendida. Los signos externos de resistencia en el período anterior a la guerra fueron folletos impresos y su distribución, izaron banderas nacionales (así, en 1941, en el aniversario de la República de Estonia, el 24 de febrero, las banderas nacionales azul-negro-blanco estaban ondeando sobre Estonia), sitios decorados con flores de monumentos volados que conmemoraban la Guerra de la Independencia (algunos monumentos o sus partes estaban ocultos). Excepcionales en este panorama general son los viajes de contacto ilegales de algunos estonios al servicio del reconocimiento finlandés y, desde marzo de 1941, la preparación de un grupo de exploradores estonios en el reconocimiento finlandés.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... part2.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Oct 30, 2020 9:18 pm

Hola a todos :-D; algo más..................................

Comienza la resistencia activa.

Las primeras guerrillas.

El primer hermano del bosque conocido, como se empezó a llamar a las guerrillas estonias, es Enn Murulaid. Este joven de la aldea de Arumäe en la comuna de Alutaguse en el condado de Viru desertó del servicio militar en septiembre de 1940 cuando las antiguas fuerzas armadas de Estonia se unieron al Ejército Rojo y se escondió en los bosques cercanos a su aldea natal hasta que estalló la guerra de guerrillas. Luego se unió al gran y activo grupo guerrillero que allí se había formado.

A medida que la política represiva soviética se profundizó y amplió, aumentó el número de personas que pasaron a la clandestinidad. Así que el 12 de junio de 1941 varios hombres de la comuna de Antsla en el condado de Võru fueron convocados a un interrogatorio cruzado, y todos, en lugar de obedecer, decidieron esconderse en el bosque, conformando así la base de la tropa guerrillera que se organizó después del estallido de la guerra. Esconderse, sin embargo, no era masivo, pues un ciudadano pacífico, acostumbrado a la experiencia de la vida en un estado lícito, tendría que superar un obstáculo psicológico casi insuperable. Como bien ha dicho el escritor Karl-August Hindrey, pasar a la clandestinidad significaba aceptar el "estado de ser una bestia perseguida". A mediados de junio de 1941, una semana antes del estallido de la guerra germano-soviética, había algunos ilegales o pequeños grupos ilegales, pero no se puede hablar de actividades guerrilleras o fuerzas de resistencia armada en Estonia.

Deportación.

Todo esto cambió de la noche a la mañana después de la deportación del 14 de junio cuando más de 10.000 personas fueron enviadas desde Estonia a campos de prisioneros o al destierro en Siberia. Esta acción terrorista sin precedentes, que niega la conciencia legal que prevalece en la mente de las personas, afectó psicológicamente a todos como un shock y fue seguida inmediatamente por una huida masiva de los hogares. Así nació la población subterránea muy extendida, escondida principalmente en los bosques, buscando posibilidades de conseguir armas y preparándose para las actividades organizadas. A la primera ola de los llamados hermanos del bosque se agregaron más tarde nuevas fuerzas a medida que se profundizaba el terror soviético, dirigido contra capas completas de la sociedad como ser:

- Traslado desde Estonia, el 22º Cuerpo de Tiradores formado sobre la base de las antiguas fuerzas armadas de Estonia.

- Movilización de reclutas a principios de julio

- Movilizaciones a finales de julio y agosto

La política de terror culminó con el establecimiento de "batallones de destructores" a los que se les dio las manos libres en la "lucha anti-bandidos", y el 05 de julio el derecho a fusilar a "bandidos" en el lugar sin juicio ni investigación lo que amenazaba, por supuesto, a la vida y propiedad de cada persona.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... part2.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Sab Nov 07, 2020 12:04 am

Hola a todos :-D; algo más..................................

Comienza la resistencia activa.

El Ejército Rojo o los partisanos.

Inmediatamente después del estallido de la guerra, los soldados estonios comenzaron a desertar del servicio, las fugas se volvieron masivas a fines de junio cuando el 22º Cuerpo de Fusileros estaba siendo transportado a Rusia. Por regla general, lo hicieron solos o en grupos más pequeños. La deserción general se vio obstaculizada por el hecho de que en las dos últimas semanas las antiguas tropas estonias fueron complementadas y mezcladas con reclutas de Rusia. A pesar de eso, a partir de unas pocas unidades se realizaron escapes organizados que abarcaron unidades tan grandes como pelotones o la mayoría de los oficiales; por ejemplo, 38 oficiales de la fuerza aérea huyeron del escuadrón de aviación del cuerpo. En cierto modo, fue más fácil escapar del transporte ferroviario del norte de Estonia, mientras que las unidades con base en el sur de Estonia fueron sacadas del país a pie, sin municiones y bajo vigilancia directa. Los oficiales, suboficiales y soldados que habían huido a los bosques formaron el núcleo y la fuerza organizadora de la resistencia armada. En el norte de Estonia había 450-550 de ellos, en el sur de Estonia algo menos (a partir de datos indirectos, la cifra total de militares que participan en la lucha de guerrillas puede estimarse en unos 700). Como dato excepcional hay que añadir aquí a los dos soldados del Ejército Rojo abandonados que se unieron a la guerrilla en Hiiumaa: el finlandés Mikko Pentikäinen y el careliano Ilo Sokolov.

Además de los militares que desertaron del Ejército Rojo, todos los guardias fronterizos en la frontera de la República Socialista Soviética de Estonia y la República Socialista Soviética de Letonia se unieron al movimiento de resistencia (los guardias fronterizos del Comisariado del Pueblo del Interior de la República Socialista Soviética de Estonia eran en realidad restos de la Guardia de Fronteras de la República de Estonia, formada únicamente por los guardias fronterizos de cuadros de Estonia). Aunque eran pocos, menos de 100 hombres, su participación era considerable. Los oficiales de cuadro y suboficiales participaron en la conducción de la organización de las fuerzas guerrilleras en las comunas fronterizas con la frontera sur de Estonia y dirigieron la acción. Pequeñas unidades de guardias fronterizos con su buen entrenamiento militar, buenas armas en comparación con la mayoría de los guerrilleros y mejor organización, fueron una fuerza conspicua en la guerra de guerrillas.

El reclutamiento de hombres estonios para el Ejército Rojo comenzó a principios de julio, principalmente del 02 al 04 de julio, con la movilización de reclutas. Afectó a todo el país y prácticamente fracasó. A esto le siguió la movilización de reservistas iniciada el 22 de julio que se prolongó en diferentes condados, en diferentes períodos y etapas, diferentes clases de edad y categorías de reservistas, hasta el 24 de agosto. Como a mediados de julio el frente ya había llegado a la línea Emajõgi-Pärnu, en Estonia central, la movilización pudo llevarse a cabo en el norte de Estonia y en las islas. Fue en cierto modo más exitoso que el reclutamiento de reclutas, ya que las autoridades represivas pudieron ejercer mejor su poder en la retaguardia del Ejército Rojo (el Código Penal soviético promulgado en Estonia responsabilizó a los familiares de la persona que no obedeció la citación). A partir de los datos oficiales de la historia soviética, 32.187 hombres reclutados en Estonia llegaron a la retaguardia del Ejército Rojo, pero como la mayoría de los documentos válidos fueron destruidos en la evacuación de Tallin, ahora se cree que la cifra es de aproximadamente 32-33.000 hombres (además algunos miles de hombres evacuados, incluidos los de los batallones de destructores).

Los hombres que se mudaron fuera de Estonia de esta manera formaron alrededor de un tercio de los 110.000 hombres aptos para ser movilizados de la República de Estonia antes de la ocupación. La mayoría no obedeció las órdenes del régimen de ocupación o escapó directamente de las estaciones de movilización o de los trenes que se dirigían a Rusia, algunos se salvaron de los barcos dañados en acción, etc. Estos hombres se vieron obligados a permanecer escondidos como resultado de lo cual el El movimiento de los hermanos del bosque se volvió masivo. Así, la noción de "hermanos del bosque" cubre a las personas que se estaban escondiendo del régimen soviético y lo hicieron principalmente escapando a los bosques. Se puede hablar de un fenómeno de masas. "En estos días los pantanos y los bosques estaban más poblados que las granjas y los campos. Como decía el refrán, los bosques y las ciénagas eran nuestro territorio mientras que los campos y las granjas estaban ocupados por enemigos. La autodefensa estaba emergiendo por todas partes"; ha escrito el escritor Juhan Jaik en 1941.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... part2.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Nov 13, 2020 5:25 pm

Hola a todos :-D; algo más..................................

Comienza la resistencia activa.

Suministro y Apoyo.

Las últimas palabras del escritor apuntan a la esencia de lo que estaba pasando en ese momento: se estaban reuniendo fuerzas en aras de una mejor autodefensa. Algunos hermanos del bosque se reunieron en grupos, consiguiendo todas las armas que pudieron, desarrollando su liderazgo militar con la organización y disciplina correspondientes: los refugiados se convirtieron en unidades de guerrilla (ver Tabla 1). El proceso fue continuo y dependiendo de la situación en la guerra y el movimiento del frente, su ritmo en diferentes partes de Estonia fue diferente. El patrón, sin embargo, fue el mismo. Una guerra de guerrillas requiere varias condiciones previas que, como factores universales, determinan su carácter y éxito. De suma importancia de estos son:

- apoyo de la población local.

- preparación organizativa y mando de las fuerzas guerrilleras.

- existencia de objetivos y programas políticos apoyados por las masas.

- existencia de ayuda exterior.

- presencia de armas y equipo militar (o su entrega continua).

En la Guerra de Verano de Estonia se dieron las tres primeras condiciones previas. La población estonia en su mayoría era hostil al régimen soviético, apoyando el movimiento de resistencia de esta manera al menos pasivamente. Las acciones terroristas del régimen obligaron a la gente a la autodefensa y provocaron directamente el surgimiento de fuerzas guerrilleras masivas. Estos no fueron preparados en forma orgánica, pero el hecho fue compensado por la presencia de líderes capaces. Esto provino principalmente de entre los antiguos líderes de la Liga de Defensa porque el régimen no pudo aniquilar por completo a un grupo tan numeroso; además, estaban los oficiales de reserva entrenados antes de la ocupación y los militares de cuadro que habían huido a los bosques al estallar la guerra. Todos vieron como su objetivo salvar la vida de ellos mismos y de sus semejantes; la restauración de la independencia de Estonia en las condiciones de amenaza de muerte directa era en cierto modo un objetivo distante y abstracto pero, aún así, tan evidente que no necesitaba una formación programada separada para aquellos que luchaban en las filas de las fuerzas de resistencia. Las dos últimas condiciones previas, además, faltaban.

Tabla 1 - Número de guerrilleros estonios y sus bajas (por condado).

Imagen
* Estimaciones (datos de 1942-43 sobre los condados de Tartu, Järva y Harju no se han conservado, y el autor ha deducido el número de guerrillas a partir de la evidencia de guerrillas conocidas en algunas comunas, grandes unidades guerrilleras, etc. )

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... part2.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10546
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Guerrilla en Estonia 1940-41.

Mensaje por tigre » Vie Nov 20, 2020 2:42 pm

Hola a todos :-D; algo más..................................

Comienza la resistencia activa.

Suministro y Apoyo.

Al principio, el movimiento de resistencia armada no recibió ayuda alguna de ninguna parte (a pesar de la idea errónea prevaleciente sobre las guerras de guerrillas como guerras invencibles y revolucionarias del pueblo, en realidad, ni una sola guerra de guerrillas en la historia se ha ganado sin ayuda externa). Desde las perspectivas generales de la guerra, por supuesto, como ayuda exterior debe tratarse la llegada de la Wehrmacht al territorio de Estonia, lo que cambió decisivamente la situación militar.

Durante los combates de guerrillas en la retaguardia del Ejército Rojo en el norte de Estonia, se recibieron armas por vía aérea desde Finlandia; Las guerrillas del sur de Estonia consiguieron en algunos casos armas de las unidades alemanas en Letonia o de la autodefensa letona; pero esto fue en cuanto a su cantidad general, una ayuda tan pequeña que no cambió el contexto general de ausencia de ayuda extranjera de las fuerzas guerrilleras de Estonia. La escasez de armas era el rasgo general de las guerrillas estonias que determinaba directamente el carácter de sus actividades (por lo que en el condado de Viru solo uno de cada tres guerrilleros tenía un arma al final de la guerra de guerrillas).

Solo unas pocas unidades guerrilleras estaban completamente armadas, en su mayoría un tercio o la mitad de los miembros tenían un arma. Al mismo tiempo, un grupo bastante grande de refugiados desarmados podría reunirse en un pequeño grupo bien armado en busca de protección y el campamento podría llegar a un par de cientos o más miembros. En la etapa inicial de la guerra, los hermanos del bosque de toda Estonia solo podían usar alrededor de mil rifles llevados por soldados desertores o escondidas tras la liquidación de la Liga de Defensa un año antes.

Todas las demás armas (armas deportivas, armas de cazadores furtivos, varias armas pequeñas adquiridas por la gente en el período de revoluciones y guerras en 1917-1920, etc.) solían ser de poca utilidad en acción y, además, solo una parte de los hermanos del bosque las poseía. Paradójicamente fue solo la falta de armas lo que provocaron los ataques reales, pues estas eran armas las que permitían la autodefensa y para conseguirlas las guerrillas atacaron oficinas comunales, milicianos, unidades menores de batallones destructores y el Ejército Rojo.

Fuentes: http://www.geocities.com/kumbayaaa/esto ... erwar.html (offline)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Frente oriental”

TEST