Las DLM en Bélgica 1940.

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Mar 06, 2019 10:32 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

18 de mayo.

Salimos de Fauroeulx a la 01:00 de la madrugada del 18 de mayo. El itinerario fue Estinne au Mont, Givry, Noirchain, Frameries, Goesines, Ghlin. Los reconocimientos se habían adelantado por una ruta más corta. La Luftwaffe apareció muy temprano. Mons fue fuertemente bombardeado, al igual que la carretera No. 7, que evitó nuestro itinerario. Sin embargo, estábamos a cubierto en los bosques de Ghlin a las 07:30 horas. Los magníficos árboles abrigaron excelentes posiciones de batería. Pronto estuvimos listos para abrir fuego; deflexión de base 1.600 milésimos. La línea mantenida por nuestros dragones tenía la forma de una V con la punta girada hacia el este. Los alemanes avanzaban al norte y al sur de mons.

Sin embargo, sólo estábamos en reserva; se impuso el silencio y no se recibieron órdenes de fuego. Sonidos de disparos en el norte, este y sur dejaron en expectativa lo que significaba. Solo un incidente emocionante: nuestros dragones detuvieron a un paracaidista, un joven que seguía caminando de un lado a otro frente al puesto de mando del coronel B. Llevaba una sotana blanca y sombrero de paja; en una maleta llevaba un vestido de una mujer para disfrazarse, si fuera necesario. Después de una hora de interrogatorio, admitió que acababa de aterrizar temprano en la mañana. Al preguntarle si sabía el destino que lo esperaba, simplemente respondió: "Sí, es la fortuna de la guerra".

A las 18:00 horas nos ordenaron desplazarnos. Regresábamos a Francia, en las cercanías de Denain. La marcha comenzó a las 19:00 horas, y continuó por Baudouz, St. Ghislain, Boussu les Mons, Quievrain, luego Blanc Misseron en Francia y Valenciennes, Rouvignies, Denain, Abscon. Esta ruta había sido bombardeada dado las casas en ruinas a ambos lados. Sin embargo, no había un solo agujero en el camino, sino que estaban a 50 o 100 yardas al norte o al sur. Los campos que bordeaban la carretera estaban salpicados de autos inutilizados, carros viejos, cochecitos de bebés rotos, residuos y objetos abandonados, lamentables recuerdos de las poblaciones holandesas y belgas que huían de sus ciudades invadidas.

Cruzamos la frontera franco-belga entre Quievrain y Blanc Misseron. Fortificaciones de campañas se veían diseminadas por el terreno, bunkers, trincheras, alambradas de púas. Ninguno estaba ocupado.

Seguimos la carretera nacional 29 a través de Valenciennes hasta Rouvignies. Desde allí, una carretera más pequeña conduce a Abscon, a través de Denain. Valenciennes y Denain mostraron signos de fuertes bombardeos, pero muchos habitantes todavía estaban por allí. Se llegó a Abscon a las 23:00 horas, donde logramos refugiarnos y meter hombres y material en cuatro casas grandes rodeadas de extensos jardines con árboles suficientes para proporcionar una cobertura adecuada.

Un sistema elaborado de centinelas y guardias fue organizado, utilizando ametralladoras y fusiles Bren para evitar sorpresas desagradables. Después de los trabajos habituales de servicio y mantenimiento, el batallón descansó, ajeno a cualquier evento que pudiera ocurrir fuera de Abscon. Mientras tanto, los acontecimientos portentosos estaban ocurriendo no muy lejos de nuestro tranquilo campamento.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Jue Mar 14, 2019 3:05 am

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

18 de mayo.

Como se había afirmado, a última hora de la tarde del día 15, las unidades mecanizadas enemigas habían llegado a Beaumont, al oeste de Philippeville, y avanzaban hacia el oeste tan rápido como podían. La defensa a la que se opusieron los dispersos batallones de infantería francesa fue de poca utilidad contra ellos. La mayoría de estos eran simples esqueletos de batallones, muchos hombres y una gran parte del equipo antitanque se habían quedado atrás, en los centros de resistencia a lo largo de la línea, al sur de Charleroi. Allí, rodeados y perdidos irremediablemente, aguantaban obstinadamente.

En su avance hacia el oeste, los panzers alemanes pronto se encontraron en la orilla derecha del Sambre; cruzar el río era una necesidad. Durante la noche del 17 al 18, mientras estábamos en Fouroeulx, hicieron un vigoroso empuje para ganar un pasaje en Merbes-le-Chateau, sin éxito.

Durante el 18, otros intentos enemigos se hicieron simultáneamente en un frente amplio desde Maubeuge hasta el Bosque de Mormal. Sus tanques pesados ​​fueron puestos en acción, asistidos por un número considerable de bombarderos.

Nuestra división estaba a cargo de la defensa. Los escuadrones de tanques y carros blindados de la 2e DLM habían sido severamente desagotados durante las luchas de los días anteriores. Dos tercios de los H-35, un tercio de los S-35 habían sido destruidos sin reemplazos disponibles. Las pérdidas en los hombres en muchos pelotones superaron el 60 por ciento. Cubrir el Sambre en un frente de 15 o 16 millas con estos medios reducidos, contra miles de tanques y enjambres de aviones, fue una empresa desesperada.

Siguieron casi cuarenta y ocho horas de furiosa lucha. Las destrucciones fueron severas; una de las brigadas perdió más de 80 tanques cerca del Bosque de Mormal. Un coronel con cuatro tanques, rodeado por todos lados, luchó hasta el final y, gravemente herido, fue retirado de su vehículo destrozado por los propios alemanes. Un automóvil blindado del 8vo Cuirassiers encontró en Maubeuge uno de los tanques pesados ​​enemigos, en una batalla de David contra Goliat (blindaje de 16 milímetros contra 60, proyectiles de 25 milímetros contra proyectiles de 77 milímetros), ganó David. El monstruo alemán fue inutilizado por una lluvia de balas antes de que pudiera lograr un impacto.

El diario de guerra de la división registró para estos días muchas hazañas similares. Sin embargo, flanqueados en el sur, los restos maltratados de nuestros dragones y coraceros se vieron obligados a interrumpir el combate y retirarse.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Mar 20, 2019 10:07 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

19 de mayo.

Fue en esta fase de la batalla, en la madrugada del 19 de mayo, cuando recibimos la orden de salir de nuestro campamento en Abscon y ocupar una posición en el vecindario de Haveluy, a 1½ millas al norte de Denain. Los reconocimientos partieron de inmediato. El batallón siguió treinta minutos después. El emplazamiento elegido se extendió sobre dos filas de casas de mineros; una mina de carbón estaba cerca. Deflexión de la base, 2.400 milésimos. En lugar de la orden anticipada de una misión de fuego, recibimos a las 12:30 horas instrucciones para avanzar hacia el oeste a Bellonne, 4 millas al sur de Douai, 12 millas al este de Arras. Ruta: Haveluy, Denain, Aniche, Erchin, Roucourt, Cantin, Estrées, Bellonne.

Las carreteras estaban muy congestionadas. La Luftwaffe, particularmente agresiva, bombardeó cruces y carreteras principales. En tales circunstancias, las regulaciones requieren intervalos de 100 metros entre los vehículos para disminuir la vulnerabilidad de la columna. En realidad, cuando un tráfico súper denso obstruye las carreteras y los atascos ocurren cada pocas millas, como fue el caso en esta tarde del 19, fue casi imposible hacer cumplir esta regla. Cada vez que lo intentaba, el batallón pronto se truncaba en muchas fracciones con extraños mezclados en medio. Así que decidí marchar en intervalos de 25 metros.

En cada parada, se ordenó a los artilleros que salieran de los vehículos y se agazaparan en las zanjas a ambos lados de la carretera, con las carabinas preparadas. Todos los aviones alemanes que se acercaban a 300 o 400 yardas fueron recibidos por salvas regulares lanzadas por pelotones para asegurar suficiente densidad. Nuestras ametralladoras eran constantemente tripuladas desde los tractores o camiones en los que estaban montadas; y dispararon incluso en ruta. Observamos que los aviones enemigos se mantenían a salvo de nosotros y perseguían objetivos más indefensos.

Mi libro de registro se muestra como un evento que vale la pena grabar para esta tarde, una pelea de perros entre varios Dorniers y dos Spitfires (sic). No habíamos visto ningún avión aliado desde la madrugada del 14 de mayo. Dos de los aviones alemanes se estrellaron en llamas con su carga de bombas explotando en el impacto; La tremenda explosión sacudió el suelo.

Llegamos a Bellonne a las 16:00 horas. La 4ta batería se separó en Noyelles sous Bellonne, 1 milla al noroeste de Bellonne. Se trataba de participar en la defensa del Pto Cdo de la división, retenida allí. Las otras unidades del batallón tomaron posición en Bellonne, que se organizó como un centro de resistencia en los 360º. El pueblo fue construido en un montículo que domina el terreno circundante. Las armas se colocaron en estado de preparación, orientadas en diferentes acimuts para cubrir todo el acceso posible al pueblo. Se levantaron barricadas, se cavaron trincheras, se colocaron puestos de vigilancia en todos los puntos dominantes. La mitad del personal estaba de guardia.

Sin embargo, no pasó nada. La noche de luna era tan tranquila como cualquiera podría desear que fuera una noche de mayo. Incluso hacia el sur o el sudoeste, donde el enemigo estaba indudablemente, no había señales de actividad; No se vieron destellos de armas ni se escucharon informes. Sin embargo, los elementos avanzados de los panzers probablemente estaban vivaqueando no muy lejos de nosotros. Hacia la medianoche se recibieron las órdenes de operaciones para el día siguiente. Teníamos que tomar una posición a lo largo del valle del río Sensee, al este y al oeste de la aldea de Lecluse, para evitar cualquier avance del enemigo hacia el norte. El frente de la división se extendió aproximadamente desde Biache St. Vaast hasta Arleux.

Imagen
Marcha hacia Bellonne.......................................................................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Mar 27, 2019 10:31 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

20 de mayo.

Los reconocimientos salieron a las 03:00 horas de la madrugada, las baterías una hora más tarde. Fueron guiadas por separado a sus respectivos emplazamientos. La posición seleccionada estaba en el borde sureste de pequeños bosques ubicados a una milla al sur de Noyelles sous Bellonne. Deflexión de la base, 3.500 milésimos.

El Pto Cdo del batallón, ubicado al principio en el bosque, fue trasladado a las 10:00 horas a una pequeña cabaña en las afueras de Noyelles. El Pto Cdo del coronel estaba en el pueblo. Colocamos el onservatorio en el borde sur de los bosques de Noyelles, en la cresta militar, lo que nos permitió obtener una excelente vista de los pantanosos prados a través de los cuales serpentea el río Sensee. Al otro lado del valle, se puedían observar muchos puntos de referencia: Lecluse, Etaing, Boiry Notre-Dame, Monchy le Preu, Carretera Nacional No. 39, Cambrai-Arras, etc.

Mientras estudiaba el paisaje, en esta brillante mañana de mayo de 1940, no pude evitar recordar que en diciembre de 1914, tuve un observatorio ubicado en una casa en el lado este de Arras, mirando la misma escena. Estaba entonces al este de mi estación, mientras que ahora estaba al oeste o al suroeste. Monchy le Preu y Etaing eran objetivos regulares para nuestras concentraciones en 1914, como muy probablemente lo serían en 1940. Pero ahora ocupamos posiciones que eran del enemigo hace 26 años. Pronto el sector se puso animado.

El 2º Batallón del 1º de Dragones, que apoyábamos, tenía su Pto Cdo en Tortequenne, al norte de Lecluse. Temprano por la mañana enviaron patrullas a Lecluse, al otro lado del río. En el pueblo, al que se acercaron con cautela, vieron una sección de motociclistas alemanes detenidos a un lado de la calle principal. Los Dragones atacaron. Resultado: los alemanes se dispersaron y huyeron, y nuestros hombres volvieron a Tortequenne con las motocicletas y los sidecares.

Poco después de esto, los alemanes (como una cuestión de curso) tomaron represalias. Dispararon a Tortequenne con todo lo que tenían, morteros de trinchera, cañones de 37 mm, ametralladoras y otras armas. Incluso se empeñaron en vadear el río. Finalmente, a las 11:30 horas, nos solicitaron un bombardeo en la orilla del río. Esta actividad se mantuvo durante toda la tarde. La unidad apoyada nos requirió muchos tipos de fuego: barreras, concentraciones, etc. Todos estos fuegos fueron controlados desde el puesto observatorio.

Me informaron que un contraataque, en dirección sureste, en cooperación con una división blindada británica, había sido previsto para mañana. Las tropas británicas, me dijeron, estaban manteniendo las líneas al este de nosotros, al norte de Arras. El sector cubierto por nuestro batallón, que se extendió desde Lecluse (incluido) hasta Saailly-en-Ostrevent, podría tener que extenderse más hacia el oeste, para incluir a Hamblain les Prés. Esto no podría hacerse fácilmente desde la posición que ocupamos. De ahí que se decidió un movimiento. Se nos ordenó colocar las baterías en el parque arbolado del castillo de la Bucquière, a una milla al noreste de Noyelles.

El movimiento se realizó en escalones. A las 21:30 horas las tres baterías estaban en sus nuevas posiciones y listas para disparar. La desviación de la base era de 3.500 milésimos, la misma que para la mañana, y la misión era la misma. Después de la puesta del sol, los Dragones y sus antagonistas a través del río estaban mucho más tranquilos; a excepción de un estallido ocasional de disparos de ametralladoras y algunas luces very lanzadas de vez en cuando, la guerra parecía estar muy lejos.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Abr 03, 2019 10:04 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

20 de mayo.

Nuestro Pto Cdo se encontraba convenientemente ubicado en el albergue del guardabosque, donde encontramos suficientes mesas y sillas para equipar una oficina de primera clase y un centro de dirección de fuegos. La calma prevaleciente nos dio tiempo suficiente para preparar el programa de fuegos y examinar la situación. En la víspera de un día que iba a tener una gran influencia sobre nuestro destino, es interesante revisar la situación en el sector:

El 1º de Dragones, reducido ahora a 1.800 hombres, se desplegó con frente hacia el sur, a lo largo del valle del Sensée. Su izquierda, anclada en Arleux, estaba protegida por el canal del Sensée. Su derecha estaba en el río Scarpe, en Biache St. Vaast.

La artillería de apoyo incluía:
1. El 3er Batallón del 329º de Artillería de Campaña (el 329º de Artillería, que mencioné en un artículo anterior, era el Regimiento de Artillería a nivel del Cuerpo de Caballería) se colocó cerca de Goeulzin. Zona de acción: Arleux, inclusive, a Lecluse, exclusive.
2. Nuestro batallón (2do Batallón del 71º de Artillería de campaña). Posiciones: Castillo de LaBucquière. Zona de acción: Lecluse, inclusive, a Sailly en Ostrevent, inclusive, con posibilidad de disparar tan al oeste como Hamblain les Prés.
3. El 1er Batallón del 71º de Artillería de Campaña. Posiciones: Sur de Vitry-en-Artois. Zona de acción: Sailly en Ostrevent a Biache St. Vaast, inclusive. Estos tres batallones, armados con cañones de 75 milímetros, constituían un grupo de apoyo directo.
4. El 3er Batallón del 71º de Artillería de Campaña, armado con obuses de 105 milímetros. Misión: apoyo general. Posiciones: al sur de Gouy sous Bellonne. Zona de acción: todo el frente.

En cuanto al enemigo, teníamos bastante escasa información sobre él. Parecía que teníamos que lidiar ahora con una unidad de infantería motorizada. El contacto se estableció en todo el frente, pero solo los principales centros de resistencia se mantuvieron firmes: en Palluel, Lecluse, Etaing y Hamblain. En medio, el enemigo tenía puestos avanzados bien equipados.

Los alemanes eran muy agresivos; En varios puntos se empeñaron a vadear el río o incluso a nadar a través del mismo. Nuestros Dragones también eran activos y agudos; Ambos bandos estaban empeñados en tomar prisioneros. Un punto que vale la pena mencionar, hasta la noche del 20 al 21 de mayo, no se había observado artillería enemiga en el sector.

En cuanto a los acontecimientos más allá de la pantalla de infantería que teníamos delante, la información también era escasa. Se recibieron informes que indicaban que los panzers habían alcanzado e incluso pasado Arras en un rápido avance hacia Abbeville y el mar. Esto era todo lo que sabíamos, pero nos dio grandes esperanzas de tener éxito, en el contraataque contemplado para el día siguiente, en cortar la delgada línea este-oeste de los panzers y en unirnos a las unidades francesas que no podían dejar de estar al otro lado, más al sur.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Abr 10, 2019 10:46 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

21 de mayo — Batallas en Francia.

Al amanecer, fuimos testigos de una vista imponente: una poderosa flota de más de trescientos bombarderos alemanes que pasaban por encima de nuestras cabezas, yendo hacia el noroeste, probablemente se dirigían a Boulogne o Calais. Volaron a una altitud considerable y casi no hubo reacción de nuestras baterías antiaéreas. Toda la sección norte del cielo se oscureció por enormes columnas de humo negro con dardos de llamas rojas que se veían de vez en cuando, vívidos sobre el fondo sombrío. Las grandes reservas de petróleo y gasolina reunidas en las cisternas y depósitos de Corbehem estaban en llamas.

Las órdenes de fuego comenzaron a llegar poco después del amanecer. La visibilidad fue excelente, lo que nos permitía observar la mayoría de nuestros fuegos. Tuvimos tiempo de completar nuestra organización telefónica y nos conectaron directamente no solo con las tres baterías y el Pto de Observación, sino también con los dragones de Tortequenne y el coronel al mando de nuestro regimiento, que tenía su Pto Cdo en Noyelles. En total, se habían tendido cerca de ocho millas de doble línea. Por radio, nos conectamos con el observatorio, los dragones en Tortequenne y el Pto Cdo de artillería de la división, ubicado en Gouy sous Bellonne.

El enemigo había adelantado su artillería, obuses de 105 exclusivamente. Ellos bombardearon el Pto Cdo de los dragones en Tortequenne, así como nuestro observatorio; afortunadamente, tuvimos tiempo de cavar una trinchera con un pequeño refugio adyacente, por lo que los observadores y los telefonistas se vieron ligeramente perturbados en su trabajo. Vieron una batería alemana en posición en una pequeña carretera que iba desde el este hacia Etaing. Sus cuatro cañones dispararon sin prisa, probablemente registrando sobre algún objetivo cerca de Sailly en Ostrevent. Fuimos por ello, pero desafortunadamente, se alejaron rápidamente de nuestra vista, antes de que pudiéramos hacerles daño. Probablemente era una batería de cañones autopropulsados.

Las órdenes de fuego ahora llegaron al Pto Cdo en rápida sucesión: barreras al este de Lecluse, al norte de Etaing, concentraciones en Hamblain-les-prés. No tuvimos más que breves respiros. Se recibió la confirmación del contraataque previsto, orientado al sureste, que se realizará pronto en cooperación con la división blindada británica. El inicio de la acción sería anunciado por cohetes de señales. Los puestos de observación se colocaron en posiciones ventajosas, observando ansiosamente las señales esperadas.

Era obvio que, para evitar que los alemanes rodearan a los ejércitos aliados en el norte, las tácticas de retardo que se habían seguido desde el 10 de mayo debían ser reemplazadas por una vigorosa acción emprendida simultáneamente desde el norte y el sur, para cortar el avance de las columnas desde su base y construir un frente continuo orientado al este. También era evidente que tenía que hacerse tan pronto como fuera posible; cualquier demora le daría al enemigo la oportunidad de reforzar sus posiciones.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Abr 17, 2019 1:07 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

21 de mayo — Batallas en Francia.

La infantería a la que nos enfrentamos ciertamente no estaba perdiendo tiempo en organizar a Lecluse como un fuerte centro de resistencia. Podíamos ver hombres trabajando en muchos lugares, manipulando picos, palas y bolsas de arena. Los mantuvimos bajo fuego tanto como pudimos, para impedir su progreso. Pero ya nos enfrentamos a un grave problema: el suministro de municiones. En este sentido, nos encontramos en una situación desfavorable, ya que no sabíamos cuándo y dónde sería posible llenar nuestros cajones. Por lo tanto, se observó una economía estricta.

Habíamos entrado en Bélgica el 10 de mayo con cinco "unidades de fuego", es decir, 1.000 disparos por arma, 12.000 para el batallón. Desde entonces, habíamos sido reabastecidos una sola vez, durante la noche del 18 al 19. Mientras las baterías estaban en el camino de regreso a Francia a través de Valenciennes y Denain, los trenes de combate se habían detenido al reparo en el Bosque Ermitage a 1milla y media al sur de Peruwelz, a 10 millas al norte de Valenciennes, para volver a completar nuestras cinco unidades. Esto era lo que teníamos en nuestros cajones cuando llegamos a Noyelles.

Doce mil proyectiles puede parecer un número considerable, pero un batallón de 75 lo consume en poco tiempo durante una acción caliente. Un bombardeo simple de cinco minutos, por ejemplo, puede costar 500 proyectiles. Por lo tanto, era imperativo un control muy estricto del gasto de los proyectiles, ya que no estábamos seguros de ser reabastecidos. Esto cambió radicalmente nuestra perspectiva sobre la situación. Un artillero que se enfrenta a una escasez de municiones tiene una fuerte propensión al pesimismo. Durante la tarde, las baterías alemanas se volvieron cada vez más activas. En varias ocasiones bombardearon nuestro observatorio y también el Pto Cdo del regimiento en Noyelles, causando víctimas.

En Lecluse, la infantería enemiga también era muy emprendedora. En varios casos, los granaderos, apoyados por un intenso fuego de ametralladora, intentaron cruzar el río. El ataque se repitió varias veces durante la noche y se nos exigieron varias barreras. La noche del 21 al 22 fue empleada en este tipo de apoyo. No se recibieron más noticias sobre el ataque propuesto hacia el sureste.

Imagen
Situaciónde la unidad entre los ríos Scarpe y Sensee............................................

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL Nevember 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8556
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Las DLM en Bélgica 1940.

Mensaje por tigre » Mié Abr 24, 2019 11:08 pm

Hola a todos :-D; algo más......................................

Combate de Encuentro en Bélgica - mayo de 1940.

La 2e Division Légère Mécanique.

22 de mayo — Batallas en Francia.

Disparamos nuestra primera concentración de fuego del día un poco antes de las 04:00 horas, al amanecer. Desde temprano en la mañana la visibilidad al suroeste fue excelente. El enemigo, que tenía que observar en dirección este o noroeste, contra el sol naciente, estaba en una fuerte desventaja. Nuestros observadores no dejaron de hacer pleno uso de estas circunstancias favorables; dirigieron los fuegos contra baterías, observatorios, grupos de trabajadores, etc. Como de costumbre, en tales casos, el enemigo tomó represalias lanzando voluminosas descargas de neutralización contra nuestros puestos de observación.

Se observó una corriente incesante de vehículos alemanes en la carretera Nº 39, en dirección a Arras. Corriendo a alta velocidad, con una separación de 50 a 100 yardas, se mostraron, hora tras hora. Ciertamente eran partes de los panzers que corrían hacia Abbeville y el mar. La primera idea que tuvimos para detener u obstaculizar el flujo de automóviles fue desatar un fuego de interdicción. Desafortunadamente, la carretera estaba a una distancia de diez kilómetros; para obtener cualquier efecto a tal alcance, en un objetivo a 15 metros de profundidad, habría requerido muchos cientos de cartuchos de municiones.

Probablemente se pensó en el Pto Cdo de artillería que tal misión era más justificable para las baterías de apoyo general que para una unidad de apoyo directo. De todos modos, no se nos permitió disparar sobre la Nº 39, aunque repetí mi demanda varias veces durante el día, siempre que el tráfico en la autopista parecía ser especialmente activo. Por la tarde, una orden de la división nos solicitó enviar un pelotón (dos piezas) a Brebieres en misión antitanque para defender los dos puentes de la aldea que cruzan el río Scarpe. Se seleccionó el 2º Pelotón de la 6ª Batería. Procedió de inmediato a la posición, a solo una milla de distancia de La Buquiere.

No sé, hasta el día de hoy, los hechos reales que motivaron entonces tal orden. Fue totalmente inesperado ya que los dos puentes estaban casi directamente en nuestra retaguardia. De todos modos, lo consideré como el signo ominoso de una inminente retirada hacia el norte de las fuerzas aliadas que, hasta ese momento, habían ocupado posiciones que cubrían nuestro flanco derecho, al otro lado del río Scarpe. Solo podía significar una cosa: el contraataque contemplado que esperábamos fue abandonado; La esperanza de organizar un frente continuo para detener el ataque del enemigo ya no podía ser mantenida. El resultado más favorable que podríamos anticipar ahora fue un lento retroceso hacia el norte y una eventual parada en alguna línea de resistencia, posiblemente en el canal Aire-La Bassé. Estábamos irrevocablemente comprometidos con la defensiva, con el mar a nuestras espaldas. . . . Portentos sombríos.

Sin embargo, mientras inspeccionaba las dos piezas en su camino para ocupar posiciones antitanques en Brebières, no pude evitar que me diera ánimo la apariencia de los artilleros. Parecían duros y en forma; Ciertamente, ningún rastro de duda sobre el futuro podría ser detectado en sus rostros rubicundos. Sus ojos, al encontrarse con los míos, registraron sólo confianza y entusiasmo. Nuestro equipo obviamente había alcanzado un grado admirable de entrenamiento, y tuve la sensación de que cualquier misión confiada a estos hombres se cumpliría de manera eficiente.

Mientras el día se acercaba a su fin y caía el crepúsculo, los alemanes en Lecluse y los dragones que los enfrentaban eran tan emprendedores como siempre; fueron frecuentes los estallidos de fusilería y ametralladoras. Las órdenes de fuego llegaron en rápida sucesión. Uno de nuestros operadores de radio interceptó un mensaje enemigo que transmitía una demanda de refuerzo de artillería. Afirmó que las baterías francesas estaban muy activas, su fuego preciso estaba causando grandes pérdidas. Consideramos esto como un cumplido halagador. La noche del 22 al 23 de mayo se pasó sin ningún cambio apreciable en la situación. Tuvimos que disparar sobre Lecluse varias veces.

Fuentes: CAMPAIGN OF FLANDERS, 1940. THE FIELD ARTILLERY JOURNAL December 1941.
http://enpointe.perso.infonie.fr/dlm.html

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Formaciones de combate de los Aliados”

TEST