Las DLM en Bélgica 1940.

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Nov 14, 2018 11:18 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

El avance.

Nuestra ruta atraviesa distritos densamente poblados: Merbes-le-Chateau, Binche, Fontaine I'Evêque, el suburbio del norte de Charleroi, Gosselies, Fleurus. Finalmente llegamos a la pequeña aldea de Tongrinne, final de esta primera etapa, a las 02:30 horas, el 11 de mayo. Tongrinne está justo al lado de la carretera principal N. 21, dos millas al este de Ligny, donde Napoleón derrotó a Blucher en junio de 1815. La distancia recorrida desde Landrecies es de 65 millas; tiempo 11 horas; Velocidad media de 6 millas por hora. Un resultado muy decepcionante, considerando que en las carreteras normales, promediamos fácilmente 25 millas por hora en recorridos de 100 millas.

Hay mucho que decir con respecto a este importante tema: nuestra primera noche en movimiento demostró plenamente que un 4º Buró (logística), más un Destacamento Divisional de Circulación Vial eficiente y adecuado son requisitos imperativos para las unidades mecanizadas. Los "juegos de guerra" y las maniobras en tiempos de paz son muy engañosos a este respecto. Nuestra parada en Tongrinne será de unas pocas horas, a lo sumo, por lo que después de un apresurado reconocimiento realizado con linternas, los centenares de vehículos del batallón se encuentran dispersos por expertos en la aldea. Están estacionados para no ser discernibles desde el cielo, aunque están dispuestos de tal manera que pueden volver rápidamente a la formación de la columna.

A las tres y media, prevalece la calma, excepto en los establos, donde trabajan las cuadrillas de mantenimiento siempre activas. A las cuatro y media, con el sol, aparecen en el cielo despejado los primeros aviones de exploración alemanes, los Henschels. Son aeronaves lentas, desgarbadas, pintadas en color oscuro, volando bajo. Nuestros ametralladores abrieron fuego y el ruido fusilería pronto despertó a los aldeanos. Luego, aparecen escuadrón tras escuadrón de Heinkels, que vienen del este. El rugido singularmente rítmico de sus motores llena el aire, salpicado por los informes de explosiones de bombas. Las baterías antiaéreas comienzan a ladrar. Nuestro segundo día de bombardeo ha comenzado.

Imagen
Vehículo blindado ligero francés del 8e Cuirassiers franqueando un curso de agua.................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Vie Nov 23, 2018 12:01 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Nuestras primeras órdenes de combate.

Los mensajeros motociclistas pronto se reunieron alrededor del Pto Cdo del batallón, que se estableció precariamente en una fila de establos vacíos. Las órdenes de operaciones para el día se recibieron pronto. Nos enteramos de que el enemigo había logrado cruzar el río Mosa en Maastricht; Fort Eben Emaël, a 4 millas al sur de esta ciudad, en la orilla occidental del Mosa, y uno de los puntos fuertes de la primera línea de resistencia belga entre Lieja y Maastricht, estaba rodeado. Además, se afirmó que el enemigo tomó tres puentes en el Canal Alberto, al oeste de Maastricht.

La 2e DLM debe ocupar una posición defensiva en el frente Tirlemont-Huy. El batallón está adscrito a la brigada a cargo del sector sur, bajo el mando del General lacroix. Estamos en apoyo directo del "Batallón B" del 1ro de Dragones, y nuestra misión es oponernos a cualquier cruce del Mehaigne, un pequeño afluente del Mosa, al que se une justo al oeste de Huy. Las posiciones de la batería se seleccionarán cerca de Vissoul, un pequeño pueblo a 4 kilómetros al este de Burdinne. Reconocimientos listos a salir a las 12 del mediodía, la columna de las baterías a las 14:00 horas.

El movimiento, aunque realizado a plena luz del día bajo numerosas formaciones de aviones enemigos, se completó sin contratiempos. Seguimos la carretera N. 21 y pasamos por Gembloux, que había sido fuertemente bombardeado por la mañana. Ahora tenemos que detenernos por un largo tiempo, al norte de Gembloux, donde la N. 21 cruza la carretera principal N. 4, Namur-Bruselas, mientras la patética e interminable multitud de refugiados se reúne. Nuestra ruta luego pasa por St. Trond y Perwez, donde cruzamos las grandes defensas antitanques de Perwez-Marchovelette, parte de la principal línea de resistencia belga. Luego Grand-Rosière, Mehaigne, Taviers, Wasseiges, Burdinne.

Llegamos a esta última ciudad a las 18:00 horas y nos encontramos con una pequeña partida de suboficiales que regresaron desde los destacamentos de reconocimiento para guiar al batallón a los emplazamientos elegidos. La ocupación de los puestos se realiza al anochecer. La 4ta batería está a 1 km al noreste de Vissoul. La quinta batería se encuentra al oeste de la aldea, bien en desenfilada por un pequeño cerro orientado N-S, con arbustos espinosos convenientemente ubicados. La sexta batería tiene la mejor posición de todas, en el borde de los bosques que rodean el castillo de Oteppe. El puesto de observación estaba obviamente, demasiado obviamente, como se mostrarán los eventos futuros, en la colina 179 al norte de Vissoul, que ofrecía una buena vista al este del valle de Mehaigne. El Pto Cdo del batallón estaba en una casa en la carretera de Burdinne a Oteppe.

Imagen
Avance hacia la posición.........................................................................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Jue Nov 29, 2018 1:06 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Nuestras primeras órdenes de combate.

En poco tiempo las conexiones telefónicas y de radio están listas. El oficial de orientación ha hecho un buen trabajo durante el reconocimiento y las coordenadas de las piezas de base se han determinado mucho antes de que se ocupen las posiciones. De este modo, el centro de dirección del fuego puede comenzar a funcionar con poco retraso; El plan de fuegos se establece, se escribe a máquina y se envía a las baterías dentro de la media hora después de ocupar la posición. (Puede que no esté mal llamar la atención del lector, aquí, sobre el hecho de que el batallón, no la batería, es la unidad de fuego en la artillería de la división francesa; muy rara vez se pide una batería para realizar una misión de fuego sola; la gran mayoría de los fuegos son concentraciones. De ahí la importancia del centro de dirección de fuegos para asegurar datos de tiro homogéneos a las tres baterías).

Antes del anochecer, la ciudad de Burdinne, detrás de nosotros, ha sido fuertemente bombardeada. Los extraños Henschels flotan por encima de nosotros, observando, pero nuestros hombres ya son cautelosos y nadie se mueve. Aunque estamos listos para cualquier cosa, no esperamos tener que disparar durante la noche, ya que el 8º Cuirassiers no ha regresado y todavía está muy a vanguardia por delante de Tongres. La oscuridad prevalece ahora en todas partes y el obscurecimiento fue completo. Sin embargo, una multitud continua pisotea la pequeña carretera del Pto Cdo del batallón. Es una escena extraña: miles y miles de seres huyen hacia el oeste para escapar de la horda invasora; no hablan y uno oye casi todo el golpeteo, amortiguado por la lluvia, de sus pies multitudinarios. De vez en cuando pasan tropas de caballos y carros, sombras más pesadas, partes de las muy presionadas divisiones belgas que se retiran. Algunos rezagados se detienen a pedirles a nuestros hombres un trago de agua. Miran fijamente la insignia, extraña para ellos, en nuestros cascos y blusas, y luego retoman su retirada con un alegre comentario: "Les Francais".

Esto dura toda la noche y parte de la mañana siguiente. Mientras tanto, nuestros hombres han estado cavando trincheras angostas como protección contra ataques aéreos; Se han establecido las conexiones telefónicas; Los emplazamientos de las armas han sido cuidadosamente camuflados. Cuando el sol sale con un clima de blitz perfecto, el 12 de mayo, estamos bastante seguros de que los Henschels no detectarán ni nuestras doce piezas ni los tractores. Al amanecer, columnas de infantería belga viniendo de Lieja y Huy aparecen en nuestra pequeña carretera en dirección al oeste.

La información llega desde el cuartel general, de modo que frente a nosotros nuestras unidades tienen contacto en todas partes con el enemigo; Los belgas se han marchado, con la excepción de una delgada pantalla de caballería. Nuestros Cuirassiers, temprano en la mañana, todavía están peleando en la línea Tongres-Liege, retirándose lentamente.

Imagen
Tractor de artillería Laffly, utilizado por el 71º RATT. Movido por un motor Hotchkiss, 100 HP., y utilizado como vehículo de reconocimiento y tractor primario...........................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Jue Dic 06, 2018 12:59 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Nuestras primeras órdenes de combate.

La Luftwaffe en masa pronto pobló el cielo, en su mayoría Stukas, volando en formaciones de doce, y en toda apariencia cumpliendo misiones de largo alcance y rápidas, asignadas anteriormente a la artillería. Cuando un escuadrón tiene avistado su objetivo, los 12 aviones vuelan en círculos sobre él, luego se zambullen, uno tras otro, cada uno dejando ir su carga de bombas a 200-300 pies del suelo. Cada aeronave, después del lanzamiento, trepa en una subida empinada, disparando su ametralladora trasera contra el objetivo. Las bombas caen en una rápida sucesión de sonido al estallar, como lo haría una batería disparando "batería por la derecha" a intervalos de 1/2 o 1/3 de segundo. . . un rendimiento muy ruidoso, si se agrega a las explosiones y la ametralladora el chillido de las sirenas y el rugido de los motores a toda velocidad.

Los pocos habitantes que, hasta el momento, habían tenido suficiente fortaleza para quedarse, abandonaron sus granjas y huyeron en grupo. Burdinne es bombardeado continuamente. Alberga la sede de la división, y nos enteramos de que el General Bougrain, el Comandante, fue bombardeado varias veces en su Pto Cdo, la primera vez, quince minutos después de su llegada. La Quinta Columna está alerta y eficiente en el vecindario.

El enemigo está ejerciendo una presión considerable sobre nuestros coraceros, que vuelven a entrar en la línea: Tirlemont-Hannut-Huy, al que se llega por la tarde; Los dragones entonces dan una mano. Hannut, bombardeado desde la madrugada, es un montón inservible de escombros. El enemigo concentra masas de tanques para llegar al sur desde Hannut, hacia Crehen. Cada empuje hacia adelante es anunciado por un enjambre de Stukas que lo precede y prepara el terreno mediante un completo bombardeo. Nuestros dragones contraatacan; uno puede seguir nuestros pelotones de tanques (S-35 y H-35) a través del campo observando en el cielo el circo infernal de los bombarderos en picado que se arrastran tras ellos como tantas aves de presa.

A las 15:00 horas el enemigo comienza a disparar con cuatro obuses de 105 mm sobre nuestro puesto de observación "demasiado obvio"; después de unas pocas salvas para ajustar, el fuego de eficacia sigue con los estallidos furiosos que duran más de una hora, hasta que nuestro observador y su equipo deciden moverse 100 yardas hacia un lado a un lugar más tranquilo. Nuestros colegas del 329º de Artillería, colocados en huertos justo al este de Burdinne, con una desviación de base 0, directamente al norte, disparan sin aliento durante varias horas durante la tarde, apoyando los contraataques alrededor de Crehen.

Recibo nuestro primer pedido de fuego poco antes de las 20:00 horas despues de la puesta del sol. Los ataques no han disminuido. Muchos de los aviones todavía están en el aire. Se informa que los camiones enemigos se encuentran cruzando un pequeño pueblo de nuestro sector. Somos llamados a detenerlos con una buena concentración. Así comienza la noche del 12 al 13 de mayo.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Jue Dic 13, 2018 1:12 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Nuestras primeras órdenes de combate.

Al anochecer, recibimos un informe de que los tanques enemigos, que se filtraban a través de las defensas hacia el norte, vagaban por el campo. Nuestros artilleros estaban atentos, llenos de expectativas. Antes de que la oscuridad total impidiera más operaciones a gran escala, el enemigo se detuvo al norte de Crehen e hizo otro intento de embestir el frente en Thisnes, dos millas al este de Hannut. Un escuadrón de nuestros S 35's (tanques Somua, modelo 35), los destellos de sus 47 mm. claramente discernibles en el crepúsculo, llevaron a cabo un contraataque. No solo detuvieron a los alemanes sino que también lograron penetrar en la posición hostil y destruir muchos carros alemanes. Nuestros dragones reportaron grandes pérdidas en hombres y material, pero la división había cumplido su misión; el enemigo no había podido irrumpir en la línea: Tirlemont, Hannut, Huy, y sus bajas ciertamente eran tan numerosas como las nuestras.

La noche trajo una breve pausa en la lucha; pero poco después de la medianoche nuestros dragones pidieron nuestra ayuda. Nos solicitaron misiones de fuego (por el mapa) sobre unidades alemanas que se concentraban en granjas y huertos, podíamos decir que el 13 de mayo sería un día bien completo. Antes de las 03:00 horas de la madrugada, solicitaron barreras bastante cerca de nuestros elementos avanzados. Estaba inquieto por los límites cortos de nuestro fuego que podrían poner en peligro a los dragones, ya que no habíamos tenido la oportunidad de realizar un reglaje, ni siquiera de verificar los datos de tiro. Se advirtió a los dragones que permanecieran a cubierto durante las primeras salvas.

Poco antes de la salida del sol, alrededor de las 04:00 horas de la madrugada, un puesto de avanzada de los dragones informó que los paracaidistas alemanes se estaban lanzando desde aviones de bajo vuelo y se concentraban en el patio trasero de una granja. Establecimos una fuerte concentración en este objetivo, lo que hizo que los paracaidistas se escurrieran. Además, los dragones informaron que uno de nuestros primeros disparos había destrozado la puerta de la granja. Esto alivió mis dudas con respecto a la precisión de nuestros datos de disparo.

A medida que avanzaba la mañana el sector se volvió muy activo. Disparamos continuamente, con sólo breves respiros. La 4ta batería aparentemente fue vista desde el aire, ya que un escuadrón de Heinkels sobrevoló la posición y dio varias actuaciones de su "circo infernal". Esto duró desde las 11:00 horas hasta las 12:15 horas, con breves interrupciones durante las cuales los alemanes se reabastecieron con bombas que, según los fragmentos encontrados, consistían en proyectiles de 100 y 200 libras. Nuestros ametralladores mantuvieron un fuego constante con el fin de evitar un vuelo demasiado bajo y para impedir la precisión del bombardeo. A pesar de todas las explosiones que tuvimos, no se sufrió ningún daño, excepto un neumático de arma lacerado y la molestia de tener enormes cráteres dispersos por la posición. Un ametrallador francés eufórico de la 5ta. Batería informó la destrucción de un Heinkel; El avión al que disparaba fue visto perdiendo altura. Desapareció detrás de una cresta al este de nosotros, y unos segundos más tarde se encendió una enorme llama.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Dic 19, 2018 11:11 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Nuestras primeras órdenes de combate.

Para entonces, toda la línea frente a nosotros, desde Tirlemont hasta Huy, había cobrado vida. Con la poderosa ayuda blindada, se renovó la presión alemana de la tarde anterior contra Thisnes. Algunos de nuestros muy buenos S-35, a pesar de sus 38 mm de blindaje, estaban bastante maltrechos. Un pelotón de tanques pesados alemanes, flanqueado por máquinas más ligeras, avanzaba hasta Merdorp; otros llegaron a Jandrain. Al este de nosotros, el valle de Mehaigne y el terreno inclinado sobre el que tuvimos una excelente observación fue una desventaja para los tanques atacantes y el enemigo no pudo avanzar. Disparamos activamente, principalmente barreras observadas desde nuestro puesto observatorio.

A primera hora de la tarde, nuestros hombres contraatacaron a lo largo de todo el frente para detener los embates alemanes. Una vez más, los tanques franceses de baja altura avanzaron por los campos verdes, plagados de escuadrones de Stukas que chillaban. Las misiones de fuego llegaban sin cesar al Pto Cdo de nuestro batallón de artillería. El tronar de los cañones se extendió por todo el campo de batalla; pudimos escuchar violentos sonidos de armas a nuestro alrededor. Huy, al sureste, se convirtió en el objetivo de nuevos ataques alemanes. Tuvieron éxito después de un tiempo en rodear la ciudad, que fue defendida por un batallón de nuestro 1º de Dragones y dos batallones de ametralladoras motorizadas. La resistencia francesa, rígida y decidida, fue dirigida por el General Lacroix, nuestro Comandante de Brigada. Finalmente, un contraataque rompió el anillo alemán alrededor de la ciudad.

Pero la presión de las fuerzas blindadas hostiles en nuestro frente parecía aumentar a medida que la tarde se alargaba. Nuevos tanques fueron reportados entrando a la acción. Hacia las 16:30 horas recibimos órdenes de retirar el batallón por escalones. Dos baterías debían permanecer en posición; la tercera debía ocupar una posición a cinco o seis kilómetros al oeste, lo que le permitiría asumir las misiones actuales del batallón y también disparar a objetivos más cercanos si surgiera la necesidad de hacerlo.

La nueva posición fue seleccionada al sureste de Hanneche, después de un estudio detallado del mapa. El reconocimiento del terreno se completó rápidamente. La batería elegida para el desplazamiento, la 6ta, salió del bosque y tomó la carretera a la vista de los numerosos aviones enemigos que se agolpaban en el cielo. Los tractores (camiones de ruedas múltiples), obuses y automóviles, camuflados con ramas y hojas verdes, recorrieron las diez millas de la carretera en menos de veinte minutos. La batería se salvó por solo unos instantes del furioso bombardeo de una encrucijada en Burdinne. A las 17:30 horas las armas estaban en sus nuevos emplazamientos y listas para disparar. Toda esta operación tomó aproximadamente una hora desde el momento en que la 6ta Batería recibió órdenes para dejar de disparar hasta que las piezas se colocaron en la deflexión base en sus nuevas posiciones, listas para el apoyo. Debo agregar que, a pesar del hecho de que el oficial topógrafo fue ametrallado por un avión de bajo vuelo en la nueva posición, justo antes de que llegaran las armas, la batería no sufrió ningún daño. Los numerosos bombarderos que operaban en las cercanías la perdieron por completo durante las dos horas de luz restantes.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL September 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Dic 26, 2018 11:34 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Acción retardante.

El atardecer del 13 trajo una calma en el frente de batalla. En este momento, la división recibió la orden del Comandante del Cuerpo, el General Prioux, de "décrocher" (romper el contacto) y establecer un nuevo frente detrás del obstáculo antitanque artificial belga de Perwez-Marchovelette. Esta orden había sido anticipada; y se ajustó al plan para la acción de retardo. Durante las veinticuatro horas anteriores, el enemigo había ejercido una presión tremenda en nuestro frente; los avances de las fuerzas blindadas, apoyados por los Stukas sin oposición, habían sido seguidos por incesantes ataques de tanques pesados. A pesar de todo, nuestro frente se había mantenido. Pero muchas unidades habían sufrido; no se podía esperar refuerzos ni reemplazos. Nuevos ataques por parte de tropas enemigas frescas, determinados por los azarosos incidentes de la acción, podrían causar daños irreparables. De ahí la orden de replegarse y retroceder a una nueva posición detrás del obstáculo antitanque de Perwez-Marchovelette.

Esta última era una línea de enormes caballos de frisa que se extendía entre las dos ciudades, por más de diez millas de longitud. Era una defensa avanzada construida seis o siete millas frente a la sección sur de la línea K-W, la posición principal belga que se extiendía desde Amberes a Namur, a través de Lierre, Malines, Lovaina y Wavre. Esta cerca antitanque cruzó el terreno que ofrecía una vía de acceso favorable para los invasores que venían del este; Los pliegues del terreno aquí, tanto los valles y colinas como las carreteras, corrían principalmente en dirección NE-SW. Por lo tanto, era necesaria una barrera artificial para obstaculizar, al menos y retrasar, cualquier avance hacia la posición de resistencia.

Cuando llegamos de Francia el 11 de mayo pasamos por Perwez, lo que me dio la oportunidad de examinar el obstáculo. Sus partes principales eran X o cruces de San Andrés con brazos hechos de vigas de acero estructural ordinarias de aproximadamente 12 pies de largo y 8 pulgadas de ancho; Los dos brazos de cada X fueron soldados juntos. Las X estaban ancladas en el suelo, con el extremo puntiagudo del brazo frontal mirando al invasor. Separados unos pocos pies, estaban unidos entre sí con vigas. Las amplias alambradas de púas protegieron el glacis y las vías de aproximación al frente, por lo que los elementos de la línea pueden haber tenido una profundidad de 150 a 200 pies, donde lo vi. Como ya se dijo, tenía una longitud de aproximadamente diez millas y daba la impresión de ser un trabajo sólido y confiable.

Mientras miraba esta barrera aparentemente intransitable, el 11 de mayo, el pensamiento que pasó por mi mente era una frase de las regulaciones francesas sobre fortificaciones de campo: "Los obstáculos frente a una posición tienen como objetivo impedir los movimientos del grupo atacante, para obligarlos a permanecer bajo el fuego de las fuerzas de defensa, para así permitir a este último infligir pérdidas a las tropas enemigas y daños a su material". Parecía bastante irrelevante entonces, pero los eventos subsiguientes demostrarían su valor.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL October 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).

Feliz Año Nuevo - Happy New Year - feliz Ano Novo - gluckliches Neues Jahr - Bonne Année - Felice Anno Nuovo - Szczęśliwego nowego roku!! :sgm50:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Jue Ene 03, 2019 1:42 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Acción retardante.

Pero volviendo a la narrativa: nuestro batallón fue dirigido a Petit Leez (cuatro millas al este de Gembloux y tres cuartos de milla al sur de Grand Leez), donde se darían más órdenes sobre nuevas misiones. Itinerario: Burdinne, Bierwart, Forville, Eghezee, Lonchamp, Moeux, Petit Leez. Salida a las 19:00 horas.

Durante un tiempo en el Pto Cdo solo se podía escuchar a los auxiliares de estado mayor tipeando sobre sus máquinas de escribir, un anticlímax después del rugido del cañón que había llenado todo el lugar durante las últimas treinta y seis horas. Afuera, los cuatro mensajeros en motocicletas estaban alineados (uno para cada batería, uno para el tren de combate) listos para llevar las órdenes a sus respectivos destinatarios cuando los auxiliares terminaran de escribirlos. Cada líder de vehículo debía recibir la descripción del itinerario en una pequeña tira de papel, para minimizar las posibilidades de extraviarse.

Antes de salir de la casa de campo que había sido nuestro Pto Cdo, y de observar las instrucciones que me dio la desafortunada ama de casa antes de que se fuera el 12, ¡cerré el lugar y escondí la llave debajo del tapete de la puerta! Cruzamos Burdinne, en ese momento una masa en ruinas y desierta, excepto por los tanques que estaban tomando posición para cubrir la retirada. Todos los puentes y alcantarillas habían sido minados, por lo que nuestros conductores se abrieron paso cautelosamente entre los cajones de explosivos que los pioneros disponían en la carretera. Fue fácil llegar a Bierwart, pero luego la marcha se convirtió en una pesadilla. Columnas de autos y armas de fuego aparecieron en cada encrucijada, tratando de unirse a nuestra procesión. La noche había caído; avanzamos en la oscuridad profunda.

A las 10 de la noche, el Mayor y yo decidimos que yo debía seguir adelante para llegar a Petit Leez lo antes posible. Una vez allí, debía ubicar el cuartel general de la brigada y obtener del comandante la nueva orden de operaciones. Esto parecía bastante simple. Pero se debe imaginar la columna aparentemente interminable de vehículos que tuve que pasar; el camino estrecho los camiones de suministro que corren en dirección opuesta a nuestra corriente, y discernibles solo cuando están de frente, parachoques a parachoques; Y toda la escena en la noche de tono negro. Después de una media hora de arduos esfuerzos y asombrosos accidentes cercanos, dejé mi auto en un campo al costado de la carretera y salté en el asiento secundario de la moto de un mensajero motociclista que me seguía a todas partes. Me tomó una hora llegar a Petit Leez y completar mi tarea. Volver al batallón, afortunadamente, fue más fácil, pero encontrar mi automóvil en este ejército de sombras fue todo un logro en sí mismo. Finalmente retomé mi puesto al frente del batallón. A las 02:30 horas del 14 de mayo, estuvimos todos contabilizados y dispersos en forma segura en el en el pueblo. Incluso la sexta batería, que había dejado su posición al sur de Hanneche a las 20:00 horas, también estaba completa con nosotros.

Imagen
Ruta del batallón...............................................................................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL October 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Ene 09, 2019 2:50 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Acción retardante.

Se seleccionó un Pto Cdo temporal en la habitación de atrás de una granja abandonada. Las órdenes fueron preparadas, mecanografiadas y emitidas a los comandantes de la batería. Como ya se dijo, debíamos ocupar una posición defensiva detrás de la barrera antitanque, y estar listos para disparar al amanecer, a las 04:30 horas (14 de mayo de 1940). Los reconocimientos debían completarse a las 03:45 horas. Esto nos dejó media hora para recibir de los comandantes de las baterías sus informes sobre los eventos de las últimas horas. Parecía que el batallón era muy afortunado; sólo se informó de dos artilleros heridos de la 5ta Batería. El 3º Batallón del regimiento había tenido un percance más grave, oímos: cinco oficiales muertos por una sola bomba, incluidos dos capitanes y comandantes de batería. Habían sido agrupados para una conferencia en torno a un mapa extendido sobre la parte superior de un remolque para municiones. Una sola bomba desafortunada golpeó el vehículo, dejando apenas rastros leves de hombres y material. Esta fue una seria desventaja para nuestro 3º Batallón justo al comienzo de la campaña.

Los reconocimientos, hechos a la luz gris de la madrugada, fueron más difíciles de lo que se había previsto. El terreno estaba empapado en muchos lugares, y nos vimos obligados a colocar las baterías más separadas de lo que exigiría la situación táctica. El valle de un pequeño arroyo rodea a Petit Leez por tres lados; La parte inferior, que en el mapa tiene la apariencia de una posición probable para todo un batallón, en realidad es pantanosa y está cubierta de bullrushes (juncos/espadañas). Sin embargo, encontramos suficiente tierra seca para una batería; La 4ta lo ocupó de inmediato. El emplazamiento para la 5ta se seleccionó casi al oeste de la 4ta, en la curva opuesta. La desviación de la base para esta batería era de 1,000, lo que significaba que en muchos casos tendría que disparar directamente sobre la 4ta Batería. Afortunadamente, hubo una diferencia de altitud de 25 pies. En cuanto a la 6ta Batería, tuvimos que ubicarla 1.000 yardas al norte de la quinta, en un huerto detrás de una granja. El oficial de inspección del batallón fue el que sufrió de inmediato en los casos en que la posición se extendió demasiado; Él experimentó algunos momentos difíciles esa mañana al transitar a través de los bullrushes.

A las 04:30 horas experimentamos la visita esperada del inquisitivo Henschel (avión de reconocimiento alemán), que nos sobrevoló con suspicacia. Fue seguido por bombarderos que, por alguna razón, restringieron su actividad a Grand Leez. Establecí el Puesto de Comando en una casa que estaba ubicada aproximadamente equidistante de las tres baterías y tenía suficientes huertos a su alrededor para albergar los numerosos autos y tractores de la unidad de comando (CG). El pueblo todavía estaba ocupado por sus habitantes, pero las primeras bombas que cayeron en las cercanías tuvieron su efecto habitual; Pronto todos los civiles se fueron a pie, una vista patética.

En la madrugada, el sector estaba bastante tranquilo, salvo por la actividad habitual de la Luftwaffe. El hermoso clima hizo que uno se inclinara a olvidar los Heinkels en el cielo y disfrutar de la escena pacífica que ofrecía este perfecto día de primavera, en un entorno puramente rural. Sin embargo, hacia las seis de la mañana, escuchamos fuertes explosiones que venían a intervalos regulares desde el noreste. Nos dijeron que se trataba de una preparación de artillería alemana en la barrera antitanque de Perwez, ejecutada con armas pesadas.

Alrededor de las 9 de la mañana. . . ¡sorpresa! Desde el noroeste apareció un escuadrón de aviones de la R.A.F .: tres Spitfires, cada uno con un ala pintada de blanco y la otra oscura. Fueron los primeros aviones amigos que habíamos visto desde el 10 de mayo. Nos causó un gran revuelo. Nos preguntábamos si los Aliados realmente tenían una fuerza aérea; posiblemente estos tres Spitfires eran solo la vanguardia de otros escuadrones. Si es así, teníamos la esperanza de adquirir ese requisito primordial para las operaciones terrestres exitosas, la supremacía en el aire en nuestro sector. Entonces, pensamos, podríamos ver el final de los combates defensivos y entrar en una era de guerra ofensiva, mucho mejor adaptada a la tradición y la crianza de la caballería.

Los aviones alemanes avistaron rápidamente a los recién llegados y pasaron del crucero a una velocidad más rápida, acelerando los motores con un rugido. Los Spitfires se lanzaron hacia ellos y, para nuestro agrado, después de breves peleas de perros, dos aeronaves alemanas se incendiaron. Nuestros espíritus se alzaron, a pesar del hecho de que los británicos habían desaparecido y la Luftwaffe había reanudado su rutina de bombardeos y ametrallamientos.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL October 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Ene 16, 2019 2:15 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Acción retardante.

Para este momento, el sector estaba completamente vivo; nuestros observadores en la Colina 174 (al noreste de Grand Leez) informaron sobre severos bombardeos alemanes en varios puntos cercanos a la barrera antitanque. Sin embargo, nuestra primera orden de fuego no se recibió hasta las 10:00 horas, una concentración que debía estar bajo el control de nuestros observadores. A las 11:00 horas de la mañana llegó una alerta! Un motociclista desde el Cdo de la brigada trajo la desagradable noticia de que los tanques enemigos habían traspasado la línea defensiva y que algunos de ellos estaban desperdigados entre Aische y Grand Leez. Enseguida nos preparamos para la defensa cercana de nuestra posición de artillería. Las nuevas disposiciones fueron tomadas rápidamente.

Mientras tanto, llegó una orden para disparar una concentración en Perwez, donde el enemigo estaba preparando un ataque y estaba acumulando numerosos tanques. En menos de cinco minutos el batallón estaba listo. Hicimos llover alto explosivo sobre Perwez a razón de 16 disparos por arma por minuto durante los primeros dos minutos, luego disminuimos la velocidad a 4 proyectiles por minuto durante varios minutos más, con una rápida concentración final al terminar la misión; en conjunto disparamos 800 proyectiles en muy poco tiempo. Mediante los reportes de nuestros dragones nos enteramos después que el efecto de este fuego fue considerable. Muchos vehículos enemigos fueron destruidos y su progreso se detuvo momentáneamente. Las emisiones de radio francesas al día siguiente hicieron mención especial de nuestra hazaña.

El 2º Batallón, del 1ro de Dragones, que había sido rodeado, ganó su libertad de acción. Sin embargo se ordenó una reanudación del repliegue. Los tractores fueron traídos a la posición y dejamos el lugar a tiempo. Los tanques hostiles estaban cerca. Nos vimos obligados a abandonar las pocas líneas telefónicas que habíamos instalado. En el Pto de Observación nuestros hombres tuvieron que retirarse bajo fuego directo de ametralladora. Se las arreglaron para llevarse todo su material, pero escaparon por muy poco.

Un equipo que nos obligaron a dejar atrás en esta emergencia fue nuestro tanque de observación. Este vehículo tan especial fue un tanque Renault equipado con un telémetro de 2 metros, una brújula cuidadosamente protegida y ajustada, y un equipo de radio. Por lo tanto, no tuvimos la oportunidad de utilizar este observatorio blindado bajo el fuego, antes de que nos viéramos obligados a abandonarlo, la razón era que apenas había abandonado la posición cuando se salió la cadena derecha de la rueda dentada. La tripulación de 2 hombres (un sargento y un conductor) se apresuró a reparar el daño. ¡Pero imagínese tratando de enderezar una cadena de bicicletas que pesa varios cientos de libras! Sin embargo, quedaron tan absortos en esta tarea que requirieron las increpaciones del oficial al mando del último S-35 para que pasaba, justo por delante de los alemanes, antes de que nuestros hombres abandonaran el vehículo. Antes de hacerlo destrozaron el interior. El suboficial subió al sidecar de una motocicleta que acompañaba al S-35. En cuanto al conductor del tanque de observación, regresó a nuestras líneas en la parte posterior del S-35, agarrado de la torreta, mientras que su cañón de 47 mm disparaba cerca de sus oídos y su pelo era chamuscado por las llamas de un tubo de escape atravesado por muchas balas alemanas de ametralladoras.

Nuestras órdenes fueron retirarnos en dirección suroeste hasta cruzar la Línea K-W (Koningshooikt–Wavre), luego detenernos en un lugar adecuado para la defensa antitanque y organizar una posición. Nuestro itinerario, seleccionado de manera espontánea, fue a través de Moeux, St. Denis, luego Isnes, que fue elegido como el lugar donde debíamos hacer una parada. Isnes era un pueblo construido en una pequeña elevación que permitía una excelente vista del terreno circundante. Cualquier tanque que intente acercarse podría ser detectado a una distancia de 3/4 de milla a una milla; y se podría ejecutar fuego a quemarropa sobre el mismo la mayor parte del camino.

Las tres baterías se desplegaron en una zona de fuego desde el azimut Y - 6000 hasta 2400 (dado en Milésimos - el Norte = 6400 M), a cada pieza se le asignó su parte del sector. Estábamos listos para abrir fuego a las 14:30 horas. La aldea ya estaba ocupada por el 106º de Infantería, parte de la 12º División de Infantería motorizada francesa. Estos hombres estaban cavando laboriosamente y haciendo todo lo posible para transformar a Isnes en un centro de resistencia apropiado con trincheras, alambre de púas, trampas para tanques, emplazamientos para ametralladoras y cañones de 37 mm., morteros de trinchera, etc. La artillería divisional de esta división motorizada, el 25º de Artillería, estaba en posición al noroeste de nosotros en las laderas que se alzan sobre las aldeas de Gozinne y Bossiere, a una milla de distancia. Pudimos ver varias de sus baterías disparando a gran velocidad. Esto significaba que el enemigo había logrado alcanzar la Línea K-W y había tenido contacto con las unidades que la defendían, tropas de la 1ra DINA (División de Infantería Norte Africana). De acuerdo con todas las apariencias, hubo una batalla muy reñida (cañoneo, explosiones, tabletear de ametralladoras), el asunto sonó como un gran ataque de estilo. Luego nos enteramos de que en realidad era una violenta presión hecha por tanques pesados ​​contra la Línea K-W entre Gembloux y Ernage. El enemigo renovó el intento varias veces durante la tarde, pero siempre fue controlado por la 1ra DINA y elementos de la 3º División Ligera Mecanizada. Mientras ocurrían estos tumultuosos eventos unas millas al norte, nuestro sector permaneció totalmente en calma.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL October 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Ene 23, 2019 2:50 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

Acción retardante.

Una compañía del 1º de Dragones, que había estado ejecutando combate retardante desde el sur de Perwez, llegó en motocicletas (solo y en sidecar) y tomó posición cerca. El oficial al mando era el Capitán L—, antes de la guerra, un conocido jinete del famoso "cuadro negro" de la Escuela de Caballería de Saumur. Los dragones informaron que temprano en la mañana artillería alemana, 210 mm. o más pesada, había comenzado un bombardeo metódico de una sección estrecha del obstáculo antitanques al sur de Perwez. Esto explicaba las fuertes explosiones que habíamos escuchado. Este bombardeo aplastó la obra en un frente de 200 pies, explotando, al mismo tiempo, el campo minado que lo protegía. Los tanques pesados alemanes fueron adelantados y atravesaron la brecha sin dificultad aparente. La abertura fue posteriormente ampliada por otros tanques que, después de girar a la derecha o a la izquierda, trabajaron de lado en las cruces de acero y los derribaron.

Es obvio que las armas francesas disponibles en el lugar, en su mayoría de 37 mm, fueron totalmente incapaces de hacer frente a los monstruos alemanes fuertemente armados. Este desafortunado evento ilustra que una fortificación de campaña no protegida por una base adecuada de fuego no tiene valor. También muestra lo que nos impuso una desventaja aplastante por la ausencia total de apoyo aéreo. Tuvimos que luchar, con los ojos vendados, un enemigo cuyos muchos ojos lo mantenían siempre informado sobre nuestros movimientos.

En esta fatídica mañana del 14 de mayo, un avión de reconocimiento de nuestro lado nos habría dado una idea de las intenciones de nuestro enemigo y nos habría permitido detener sus ataques. Nuestras dos divisiones ligeras mecánicas, agotadas por las grandes bajas resultantes de la implacable batalla que habíamos librado durante más de 72 horas contra cuatro divisiones panzer (en realidad dos la 3. y 4. Pz que sumaban 4 brigadas en total, 2 de tiradores y 2 blindadas), ya no tenían el poder de fuego para defender un frente continuo. Nuestros centros de resistencia estaban, por lo tanto, muy separados para cubrir más territorio. A lo largo de este amplio despliegue de nuestras unidades, no hubo aviones exploradores para advertirnos sobre inminentes embates. Los panzers alemanes actuaron en condiciones que eran ideales para ellos.

Mientras intercambiaba pensamientos y planes con los dragones, un pelotón de nuestros S-35 pasó rugiendo. Habían estado luchando en una acción retardante desde la mañana. Su llegada fue un augurio del acercamiento del enemigo; Sus tanques pronto deberían aparecer a la vista. Estábamos preparados para ellos; cada batería tenía 72 proyectiles de municiones perforantes contra blindaje, suficientes para inutilizar muchas unidades. En cambio, vino un anticlímax. Se recibió una orden para abandonar la posición y reanudar la marcha hacia el suroeste. El Cuerpo de Caballería fue relevado por divisiones de infantería, entre ellas la 12º Motorizada y la 1º DINA, quienes ya estaban en línea. Hasta nuevo aviso debíamos estar en reserva.

A las 16:00 horas adoptamos la formación de columnas y tomamos la carretera. Ningún itinerario había sido prescrito; simplemente seguimos la dirección dada por los hombres del Destacamento Divisional de Circulación Vial que estaban estacionados en cada cruce. Una milla al sur de Isnes tomamos una amplia carretera pavimentada que conduce hacia Charleroi. Ya estaba saturada de refugiados civiles que huían sorprendidos por la rapidez de la invasión alemana.

Tres cuartos de milla más allá de Velaine, el R.C.D. (destacamento vial) me dirigió al sur hacia Tamines. La nueva carretera, en un empinado descenso, atravesaba un denso bosque. Decidí detener el batallón allí y esperar a nuestro Mayor, que se había adelantado en la búsqueda de nuevas órdenes. Los refugios de madera de nuestra 1º División Blindada estaban allí, y también vimos noventa "Chars B", los tanques franceses de 36 toneladas armados con un cañón de 75 mm. Se estaban reuniendo para un contraataque.

El Mayor regresó, diciendo que la ruta hacia Tamines fue un error del R.C.D. Deberíamos habernos quedado en la carretera de Charleroi; debemos dar la vuelta. Afortunadamente, se descubrió un posible atajo en las estrechas calles de Tamines que nos salvó de la ejecución de una larga y delicada contramarcha en la carretera de grava. Pasamos por Keumieé, Lambusard, Gosselies y Courcelles. A este último punto se nos unió el Coronel B—, al mando de la artillería de la división; me dio más órdenes: al batallón se le daría una noche de descanso en Courcelles. Un reconocimiento rápido me mostró que el lugar estaba tan abarrotado que sería imposible encontrar refugio o cobertura para hombres o material. Después de un rápido estudio del mapa, decidí avanzar hacia el distrito boscoso de Morlanwez, al sureste de La Louviere. Llegamos al lugar a las 22:00 horas y en la oscuridad encontramos alojamientos para el personal en los extensos edificios de una universidad. Las armas y los vehículos estaban escondidos en el parque circundante. Esta operación, ejecutada en total oscuridad, resultó difícil para los hombres agotados por cuatro días de lucha sin descanso. Se quedarían dormidos si se los dejara solos por un momento. Finalmente, a medianoche, prevaleció la calma para todos en el batallón, bajo la atenta mirada de los guardias.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL October 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Ene 30, 2019 5:42 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

15 de mayo — Descanso en Morlanwez.

El colegio de Morlanwez fue una bendición. Los dormitorios proporcionaban un buen alojamiento para dormir para todos los oficiales y el resto de los hombres. Sin embargo, antes de retirarnos, se hizo un control cuidadoso de todos los hombres y vehículos. Por lo tanto, encontramos que faltaban varios autos, probablemente habiendo seguido una dirección equivocada. Esto no fue sorprendente ya que el itinerario no se había predeterminado, no estábamos en condiciones de proporcionar a cada líder de vehículo la descripción de la ruta. Las motocicletas fueron enviadas a los lugares más probables, para recolectar a los vehículos perdidos. Se necesitaron dos horas de diligente búsqueda en el apagón, en medio de interminables columnas de refugiados a pie y en autos, para localizar a nuestros hombres y llevarlos a Morlanwez.

Temprano en la mañana, la Luftwaffe bombardeó la estación del ferrocarril de Morlanwez, desagradablemente a la mano. A pesar de estas molestias inevitables, todos apreciaron la comodidad que ofrecía el colegio. Un paseo temprano por los edificios llevó al descubrimiento de baños de ducha que pronto pusimos en práctica.

La mañana la pasamos reparando armamento, tractores y automóviles. Los cajones y los cofres de los tractores tenían su contenido normal de municiones completadas. Con respecto a la gasolina, un distribuidor de la ciudad aceptó nuestra orden de pedido formal y llenamos nuestros tanques hasta las 5 unidades de combustible normales. Para la comida del mediodía, las cocinas del colegio proporcionaron el equipo necesario. En cuanto a los oficiales, celebramos la ocasión patrocinando un pequeño restaurante que contaba con un comedor de buen tamaño con un techo de cristal. Desafortunadamente, un escuadrón de Dorniers seleccionó ese momento, a las 13:00 horas, para regar de bombas la estación de ferrocarril cercana, el techo cayó sobre la mesa y nuestros platos fueron rociados generosamente con vidrios rotos.

A las 14:30 horas recibimos la orden de desplazarnos. La idea era ocupar la línea de defensa marcada por el canal Charleroi; Las instrucciones detalladas para ello debían ser enviadas más tarde. Por el momento, debíamos refugiarnos en los bosques al noroeste de La Louvière. Itinerario: La Louvière, Aimeries, Houdeng. Empezamos a la vez. Precedí al batallón para reconocer el terreno y determinar el mejor emplazamiento.

La Louvière, cuando la cruzamos, fue fuertemente bombardeada; Las plantas de acero eran sin duda el objetivo de la Luftwaffe, pero una gran área se vio afectada. Después de algunas investigaciones, decidí colocar el batallón en el Bois du Sart, un bosque bastante grande con muchos árboles imponentes que se arquean sobre calles sombreadas. Proporcionó la cobertura necesaria para nuestras armas y vehículos, con una salida fácil. El Pto Cdo se ubicaría cerca de un pequeño santuario rústico con la casa del guardabosques cerca. Mientras esperaba que llegara el batallón, conversé con el guardabosques, veterano de la guerra mundial. Parece que la propiedad pertenecía al Príncipe de C. A pesar del desagradable bombardeo de La Louvière, el lugar era increíblemente tranquilo. Pasamos allí una noche tranquila a pesar del hecho de que los aviones alemanes incendiaron las plantas de gas de La Louvière, causando fuertes explosiones y enormes llamas que enrojecieron el cielo.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Feb 06, 2019 11:36 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

16 de mayo.

A primera hora de la mañana del 16 de mayo, un mensajero en motocicleta del comando de artillería nos trajo el orden de operaciones que esperábamos. Teníamos que tomar posición al noreste de Charleroi. Los reconocimientos partieron a las 9:30 horas; Las baterías siguieron mucho más tarde, a las 14:30 horas. El itinerario fue lo suficientemente simple: La Louvière, La Hestrée, Pieton, allí debíamos cubrirnos en el bosque a lo largo de la Carretera No. 6 y esperar la noche antes de avanzar a las posiciones seleccionadas.

En el camino, notamos que muchas señales de tráfico habían sido desplazadas y apuntaban en la dirección equivocada. La mayoría de la población civil había huido, y sentimos que muchos "quinta columnistas" estaban reemplazando a los habitantes de buena fe. En dos casos, los civiles que nos observaban pasar nos proporcionaron información falsa al responder preguntas relacionadas con nuestra ruta. Detuvimos a varias personas de aspecto especialmente sospechoso, para examinar sus documentos de identidad. Obviamente, muchos observadores hostiles estaban dispersos entre la gente que miraba. Para frustrar su curiosidad, se habían dado instrucciones de ocultar el número del regimiento que aparecía en el abrigo o blusa de los uniformes militares franceses. Antes de que partiéramos de Francia, se habían entregado al personal pequeños escudos de tela para coser sobre las solapas o los extremos de los cuellos.

Llegamos a los bosques de Pieton a las 17:00 horas. A las 20:00 horas, un oficial de enlace que había seguido adelante con los reconocimientos, vino a guiarnos a las nuevas posiciones de la batería. Ruta: Ruta No. 6 hacia el sur, luego Carretera No. 22 hacia el este hasta Fontaine l'Evêque. Las baterías se emplazaron en los pastizales cerca de Trieux, al sur de Forchies la Marche, al oeste de Charleroi. Este era un distrito de minas de carbón. Enormes montones de caña, algunos de ellos de 250 o 300 pies de altura, dominaban los campos y pueblos. Llegamos a la zona de posición a las 22:00 horas. La noche era muy oscura y el oscurecimiento completo. Sin embargo, algunas inquietantes luces intermitentes funcionaban en los montones de escombros.

En la aldea de Trieux se abrió fuego contra nosotros: un sargento del cuartel general del batallón resultó herido mientras perseguía dos sombras que huían en un oscuro callejón desde el que se había disparado una pistola automática. Las armas se colocaron en posición, desviación de base 1.600 mils. El Pto Cdo del batallón se instaló en una cabaña abandonada por sus ocupantes habituales, pero pronto se llenó de gente, telefonistas, radios, elementos de la dirección del fuego, etc.

Se instruyó a los centinelas para que detuvieran a todos los civiles que pasaban y los llevaran a la caseta de vigilancia para que sus documentos de identidad fueran examinados por el sargento de guardia. Me trajeron los casos dudosos. Varios se mantuvieron bajo custodia para ser entregados al día siguiente a la Policía Militar; eran en su mayoría hombres jóvenes desconocidos para los pocos aldeanos que aún permanecían. Sus tarjetas de identidad tenían solo dos o tres días y sus explicaciones estaban lejos de ser convincentes. Cuál fue su destino final, nunca lo supe.

Imagen
Ruta del batallón al oeste de Charleroi.............................................................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Feb 20, 2019 11:09 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

16 de mayo.

El pueblo estaba siniestramente tranquilo; demasiado tranquilo para mi gusto. Uno no podía evitar sentir que el enemigo estaba preparando alguna acción importante en el sector, o ya estaba involucrado en operaciones extensivas en otros puntos. Sin aviones de reconocimiento, no podríamos esperar que nos avisaran antes de cualquier movimiento inminente y, en consecuencia, nos mantuvimos en un estado de expectativa desagradable.

Debíamos aprender solo mucho tiempo después sobre la causa de la quiescencia del enemigo durante la noche del 16 al 17 de mayo en el frente de Charleroi. Al sur de nosotros, la 5º División de Infantería y la 4º División de Caballería, diezmadas después de cinco días de duros combates, tenían sus centros de resistencia rodeados y finalmente arrollados por los panzers. Las baterías de artillería y los cañones antitanques tirados por caballos, a pesar del daño considerable que habían infligido, fueron alcanzados por las fuerzas mecanizadas y tuvieron que ser destruidos y abandonados, ya que los equipos de tiro fueron dispersados y muertos por las bombas.

La 1º División Blindada, que habíamos encontrado al norte de Tamines durante la tarde del 14, había sido enviada al contraataque frente a estas dos divisiones. Llegó por delante de la línea de resistencia entre Flavion y Ermeton (Flavion se encuentra a medio camino entre Philippeville y Dinant, Ermeton 4 millas al norte de Flavion).

Aunque la cantidad de combustible era baja, se esperaba a los trenes de combate con un suministro adecuado. Pero todo parecía ir mal; Los trenes de combate fueron bombardeados a última hora de la tarde y no aparecieron. Con una cantidad escasa de combustible, toda idea de maniobra tuvo que ser abandonada, los tanques "B" eran grandes consumidores. Inevitablemente, esta iba a ser la última resistencia para la 1º División Blindada.

Los tanques fueron dispuestos en dos líneas, sosteniendo un frente de tres a cuatro millas. Las unidades mecanizadas alemanas atacaron en la mañana sin ningún éxito; pero más tarde en el día, descubriendo la posibilidad de superar las posiciones, hicieron un empuje hacia Florennes y ocuparon Philippeville, rodeando a varios batallones, y finalmente arrollaron la delgada línea de infantería que sostenía el terreno delante de ellos. La misma tarde, 15 de mayo, la vanguardia del enemigo llegó a Beaumont, defendida por las unidades del Comando de la 18º División de Infantería bajo el mando del propio General. Los panzers habían avanzado 20 millas en 12 horas y habían roto el frente francés.

Más al sur, la situación era igual de mala. Los diversos cuerpos que mantenían la línea de Fumay a Mézières fueron severamente mutilados y fueron atacados por las unidades mecanizadas enemigas mientras se retiraban para hacer una parada en el frente Rocroi - Couvin. Los tanques alemanes se habían filtrado. El 9º ejército fue prácticamente aniquilado. Así existía una gran brecha al sur de Charleroi y el Sambre. División tras división fue lanzada por el enemigo a través de esta brecha durante los días 16 y 17. ¡No es de extrañar que el sector estuviera tranquilo frente a nosotros durante la noche del 16 al 17! Poco sabíamos que los panzers estaban a unas pocas millas al sur de nosotros, marchando a gran velocidad hacia el oeste, hacia el mar.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8558
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Feb 27, 2019 9:43 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

17 de mayo.

Al amanecer del día 17, nuestras posiciones de batería se organizaron, se cavaron trincheras y se colocaron ametralladoras para la acción antitanque. Los artilleros en los emplazamientos de armas fueron molestados por las numerosas vacas que habían sido llevadas a los campos y pastos por sus dueños, antes de huir. Los animales no habían sido ordeñados en posiblemente 48 horas y parecían tener un gran dolor. Se acercaron a cualquiera que se estuviera moviendo, esperando visiblemente que se las aliviara. Tuvieron que ser alejadas de las armas antes de que pudiéramos comenzar a disparar.

A las 08:30 horas recibimos nuestra primera misión de fuego. El objetivo era Ransart, al noreste de Charleroi, a 6 millas de distancia. Lo habíamos pasado la tarde del día 14.

Durante la mañana, el enemigo se esforzó por entrar en Charleroi; nos fueron requeridas algunas fuertes concentraciones, la última en Jumet en la carretera Charleroi-Gosselies. Desde el Puesto Observatorio se observó un considerable tráfico de unidades mecanizadas hacia el sur. Alrededor del mediodía, pasaron los elementos de la 5º División de Infantería del Norte de África. El 22º de Artillería de Campaña reconoció los emplazamientos de baterías en la vecindad, posiciones que ocuparon a las 16:00 horas.

A las 17:00 horas, recibimos la orden de partir y proseguir a Fauroelx, al suroeste de Binche, a 2 millas de la frontera francesa. Ruta: Fontaine l'Evêque, Binche en la carretera Nº 22, Estinne au Mont, Fauroeulx. La infantería se estaba retirando por la carretera Nº 22. Llegamos a Fauroeulx a las 21:00 horas, y nuestros trenes de combate ya estaban detenidos en la aldea. Los fogonazos de las armas de artillería iluminaron el cielo al sur de nosotros. A cuatro millas de distancia, el enemigo intentaba cruzar el Sambre en Merbes-le-Château, donde se estaba luchando intensamente.

Nuevas órdenes: teníamos que permanecer solo unas horas en Fauroeulx, luego proceder a los bosques de Ghlin al noroeste de Mons, para estar listos para abrir fuego a las 09:00 horas.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Formaciones de combate de los Aliados”

TEST