Operación Félix, ¿por qué se anuló?

Dudas e interrogantes sobre la Segunda Guerra Mundial

Moderador: José Luis

Responder
Paulaner
Miembro
Miembro
Mensajes: 73
Registrado: Mié Jul 08, 2009 7:00 pm

Operación Félix, ¿por qué se anuló?

Mensaje por Paulaner » Dom Dic 08, 2019 11:54 am

¿Por qué el Gobierno alemán no acentuó la exigencia y necesidad de aplicar la Operación Félix?
https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_F%C3%A9lix

Hubiése significado tener el control de todo el estrecho de Gibraltar. Decidir qué navios entran y cuáles no en el Mediterráneo. Hubiése significado tener el poder sobre todo el Mediterráneo a largo plazo.

Comprendo las dificultades: Gibraltar era una inmensa roca llena de túneles con armamento militar, las comunicaciones en España eran desastrosas tras la Guera Civil Española, la negativa del General Franco (bien informado y a sueldo del Reino Unido), etc.

Pero, ¿la élite del Gobierno alemán no se dió cuenta de que esta operación era CLAVE para ganar la II G.M.?

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9440
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Operación Félix, ¿por qué se anuló?

Mensaje por José Luis » Lun Dic 09, 2019 9:45 am

¡Hola a todos!

Por varios motivos que, en su conjunto, la desaconsejaron finalmente.

En primer lugar, Félix sólo tendría sentido bajo el marco de una estrategia de guerra de aproximación contra Gran Bretaña; esto es como parte integral de la llamada estrategia periférica. Esta estrategia, para su aplicación final, tenía dos dimensiones sucesivas: la diplomática y, sólo después, la militar. Hitler tanteó la diplomática durante el verano-otoño de 1940 en conversaciones políticas a tres bandas (Mussolini, Pétain y Franco) con la intención de formar un bloque antibritánico en el Mediterráneo, pero sus intentos, no muy entusiastas, fracasaron por los intereses contrapuestos de los potenciales socios del proyectado bloque. Mientras tenía lugar este proceso diplomático, había fracasado el requisito previo para la proyectada invasión de Inglaterra, pues la Luftwaffe no había conseguido la supremacía aérea en la Batalla de Inglaterra, y la operación (León Marino) se pospuso y luego se canceló. Y también al mismo tiempo que tenían lugar estos dos procesos referidos, el diplomático (bloque antibritánico) y el militar (Batalla de Inglaterra), Hitler decidió que la solución al imbroglio estratégico en el que se encontraba Alemania había que buscarla en el Este. Tomó esta decisión inicial el 31 de julio de 1940 y la hizo definitiva el 18 de diciembre de 1940, poco más de un mes después de la visita del Comisario de Exteriores soviético, Molotov, a Berlín. Ahora el grueso del esfuerzo de guerra alemán debía concentrarse en la preparación y despliegue de fuerzas para la Operación Barbarroja. La Operación Félix, pensada en un principio para llevarse a cabo en enero de 1941, se pospuso para el otoño, cuando se creía que la invasión de la Unión Soviética ya habría concluido con éxito. Como sucedió lo contrario a los esperado, Félix se dio al olvido.

Aparte de este contexto estratégico general, Hitler nunca estuvo del todo convencido de la idoneidad de meter a España en la guerra, dada la paupérrima situación de su economía. España sería una carga más que una ayuda. Franco, que ansió meter a España en la guerra, especialmente en 1940, también vio sus deseos frustrados por la catastrófica situación de la economía española. Por otra parte, no se atrevía a comprometer a España en la guerra mientras Gran Bretaña siguiese controlando el Mediterráneo central y oriental, pues temía la respuesta de la Royal Navy. Por su parte, el gobierno británico sobornó a altos cargos políticos y militares españoles para evitar que Franco llevase a España a la guerra.

A mi juicio, el problema para Hitler de una estrategia de guerra de aproximación contra Gran Bretaña estaba en su largo medio plazo que, además, no garantizaba que el gobierno británico desistiese finalmente en su voluntad política de continuar la guerra. Temía, además, que una Gran Bretaña asediada adelantaría la entrada de Estados Unidos en la guerra, mientras que no podía ignorar al mismo tiempo las potenciales amenazas de la Unión Soviética en el patio trasero de Alemania. Así que optó por una estrategia de guerra directa contra la Unión Soviética cuya rápida victoria, de la que no dudaba, le aseguraba la plena autonomía económica, amén de sus infamias raciales. Después sería el turno de Gran Bretaña, y Franco vería colmadas sus aspiraciones de entrar en la guerra.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Preguntas”

TEST